Por que nadie alucina con la teta de mama
Cronicas de un hereje en la secta psicoanalitica
CJCblog

[...] una maquina de movimiento perpetuo, un motor libre de fricción para generar un discurso irrefutable.

— Frederick Crews sobre el psicoanalisis

Citado por Todd Dufresne en 'Killing Freud' - pg. 41

Freud y la homosexualidad: un asunto de traducción

En 1935 Freud escribe una carta en respuesta a otra escrita por una mujer. Esta mujer es, según la carta, una madre preocupada por la homosexualidad de su hijo. ¿Que tiene en particular esta carta? Siempre se le ha criticado a Freud su posición sobre la homosexualidad. Según algunos, esta carta freudiana muestra que Freud no consideraba como un problema la homosexualidad. Freud no consideraba una enfermedad, o una perversión, a la homosexualidad. Mostraría una posición 'amigable' hacia la homosexualidad. Sin embargo, estas defensas descansan sobre traducciones de la carta no muy fieles a la original, por lo que me he tomado la molestia de traducirla y ofrecerla en el blog aquí; y ofrezco una lectura de esta carta basada en la nueva traducción. Muchos personas han usado esta carta, más bien débiles traducciones de las misma como argumento de defensa para Freud contra la acusación de homofobía o de cierto desprecio de su parte por la sexualidad homosexual. Lo que la carta muestra es una versión algo suavizada de lo que Freud realmente pensaba de la homosexualidad, pero para nada es un cambio en la posición de Freud frente a la homosexualidad. Freud no ha cambio su posición, la ha elaborado un poco, la ha suavizado, pero nunca la homosexualidad en el psicoanálisis ha llegado a tener los mismo derechos de existencia que la heterosexualidad. En la carta no se equipara la homosexualidad a la heterosexualidad como parece suponerse en diferentes lados, si no que la homosexualidad mantiene el mismo estatus que tenía desde principios del psicoanálisis. Freud sigue viéndola en 1935, no como una sexualidad alternativa a la heterosexualidad, si no como un problema en la sexualidad.

Cuestiones técnicas primero

Vayamos primero con las cuestiones técnicas. Como dije, estoy ofreciendo una traducción personal de la carta, y sera sobre la que basare mi análisis de la misma.Wikisource ofrece una transcripción y unas imágenes de la carta original. Es interesante notar que esta carta, de puño y letra de Freud, esta escrita en ingles. Como se sabe, el ingles es uno de los idiomas que manejaba con fluidez, por lo que es curioso ver un texto de Freud en ingles, pero no sorpresivo. Afortunadamente para mí, yo también manejo el ingles, quizás no al nivel que Freud lo hacia pero si lo suficiente para dar una buena traducción. Por el resto de los datos de la carta se puede consultar la pagina misma de WikiSource o la copia en este mismo sitio.

La carta la he separado por secciones y oraciones para facilitar su referencia. Se compone de tres párrafos de contenido, un encabezado, una firma y un pie de pagina. Para el análisis de la carta solo usare las secciones de la carta nombradas como 'párrafos'. Cada párrafo esta numerado, así como las oraciones que contienen. Por ejemplo, para referenciar o citar la tercera oración del segundo párrafo sera la oración #2.3, indicando el primer numero el párrafo y el segundo la oración en el mismo. El numero de un oración de la traducción corresponde al mismo numero de oración en la transcripción del ingles. Retomando el ejemplo, la oración #2.3 de la traducción corresponde a la oración #2.3 de la transcripción.

En general, las oraciones enteras están numeradas, pero alguna están divididas y sus partes numeradas. Esto ultimo me pareció oportuno para poder referir con más comodidad a la idea que muestra esa parte de la oración. Solo he hecho esto para facilitar el análisis posterior de la carta. Por lo que también he optado por no poner un subíndice en esos casos, aún cuando se refiera a la misma oración, ya que sería engorroso para manejar en una carta pequeña como esta.

