Por que odiar y criticar al psicoanálisis son dos cosas diferentes
Cronicas de un hereje en la secta psicoanalitica
CJCblog

Quizás la última moda cultural contra la cual uno puede argumentar sea Karl Marx. ¿Pero Freud o Rawls? Argumentar con tales personas es concederles la premisa que ellos tratan de refutar con todo su esfuerzo: Que la Razón tiene algo que ver con sus teorías.

— Ayn Rand

The Ayn Rand Letter Vol. IV, No. 2 November-December 1975.

Todo cambia para no cambiar

Seguimos sacando cosas del tintero. Vamos con un mito sobre la honestidad intelectual de Freud que es usado con bastante frecuencia. Su abandono de la llamada teoría de la seducción es usada como un ejemplo de como Freud podía reconocer sus errores y volver al tablero de dibujo, por decirlo de alguna forma. Sin embargo, no es mas que un mito. Lo que se supone un gran retroceso, no es más que un ajuste menor, un reacomodamiento para seguir adelante. No más que un truco de prestidigitador para convertir un fracaso en un éxito.

Reflexión en el fin de año

Hace calor, estoy cansado y algo deprimido. En este estado me pongo también reflexivo, quizás quejumbroso. Quizás es por que es fin de año. No importa pero aquí va una reflexión sobre el cambio que nunca llega.

Mi paso por Educacional

Termine este cuatrimestre con Educacional. Aun estoy esperando la nota final, pero no creo que vaya a tener problemas con el examen final, llegado el caso. No me interesa una nota alta, si no dejar de una vez por todas este reducto pseudocientífico que es esta Facultad. Pero como descubrí con Institucional, es una interesante idea escribir sobre el paso de uno por una cátedra y acércalo a la cátedra. Algunas toman unos minutos en la clase final para pedir una opinión sobre la cursada. Yo prefiero tomarme más tiempo, por lo que aquí mi opinión personal.

Presente participativo reloaded

Acabo de terminar este cuatrimestre y acabo de terminar lo que espero sea la ultima cátedra de la carrera de Licenciado antes de dejarla de lado. Hablo de Educacional y me topo de nuevo con la peregrina idea de un presente vía email. Con tiempo y tranquilidad de haber terminado con este cátedra, vamos largo y tendido sobre este método de dar presente.

¿Teoría o Política? Primero la teoría, luego la acción política

No es la primera vez y no sera la ultima en que me cuestionen mi enfoque del problema del Psicoanálisis, principalmente en la Facultad de Psicoanálisis. Si yo quiero cambiar algo debo iniciar alguna especie de movimientos político para hacerlo es algo que se me repite con cierta asiduidad; y a veces con cierto pesimismo. "La lucha es política" es la idea. No lo niego, pero todas las luchas políticas tienen una lógica que justifican las acciones que se hagan. Si esto no fuera así solo sería una lucha de poderes. Sin una teoría detrás un movimiento revolucionario, aun siendo intelectual, no hace más que medir fuerzas con un oponente para lograr una posición de poder. Nada más. El problema del Psicoanálisis no es un asunto de poderes, es un asunto de implicancias sanitarias. Es un asunto de salud mental publica. Mi punto es que es necesario un movimiento intelectual detrás de la lucha política que se propone para enfrentar el problema del Psicoanálisis. Dejen que explore esta idea.

Adios amigo

Esto quizás es lo más difícil de escribir para mí. Hoy (27/7) mi pequeño amiguito me ha dejado. Mientras dormía se ha ido. Tu compañía, amiguito, era algo inapreciable para mí todas la mañanas. Trabajar en casa hubiera sido mucho más triste sin vos. Esta es una de las mañanas más difíciles para escribir o hacer algo. Nunca pensé que me harías llorar tanto por tu partida. No puedo escribir bien. Me fuerzo por hacerlo porque necesitas un tributo a tu compañerismo. Te lo debo y quizás te debo más. Quisiera rendirte un homenaje mejor, pero mi cabeza y mi corazón no pueden dar más que lágrimas por tu partida. Te voy a extrañar pequeña bola de pelos. Natalia y yo te vamos a extrañar mucho peludito. Adiós Bodoque. Adiós amigo.

