Proporcionando vacunas anti-diván desde 2006
Cronicas de un hereje en la secta psicoanalitica
CJCblog

Dios hizo al hombre del polvo. El analista lo reduce a eso.

— Karl Kraus

'Die Fackel' 360/62, Noviembre 7, 1912, p.7, B. 349-349 (Citado en 'Anti-Freud' de Thomas S. Szasz - p.105 - Syracuse University Press [1990] )

El autismo y los 'Muselmann' (III-A): El autismo clasico

En la entrada anterior, caracterizamos al muselmann. Vimos que su principal característica era la de haber perdido la esperanza, una apatía profunda. Esto lo llevaba al prisionero de los campos nazi a "dejarse estar", cosa que, tarde o temprano, lo llevaba a la muerte en los hornos o a manos de agente de la SS, o por una inanición profunda. Ahora es el turno de caracterizar al autismo en si mismo. Esto permitirá comparar al muselmann con el niño con autismo y ver que no son tan similares como Bettelheim pretende. Así que en esta primera parte nos dedicaremos a dar una idea de que es el realmente el autismo a través del mismo padre del autismo, Leo Kanner, y su afamado articulo de 1943, el cual es el nacimiento mismo de autismo. Creo que el mejor lugar para conocer el autismo, no solo por esto ultimo, si no por su tono descriptivo que hace fácil ver las conductas autistas. Esto también nos servirá la ocasión para eliminar algunos mitos y malos entendidos sobre el autismo. En la próxima entrada nos dedicaremos a ver la relación de este articulo con la concepción de las madres neveras, debido a que se le adjudica, algo erróneamente, a Kanner, por este articulo la autoría de este problemática hipótesis.

¿Por que leer el articulo de Kanner?

Hay varios motivos para leer este articulo, y el principal, obviamente, es que aquí nace el autismo. En este es donde es identificado, por primera vez, como una patología diferenciada el autismo. Aquí es donde se empieza a hablar de autismo propiamente dicho, tal cual lo entendemos hoy en día. Sin embargo, la palabra autismo no fue es acuñada en este articulo, si no que fue resignificada en él. Eugen Bleuer creo la palabra autismo para definir un síntoma particular de enfermos con esquizofrenia, para aquel entonces denominada demencia precoz. Bleuer hablaba de una de las tantas conductas de los enfermos esquizofrénicos. Kanner retoma la palabra para hablar de todo un síndrome, y no solo de una conducta particular. Ya veremos más adelante esto, y la relación que tiene esto con las madres neveras y con el Psicoanálisis.

Como esta es una revisión histórica del concepto de la madres neveras hace imposible no hablar de este articulo. Además, al ser la primera descripción de este trastorno, su tono descriptivo nos permitirá apreciar, de forma sencilla, que caracteriza al autismo y que lo hace tan peculiar. Nos da una buena descripción del autismo a través de las conductas del grupo de 11 niños que conformaron la muestra inicial del autismo. Así nos da una imagen clara, además de sencilla de entender, del autismo. El articulo de Kanner no es tan difícil de leer y de entender por alguien que no sea psicólogo o estudiante de psicología, por lo que lo hace muy recomendable su lectura para cualquiera que desea introducirse en el tema del autismo.

Este articulo también tiene, sobre sí, el supuesto de ser el fundador de la madres neveras, lo que hace doblemente inevitable tener que hablar de él. Sin embargo, esto no es más que una mala interpretación del texto. Se le adjudica a Kanner, por este articulo, la autoría de las madres neveras. Sin embargo, este expresa solo una correlación entre el comportamiento de los padres y el autismo de sus hijos. No marca que la manera de conducirse de los padres sea la causa del autismo. A pesar de ello, quizás por una lectura rápida, una mala difusión y aparentemente poco acceso al articulo, Kanner aparece a los ojos de muchos como el autor principal de las madres neveras. En realidad la culpabilización de los padres nace, más claramente, con Freida Fromm-Reichmann1. Esta idea fue desarrollándose desde Frieda hasta alcanzar la forma sostenida por Bettelheim de las madres neveras. La insistencia de Kanner sobre la conducta de los padres no ha facilitado el aclarar esta confusión, así que aunque no nace aquí el concepto de las madres neveras, bien podemos decir que tiene su prehistoria. Muchos artículos y libros que sostienen las madres neveras citan al articulo de Kanner lo que les otorga un barniz de cientificidad, y refuerzan a su vez las idea que las madres neveras nacen con Kanner.