La carta

La carta, en cuestión, fue escrita por Freud en 1935 como respuesta a otra carta escrita por una madre preocupada por la homosexualidad de su hijo. Según esta la carta freudiana, la madre desea que el mismo Freud que tome a su hijo bajo su terapia y que lo convierta en un heterosexual. Freud declina la petición de la mujer y aduce una serie de argumentos. Las posiciones en defensa de Freud resaltan la siguiente principalmente esta oración:

(#1.4) La homosexualidad es sin duda ninguna ventaja, pero no es nada de qué avergonzarse,

En esta oración, Freud, claramente, sostiene que la homosexualidad conlleva algunos problemas, pero lamentablemente no detalla los motivos de eso. ¿Se refiere a cuestiones de discriminación social? Posiblemente, pero parece ser poco probable si consideramos la época y la actitud de Freud. El proclamarse homosexual en la sociedad de la época era algo muy poco recomendado y mucho menos pensado para realizar. Es exponerse a ser despreciado socialmente. Un sociedad puritana como la de Freud no tolera muy bien la desviaciones de la norma, y esto lo podemos ver reflejado en la obra freudiana. Creo que a lo que Freud hace referencia con lo que no es ninguna ventaja son problemas de otra índole. Creo que refiere a los problemas de neurosis que la homosexualidad puede llevar consigo. Recordemos que para Freud la sodomía involucra una descarga no plena de la energía sexual, por lo que un remanente sin procesar queda y es lo que provoca neurosis. Realmente, cualquier cosa por fuera de la relación heterosexual (cualquier cosa que no descargue esta energía sexual adecuadamente como en el acto llano de la reproducción) es visto como fuente de neurosis. De aquí que la actitud de Freud frente a la homosexualidad no es un interés humano, si no un interés meramente teórico que busca la causas de la homosexualidad. Poco le llegan a interesar los pormenores de la vida del paciente si estos no están ligados a sus teorías. Este interés meramente teórico se mantendrá en toda su obra. Su posición es más neutral que activa en defensa o ayuda para la homosexualidad. Puesto de esta forma, bien la homosexualidad como un problema no se puede culpar de ella al homosexual, y por lo tanto este esta exento de toda culpa sobre su homosexualidad1. ¿Pues quien tiene la culpa de que el homosexual sea homosexual? Es fácil adivinar a quienes culpara el psicoanálisis ...

(#1.5) sin vicios, sin degradación, no puede clasificarse como enfermedad.

Esta parte nos remite a la traducción y la lectura que se hace del original. Esta pequeña oración es en la que muchas posiciones en defensa de Freud se basan para afirmar que este no consideraba una enfermedad a la homosexualidad. El original en ingles dice "no vice, no degradation, it cannot be classified as an illness;". Muchos parecen leer esto como dos ideas separadas, cuando en realidad es una sola. Al leer esta oración como la expresión de dos ideas, "no vice, no degradation" es traducido, de forma muy directa, como "no vicio, no degradación". Al hacerlo de esta forma pareciera apuntar a ciertas cualidades de la homosexualidad, como las de no ser un vicio o una degradación. Algunas traducciones van más allá aún al traducir como "no es un vicio, ni un signo de degeneración". Incluso una traducción, bastante popular en Internet, llega hasta "No es un vicio, ni un signo de degeneración, y no puede clasificarse como una enfermedad." Esta oración hace más clara la idea que se leen dos ideas en ves de una sola, al insertar un'y' ('and') en medio de la oración, que no esta en el original. Haciendo una lectura suponiendo dos ideas, Freud indicaría que la homosexualidad no es ni vicio, una degradación y no es posible definirla como enfermedad.

Haciendo una lectura viendo una sola idea, la traducción se ajusta mucho más al original y resulta más fluido en el paso del ingles al español. El texto "no vice, no degradation" debería traducirse manteniendo cuatro palabras. La traducción más directa es "ni vicio, ni degradación"; y al tomar esto como preludio de la idea "no puede clasificarse como enfermedad" una mejor traducción termina siendo "sin vicio, sin degradación". Lo que Freud transmite es que en ausencia de vicio, o degradación, la homosexualidad no puede tomarse como enfermedad. Lo cual implica la inversa: en presencia de vicio y degradación bien podría clasificarse como enfermedad2.

