¡Mira mama, me usaron de bibliografía!

He recibido varios cumplidos, halagos y hasta recibido impulsos para seguir escribiendo en el blog. También algunas criticas y algo de oposición por decir que el Psicoanálisis no cura ni mejora a nadie. Agradezco el impulso que he recibido y a la oposición dejo abiertos lo comentarios par debatir cualquier tema del blog que apetezcan, siempre y cuando las falacias queden de lado, en especial la Ad Hominem en su peculiar forma del argumento de resistencia. Pero me he topado quizás con el mayor halago hasta ahora : ¡Me han referenciado!

Hablemos sobre unos mitos (I)

Al actualizar el sitio, me encuentro con una idea vieja que ya había olvidado. Me había topado con una lista de 20 mitos sobre la terapia en Psicología y me había ocurrido responderlas. A simple vista, ya se pude ver que son muchas ideas provenientes del Psicoanálisis. En la clásica confusión del Psicoanálisis con la Psicología, se asume que ciertas cosas para la terapia del diván son verdades también para la terapia psicológica. De ahí que surjan estos mitos, por lo que aquí vamos a separar la paja de trigo, o más bien, separar divanes de la ciencia, aclarando estos mitos.

¿Sofocación de la angustia o neurosis de la madre?

Me tope con una curiosa referencia en un pequeño libro de anécdotas. Era una idea sobre sexo que me sonó freudiana y mi intuición no me fallo aquí. Al investigarla resulto ser sobre la histeria y resulta ser otro . Es otro ejemplo de como lo cierto en Freud no es nuevo. Pero lo curioso de la idea es que de mucho antes de Freud. aunque no hablo aquí de unos años o unas décadas, si no que estoy hablando de siglos.

¡Año nuevo, vida nueva y rediseño nuevo!

Ya este blog tiene 12 años, para 13. Últimamente algo inactivo, pero no muerto. Principalmente por el hecho que definitivamente abandone la carrera de Psicología ... ¡bah! ... Psicoanálisis. Aunado a asuntos personales, esto hace que reduzca los temas y el tiempo que paso en contacto con el Psicoanálisis y sus ideas y por lo tanto el tiempo que paso en este blog. Pero como ¡Año nuevo, vida nueva! pensé en actualizar el blog, infundirle nueva vida. Actualizarlo a la era móvil.

Páginas