blog de CJC

Una más de mi profesora

Es increíble lo que tengo que escuchar y soportar en la Facultad de Psicoanálisis. Ahora resulta que la especialización es algo no recomendable. O sea que tener amplia experiencia en un campo es algo mal visto por mi "adorada y querida" profesora de prácticos. Ya no soporto mucho de de esta profesora, así que voy a hacer catarsis de nuevo, por que si no ...

De visiones, ovnis y paranoia

Finalmente ha pasado. Perdí la razón. Finalmente la Facultad de Psicoanálisis ha tomado lo poco de cordura que tenia y me la ha sacado toda. Me he puesto paranoico. He tenido una imagen de un futuro oscuro. Un futuro que involucra ovnis y terapias extrañas. Desde aquí trato de luchar contra ciertas ideas que son peligrosas. Ideas que permiten la proliferación de actividades perniciosas y claramente dañinas, pero si uno esta convencido de estas ideas sin fundamento no ve este peligro, y uno puede pasar por paranoico. Un vídeo puesto en clase me ha despertado la paranoia debido a lo que oculta, y mas específicamente de donde proviene. La Cientología aparecio por primera vez en la Facultad de Psicoanálisis debido a un profesor que no investiga lo que muestra en clase, y aparentemente difunde cierta ideología, sin preocuparse por sus efectos. ¿Se justifica mi paranoia? Creo que si. Hace mucho me tope con la Cientología, un encuentro sin mucha importancia aparentemente, pero luego con los años la secta se instalo en Argentina. Hace una dos clases veo un vídeo de la Cientología en clase. ¿Vere en el futuro la Cientología haciendo su terapia Dianetica en la Facultad de Psicoanálisis? Les voy a contar mi historia con la Cientología y como esta tiene una ventana abierta a la Facultad de Psicoanálisis. Le voy a contar de un pequeño vídeo proyectado en clase que me hizo volver paranoico. Esta es una pequeña grieta que si se agranda lo suficiente los ovnis de la Cientología entraran en la ya estropeada intelectualidad de la Facultad de Psicoanálisis y la terminara de hundir.

La infinita significación de las cosas mínimas

Hace un tiempo rescate una frase de Havellock Ellis que retrataba la forma de pensar que tienen los freudianos. Según Ellis, los freudianos consideran de suma importancia los detalles más insignificantes ya que pretenden encontrarle infinidad de significados de pretendida suma importancia y relevancia. Tan así son los freudianos que de un simple hecho sin la menor importancia pueden intentar descifrar toda una persona, esto gracias su clave universal de descifrado:sexo. No hay nada que no sea de suma importancia para el freudiano, pero cuando más insignificante sea más importante y relevante sera para él, y obviamente, esta aparente insignificancia, oculta un asunto sexual de suma importancia, al cual raudamente el psicoanalista se lanzara a descubrir, y nada lo detendrá en esto ... ni siquiera el sentido común o la lógica más simple. Mi actual profesora de prácticos es una freudiana de aquellas de las que Ellis hablaba.

Winnicott y las madres neveras

Las madres neveras es una hipótesis controvertida la cual el psicoanálisis toma como un hecho comprobado. Para este el trato de los madres hacia su hijo es la causa de que este ultimo sufra de autismo. La mayor expresión de esta hipótesis, quizás la más agresiva para las madres, se encuentra en el libro "La fortaleza vacía" de Bruno Bettelheim, al cual, al parecer, adhería Donald Winicott. Este afamado psicoanalista años antes de su muerte, participa de una serie de jornadas sobre la psicosis infantil, donde pronuncia su adhesión a la madres neveras. Otra porción de teoría psicoanalítica.

Historias desde el diván: Nos reímos de ti, no contigo

Ciertamente esta tarea de vérselas con el psicoanálisis es ardua, tediosa y aparentemente solitaria. Pero cuando menos te lo esperas, viene alguien y te levanta el animo. Te hace ver que lo que escribes es leído y que el lector comparte la misma idea que tú. Pero no solo me levanto el animo este email si no que me dejo una pequeña sobre un encuentro cercano con divanistas. Algunas de las historia con el psicoanálisis son cómicas, otras absurdas y algunas estúpidas, pero la mayoría son como esta historia, indignantes. Aquí un ejemplo del trato que se le da al paciente que se topa con un diván.

Este año termina ... al fin

Otro año ha pasado y es tiempo de un nuevo balance. El resultado no es muy bueno. No ha sido un buen año en lo personal. Buenas cosas han sucedido también, pero el marcador final esta lejos de ser a mi favor. Hemos tenido que luchar contra una muerte cercana y reciente en la familia producto de una penosa y larga enfermedad; y aun la familia esta recuperándose. Ciertamente, no es el mejor humor para escribir sobre los "apasionantes" divanes psicoanalíticos y de como se las vacas que han muerto para crearlos han sido un costo altísimo para crear tales engendros. Pero, aun a pesar del poco humor para hacerlo, no puedo evitar seguir investigando y escribir (aunque no publique seguido). Es una tarea ardua, algo solitaria, y con poca gratificación personal, pero debo seguir denunciando las incoherencias, errores y peligros de la secta psicoanalítica. La vida sigue y los divanes siguen acechando. Volviendo a la Facultad de Psicoanálisis, este año que pasa he cursado pocas clases sobre psicoanálisis, y me he escapado de una que parecía ser solo esnobismo; por lo que no hubo mucho de lo que hablar en el blog. El año que comienza debo cursar Proyectivas, una materia basada en psicoanálisis, y debo prepararme para las estupideces que saldrán de un par de manchas. Solo espero que esas idioteces me revuelvan la sangre y vuelva con más ímpetu el año que comienza. Solo queda decir espero que este año que comienza sea un feliz año para ustedes y un mejor año para mí y mi familia de lo que ha sido este.

Páginas