Teniendo en cuenta que el mismo el encuentro homosexual básicamente, para la sociedad puritana, un acto inmoral lo que Freud pide al homosexual es que no haga las cosas que lo definen como tal. Aunque debemos notar que vicio tiene un sentido más amplio. Quizás lo que propone además de lo dicho, es que el encuentro sexual no este mezclado con actos viciosos en si mismo3. Un homosexual no debería cometer actos como la sodomía ya que estos conducen a la neurosis. Así el homosexual que solo tiene los deseos homosexuales, y que no comete actos homosexuales, se vera libre de trastornos. Se esta haciendo una distinción entre homosexual de acto y en potencia. Es curioso como esta idea es la idea que muchos grupos religiosos proponen. De hecho, la Iglesia Católica misma propone esto. Declara tolerar a los homosexuales mientras tanto no se comporten como tales. Lo que esta idea da a entender es que se tolera aquel que no es homosexual en acto. Si los actos homosexuales son los que definen al homosexual esto se vuelve contradictorio4. Tolerar a alguien que no es homosexual en acto es tolerar a alguien que no es homosexual en absoluto. Lo absurdo de esta idea es que todo el mundo heterosexual es homosexual, ya que lo es en potencia. Esto nos lleva de vuelta al mismo Freud, y la bisexualidad que propone. Supuestamente, al ser bisexual el ser humano puede decantar en la homosexualidad o la heterosexualidad. Tendría la posibilidad de fijarse en alguna de estas dos sexualidades, por lo cual todo individuo es heterosexual y homosexual en potencia. La Iglesia no podría tener mejor aliado contra la homosexualidad que el mismo Freud, ya que trae la idea de una homosexualidad que puede ser revertida en heterosexualidad, como veremos que sostiene luego en la carta.

Para Freud la heterosexualidad es la sexualidad por excelencia, y el único placer sano sera el que se encuentre en el encuentro coital vaginal del hombre y la mujer, con descarga plena. Por ejemplo, la masturbación conducirá a la neurastenia, por no tener un descarga plena. El uso del condom llevara a la misma suerte. La practica del coito interruptus tendrá igual resultado. El celibato tampoco sera una opción. Según Freud, estos mecanismos evitan una descarga apropiada de la tensión sexual, la cual deja al organismo en un estado de tensión sin resolver que llevara a la neurosis. Nuevamente Freud se toca con la Iglesia. Este modelo de sexualidad "normal" es el mismo que promueve la Iglesia5. Es obvio darse cuenta que si la mayor preocupación de Freud fue lo sexual en algún punto debe tropezar con la Iglesia. He visto donde grupos religiosos no tienen pudor en usar los textos del ateo Freud para justificar 'científicamente' su posición contra la homosexualidad. La teoría sexual freudiana es altamente proclive a ser usada en contra de la homosexualidad, mas que a su favor.

(#1.6) Consideramos que es una variación de la función sexual producida por una cierta detención del desarrollo sexual.

¿Como consideraba Freud en esta etapa de su vida a la homosexualidad? Afortunadamente tenemos una oración que nos lo indica. Freud considera la homosexualidad como "una variación de la función sexual", expresión similar a la que usa en Tres Ensayos: "Siguiendo a estos autores, podría definirse la inversión como una frecuente variante del instinto sexual"6. Esta concepción de la homosexualidad como una variante sexual fue inicialmente una concepción proveniente de otros autores, y no de Freud. Parece que en este momento Freud ya aceptó la conceptualización ajena.

Pero la oración en totalidad muestra una consideración diferente para la homosexualidad que la que se tiene con la heterosexualidad. Vemos que, según Freud, la homosexualidad esta producida por cierta detención en el desarrollo sexual. Esto implica una diferencia con la heterosexualidad. Primeramente vemos que la homosexualidad no es un punto de partida y tampoco un punto de llegada. No es un punto de partida ya que no se nace homosexual, si no que esto es producto de algún incidente en el desarrollo sexual. Ciertamente, para Freud tampoco se era heterosexual de nacimiento, si no que se era bisexual. Esta bisexualidad posibilita la aparición de la homosexualidad, pero esta no es el destino que Freud veía que todo adulto debía tener, la heterosexualidad si lo era. Uno podría pasar por la homosexualidad, pero allí no debía detenerse, no es un punto de llegada.

El paso de la bisexualidad a la heterosexualidad se dará en diferentes etapas, que contendrán las más variadas practicas sexuales. El ser humano, a partir de un inicial auto-erotismo, pasara por diferentes etapas, como por ejemplo las tempranas perversiones del niño, hasta definirse como heterosexual. Cada una de las etapas que transitara serán temporales. Ninguna esta predestinara a ser permanente. Ninguna lograra establecerse, exceptuando la heterosexualidad. Esta aparece como el final de un camino en la cual el ser humano se mantendrá el resto de su vida. La homosexualidad aparece en medio de este derrotero. Aparece como un deseo sexual hacia su progenitor de su mismo sexo. En el caso del niño aparece como un deseo sexual hacia su padre, pero que rápidamente sera abandonado. La mujer también deberá, tarde o temprano, dejar el enamoramiento para su madre por un enamoramiento para su padre. Así aquellos que no superen esta etapa se verán convertidos en homosexuales. Se habrán detenido en su desarrollo sexual.

