Psicoanálisis

Historias desde el diván: Nos reímos de ti, no contigo

Ciertamente esta tarea de vérselas con el psicoanálisis es ardua, tediosa y aparentemente solitaria. Pero cuando menos te lo esperas, viene alguien y te levanta el animo. Te hace ver que lo que escribes es leído y que el lector comparte la misma idea que tú. Pero no solo me levanto el animo este email si no que me dejo una pequeña sobre un encuentro cercano con divanistas. Algunas de las historia con el psicoanálisis son cómicas, otras absurdas y algunas estúpidas, pero la mayoría son como esta historia, indignantes. Aquí un ejemplo del trato que se le da al paciente que se topa con un diván.

El flato de Eichmann

Es conocido que Freud ha falsificado algunas cosas. Freud ha dicho cosas como no eran, o habían sucedido. Es raro, pero me acaba de pasar algo así con un profesor. Un profesor contó una historia y resulto no ser cierta. Todo por no investigar a tiempo. Aunque de verdad poco me intereso la historia en su momento. Pero ahora con la investigación para la serie El autismo y el muselmann me tope con la verdad de la historia. Hasta que uno no investiga no se da cuenta de lo que esta pasando realmente. Esto viene así.

Critica a la critica de la critica

Voy a tomarme un respiro, un descanso de analizar textos y armar entradas. Voy a dedicarme a responder punto por punto a comentar, y, claro, a criticar una critica que encontré en Internet. Contiene infinidad de argumentos clásicos a favor del Psicoanálisis. Esta especie de ideas repetidas una y otra vez hasta que se toman por verdades evidentes. El texto se intitula "Pudiste leer a Lacan?" y ya que por sí es una de las respuestas más débiles que uno se puede encontrar en una discusión o debate. Cuando nuestro interlocutor no puede, o no sabe, defender sus ideas nos remite a que leamos un libro. Es un argumento débil y que muestra solo una adhesión basada en la creencia antes que en el entendimiento, ya que nuestro interlocutor no puede explicar por si mismo los conceptos que defiende. Pero, casualmente, yo si puedo decir que he leído a Lacan. No me gusta hacerlo, pero si lo hago. Es algo que no recomiendo que se haga si no han tomado las precauciones necesarios, como estar borracho o algo fumado, así se reduce el impacto psicológico de leer tamañas insensateces juntos y concentradas en los textos LacanianosSi no me gano algunos comentarios con eso ... ;-).
Vayamos al texto.

Por que la clínica no confirma la teoría

Un argumento clásico es el que se utiliza para justificar la teoría psicoanalítica. Cuando se les pide a los divanistas que den muestras de efectividad del psicoanálisis, que muestren que el psicoanálisis realmente funciona y que lo hace como dice que lo hace, esto apelan a la evidencia clínica. Ellos sostienen que el psicoanálisis es verificado en el mismo diván. Dicho de otra forma, las evidencias de las efectividad del mismo se encuentran en la clínica. Se sostiene que la evidencia de que el psicoanálisis funciona y cura son los mismos pacientes del consultorio psicoanalítico. La verificación esta en el diván. Un terapeuta aplica una terapia X sobre un paciente y este mejora. Según el psicoanálisis, esto es una prueba de la efectividad de la teoría psicoanalítica en la que esta basada la terapia. Si se aplica una terapia para una afección o trastorno y el paciente mejora, esto debe ser signo de que la terapia es efectiva para ese trastorno. Aunque parece natural, y hasta razonable, tiene ciertos problemas esta lógica.

Homosexualidad, heterosexualidad y pensamiento biblico

El cuatrimestre termino y en mi ultima visita a la Facultad de Psicoanálisis recogí un ejemplar de Junio de la Revista Imago Agenda, solo para alimentar mi propio masoquismo. Claro esta, dentro me encontré con varias estupideces1. De todas ellas, me voy a centrar en un lacanianismo que me llamo la atención, del cual no estaba enterado, y que me es relativamente fácil de enfrentar, aunque siempre requerirá más trabajo analizar la estupidez que decirla. De nuevo, me voy a meter en las profundidades de las idioteces lacanianas para sacar una muestra de sutil homofobia, la cual curiosamente parece tener una especie de correlato con el pensar bíblico.

Drenar el cerebro

Muchos ven a Freud como un revolucionario, alguien que corta con una visión del hombre, pero introducir una nueva y radical forma. Básicamente, este cambio radical es una invención del mismo Freud. Él era el único que creía haber traído un cambio, o como gustan a muchos decir, sin saber exactamente que dice, un cambio de paradigma. Pero creo que fue a la inversa. Freud es un hombre marcadamente de su tiempo. No innovo, si no que reprodujo la visión de su mundo. Dejo planteada subrepticiamente una visión mecanicista del ser humano. La idea que me hizo pensar en esto esta en un párrafo de 'Killing Freud' de Todd Dufresne, y obviamente, creo que necesita ser planteada en este blog.

Páginas