Autores

El autismo y el 'muselmann' (I) : Las madres neveras aquí y ahora

Varias ideas circulan por la Facultad de Psicoanálisis. Algunas estúpidas, otras peligrosas. Esta es una de las peligrosas y que ha causado más daño que otra cosa. Quiero empezar a hablar de las madres neveras, una infame hipótesis, convertida en teoría por el Psicoanálisis, que ha producido bastante daño, y, lamentablemente, lo sigue haciendo. Desearía poder hablar de las madres neveras como una idea muerta, pero todavía se imparte y se aplica en los divanes psicoanalíticos. Quiero hacer una revisión de su historia, mostrar de donde surgió y mostrar su relación con el Psicoanálisis, al que veo como su autor principal, y, obviamente, su principal impulsor. Como es costumbre en este blog intentare analizarla bien de cerca. Ver como fue su evolución y cuales fueron sus influencias. Todo esto es para que el lector tenga una idea mucho más clara de lo que se habla cuando se habla de las madres neveras. O sea cuando se enuncia que las madres son las responsables del autismo de sus hijos. Espero que el lector salga informado acerca de esta hipótesis y tenga las herramientas necesarias para poder enfrentarse a ella. Así que en esta serie recorreremos un poco de la historia de las madres neveras. Hablaremos de la idea que el comportamiento materno con sus hijos puede provocar trastornos serios y enfermedades neurológicas en estos. Idea que es sostenida principalmente, hoy día, por el Psicoanálisis. Haremos un largo recorrido, en varias entradas, por la historia de esta hipótesis1 y analizaremos las influencias que la forjaron y guiaron hasta hoy. Hablaremos de una idea la cual debería, a estas alturas, estar tan muerta como la teoría del flogisto, la generación espontánea y la frenología; y, por que no, el psicoanálisis también.

Por que la clínica no confirma la teoría

Un argumento clásico es el que se utiliza para justificar la teoría psicoanalítica. Cuando se les pide a los divanistas que den muestras de efectividad del psicoanálisis, que muestren que el psicoanálisis realmente funciona y que lo hace como dice que lo hace, esto apelan a la evidencia clínica. Ellos sostienen que el psicoanálisis es verificado en el mismo diván. Dicho de otra forma, las evidencias de las efectividad del mismo se encuentran en la clínica. Se sostiene que la evidencia de que el psicoanálisis funciona y cura son los mismos pacientes del consultorio psicoanalítico. La verificación esta en el diván. Un terapeuta aplica una terapia X sobre un paciente y este mejora. Según el psicoanálisis, esto es una prueba de la efectividad de la teoría psicoanalítica en la que esta basada la terapia. Si se aplica una terapia para una afección o trastorno y el paciente mejora, esto debe ser signo de que la terapia es efectiva para ese trastorno. Aunque parece natural, y hasta razonable, tiene ciertos problemas esta lógica.

Homosexualidad, heterosexualidad y pensamiento biblico

El cuatrimestre termino y en mi ultima visita a la Facultad de Psicoanálisis recogí un ejemplar de Junio de la Revista Imago Agenda, solo para alimentar mi propio masoquismo. Claro esta, dentro me encontré con varias estupideces1. De todas ellas, me voy a centrar en un lacanianismo que me llamo la atención, del cual no estaba enterado, y que me es relativamente fácil de enfrentar, aunque siempre requerirá más trabajo analizar la estupidez que decirla. De nuevo, me voy a meter en las profundidades de las idioteces lacanianas para sacar una muestra de sutil homofobia, la cual curiosamente parece tener una especie de correlato con el pensar bíblico.

Drenar el cerebro

Muchos ven a Freud como un revolucionario, alguien que corta con una visión del hombre, pero introducir una nueva y radical forma. Básicamente, este cambio radical es una invención del mismo Freud. Él era el único que creía haber traído un cambio, o como gustan a muchos decir, sin saber exactamente que dice, un cambio de paradigma. Pero creo que fue a la inversa. Freud es un hombre marcadamente de su tiempo. No innovo, si no que reprodujo la visión de su mundo. Dejo planteada subrepticiamente una visión mecanicista del ser humano. La idea que me hizo pensar en esto esta en un párrafo de 'Killing Freud' de Todd Dufresne, y obviamente, creo que necesita ser planteada en este blog.