Una pregunta que puede surgir es el porque no usar el manual DSM para describir el autismo, ya que contiene la descripción más actual del mismo, lo que haría más fácil la exposición del tema. Esto pretende ser una revisión histórica del concepto de las madres neveras, y de las fuerzas que fueron moldeando esta hipótesis y las formas que tomo en el tiempo, además de hacer un análisis de los argumentos que plantea, lo que hace necesario tomar este articulo y verlo en profundidad. El DSM solo refleja el estado actual del tema, pero no refleja nada de las madres neveras. Además, puede ser muy técnico y engorroso para el lector promedio. El articulo de Kanner es mucho más ameno de leer ya que ejemplifica con conductas de los niños el autismo, cosa que el DSM no hace. El articulo de Kanner resulta más sencillo, para el lector promedio, que el DSM para entender la conducta del autista. Esto también hace más fácil la comparación con el muselmann, que ya describimos antes también con algunas conductas particulares.

Pero debo reconocer que existen otros motivos más particulares para evitar usar el DSM. Personalmente prefiero no hablar de él para justificar algo en este blog, aunque sería algo correcto hacerlo. Creo que la misma sigla DSM 'asusta' a algunos lectores a los cuales intento dirigirme. Obviamente, me refiero a los estudiantes de la Facultad de Psicoanálisis y a estudiantes del Psicoanálisis que en general parecen tener un aversión marcada por esta sigla. Muchos de estos parecen dejar de escuchar al sentir DSM. Tienden a pensar en intereses extraños y motivos dogmáticos que uno podría tener por solo citar algo de él. Mi objetivo no solo es llegar solo a los lectores que quieren informarse más sobre el tema, si no que también me dirigirme a aquellos que tienen una posición algo formada sobre el Psicoanálisis. Intento con la mayor claridad y profundidad posible el tema e intentar lograr algo de duda, aunque sea mínima, en las creencias psicoanalíticas de estos estudiantes del Psicoanálisis, o al menos provocar un debate que conduzca a la duda. También que el lector este mucho más informado, y así pueda argumentar cabalmente sobre el tema, si llega el momento.

El autismo nace aquí

El articulo principal en el que vamos a centrarnos se llama Autistic Disturbances of Affective Contact (Trastornos Autísticos del Contacto Afectivo)2, escrito por Leo Kanner en 1943. Este articulo tenía como objetivo llamar la atención sobre un síndrome particular de un grupo de chicos.

Desde 1938, han llegado a nuestra atención un número de niños cuya condición difiere de manera notable y única de todo lo reportado hasta el momento, que cada caso merece -y, espero, que eventualmente recibirá- una consideración detallada de sus fascinantes peculiaridades. 3

El articulo describirá conductas y peculiaridades de un grupo de 11 niños afectados por un síndrome bastante peculiar.

El excepcional, patognomónico, y fundamental trastorno es la incapacidad de los niños a relacionarse de manera ordinaria con las personas y las situaciones desde el principio de la vida.4

Estos niños sufrían de problemas para relacionarse con otras personas. No pueden relacionarse con otras personas como lo haría otro niño no afectado por autismo. No pueden relacionarse de forma ordinaria. Esto es, mas específicamente, una discapacidad innata para poder relacionarse de forma social con otras personas.. Aclaremos que Kanner no habla de una discapacidad que impide, u obstaculiza, al niño relacionarse. No expresa que esta capacidad este impedida de alguna forma, si no, como lo dice al final del articulo, que estos niños no tienen, desde su nacimiento, esta capacidad. Es un déficit innato para lo social.

Debemos, entonces, asumir que estos niños han venido al mundo con una incapacidad innata para formar el usual contacto afectivo, provisto biológicamente, con la gente, al igual que otros niños vienen al mundo con innatas deficiencias físicas o intelectuales.5

Dicho de otra forma, para Kanner la capacidad para formar vínculos sociales y/o afectivos, esta ausente desde el mismo principio de la vida del niño. Por ende, esta proponiendo el carácter biológico del síndrome autista. La hipótesis de las madres neveras supone, en cambio, una capacidad social intacta que es nulificada, impedida, o atrofiada, por la acción de la madre. Para los seguidores de las madres neveras, el niño con autismo es plenamente capaz de socializar, pero, por algún motivo, no puede o no desea hacerlo y se repliega sobre si mismo, huyendo del mundo social. Las madres neveras se encuentran en el punto opuesto de lo que propone Kanner ya que propone un carácter por entero psicogénico del autismo.

