Autores

Pretensiones científicas del psicoanálisis

Un debate frecuente en el campo de la critica al Psicoanálisis es que si este es una ciencia entre las demás ciencias o no. La importancia de esta cuestión es que delimita, con bastante claridad, el debate sobre el estatus del psicoanálisis. ¿Es una filosofía, un arte, un estilo literario, o algo más? En resumen, ¿cual es el lugar del psicoanálisis? Según el mismo Freud es una ciencia, y hasta una ciencia natural. No entraremos a discutir si logro ser ciencia, si no las pretensiones del psicoanálisis de convertirse en una. Veremos algunas otras posiciones que mantiene los seguidores del psicoanálisis y algunas cuestiones colaterales que salen de este pequeño debate.

La contradicción de Onfray o como pegarle a Freud por la espalda

Michael Onfray ha abierto otro capitulo más en las llamadas Freud War's. Ha escrito un libro virulento sobre la el padre del psicoanálisis. Hablo de "El Crepúsculo de un Ídolo. La Fábula Freudiana". El libro aun no nos ha llegado completo, solo nos ha llegado, aquí a la Argentina, un resumen a través de la revista Noticias. Pero aún así, los efectos del libro nos llegan, como preludio de lo que traera, y comienza a generar, desde antes, polémica en ámbitos afines y contrarios al psicoanálisis. Alimenta una polémica de larga data, la cual, a tono personal, creo que no era necesaria alimentarla de esta forma. El problema del libro es la virulencia con que lleva a cabo su critica sobre Freud. Más que avanzar sobre el problema de la participación hegemónica del psicoanálisis en los ámbitos de salud mental, la hace retroceder. Hace que no pueda ser considerada cualquier critica fundada al psicoanálisis o a Freud si no como un a ataque, fundado en odio o repulsión, cuando no envidia, al "genio" de Freud. Este libro puede dar bases a los seguidores de Freud para argumentar que las criticas a él no son más que odio visceral proyectado en Freud, como según sostiene Elizabeth Roudinesco.

Lejos aún de la lectura completa del libro y de argumentar que solo motivos personales guían a Onfray en la redacción del libro, según Roudinesco enuncia aplicando, aparentemente, el mismo psicoanálisis, yo quiero mostrar una contradicción en sus dichos. 1 Quiero mostrar aquí el paso de la aceptación del psicoanálisis a su defenestración violenta. Quiero mostrar como Onfray pasa de la aceptación del psicoanálisis a la acusación abierto de estafa o mentira.

Lapidario!

Las grandes frases y la originalidad de las mismas no siempre provienen de famosos o de autoridades. Las conclusiones más impecables y avasalladoras pueden provenir 1 también de simples estudiantes de la Facultad de Psicoanálisis. Esto demuestra que no todo esta perdido allí dentro. Todavía existe gente, como Logica T., que puede decir cosas lapidarias y con una gran ironía como estas.

Nuevo articulo : "Los 10 mandamientos para ... distinguir ciencia e pseudociencia en psicología"

Gracias a una traducción hecha por Ezequiel Benito, podemos aprovechar un articulo interesante. El articulo esta a disposición de cualquiera en la sección de artículos del blog. Es una interesante lectura. Nos da un par de consideraciones que deberíamos tener siempre en cuenta. Esta dirigido principalmente a los profesores, pero creo que también los alumnos deben leerlo. Es más.

Lapidario!

En una nota aparecida en el diario Clarín, al respecto de la suspensión (afortunadamente!) de los cursos de Homeopatía que se iban a instalar en la Universidad de Córdoba, Mario Bunge se mostraba contento por esa suspensión, pero no puedo evitar comentar de un anacronismo aun existente en la Argentina : La enseñanza del Psicoanálisis por parte de la UBA. Rescato su comentario por lapidario y como tal directo en extremo.

Bunge comentado

Me ha llegado un escrito de Mario Bunge en el que habla de las condiciones de la psicología en la Argentina. Este texto apareció dando vueltas por ciertos canales con la sospecha de que iba a ser publicado en un diario. Hay una respuesta de Asociaciones de Psicólogos contra los dicho de Bunge, pero no me es claro el contexto de los dichos de Bunge y la respuesta a los mismos. No se si son respuesta a este textos o a comentarios vertidos en diarios, así que he decidido pasar por alto el asunto. Pero este texto muestra un sentir con el que me identifico. Aún así, no estoy del todo de acuerdo con Bunge. El algunos aspectos generaliza con demasiada facilidad, y hasta parece ignorar el avance de la psicología científica en el país. Pero estas cuestiones las dejo para el final en donde comentare algunos aspectos del texto. Este se denomina "Nace la psicología en Argentina" y es el siguiente :

El valor de las cartas freudianas.

Poco a poco fui leyendo y profundizando en los escritos de Freud, a la vez que crecía mi interés en los razonamientos y los hechos que sustentaban a estos. En otras palabras, me interese por la parte que esta detrás de bambalinas. Las cartas se hicieran relevantes en ese momento. Desgraciadamente las que están publicadas sufrieron alguna censura de algún tipo, pero aún así algo es posible rescatar de ellas.. Las cartas de Freud son interesantes en muchos sentidos. No solo sirven para ver la vida de Freud, si no que también para acercarse al psicoanálisis mismo por varias razones.

Claustrofobia, antisemitismo y un Freud pendenciero

¿Freud era el genio impavido, impasible e imperturbable que parecen algunos relatar que fue? ¿Es el gran genio concentrado en cuestiones psicológicas profundas que nada de lo mundano lo afecta? Parece que no. Parece que era bastante humano, sometido a las emociones como cualquier mortal. En una carta, Freud relata un pequeño incidente en un tren, del que fue el actor principal. Vamos poder ver un Freud algo claustrofóbico y pendenciero, capaz de usar los puños para resolver diferencias. Esta es una imagen que uno nunca va a sacar de la Facultad de Psicoanálisis. Un Freud claustrofóbico, enojado y pendenciero.

Páginas