Psicoanálisis

El diván, puerta a terapias más pesadas

La pregunta y la respuesta Este fin de semana decidí retomar la tradición de comprar el diario del domingo. Aparte de enterarme de que el mundo está mal y la gente lo mantiene así, cuando no lo empeora, me entero de que Laura Oliva ha sido carne de diván y aún lo sigue siendo. Viendo en que clase de terapia ahora esta ella me percató de una idea que estaba ahí. Veía una correlación, pero puede que sea una causación. Vamos con una diatriba catártica.

Historias desde el diván: Un hilo de historias

Quiero rescatar un hilo de twitter con historias desde el diván, pero no se limita a eso. Son historias sucedidas con pseudociencias. Si tienen twitter y una mala experiencia ya sea con el diván, con la homeopatía o con lo que fuera con aquello que les pareció ciencia y no fue más que un engaño,no dude en compartirla allí. Y si su historia involucra un diván no dude en hacérmela llegar por aquí para publicarla o bien para solo hacérmela llegar.

Unas diapositivas traumáticas

Estamos viviendo tiempos de clases virtuales. Esto significa que si antes las diapositivas hechas en PowerPoint proliferan eran comunes, hoy son mucho más. Así, gracias a un fiel seguidor del blog, me llega un par de dipositivas interesantes. Una traducción rápida del lenguaje psicoanalítico al español me hace ver una idea muy pero muy interesante que pasa desapercibida gracias a los tecnicismos de diván. Por lo que aquí vamos con una traducción y exposición de esa idea oculta.

Lo traumático

Comentario a un comentario (I)

Partes de esta serie
II - III

Me tope con un comentario algo elaborado aunque no de este blog. Es un comentario que plantea varias cuestiones pero que serían bastante difíciles de responder en el espacio de un comentario. Asi que recojo aquí el guante aunque no estuviera dirigido a mi. Lo hago por que porque parece plantear, a primera vista, cosas con cierta lógica, fundamento y principalmente tranquilidad. Veamos si con una mirada más cercana se puede decir lo mismo. Vayamos con la primera parte.

Pequeños placeres de la vida

Acabo de retomar la enseñanza educativa. En otras palabras, me inscribi en la Universidad. No, no me inscribi en Psicología de nuevo. Tampoco lo hice en la UBA. Me inscribi en una carrera corta de Informática en La Matanza. Ahora bien, antes de entrar en la carrera uno tiene que pasar un curso de ingreso. Una especie de CBC, pero intensivo. Tres son las materias a aprobar: Matematicas, Geometria y Seminario. Seminario es la cuestión. Es donde el Psicoanálisis aparece. ¡No puedo librarme de él aunque me esfuerce!

Páginas