La conducta autista

Autistic disturbances of affective contact nos permite ver la conducta del niño con autismo a través de varios ejemplos expuestos de las conductos de aquel grupo inicial de 11 niños. Luego con el pasar del tiempo, los casos y las conductas se comienzan a acumular y se hace posible identificarlas para dar una más clara imagen del síndrome autista. En un articulo algo posterior a Autistic disturbances... Kanner resume el síndrome autista de la siguiente forma:

En pocas palabras, los rasgos característicos consisten en una retirada profunda del contacto con gente, un deseo obsesivo por mantener el entorno sin cambios6, una relación hábil e incluso cariñosa con los objetos, la mantención de una fisonomía inteligente y pensativa, y, o bien mutismo o un tipo de lenguaje el cual no parece destinado a servir al propósito de una comunicación interpersonal.7

Con el tiempo, lo afectado por el autismo se suscribieron a tres grandes áreas. Obviamente, una de las principales afectadas es lo social, ya que como dijimos es lo que define al trastorno autista. Otra área afectada es la comunicación. El articulo de Kanner se centra más en el lenguaje, pero con el tiempo se vio que esto es una parte afectada de la comunicación. El lenguaje es un subordinado de la comunicación.8. Por ultimo lugar se encuentran ciertas conductas repetitivas y particulares, aunadas a ciertos intereses muy cerrados y también muy particulares.

Lo social de la conducta autista

Como venimos diciendo, el área social es lo primeramente afectado en el autismo y que justamente es lo que lo caracteriza9. En otras palabras, es el carácter que identifica al trastorno autista y lo define. El articulo nos ofrece algunos ejemplos de estas conductas deficitarias en lo social. Por ejemplo, los niños afectados por autismo no parecen captar, o importarles, la presencia de otras personas aún siendo bastante llamativas.

Se observó en un inicio de que era más feliz cuando se lo deja solo, casi nunca lloraba para ir con su madre, no parece darse cuenta cuando sus padres regresan a casa, y era indiferente a la visita de parientes. El padre hizo un punto especial de mencionar que Donald aún no puso la más mínima atención a Santa Claus lleno de su parafernalia.
Él parece estar satisfecho de sí mismo. No muestra emoción cuando es acariciado. Él no observa el hecho de que alguien viene o va, y nunca parece alegrarse de ver al padre o la madre o a cualquier compañero de juegos. Parece casi estar retraído en su caparazón y vivir dentro de sí mismo.10

Hasta el año pasado, ignoro a otras personas. Cuando teníamos invitados, simplemente no ponía atención. Mira con curiosidad a niños pequeños y luego se aleja sola. Él actúa como si la gente no estuviera allí en absoluto, incluso con sus abuelos. Hace aproximadamente un año, comenzó a mostrar más interés en observarlos, incluso ir hasta ellos. Pero por lo general la gente es una interferencia. Él empuja a la gente lejos de él. Si la gente se acerca demasiado a él, los empuja lejos. Él no quiere que yo lo toque o que ponga mi brazo alrededor de él, pero él viene y me toca.11

Kanner hablando de estos niños dice:

La relación de los niños con la gente es totalmente diferente. Cada uno de los niños, al entrar a la oficina, de inmediato fueron tras los bloques, juguetes u otros objetos, sin prestar la menor atención a las personas presentes. Sería un error decir que no eran conscientes de la presencia de personas.12

El niño esta consciente de las personas que están en el cuarto, solo que parece no prestarles atención, como si no fueran lo suficientemente relevantes como para poner su atención en ellas. En otro lugar del articulo Kanner vuelve sobre esto.

La relación con los miembros de la familia o con otros niños no difiriere de la de la gente en la oficina. Profunda soledad domina todo comportamiento. El padre o la madre o ambos pueden haber estado fuera por una hora o un mes; a su regreso a casa, no hay ninguna indicación de que el niño haya sido consciente de su ausencia.13

La indiferencia que parecen tener a la presencia de las personas, parece llevar asociada una tendencia a estar en soledad y a jugar solo.