El analisis incestuoso de Anna Freud

Cuando me pongo a pensar sobre las soluciones que el mismo Freud da para sus casos, lo veo como un pésimo analista y falto de profundidad con su propia teoría. Creo el mismo psicoanálisis y es bastante mediocre con él. Sus interpretaciones son sesgadas y poco profundas, dejando pasar infinidad de detalles e problemas. Incluso parece obviar completamente su propia teoría en ciertos casos. Uno de estos casos es el análisis de Anna, su propia hija. Este análisis es conocido como un análisis incestuoso, donde uno de los miembros de la familia analiza a uno de sus hijos. Esta es claramente una situación problemática y altamente desaconsejable para un análisis. Esto es obvio teniendo en cuenta que el Edipo, según la teoría psicoanalítica, se revive durante el análisis en la persona del analista. Veamos como, al parecer, Freud no pudo deducir los problemas e implicaciones que su teoría tiene para el análisis de su propia hija, o simplemente las ignoro.

Etcheverry vs. Ballesteros

Se inicia el cuatrimestre, y los nuevos ingresantes a la Facultad de Psicoanálisis están detrás de los textos que necesitan, en especial de los textos de Freud. Y ya que esta es una Facultad de Psicoanálisis, el conseguir las obras completas de Freud parece un asunto interesante. ¿Pero cual elegir? La Facultad de Psicoanálisis prefiere las obras de Freud traducidas por Etcheverry, y desaconseja con cierta fuerza la traducción de Ballesteros, y aduce para ello que Ballesteros no sabia de Psicoanálisis y cometió errores en la traducción. ¿Pero es tan mala esta traducción? Una forma de zanjar el dilema sería preguntarle al mismo Freud si esta traducción es buena. Si solo hubiera una forma de preguntarle ... ¡Hey! ¡Esperen un momento! ¡Si la hay!

Algo de constelaciones familiares

No estoy de buenos ánimos de nuevo, por lo que no me voy a ahorrar palabras. Esto de las constelaciones familiares no pasa de ser otra mierda más que mancha a la psicología. Charlatanería perniciosa. Ya es bastante que el psicoanálisis se confunda con psicología para tener que soportar sus derivados. Un articulo traducido por Asociación Escéptica de Chile, y aparecido en su blog, me llamo la atención sobre este psicodrama con esteroides y me lleva a dedicarle algunas palabras. Intento centrarme en este blog en el psicoanálisis más básico, que es el freudiano, que ya es por si bastante trabajo y bastante perjudicial por si solo, pero este articulo, y una visita a la pagina de la Wikipedia del creador de tal terapia, y el haber sentido alguna que otra ves el intereses de algunos estudiantes en este terapia me llevan a hablar de este engendro psico-dinámico.

La histeria segun Henri Colin

De algo que me quejo seguido es la fata de definiciones que sufre la Facultad de Psicoanálisis. Muchas cosas son dadas por asumidas y se presupone que hablamos de los mismo. Quizás se pueda pensar que es producto del posmodernismo que inserta palabras, frases y conceptos que apenas entiende que suenen pomposos y hacia parecer profundo. Pero creo que solo empeoro con él. Ya la histeria es un termino muy usado y que tan poco se ha intentado definir.

El autismo y los 'musulmanes' (II): Recorrido hacia las madres neveras de Bettelheim

Esta entrada es obsoleta. Puede ver una versión revizada aquí.

Si decimos autismo y decimos Psicoanálisis nos toparemos con la teoría psicoanalítica de la 'madres neveras'. Ya vimos en la primera parte que era un 'musulmán'. Ahora veremos como se anudan estos dos elementos bajo esa teoría en el Psicoanálisis. Sin embargo, aun a pesar de llamarla psicoanalítica la teorías de las madres neveras tal como la mantiene el Psicoanálisis no nació particularmente de él. fue tomado y sostenido por el Psicoanálisis. Luego veremos como esto derriva hacia una forma más general que es el de las madres esquizogenicas, de las cuales hable un poco anteriormente. Por esto no solo quiero quedarme con la teoría de las madres neveras, si no mostrar el desarrollo que culmino en esa teoría de las madres esquizogenicas.

Páginas