Viendo que se oculta tras el diván
Cronicas de un hereje en la secta psicoanalitica
CJCblog

Lo que hay de cierto en Freud no es nuevo, y lo que hay de nuevo en Freud no es cierto.

— Hans Eysenck

Decadencia y caída del imperio freudiano

Hoy he sentido una perlita interesante directamente de la boca de una directora de una cátedra. Esto surgió al explicar la ambigüedad de una imagen usada en un test proyectivo, la cual permite un amplio rango de respuestas. La imagen era un niño mirando a un violín en su caja. Al no haber respuestas incorrectas, cualquier respuesta es aceptada, incluso si uno dice que la imagen representa a un elefante. Justo allí surgió esto de la boca de la directora de la cátedra.

¿La locura acaso no es tener una gran imaginación?

¡Uff! Esta no es una idea nueva. Algunos creen que la locura es la base de la genialidad. Es como que los genios son incomprendidos para el resto de los mortales, ya que piensan por fuera de ciertos limites de la gente común. Si esto fuera verdad alguien que quiere volar saltando de un edificio es solo una persona incomprendida por su gran imaginación, y no alguien quien no puede pensar con claridad y lógica.

Inicie un buen libro. Es una lectura bastante interesante y debería ser una lectura obligada en la Facultad. El titulo ya dice de que va: El método científico en Psicología y me gustaría compartir algunos párrafos de este libro.

Deberían desuponer a Lacan del conocimiento secreto que parecen atribuirle actualmente y mirarlo como aquello que realmente fue - alguien totalmente equivocado y quizás hasta trágicamente engañado –.

— Dylan Evans

“From Lacan to Darwin” en The Literary Animal; Evolution and the Nature of Narrative - Northwestern University Press, [2005], pp. ­55.

Primero perdón por el retraso al rescatar este comentario. Más vale tarde que nunca. Rectificando este olvido aquí van dos anécdotas desde el diván.

No debería hacer esto. Debería dejarlo pasar, pero quiero mostrar el fanatismo que puede generar el Psicoanálisis. La critica a este puede inflar con mucha facilidad los ánimos de las personas. El Psicoanálisis muchas veces asume la forma de una religión y sus partidarios se vuelven tan celosos como los ciegos seguidores de las religiones. Los dos emails que recibí esta mañana son claro ejemplo de esto.

Distribuir contenido (RSS)