Como vemos el homosexual, para el psicoanálisis, al ser la homosexualidad una detención en el desarrollo sexual, no es una persona con una sexualidad desarrollada o plena. Difícilmente, en esta oración, la homosexualidad esta en pie de igualdad con la heterosexualidad. La homosexualidad es un incidente, la heterosexualidad es la culminación del desarrollo sexual. La homosexualidad es una sexualidad intermedia producto de una sexualidad no completamente desarrollada, o mal desarrollada. No es una enfermedad para el psicoanálisis, pero si un estado retrogrado. Es un estado primitivo que debe desarrollarse y que la terapia psicoanalítica pretende hacerla avanzar hacia su fin normal, el cual es, según el Psicoanálisis, la heterosexualidad.

(#1.7) Muchos individuos altamente respetables de los antiguos y modernos tiempos han sido homosexuales, varios de los más grandes hombres entre ellos (Platón, Miguel Angel, Leonardo da Vinci, etc.)

Aquí Freud parece considerar las personas por sus logros, y no por sus preferencias sexuales. Pero esto no puede ser más que un consuelo hacia la madre. "Su hijo, a pesar de la homosexualidad, puede llevar una vida plena" es el mensaje que transmite a la madre. Cierto que la homosexualidad no es ningún impedimento para tener una vida plena. La homosexualidad no es relevante para ello. Pero Freud pareciera tener una idea levemente diferente que esta oración transmite. En 1916[1917] sostenía:"Estos individuos que naturalmente, ha renunciado a toda actividad procreadora, reciben el nombre de homosexuales o invertidos y son hombres o mujeres, que muchas veces, aunque no siempre, han recibido esmerada educación, poseen un nivel moral o intelectual elevador y no presentan, fuera de esta triste anomalía7, ninguna otra tara."8. Esta declaración muestra a la homosexualidad como algo que no es inofensivo, ni inocuo. No sera una enfermedad, pero dista de ser algo sin problemas. Así estos grandes hombres han sido grandes a pesar de su homosexualidad, la que parece que han sabido sobrellevar.

(#1.8) Es una gran injusticia perseguir la homosexualidad como un crimen y una crueldad también.

Aquí si tenemos una mejoría en Freud. En Tres Ensayos Freud sostenía que "En aquellos países en que la inversión no es considerada como un delito9, puede verse que corresponde por completo a la inclinación sexual de un considerable número de individuos."10. Ciertamente es una mejoría, puesto parece que Freud lo consideraba un crimen antes. Ahora bien, si el ser homosexual esta lejos de su propia voluntad, someterlo por su homosexualidad a cualquier tipo de discriminación pues si sera una crueldad. Si no tiene voluntad sobre su homosexualidad entonces tampoco puede ser un culpable de ello, y no puede ser un crimen entonces.

(#2.1) Al preguntarme si puedo ayudar, usted quiere decir, yo supongo, si puedo abolir la homosexualidad y hacer que la heterosexualidad normal11 tome su lugar.

Volvemos a las traducciones. Interesantemente la palabra 'normal' de esta oración esta desaparecida en ellas. Una simple palabra cambia el sentido de la oración. En ausencia de la palabra 'normal', la oración parece mostrar que la homosexualidad esta en pie de igualdad con la heterosexualidad. Cuando se incluye 'normal', la oración muestra algo sensiblemente diferente. Freud no esta poniendo en el mismo nivel a la homosexualidad y a la heterosexualidad, remarcando lo normal de la heterosexualidad. Una pregunta que surge es por que la palabra 'normal' desapareció en las traducciones. El motivo más sencillo sería justamente el mostrar a Freud más amigable con la homosexualidad. Pero esto, creo yo, es algo innecesario aquí. Una lectura alternativa puede dar a la palabra 'normal' otro sentido. 'Normal' no se referirá a lo normativo, a la norma socialmente imperante, si no que puede que se refiera a la sexualidad común, general o mayoritaria. En cualquier caso, Freud no muestra desagrado, o desacuerdo, por realizar este cambio. No muestra ningún argumento ético contra la realización de tal cambio, solo no accederá a tomar al hijo de esta madre por motivos prácticos. Nótese también que aún esta mantienen en su concepción de la homosexualidad el innatismo de la misma, cuestión que adelante hablare. No sera imposible este cambio, sera impractico hacerlo.

