Psicoanálisis

Freud y la homosexualidad: un asunto de traducción

En 1935 Freud escribe una carta en respuesta a otra escrita por una mujer. Esta mujer es, según la carta, una madre preocupada por la homosexualidad de su hijo. ¿Que tiene en particular esta carta? Siempre se le ha criticado a Freud su posición sobre la homosexualidad. Según algunos, esta carta freudiana muestra que Freud no consideraba como un problema la homosexualidad. Freud no consideraba una enfermedad, o una perversión, a la homosexualidad. Mostraría una posición 'amigable' hacia la homosexualidad. Sin embargo, estas defensas descansan sobre traducciones de la carta no muy fieles a la original, por lo que me he tomado la molestia de traducirla y ofrecerla en el blog aquí; y ofrezco una lectura de esta carta basada en la nueva traducción. Muchos personas han usado esta carta, más bien débiles traducciones de las misma como argumento de defensa para Freud contra la acusación de homofobía o de cierto desprecio de su parte por la sexualidad homosexual. Lo que la carta muestra es una versión algo suavizada de lo que Freud realmente pensaba de la homosexualidad, pero para nada es un cambio en la posición de Freud frente a la homosexualidad. Freud no ha cambio su posición, la ha elaborado un poco, la ha suavizado, pero nunca la homosexualidad en el psicoanálisis ha llegado a tener los mismo derechos de existencia que la heterosexualidad. En la carta no se equipara la homosexualidad a la heterosexualidad como parece suponerse en diferentes lados, si no que la homosexualidad mantiene el mismo estatus que tenía desde principios del psicoanálisis. Freud sigue viéndola en 1935, no como una sexualidad alternativa a la heterosexualidad, si no como un problema en la sexualidad.

¿27 años de terapia?

Estoy escuchando la radio y estaba hablando Gabriel Rolón, reconocido psicoanalista argentino. Es un psicoanalista mediático. Me refiero que es común sentirlo en TV y radio hablando. Hablando de esto y aquello, según lo que la Negra Vernasi le permite hablar, acaba de decir que esta bajo terapia psicoanalítica hace ya 27 años. ¡27 años! ¡WOW! ¿Que intentan hacer los psicoanalistas? ¿Romper records?

Las sociedades matrialineales que Lacan olvida

Lacan parece tener la habilidad de poder conjugar, en un solo párrafo, muy diversas ciencias y hacerlas converger todas en el psicoanálisis. Parece poder tocar los más diversos temas y poder unirlos bajo el psicoanálisis, como si este pudiera otorgarle a cualquier conjunto de tópicos y temas un sentido integrador y totalizador, sin importar lo diferentes y heterogéneos que sean. Además, como si esto fuera un valor en si mismo. Los más diversos tópicos parecen encontrar su punto de contacto en la invención freudiana. Esta particular habilidad le da a Lacan un imagen peculiar. Lo hace parecer poseedor de una fantástica intuición capaz de desvelar el sentido común de estos temas, que, claro esta, sera siempre el psicoanálisis1. Esta imagen de Lacan también esta compuesta por cierto aire de profundidad con la que Lacan enfrenta sus temas y llega a su sentido ultimo, mostrando en el proceso implicaciones que otros no han podido ver. ¿Pero realmente Lacan conoce los temas que trata? ¿Realmente conoce los temas en profundidad para hablar como habla de ellos, aunque sea los reflexiona en profundidad al menos como para lograr sacar las implicaciones que saca? Cuando más reflexiono y trato de entender de que habla Lacan, más me doy cuenta que la respuesta a todas estas preguntas es NO. Más me doy cuenta que sus dichos no son más que aire caliente, y que inclusive parece ignorar los datos que lo contradicen, o hacen débil su teoría.

