¿Lo dijo primero? Si, ¿¡como no!?

Que lo cierto no es nuevo en Freud es casi una regla que no se rompe. Viendo el tema de la histeria me encuentro con otra idea freudiana antes de Freud. Esta seria de cuando Freud tendria tres años nada más.

Todos estos trastornos histéricos que parece tan extravagantes, y que durante tanto tiempo han desorientado a los médicos, no son si o la repetición pura y simple de aquellas acciones, aumentadas, debilitadas, o pervertidas. Tómese un síntoma cualquiera de la histeria, y siempre se hallara su modelo en uno de los actos que constituyen las manifestaciones pasionales.1 

Los sintomas histericos no serían mas que representaciones de los traumas pasados por la paciente. Una especie de reactuar y revivir el trauma. Esta era la idea freudiana temprana sobre la histeria y luego paso a ser un acto particular relacionada, no un representación completa, pero no fue mucho más lejos de la idea de Briquet. Incluso casi luego la idea freudiana se refuerza.

[...] lo que acontece a una mujer un poco impresionable que experimenta una emoción brusca e intensa: instantáneamente, esta mujer tiene una constricción del epigastro, siente opresión, palpitaciones, algo que la sofoca le sube a la garganta, en fin, siempre en los miembros un malestar que de alguna manera, les hace perder la estabilidad, o bien es presa de agitación, de una necesidad de movimiento, que le provoca la contracción de sus músculos. He ahí el modelo exacto del accidente histérico más ordinario, el más común, del espasmo histérico. La observación de los hechos muestra que de ordinario - debería decir casi siempre - los fenómenos histéricos son la repetición más o menos trastornada, no de todos esos actos, si no solamente de aquellos mediante los cuales se manifiestan las sensaciones penosas, los afectos y las pasiones tristes o violentas. 2

Es clara la influencia freudiana en esto, excepto que Freud ni siquiera tenia ni cinco años. Nada habia escrito. Nadie lo conocía. ¿Freud fue tan innovador como suponemos? Más parece un medcio mas de su epoca.

  • 1. Briquet, Paul, "Definition", (París: Masson, 1859). pág. 95-96 - Traducido por Luis Cazalou. En Las Histerias - Sauri, Jorge J., ed. (Buenos Aires: Ediciones Nueva Visión, 1975).
  • 2. Ibidem. pág. 96

Añadir nuevo comentario