Autores

Sobre las tres heridas narcisistas

Es común sentir que Freud ha causado la tercera herida al orgullo humano. Específicamente, que desbanco a la conciencia del lugar reinante en el que estaba, ya que nos mostró lo consciente no era lo que dirige la vida anímica del ser humano, si no la parte Inconsciente, o sea el Inconsciente Freudiano. Y esto constituyo las tercera herida. Las dos primeras heridas las constituyeron los descubrimientos de Copérnico y Darwin. Uno por quitar al ser humano del centro del Universo y el otro por mostrar su pertenencia al reino natural como un animal más. Es fácil encontrar esto de las tres heridas repetido una y otra ves en diferentes lugares y ocasiones. Casi como un mantra. Se ha repetido tanto que ya casi no queda rastro de quien fue el que hizo esta consideración sobre la invención del psicoanálisis. Esto es sencillo de explicar. Se repite sin citar la fuente. Se ha transmitido esta idea de boca en boca. Y esto contribuyo a que se aceptara casi como un hecho indiscutible. Alguien considero que la obra Freudiana se podría equipara a las obras de Copernico y Darwin. Alguien puso al lado de dos grandes revoluciones a la obra freudiana. Alguien acepta que Freud es tan grande como Copernico y Darwin. ¿Pero quien pudo ser el autor de esto? ¿Quien considera que el psicoanálisis es equivalente a las revoluciones copernicanas y darwinianas? Quizás esto califique como otro mito sobre el psicoanálisis.

WTF! : Lacan

Si voy a llevar una sección de WTF!'s, debía aparecer en ella. Él es el mayor exponente del WTF!. Es el maestro del WTF!. ¿Quien más? Lacan!. En si, el personaje de Lacan requiere un WTF! honorifico, ya que hizo toda su carrera a base de los más disparatados enunciados. Tan increíbles que nadie dudaba de ellos. Aquí una sola muestra de sus dichos, quizás solo para que aparezca bajo esta sección.

Manuscrito H: ¿Estoy paranoico o a Freud le importa solo su teoría?

Algo que el mito freudiano dice, es que Freud escuchaba atentamente sus pacientes. Que hasta escucho a pacientes que nadie más quería escuchar. Para mí, el escuchaba lo que quería escuchar. Les presto atención, pero solo a lo que el quería prestar atención. El manuscrito H habla de la paranoia y los mecanismos psicoanalíticos que tendría la misma. Al leerlo por primera vez, tuve, quizás por primera vez, que Freud daba crédito a ciertas cosas dichas por sus pacientes y a otras no, dependiendo de lo que le interesaba escuchar. Algunas cosas de la paciente del manuscrito H eran ciertas para Freud y otras era parte de un delirio paranoico. Lamentablemente, Freud no aducía razones de dar crédito a algo y por que desacreditar otro. Sesgo de confirmación que le dicen. El problema es que a nadie dentro de la Facultad de Psicoanálisis les importa tener esas razones. Confían ciegamente en la palabra del maestro. El problema con Freud fue que le importaba mucho más su teoría que el mismo paciente, y nunca tuvo un mínimo de duda sobre sus elucubraciones teóricas.

50% y 50% en Schreber

El mito Freudiano es una especie de adjudicaciones de virtudes a la persona de Freud que lo harían visualizarlo como un genio sin tacha. De hecho, este imagen de genialidad en Freud es usaba con cierta frecuencia para cuestionar los planteamientos de que se le hagan. Un simple critico no podrá elevar su voz contra la genialidad de Freud. Y no se queda el mito solo en la genialidad, si no que se expande abarcando cualidades como poeta y literario, gran humanista, persona sensible y preocupada por sus pacientes, investigador prolífico y honesto, entre otros. Ahora bien, esto empaña y dificulta el pensar bien cuando se es estudiante en la Facultad de Psicoanálisis. ¿Que podrá hacer un simple estudiante contra un "genio" de la psicología como se pretende que es Freud? Quizás nada, pero si el estudiante es testarudo e interpela a los profesores, quizás pueda encontrar un tajante "Eso lo dijo Freud" que ayuda a mantener el mito y que dejara indefenso al estudiante ante la supremacía del maestro. Magister dixit ... Me voy a referir a un detalle que pertenece al mito freudiano que se encuentra en el caso Schreber y el cual viví personalmente.