Pequeño truco para parecer inteligente y asombroso

A medida que leo que va pasando el tiempo y las materias cursadas en la Facultad, uno se va dando cuenta de ciertos estilos y formas de hablar. Uno va, por así decirlo, recolectando y clasificando maneras de expresar y hasta de razonar. En este caso, me he dado cuenta de cierto 'truco' para maravillar y asombrar al que nos escucha, y que nos deja como poseedores de una intuición genial. En realidad, es una forma de razonar que aparece, con cierta regularidad, en los discursos intelectualmente pretenciosos, y que no es muy elaborada que digamos. En sí, no es más que un truco de prestidigitación;y de esa forma lo voy a llamar: truco. Es extremadamente fácil realizarlo, solo hay que poner la causa en el lugar del efecto, y listo. Solo hay que hacer notar a nuestro interlocutor esta confundiendo la causa con el efecto y el efecto con la causa, y lograremos pasar por grandes observadores de las cosas importantes, que el resto obvia o pasa de largo.

Recorte lacaniano

¿Lacan es difícil de leer? En general, todos dicen que sí, incluyendo psicoanalistas y seguidores del psicoanálisis. No hay nadie que diga que es sencilla su lectura. Para mí es sencillo. Claro que debo sacarle antes toda la palabrería superflua y sin sentido que tiene Lacan y que llenan hojas y hojas. Sacado eso, lo restando es sencillo de entender. Aunque debo decir que en lo que queda no haya que realizar un esfuerzo también, aunque algo menor, para entenderlo.

¿El psicoanalisis da respuestas al analizante?

"¿Como lo hace sentir eso?". "Ajá". "Cuenteme más de eso". Son algunas de las expresiones que se le adjudican a los analistas. Estos darían respuestas como estas cuando su analizante les solicita algún tipo de respuesta activa o directa o algún tipo de comentario a lo que dicen. Los analistas solo dan escuchas pasivas. No interfieren con los relatos de los analizantes. Los analizantes no saben que los analistas rara vez tiene permitido una intervención directa, por lo que rara vez darán una respuesta directa, por lo que rara vez el analizante tendrá algo sobre lo que pensar que su analista le haya dicho. Básicamente esto es un mal entendido entre analizantes y analistas sobre lo que se entiende por respuesta. Según el primer articulo de "El Otro Psi", en su edición de Julio de este año, el psicoanálisis si da respuestas, pero veremos que no son las que el analizante busca. Dicho de otra forma, son respuestas a preguntas que nunca formulo el analizante. Veamos que entiende por respuesta este analista y los que un analizante entiende por tal. Recorramos el articulo y veamos si obtenemos una respuesta de este analista.

Lacan una molestia sin recompensa

Mucho trabajo y poca es la recompensa. Estoy tratando de ponerme a analizar a Lacan. Tengo varios cuestionamientos para con la teoría lacaniana. Estoy trabajándolos, pero el esfuerzo del trabajo y lo que obtengo a cambio es muy poco. Me refiero que, por ejemplo, para analizar un párrafo, me lleva quizás un párrafo por cada oración que hace. Debo analizarla, contextualizarla y comprender lo que dice. Pero cuando logro todo eso lo que me queda es una idea sencilla y sin mucho valor que digamos.

Eppur si mouve

Ya he dado el examen que venía preparando, pero esto no es lo interesante. He cometido, al darlo, un pequeño acto de protesta ... intelectual. Ya venia pensando la forma más diplomática de mostrar mi desacuerdo por los temas que se imparten en la Facultad de Psicoanálisis y hacerlo explicito. Escuche, hace tiempo, decir a una profesora que los exámenes son documentos universitarios. O sea que lo que nosotros, como estudiantes, entregamos a los profesores en los exámenes son documentos salidos de nuestro propio puño y letra. Si uno esta en desacuerdo con lo que se enseña se ve llevado a escribir un documento de propio puño y letra avalando eso con lo que que uno en desacuerdo. Situación algo problemática éticamente hablando. Alguna forma de resolver esta situación debe haber. Pues pensando en este asunto vino a mi mente el caso del gran Galileo.

Páginas