Enseñanza sin etica

Me topado siempre con una gran área gris. Existen aquellos que están a favor de literalmente psicoanalizar a todo el mundo y a todo. Están aquellos, como yo, que les parece una muy mala, pero muy idea eso. Y aquellos que están, la gran mayoría entre medio. Un gran área gris. Son aquellos que no creen que el Psicoanálisis fuera tan malo. Son aquellos que todavía hay algo que rescatar o volver a él. Pero me he topado recientemente con aquellos que nos le importa si sirve o no, si causa daño o no. Directamente no les importa. Es solo un trabajo para ellos. Gracias a una protesta en un trabajo practico, me he topado con un área que no había contemplado antes. Un área donde están aquellos completamente indiferentes. Al parecer existen algunas personas que les importa un carajo lo que enseñan. Y no les preocupa el efecto de lo que enseñan. Ellos solo lo enseñan. ¿Indiferencia o simple despreció por lo que se enseña? No lo se, solo se que es un leño más que la Facultad hecha al fuego de mi indignación.

Un nuevo cambio de dirección

Tuve una epifanía. Quería hablar de ella para mi cumpleaños, pero no tenía mucha información y era una idea que recién aparecía en mi cabeza. En este tiempo me he dado de cuenta de algunas cosas, como por ejemplo que en solitario no lograre mucho en la Facultad. Aunque tampoco en grupo creo que se lograría algo. Dentro de las cátedras, esos pequeños feudos intelectuales, es todo política y la razón claro esta que no prima allí, obviamente ya que se da Psicoanálisis. La única forma es enseñar el por que el Psicoanálisis es una pseudo-ciencia, o lo que es lo mismo, por que no es una ciencia a los que ingresan a la Facultad. Así abandono la licenciatura y paso a profesorado para poder enseñar eso. No es tan simple mi decisión, hay algunas cosas más que me impulsan a intentar un cambio en mi carrera.

¡Encontre una pepita!

No recuerdo quien, creo que Mario Bunge, dijo que en la montañas de pseudo-ciencias se pueden encontrar a veces alguna pepita. Bueno. Yo creo haber encontrado una que me ayuda a entender el valor de las protestas que he realizado todo este tiempo. El concepto de analizador que aprendí en mi cursada de Institucional me sirve para ver el valor de hacer alguna protesta en la Facultad. El concepto de analizador sería algo así como un de dispositivo que revela parte de la estructura social de una institución. Es una situación, o evento, que termina exponiendo como se estructura y funciona la institución donde ocurre. Tiene su valor ya que expone cuestiones que se encontraban ocultas o que hubieran quedado así si el analizador no sucediera. Teniendo esto en cuenta el hecho de dejar constancia de la disidencia teórica dentro de la Facultad en las mismas aulas tiene un valor que no me había percatado hasta ahora. Me he encontrado luego de una de mis habituales protestas escritas, dialogando con mis compañeros de ciertas cuestiones interesantes, que posiblemente no hubiéramos discutido si no hubiera hecho una protesta. Allí esta el valor de la protesta intelectual, estos mini escándalos, en la Facultad. Hace hablar a los compañeros de temas que no hubieran hablado de otra forma. Quiero creer que lo que hablamos los haya influenciado , o cuando menos hecho reflexionar, sobre lo que sucede en la Facultad de Psicoanálisis, de la misma forma que me influenció e hizo reflexionar. No hay mucho más que decir sobre esto. Quizás algo de escepticismo. Aunque haya encontrado una pepita no creo que sea signo de una veta en la Facultad igual de buena que esta pepita.

26 + 1 = 27

Un año pasa y otro que llega. Me sigo haciendo viejo, pero quizás más sabio. Quizás sea el estar a un año de los 40, quizás no, pero he tenido una epifanía. Quería revelar la nueva dirección que quiero tomar antes de mi cumpleaños pero no he llegado a tiempo. Por lo que voy a dejar en suspenso esta entrada y retomare el tema en cuanto tenga algo definido. Por el momento me voy a recuperar de un resfrío y tratar de contener mi ansias que tengo de quemar divanes. Así que por el momento !Feliz cumple .... <cof> ... <cof> ... años a mí!

Distribuir contenido (RSS)