Proporcionando vacunas anti-diván desde 2006
Cronicas de un hereje en la secta psicoanalitica
CJCblog

[...] el psicoanálisis es tan pseudocientífico como la parapsicología. El único modo que tienen los psicoanalistas de evitar este estigma es adquiriendo otro: sosteniendo, como lo hacen Lacan y sus discípulos, que el psicoanálisis no tiene pretensiones científicas, pues pertenece a la psicología "humanista" o incluso a la retorica. No veo inconvenientes en concederles esta retirada, siempre que se abstengan de tratar enfermos mentales.

— Mario Bunge

Psicoanálisis (Octubre 1999)

Chiste contado por Freud ... pero realmente ahora

Me agrada el humor. Como verán, los últimos días he puesto más humor que otra cosa. El examen que se avecina hace que me centre en el humor. No hay mucho de gracioso dar un examen y menos de psicoanálisis. Es patético tener que hacerlo. ¡Pero que no decaiga el animo!. Dejemos que Freud nos cuente un chiste. Ya había posteado un supuesto vídeo de Freud contando un chiste, pero no estoy seguro de su autenticidad. Pero de este chiste estoy completamente seguro que es contado por él. Es un chiste viejo, pero algo olvidado. Dejemos que Freud alegre el día.

El sueño de la mujer del carnicero que supuestamente es bella segun Lacan

Ayer tuve una pequeña alegría. El ejercicio de analizar detalladamente los casos de Freud da frutos en mí. Es como cuando uno va al gimnasio y ve luego de un tiempo al espejo que tenemos algo más de musculo y firmeza. En la clase de prácticos me tope con un sueño y un análisis de Freud, el cual debo decir no había leído para la clase, sin embargo pude ofrecer una replica a la interpretación de Freud. No se me paso por alto los problemas de su análisis. Freud comenta el sueño de una mujer que esta usa para argumentar que NO todos los sueños son cumplimientos de deseos. Este le pide ver como su sueño es un cumplimiento de deseo. Freud opta por explicar de forma sexual el sueño. No se detiene hasta que tiene la sexualidad involucrada en el sueño, y por ello se le escapa las explicaciones más simples como ya vimos antes. En este caso parece pasar por alto dos explicaciones que lo sacarían sencillamente y sin gran esfuerzo del problema planteado por la paciente.

Los hijos como sabandijas

Una de las ideas que dificulta la critica a Freud es la idea idealizada del mismo. Pensador prolífico, investigador humano, intachable científico, poeta y escritor son algunos de los calificativos que se pueden sentir. La idea de esta entrada es mostrar un poco los eufemismos que Freud usaba. Como para hacer más informal su imagen. Humanizarla para poder facilitar la critica. Mientras se lo tenga en una categoría de semi-dios, genio intachable o iluminado la critica se dificulta. Muchos estudiantes no se atreven a medirse contra un grande. Siempre existirá el temor de "¿Quien soy yo para discutirle a este grande?", que se convierte en una acusación en la boca del seguidor del psicoanálisis "¿Quien te crees para enfrentar a un genio como Freud?". Pues tengo una noticia shockeante para los devotos seguidores del psicoanálisis: Freud era humano y era capaz de cometer errores, prejuicios, mentiras y engaños como cualquier otro ser humano. Pero esto no va de errores, si no de eufemismos. Estos que recopile muestran un cierto humor en Freud al referirse a sus propios hijos, que quizás no sea digno de alguien de la altura de un genio impecable e intachable, pero que si encajan con un ser humano común y corriente.

Sagan sobre el engaño

Una de las lecciones más tristes de la historia es ésta: si se está sometido a un engaño demasiado tiempo, se tiende a rechazar cualquier prueba de que es un engaño. Encontrar la verdad deja de interesarnos. El engaño nos ha engullido. Simplemente, es demasiado doloroso reconocer, incluso ante nosotros mismos, que hemos caído en el engaño. En cuanto se da poder a un charlatán sobre uno mismo, casi nunca se puede recuperar.