(#2.2 a #2.6) La respuesta es, de manera general, no podemos prometer lograrlo. En cierto número de casos hemos desarrollar los arruinados gérmenes de las tendencias heterosexuales que están presentes en cada homosexual, en la gran mayoría de los casos esto no es más posible. Esto es una cuestión de la calidad y edad del individuo. El resultado del tratamiento no puede ser predicho.

En los comienzos, Freud siempre se muestra extremadamente seguro de su teoría, pero con el paso de los años esta seguridad desaparece, o se relativiza bastante. Este es otro ejemplo de esto. Lo que antes era completamente seguro de suceder, ahora ya no lo es, y hasta empieza a ser dudoso que alguna vez suceda. El cambio de una homosexualidad por heterosexualidad no esta garantizada en el tratamiento psicoanalítico. Antes la hipnosis podía revertir, con facilidad, la condición homosexual. En Tres Ensayos la homosexualidad era tan débil que fácilmente podía ser revertida vía hipnosis12. Pero ahora, un tratamiento psicoanalítico, que es mucho más intenso, profundo y complejo que la hipnosis, no puede lograr suprimir la homosexualidad con la facilidad que lo hacia la hipnosis.

(#2.3) En cierto número de casos hemos desarrollar los arruinados gérmenes de las tendencias heterosexuales que están presentes en cada homosexual,

De nuevo, volvemos a las traducciones. La palabra 'arruinados' nace de la traducción de la palabra 'blighted' en el original. Las otras traducciones traducen este 'blighted' como 'marchitos' o 'frustrados'. Lo cual son unos términos algo más suaves que 'arruinados'. Son algo más acordes con la visión suavizada de homosexualidad psicoanalítica de la carta. En cambio 'arruinados' es algo más fuerte. El cambio es sutil, pero interesante. Mientras que con 'frustrados' o marchitos transmite la idea de un desplazamiento de la heterosexualidad, arruinados ofrece una imagen de enfrentamiento entre la homosexualidad y la heterosexualidad.

Tengo en mi poder la versión que aparece en el epistolario lanzado por Hyspamerica y la palabra 'bligthed' esta desaparecida en esa traducción de la carta13. Sin embargo, la palabra 'normal' de la oración #2.1 esta presente. En el caso con la palabra 'blighted' ocurre lo mismo que en la desaparición de la palabra 'normal'. El sentido de la oración cambia, para transmitir una cierta igualdad entre la homosexualidad y la heterosexualidad. Pero en su presencia se transmite como cierta intrusión de la homosexualidad en detrimento de la heterosexualidad, como cierto antagonismo.

A modo de conclusión

Esta carta, más que mostrar una posición de Freud amigable, o al menos en buenos términos, con la homosexualidad, solo muestra una versión algo más suavizada de las iniciales opiniones del psicoanálisis. Quizás todo producto de tratar de calmar la angustia de aquella madre de un homosexual. Una lectura rápida, y basada en una suavizada traducción, da la impresión que Freud soportaba o apoyaba la homosexualidad, que no tenía problema alguno con ella. Aún sosteniendo que esta carta sea un argumento de su cambio de posición sobre la homosexualidad, que la aceptara, y no solo la tolerara, es difícil tomarla como una muestra de aceptación de la homosexualidad por parte del padre del psicoanálisis. Es difícil hacerlo, ya que en toda la obra freudiana la homosexualidad esta siempre por debajo de la heterosexualidad, y hasta es vista como causa de problemas mentales. Solo esto requiere una lectura de Tres Ensayos para ver por donde se dirigía la cuestión en Freud. Nunca en la obra freudiana la homosexualidad llega a superar por entero la imagen de Tres Ensayos. Es vista como un incidente en el desarrollo sexual y no como una sexualidad en sí. De hecho, Freud mantuvo su clasificación de perverso para designar al homosexualidad. Bien pudo ser por mantener un tecnicismo que diferencia las conductas que se desviaban de la normal (heterosexual casi centrada en la reproducción), pero esto sigue marcando que Freud no llego a considerarla nunca como una sexualidad más. Siempre hubo una linea divisoria entre ellas. Esta carta difícilmente, tampoco muestra que la homosexualidad para el psicoanálisis sea una sexualidad con derecho pleno a la existencia. Más bien parece un intento de apaciguar a una madre preocupada, y por la por oración 2 y 3 de la etiqueta vemos que dio resultado: "Le adjunto una carta de un Gran y Buen hombre que usted puede conservar. De una Madre Agradecida."

