Proporcionando vacunas anti-diván desde 2006
Cronicas de un hereje en la secta psicoanalitica
CJCblog

En realidad, sus intuiciones geniales se apoyaban la mayoría de las veces en un caso único, como iluminaciones, con las cuales yo, por ejemplo, quedaba maravillado y deslumbrado de sorpresa. "Es prodigioso que sepa esto." En este reconocimiento apreciativo, reconozco la duda oculta; es solo un deslumbramiento apreciativo pero no una convicción lógica, es decir, era solo adoración y no un juicio independiente el que me hacia seguirlo.

— Sandor Ferenczi hablando sobre Freud

Diario Clinico 4/8/1932

Justo como una ballena, aunque un mamífero, pasa por un pez, por lo que el psicoanálisis, en realidad una religión, se hace pasar por una ciencia.

— Egon Freidell

"A cultural History of Modern Age" - (Alfred A. Knop, New York) (1932) - Vol. III - p.480

Seguimos sacando cosas del tintero. Vamos con un mito sobre la honestidad intelectual de Freud que es usado con bastante frecuencia. Su abandono de la llamada teoría de la seducción es usada como un ejemplo de como Freud podía reconocer sus errores y volver al tablero de dibujo, por decirlo de alguna forma. Sin embargo, no es mas que un mito. Lo que se supone un gran retroceso, no es más que un ajuste menor, un reacomodamiento para seguir adelante. No más que un truco de prestidigitador para convertir un fracaso en un éxito.


- Google Play le da el lugar que corresponde a Freud -

- Es más o menos como se ve y se siente estudiar Psicoanálisis, ... incluso con los mariachis -

He dicho un par de veces que no se lo lee bien a Freud. Me refiero a que no se lo lee críticamente y no se lo lee con detenimiento tampoco. Cuando se cursa en la Facultad tenemos a Charcot, a Breuer y un Fliess por ahí, pero no mucho más. Freud ha citado a otras personas más en sus textos y nunca se nos ocurrió preguntar por ellas. Si lo leyéramos con interés nos percataríamos de esas citas y nos interesaríamos por las ideas de esas personas. Si lo hiciéramos podríamos darnos cuenta de donde procede la idea de que Dora era una masturbadora por que se chupaba los dedos, y como esta idea es una invención de Freud. Leyendo el interesante libro Freud, Biologist of the Mind de Frank Sulloway me encuentro con un interesante dibujo. Era de una nena de no más de 6 años chupándose el pulgar de su mano derecha mientras que con su mano izquierda esta tocándose los genitales. Sin siquiera entrar a leer el capitulo en donde estaba el dibujo y averiguar su contexto me vino a la mente de inmediato el nombre de Dora.

Histeria esto, histérico aquello. Que esto es una síntoma histérico, que aquello también los es. Siempre quise saber que era la histeria, cual era su definición y principalmente en que se la diferencia de otros problemas para que reciba un nombre propio. Y aun quiero saber que hace un síntoma sea histérico y otro no. Todavía no he logrado encontrar una clara definición de la histeria.

Hace calor, estoy cansado y algo deprimido. En este estado me pongo también reflexivo, quizás quejumbroso. Quizás es por que es fin de año. No importa pero aquí va una reflexión sobre el cambio que nunca llega.

Dejen que los crédulos y los vulgares sigan creyendo que todos los problemas mentales pueden ser curados por una aplicación diaria de antiguos mitos griegos a sus partes íntimas.

— Vladimir Nabokov

Psicoanálisis es confesión sin absolución.

— G. K. Chesterson

El ignorante dice Freud, y se lamenta o aplaude.
Los más pedantes dicen Froid; pero yo, lo pronuncio Fraude.

— G. K. Chesterson

Distribuir contenido (RSS)