Yo, yo y más yo

Eppur si mouve ... de nuevo

Acabo de cerrar el año lectivo en la facultad con un examen final. Final obligatorio. ¡Final para todo el mundo! Lo acabo de pasar y sacarme una materia más de mis hombros, y según la profesora del examen, con lo mínimo necesario. Es raro. Lo mínimo y necesario para pasar es una nota de 4. Esto significa aprobado sin más. Es lo con lo justo. Pero me ha dado 6 de nota. Pero volvamos al ultimo examen escrito. Otra oportunidad de protestar. Esta vez tuve una pequeña respuesta. La vez anterior puse una entrada sobre esta protesta; y en ella entre en una pequeña discusión con un lector. Esta voy a corregir algo de mis dichos en aquella entrada. Vamos a ajustar un poco más las cosas. Pero antes voy a relatar lo de mi ultimo examen escrito.

¿Facultad de Filosofia Psicoanalitica?

Quizás si las histéricas hubieran tenido un blog el psicoanálisis no hubiera nacido. Voy a hacer algo de catarsis con mi blog. Me encontraba en una nueva clase sobre Lacan. Y la palabra "verdad" apareció. Y luego la palabra "sujeto". Que la verdad esto, que el sujeto lo otro. Todo centrado a encontrar la "verdad". Todo gracias a Lacan. Pero esto tenía una apariencia de ser construido en el aire. Como que no había nada firme. Por ejemplo, hablando del Caso Dora, y como Lacan cuestiona el trabajo de Freud, el profesor dijo algo como "Es que aquí se juega algo de otro orden ...".

¿27 años de terapia?

Estoy escuchando la radio y estaba hablando Gabriel Rolón, reconocido psicoanalista argentino. Es un psicoanalista mediático. Me refiero que es común sentirlo en TV y radio hablando. Hablando de esto y aquello, según lo que la Negra Vernasi le permite hablar, acaba de decir que esta bajo terapia psicoanalítica hace ya 27 años. ¡27 años! ¡WOW! ¿Que intentan hacer los psicoanalistas? ¿Romper records?

¿Que es optativo?

Psicopatología. Examen de fin de cuatrimestre. Se presentan dos personas de mi comisión: una compañera y yo. Nadie más. Incluso mi profesor llego un poco tarde. Ahora aquellos que no fueron tiene que rendir este sábado un recuperatorio por ausencia. Como es natural pensarlo, ellos deben dar más temas que los que he dado yo. No seria justo faltar y luego de un mes de dar los mimos títulos que yo daría. Ellos tendrían un mes más de preparación. ¿Ahora que agregan? Están agregando temas que son optativos. La cátedra a dado varios temas como optativos. ¿Cuales? Pues DSM-IV y Farmacología.

Pequeño truco para parecer inteligente y asombroso

A medida que leo que va pasando el tiempo y las materias cursadas en la Facultad, uno se va dando cuenta de ciertos estilos y formas de hablar. Uno va, por así decirlo, recolectando y clasificando maneras de expresar y hasta de razonar. En este caso, me he dado cuenta de cierto 'truco' para maravillar y asombrar al que nos escucha, y que nos deja como poseedores de una intuición genial. En realidad, es una forma de razonar que aparece, con cierta regularidad, en los discursos intelectualmente pretenciosos, y que no es muy elaborada que digamos. En sí, no es más que un truco de prestidigitación;y de esa forma lo voy a llamar: truco. Es extremadamente fácil realizarlo, solo hay que poner la causa en el lugar del efecto, y listo. Solo hay que hacer notar a nuestro interlocutor esta confundiendo la causa con el efecto y el efecto con la causa, y lograremos pasar por grandes observadores de las cosas importantes, que el resto obvia o pasa de largo.

Lacan ¿tu madre como anda?

Trabajando sobre un texto de Lacan, me pregunte ¿como andará la madre de este? :-P Sigo, en la trastienda del blog, tratando de prepara algunos textos sobre Lacan. Es increíble la densidad de cosas inútiles por párrafo y las derivaciones que me encuentro al tratar de traducir los textos del lacaniano al español. Las entradas a preparar se multiplican. Lacan se asemeja a la Hidra. Donde uno corta una parte de sus textos para analizarlos, de repente se encuentra trabajando en dos más. Y el resultado siempre es el mismo.

Lacan una molestia sin recompensa

Mucho trabajo y poca es la recompensa. Estoy tratando de ponerme a analizar a Lacan. Tengo varios cuestionamientos para con la teoría lacaniana. Estoy trabajándolos, pero el esfuerzo del trabajo y lo que obtengo a cambio es muy poco. Me refiero que, por ejemplo, para analizar un párrafo, me lleva quizás un párrafo por cada oración que hace. Debo analizarla, contextualizarla y comprender lo que dice. Pero cuando logro todo eso lo que me queda es una idea sencilla y sin mucho valor que digamos.

Eppur si mouve

Ya he dado el examen que venía preparando, pero esto no es lo interesante. He cometido, al darlo, un pequeño acto de protesta ... intelectual. Ya venia pensando la forma más diplomática de mostrar mi desacuerdo por los temas que se imparten en la Facultad de Psicoanálisis y hacerlo explicito. Escuche, hace tiempo, decir a una profesora que los exámenes son documentos universitarios. O sea que lo que nosotros, como estudiantes, entregamos a los profesores en los exámenes son documentos salidos de nuestro propio puño y letra. Si uno esta en desacuerdo con lo que se enseña se ve llevado a escribir un documento de propio puño y letra avalando eso con lo que que uno en desacuerdo. Situación algo problemática éticamente hablando. Alguna forma de resolver esta situación debe haber. Pues pensando en este asunto vino a mi mente el caso del gran Galileo.

¿Eso es experiencia?

Estaba viendo un cartel en la Facultad: "Ex Docente de la UBA con 20 años de experiencia". Si esto es para un consultorio psicoanalítico, me pregunto ¿20 años de experiencia son realmente un gran numero de años en experiencia? Si hay análisis que duran 15 años, y más, ¿esto no significa que la experiencia del análisis sobre diversos problemas es poca, ya que solo escucha los problemas de sus pacientes regulares, o sea aquellos que llevan años en su diván?

Just Shoot me!

¡Que me den un tiro! Es más humanitario. Tarde o temprano Lacan aparecería en mis estudios. Por más esfuerzo que hice para esquivarlo, el maldito se cruza en mi camino. Son intragables sus textos. Son palabras que le van surgiendo en la cabeza, sin un orden preestablecido. Bah! Improvisa al vuelo. Y sus seguidores exprimen sus cerebros para encontrarle un sentido más allá del que tienen: la mera palabrería. Un pequeño ejemplo con el que me tope.

Páginas