Pretensiones científicas del psicoanálisis

Un debate frecuente en el campo de la critica al Psicoanálisis es que si este es una ciencia entre las demás ciencias o no. La importancia de esta cuestión es que delimita, con bastante claridad, el debate sobre el estatus del psicoanálisis. ¿Es una filosofía, un arte, un estilo literario, o algo más? En resumen, ¿cual es el lugar del psicoanálisis? Según el mismo Freud es una ciencia, y hasta una ciencia natural. No entraremos a discutir si logro ser ciencia, si no las pretensiones del psicoanálisis de convertirse en una. Veremos algunas otras posiciones que mantiene los seguidores del psicoanálisis y algunas cuestiones colaterales que salen de este pequeño debate.

La contradicción de Onfray o como pegarle a Freud por la espalda

Michael Onfray ha abierto otro capitulo más en las llamadas Freud War's. Ha escrito un libro virulento sobre la el padre del psicoanálisis. Hablo de "El Crepúsculo de un Ídolo. La Fábula Freudiana". El libro aun no nos ha llegado completo, solo nos ha llegado, aquí a la Argentina, un resumen a través de la revista Noticias. Pero aún así, los efectos del libro nos llegan, como preludio de lo que traera, y comienza a generar, desde antes, polémica en ámbitos afines y contrarios al psicoanálisis. Alimenta una polémica de larga data, la cual, a tono personal, creo que no era necesaria alimentarla de esta forma. El problema del libro es la virulencia con que lleva a cabo su critica sobre Freud. Más que avanzar sobre el problema de la participación hegemónica del psicoanálisis en los ámbitos de salud mental, la hace retroceder. Hace que no pueda ser considerada cualquier critica fundada al psicoanálisis o a Freud si no como un a ataque, fundado en odio o repulsión, cuando no envidia, al "genio" de Freud. Este libro puede dar bases a los seguidores de Freud para argumentar que las criticas a él no son más que odio visceral proyectado en Freud, como según sostiene Elizabeth Roudinesco.

Lejos aún de la lectura completa del libro y de argumentar que solo motivos personales guían a Onfray en la redacción del libro, según Roudinesco enuncia aplicando, aparentemente, el mismo psicoanálisis, yo quiero mostrar una contradicción en sus dichos. 1 Quiero mostrar aquí el paso de la aceptación del psicoanálisis a su defenestración violenta. Quiero mostrar como Onfray pasa de la aceptación del psicoanálisis a la acusación abierto de estafa o mentira.

Lapidario!

Las grandes frases y la originalidad de las mismas no siempre provienen de famosos o de autoridades. Las conclusiones más impecables y avasalladoras pueden provenir 1 también de simples estudiantes de la Facultad de Psicoanálisis. Esto demuestra que no todo esta perdido allí dentro. Todavía existe gente, como Logica T., que puede decir cosas lapidarias y con una gran ironía como estas.

Nuevo articulo : "Los 10 mandamientos para ... distinguir ciencia e pseudociencia en psicología"

Gracias a una traducción hecha por Ezequiel Benito, podemos aprovechar un articulo interesante. El articulo esta a disposición de cualquiera en la sección de artículos del blog. Es una interesante lectura. Nos da un par de consideraciones que deberíamos tener siempre en cuenta. Esta dirigido principalmente a los profesores, pero creo que también los alumnos deben leerlo. Es más.

Lapidario!

En una nota aparecida en el diario Clarín, al respecto de la suspensión (afortunadamente!) de los cursos de Homeopatía que se iban a instalar en la Universidad de Córdoba, Mario Bunge se mostraba contento por esa suspensión, pero no puedo evitar comentar de un anacronismo aun existente en la Argentina : La enseñanza del Psicoanálisis por parte de la UBA. Rescato su comentario por lapidario y como tal directo en extremo.

Páginas