  1. 1. Curiosamente este exceptuar de culpa al homosexual se lo toma como un ejemplo de tolerancia. Se ve al homosexual como atrapado en su condición. Por más que el quisiera dejar de ser homosexual no lo lograra. Le es imposible hacerlo, y por lo tanto se lo comprende y toleraba. Ciertamente, esto no es tolerancia, si no que se disculpa al homosexual de su condición. Se presupone que si el homosexual pudiera dejar de serlo, él elegiría no serlo. Esta 'tolerancia' desaparece frente al homosexual que se enorgullece de su condición. Se tolera al homosexual atrapado, pero no se tolera al homosexual que le acepta su condición de homosexual y esta lo satisface.
  2. 2. 16/10/2015: Esto a modo de ser solamente portador de una enfermedad. Cuando se presentan los síntomas puede considerarse una enfermedad declarada. Hay que recordar la formación medica de Freud.
  3. 3. Según lo que Freud entienda por vicio.
  4. 4. 25/6/2013: Hagamos una aclaración en esto. El homosexual, según los dichos de la Iglesia y movimientos religiosos, es el homosexual en acto, y no en potencia. Aunque, a veces, se llega a reconocer que existen deseos homosexuales. Solo quiere que no sean puestos en conductas homosexuales. Pero los movimientos religiosos suponen al homosexual en acto cuando actúan. No más actos homosexuales, no más homosexual; de allí los infames centros de recuperación de homosexuales. La realidad es que el homosexual es homosexual en sus deseos, y su conducta no es más que la expresión de los mismos. Si un homosexual deja de actuar como tal, no deja de ser homosexual, y pasa a ser un ser torturado por deseos que nunca podrá concretar.
  5. 5. Algunas veces la obra de Freud suena a una justificación de la moral sexual eclesiástica. Y hasta me acuerdo de haber escrito algo hace tiempo donde el encuentro sexual en la posición del misionero fomento y hasta provoco el lenguaje, cosa que nunca se hubiera dado con la homosexualidad.
  6. 6. "Tres ensayos para una teoría sexual" - Capitulo I "Las aberraciones" - Sección "Prevención de la inversión" - 1905[1920] - Obras Completas (traducción Ballesteros) - Biblioteca Nueva - pag. 1175
  7. 7. El resaltado es mío.
  8. 8. "Lección XX: La vida sexual humana" en "Teoría general de las neurosis - 1916[17] - Obras Completas (traducción Ballesteros) - Biblioteca Nueva - pag. 2312 - La traducción de Amorrortu es menos suave: "[...] aquejados sólo de esta fatal desviación.".
  9. 9. La edición de Amorrortu traduce como "crimen".
  10. 10. "Tres ensayos para una teoría sexual" - Capitulo III"La Metamorfosis de la pubertad" - Sección "Prevención de la inversión" - 1905[1920] - Obras Completas (traducción Ballesteros) - Biblioteca Nueva - pag. 1229
  11. 11. El resaltado es mío.
  12. 12. "la inversión puede ser suprimida por sugestión hipnótica [...]" ("Tres ensayos de teoría sexual" - Capitulo I "Las aberraciones sexuales" - Sección &quotInnatismo" - 1905[1920] - Obras Completas (Traducción Ballesteros) - Biblioteca Nueva - pag. 1175)
  13. 13. "Sigmund Freud - Epistolario" - Tomo III - Hyspamerica- Ediciones Orbis - pag. 470

Opciones de visualización de comentarios

Seleccione la forma que prefiera para mostrar los comentarios y haga clic en «Guardar las opciones» para activar los cambios.

Excelente Publicación

Primeramente quiero felicitarte por tu publicación, me resulta muy interesante y educativa.
Reconozco que es la primera vez que entro a tu página de Internet y me ha gustado mucho lo que estoy leyendo en ella.

Además, debo aplaudir tu compromiso con la verdad, y con esto me refiero a la valentía demostrada al (prácticamente) contradecir la versión mediática y extendida sobre todo en Internet, respecto a esta carta escrita por Freud, que busca en algún sentido alterar, por poco o por mucho, la postura del psicoanálisis freudiano sobre la homosexualidad.

Nuevamente gracias por tus publicaciones.
Me quedo por aquí revisando un poco más el contenido de tu sitio web.

Saludos cordiales desde El Salvador.

Gracias!

Siempre son bienvenidos estos alientos. Podes pasarte por la seleccion. Ahí tenes algunas de entradas que considero más elaboradas que el resto.

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Enter the characters shown in the image.
Distribuir contenido (RSS)