— Carl Sagan

El Mundo y Sus Demonios

La Biblia y el calef ... psicoanálisis

Hay algunas cosas que detesto. Entre ellas detesto cuando se habla de un tema y no se ha investigado o informado lo mínimo necesario del mismo. Soy ateo, pero detesto cuando algunos se poden a hablar de religión con una visión simplista y sin haber abierto la Biblia al menos, o el libro que se requiera. Por ejemplo, cuando se dice que la religión es una neurosis obsesiva, y no se contemplan la infinidad de religiones, tipos de creyentes y factores, que provocan y promueven el pensamiento religioso, reduciendo todo un problema complejo a una solución por demás simplista. Soy ateo, pero no temo leer la Biblia, el Corán o el Bhágavad-guitá cuando se requiere, y hasta lo he hecho por el mero placer de conocer. Lacan ni siquiera se digna de abrir la Biblia para explicar un versículo que hasta cita mal. No se digna de verificar lo que dice ... Bah! Vamos con el asunto de una vez.

Freud y la homosexualidad: un asunto de traducción

En 1935 Freud escribe una carta en respuesta a otra escrita por una mujer. Esta mujer es, según la carta, una madre preocupada por la homosexualidad de su hijo. ¿Que tiene en particular esta carta? Siempre se le ha criticado a Freud su posición sobre la homosexualidad. Según algunos, esta carta freudiana muestra que Freud no consideraba como un problema la homosexualidad. Freud no consideraba una enfermedad, o una perversión, a la homosexualidad. Mostraría una posición 'amigable' hacia la homosexualidad. Sin embargo, estas defensas descansan sobre traducciones de la carta no muy fieles a la original, por lo que me he tomado la molestia de traducirla y ofrecerla en el blog aquí; y ofrezco una lectura de esta carta basada en la nueva traducción. Muchos personas han usado esta carta, más bien débiles traducciones de las misma como argumento de defensa para Freud contra la acusación de homofobía o de cierto desprecio de su parte por la sexualidad homosexual. Lo que la carta muestra es una versión algo suavizada de lo que Freud realmente pensaba de la homosexualidad, pero para nada es un cambio en la posición de Freud frente a la homosexualidad. Freud no ha cambio su posición, la ha elaborado un poco, la ha suavizado, pero nunca la homosexualidad en el psicoanálisis ha llegado a tener los mismo derechos de existencia que la heterosexualidad. En la carta no se equipara la homosexualidad a la heterosexualidad como parece suponerse en diferentes lados, si no que la homosexualidad mantiene el mismo estatus que tenía desde principios del psicoanálisis. Freud sigue viéndola en 1935, no como una sexualidad alternativa a la heterosexualidad, si no como un problema en la sexualidad.

Las sociedades matrialineales que Lacan olvida

Lacan parece tener la habilidad de poder conjugar, en un solo párrafo, muy diversas ciencias y hacerlas converger todas en el psicoanálisis. Parece poder tocar los más diversos temas y poder unirlos bajo el psicoanálisis, como si este pudiera otorgarle a cualquier conjunto de tópicos y temas un sentido integrador y totalizador, sin importar lo diferentes y heterogéneos que sean. Además, como si esto fuera un valor en si mismo. Los más diversos tópicos parecen encontrar su punto de contacto en la invención freudiana. Esta particular habilidad le da a Lacan un imagen peculiar. Lo hace parecer poseedor de una fantástica intuición capaz de desvelar el sentido común de estos temas, que, claro esta, sera siempre el psicoanálisis1. Esta imagen de Lacan también esta compuesta por cierto aire de profundidad con la que Lacan enfrenta sus temas y llega a su sentido ultimo, mostrando en el proceso implicaciones que otros no han podido ver. ¿Pero realmente Lacan conoce los temas que trata? ¿Realmente conoce los temas en profundidad para hablar como habla de ellos, aunque sea los reflexiona en profundidad al menos como para lograr sacar las implicaciones que saca? Cuando más reflexiono y trato de entender de que habla Lacan, más me doy cuenta que la respuesta a todas estas preguntas es NO. Más me doy cuenta que sus dichos no son más que aire caliente, y que inclusive parece ignorar los datos que lo contradicen, o hacen débil su teoría.

  1. 1. En mí pueblo, esto se llama "Llevar el agua al molino de uno."
Lacan ¿tu madre como anda?

