Por que nadie alucina con la teta de mama
Cronicas de un hereje en la secta psicoanalitica
CJCblog

La seudociencia y la seudotecnología no son basuras reciclables sino virus intelectuales que pueden atacar a cualquier lego o especialista, al punto de enfermar a una cultura íntegra y predisponerla contra la ciencia y la tecnología.

— Mario Bunge

"Seudociencia e ideología". Alianza Editorial (Alianza Universidad n. 440), Madrid 1985 - p.78

No recuerdo quien, creo que Mario Bunge, dijo que en la montañas de pseudo-ciencias se pueden encontrar a veces alguna pepita. Bueno. Yo creo haber encontrado una que me ayuda a entender el valor de las protestas que he realizado todo este tiempo. El concepto de analizador que aprendí en mi cursada de Institucional me sirve para ver el valor de hacer alguna protesta en la Facultad. El concepto de analizador sería algo así como un de dispositivo que revela parte de la estructura social de una institución. Es una situación, o evento, que termina exponiendo como se estructura y funciona la institución donde ocurre. Tiene su valor ya que expone cuestiones que se encontraban ocultas o que hubieran quedado así si el analizador no sucediera. Teniendo esto en cuenta el hecho de dejar constancia de la disidencia teórica dentro de la Facultad en las mismas aulas tiene un valor que no me había percatado hasta ahora. Me he encontrado luego de una de mis habituales protestas escritas, dialogando con mis compañeros de ciertas cuestiones interesantes, que posiblemente no hubiéramos discutido si no hubiera hecho una protesta. Allí esta el valor de la protesta intelectual, estos mini escándalos, en la Facultad. Hace hablar a los compañeros de temas que no hubieran hablado de otra forma. Quiero creer que lo que hablamos los haya influenciado , o cuando menos hecho reflexionar, sobre lo que sucede en la Facultad de Psicoanálisis, de la misma forma que me influenció e hizo reflexionar. No hay mucho más que decir sobre esto. Quizás algo de escepticismo. Aunque haya encontrado una pepita no creo que sea signo de una veta en la Facultad igual de buena que esta pepita.

[...] el psicoanálisis es tan pseudocientífico como la parapsicología. El único modo que tienen los psicoanalistas de evitar este estigma es adquiriendo otro: sosteniendo, como lo hacen Lacan y sus discípulos, que el psicoanálisis no tiene pretensiones científicas, pues pertenece a la psicología "humanista" o incluso a la retorica. No veo inconvenientes en concederles esta retirada, siempre que se abstengan de tratar enfermos mentales.

— Mario Bunge

Psicoanálisis (Octubre 1999)

No soy psicólogo ni mucho menos, pero mi opinión es que si después de 10 años seguís yendo al mismo profesional para solucionar un problema, ese tratamiento claramente no funciona. En otras palabras, si voy al traumatólogo y 5 años después sigo con yeso, cambio de médico.

— Usuario en reddit

Un año pasa y otro que llega. Me sigo haciendo viejo, pero quizás más sabio. Quizás sea el estar a un año de los 40, quizás no, pero he tenido una epifanía. Quería revelar la nueva dirección que quiero tomar antes de mi cumpleaños pero no he llegado a tiempo. Por lo que voy a dejar en suspenso esta entrada y retomare el tema en cuanto tenga algo definido. Por el momento me voy a recuperar de un resfrío y tratar de contener mi ansias que tengo de quemar divanes. Así que por el momento !Feliz cumple .... <cof> ... <cof> ... años a mí!

¡Estamos en el horno! ¿Como es posible que unos estudiantes de la supuesta Facultad de Psicología no conozcan el concepto de presión de los pares? Es para no creerme pero yo mismo presencie como no uno si no dos compañeros no podían identificar algo que vieron como presión de los pares. Pero no solo eso si no que la profesora tampoco parece reconocer eso para ponerle un nombre. Y no solo eso, si no que es un concepto que se les enseño en materias anteriores. ¿Tan perdidos estamos?


- ¡Cuanto realismo el de este vídeo! Casi un documental. -

Los detalles insignificantes en la cabeza de los psicoanalistas pueden tomar proporciones épicas. Hoy tuve una muestra más de eso. La profesora expone un caso de su propia cosecha a la clase. Nos muestra una lamina de un test proyectivo que le aplico a una persona. Esta laminas tiene un alta ambigüedad en donde la persona entrevistada puede reflejar su personalidad en ella al darle una historia especifica. Según el psicoanálisis, los conflictos y deseos inconscientes se verían plasmados en esa historia. La lamina mostraba a dos personas, una un poco más pequeña y baja que la otra, bajo la sombra de un frondoso árbol con una copa que ocupa casi un tercio de la imagen con un edificio de fondo ocupando todo el fondo. La persona arma un relato, aunque no del tipo que esperaba la profesora pero que la deja algo satisfecha. Luego la persona hace un comentario peculiar sobre la imagen que mi profesora no deja pasar. De nuevo la infinita significación de las cosas mínimas.

El principal obstáculo con el que me enfrento en este blog es el poder acceder a muestras de la praxis psicoanalítica. Tener accesos a la teoría es facil para cualquiera, y yo en particular me beneficio con la enseñanza de la Facultad de Psicoanálisis, pero es difícil acceder a lo que sucede en los divanes. Son casi como confesionarios y casi igual de herméticos. Los psicoanalistas cuando nos cuentan que sucede allí dentro de sus consultorios solo tenemos una versión recortadas y reformada de lo que sucede y los que se acuestan en los divanes callan. Pero no siempre los que habitan los divanes callan. El 1967 un paciente decidió abrir las puertas del consultorio. Decidió grabar una sesión con su psicoanalista.

A veces uno esta tan metido en otras cosa que no ve lo obvio, pero, afortunadamente, un compañero puso mi atención sobre el pecado de pereza que comenten unas cátedras en la Facultad. Y no hablo de solo cátedras psicoanalíticas , si no que hablo de Proyectivas y Psicometrías. Ambas cátedras que curse delegan en estudiantes inexperimentados tareas de importancia. Ya tenemos una pseudociencia rampante por toda la Facultad, y ahora debemos luchar contra la pereza de las cátedras de hacer un buen trabajo.

Distribuir contenido (RSS)