Trabajando sobre un texto de Lacan, me pregunte ¿como andará la madre de este? :-P Sigo, en la trastienda del blog, tratando de prepara algunos textos sobre Lacan. Es increíble la densidad de cosas inútiles por párrafo y las derivaciones que me encuentro al tratar de traducir los textos del lacaniano al español. Las entradas a preparar se multiplican. Lacan se asemeja a la Hidra. Donde uno corta una parte de sus textos para analizarlos, de repente se encuentra trabajando en dos más. Y el resultado siempre es el mismo. Textos que hablan de verdades evidentes para todos pero puestas en términos complejos y oscuros solo para parecer más de lo que son; y que son tratadas de una forma superficial. Pareciera que se requieren seminarios para desmontar los textos lacanianaos. Ahora también me acuerdo. Lacan tenía abuela también ¿no? ¿Como andará la abuela de este gran P... mmm ... Psicoanalista? :-P

Recorte lacaniano

¿Lacan es difícil de leer? En general, todos dicen que sí, incluyendo psicoanalistas y seguidores del psicoanálisis. No hay nadie que diga que es sencilla su lectura. Para mí es sencillo. Claro que debo sacarle antes toda la palabrería superflua y sin sentido que tiene Lacan y que llenan hojas y hojas. Sacado eso, lo restando es sencillo de entender. Aunque debo decir que en lo que queda no haya que realizar un esfuerzo también, aunque algo menor, para entenderlo. durante los estudios que realice en este cuatrimestre tuve que eliminar mucho de los textos de Lacan para quedarme con algo entendible. Eliminando párrafos me tope con este ejemplo de la palabrería superflua y rimbombante de Lacan.

En el lugar donde el objeto indecible es rechazado en lo real, se deja oír una palabra, por el hecho de que, ocupando el lugar de lo que no tiene nombre, no ha podido seguir la intención del sujeto sin desprenderse de ella por medio del guión de la replica: oponiendo su antistrofa de depreciación al refunfuño de la estrofa restituida desde ese momento a la paciente con el índice del je (yo), y reuniéndose en su opacidad con las jaculatorias del amor, cuando, ante la escasez del significante para llamar al objeto de su epitalamio, usa para ello del expediente de lo imaginario más crudo "Te como ... - ¡Bombón!" "te desmayas ... - ¡Ratoncito!"1

Si alguien se pregunta si esto es lo que se lee en la Facultad de Psicoanálisis, pues si, lo es. Y debo agregar que,también en ocasiones se lo reverencia. Se lo tiene como la verdad revelada del maestro Lacan. Me refiero a que difícilmente se lo cuestiona, se indica algún error que haya cometido o se muestra si ha sido superada su teoría. Y como verán, este párrafo con suma dificultad se lo cuestiona como palabrería de relleno. Al contrario, muchos se exprimen el cerebro para entender esto.

  1. 1. J. Lacan "De una cuestión preliminar a todo tratamiento posible de la Psicosis." Parte I "Hacia Freud". Sección 3 - pp. 517 - Supuestamente el libro es "Escritos 2", pero al ser material facilitado por la cátedra no se que editorial.
Lacan una molestia sin recompensa

Mucho trabajo y poca es la recompensa. Estoy tratando de ponerme a analizar a Lacan. Tengo varios cuestionamientos para con la teoría lacaniana. Estoy trabajándolos, pero el esfuerzo del trabajo y lo que obtengo a cambio es muy poco. Me refiero que, por ejemplo, para analizar un párrafo, me lleva quizás un párrafo por cada oración que hace. Debo analizarla, contextualizarla y comprender lo que dice. Pero cuando logro todo eso lo que me queda es una idea sencilla y sin mucho valor que digamos. Son ideas simples cotidianas, solo que puestas con un nuevo nombre, explicadas con conceptos extraños; y en unas pocas palabras se lograría con mucha mayor efectividad. Pero claro, pocas palabras y claras no suena a tema profundo. No suena como una revelación. Sus verdades no resultan ser más que verdades comunes que cualquiera puede elaborar con un poco de estudio. No pasa de eso. Y eso cuando se puede sacar algo de cierto interés de su palabrería rimbombante. Me siento como excavando toda una montaña para obtener, no una pepita de oro, sino solo un cristal brillante. Pero seguiré analizando los textos de Lacan aunque solo obtenga espejitos de colores en el análisis de Lacan. Cuando menos, así, otros no serán engañados por sus espejitos de colores.

Distribuir contenido (RSS)