Frederick W. fue remitido en Mayo 27 de 1942, a la edad de 6 años, con la denuncia de los médicos que "su conducta adaptativa en un entorno social se caracteriza por atacar, así como un comportamiento de retraimiento". Su madre declaró:
El niño siempre ha sido auto-suficiente. Yo podía dejarlo solo y se entretenía muy felizmente, caminando, cantando. Yo nunca lo he sabido que llorara demandando atención. Él nunca estuvo interesado en jugar a esconderse, pero el rueda una pelota de un lado a otro, ve a su padre afeitado, sostiene la caja de la maquinilla de afeitar y pone la navaja de vuelta en ella, pune la tapa de la caja de jabón. Nunca fue muy bueno con el juego cooperativo. No le interesa jugar con las cosas ordinarias con las que otros niños juegan, cualquier cosa con ruedas.14

Enero, 1940. Mayormente esta callada, ya que siempre trabajo y jugo sola.15

Lo llaman lobo solitario. Él prefiere jugar solo y evita los grupos grandes de chicos al jugar.16

Él nunca inicia conversación, y su conversación es limitada, solo extensiva en la medida que trate de objetos.17

La más antigua, Dorothy, nacida en junio de 1934, después de treinta y seis horas de duro trabajo de parto, parecía alerta y sensible como un bebé y dijo muchas palabras a los 18 meses, pero hacia el final del segundo año, ella "no mostró mucho progreso en su juego de relaciones o contactos con otras personas ". Quería estar sola, [...] a excepción de su madre, a la que se aferraba en pánico y agitación general. (Su padre la odiaba ostensiblemente.)18

Los padres pintan una imagen común sobre sus hijos.

Sus padres se referían a ellos como habiendo sido siempre "autosuficientes"; "como en una concha"; "más feliz cuando se queda solo"; "actua como si las personas no estuvieran allí"; "perfectamente ajeno a todo lo relacionado con él"; "dando la impresión de una sabiduría silenciosa"; "no desarrollando la cantidad habitual de conciencia social"; "actuando casi como si estuviera hipnotizado".19

La incapacidad de percibir las implicaciones sociales de las preguntas, o sea la implicación personal que llevan, hace que estos niños pasen por sordos. Inicialmente, ante la falta de respuesta frente a una pregunta, se sospecha que estos niños sufren de sordera, cuando en realidad oyen bien, pero parecen no considerar relevante, o importante, la pregunta que se les dirige.

Richard M. fue referido al Hospital Johns Hopkins en Febrero 5, 1941, a los 3 años y tres meses de edad, con la denuncia de sordera por que él no hablaba y no respondía a las preguntas.20

Según su madre, él era siempre lento y tranquilo. Durante un tiempo se creía que era sordo porque no registra ningún cambio de expresión cuando se le habla o cuando está en presencia de otras personas [...]21

Se sospechaba de sordera pero fue descartada.22

Kanner explica esta "sordera".

El hecho de que los niños repitan cosas oídas no significa que "atiendan" cuando se les habla. A menudo, se necesitan numerosas reiteraciones de las preguntas u órdenes antes de que siquiera de un respuesta de eco. No menos de siete de los niños se consideraron, por tanto, sordos o duros de oído.23

Al ser el autismo un problema del ámbito social, el diagnostico del mismo se ve, muchas veces, retrasado debido a que los niños no entran en el campo social si no hasta entrados algunos años, cuando comienzan a entablar relaciones sociales por fuera de su propia familia, por ejemplo cuando comienza a jugar con otros niños de su propio barrio, o cuando entran a las primeras instituciones educacionales. Esto llevo la atención de los investigadores posteriores a Kanner a encontrar indicadores tempranos que puedan dar la pauta de la existencia del autismo en un niño. Uno de estos indicadores es justamente esta "sordera", especialmente ante su propio nombre. Existen otros como un contacto visual excesivo, o el no poder indicar objetos a otra personas y usarla a esta como instrumento para alcanzar aquello que desea. Al leer por primera vez el articulo de Kanner, una situación particular citada por él me llamo la atención. La siguiente situación da una buena idea del déficit social temprano de estos niños.

Esta experiencia universal es suministrada por la frecuencia con la que un niño es recogido por su madre y otras personas. Por tanto, es altamente significante que casi todas las madres de nuestros pacientes recordaron su asombro ante el fracaso de los niños en asumir, en cualquier momento, una postura anticipatoria preparatoria para ser recogido.[...]
El niño promedio aprende durante los primeros meses a ajustar su cuerpo a la postura de la persona que lo sostiene. Nuestros chicos no fueron capaces de hacerlo durante dos o tres años. Nosotros tuvimos la oportunidad de observar a Herbet de 38 meses de edad en tal situación. Su madre le informó a él, en términos apropiados, que ella iba a levantarlo, extendiendo sus brazos en su dirección. No hubo respuesta. Ella procedió a tomarlo, y él le permitió hacerlo, permaneciendo completamente pasivo, como si fuera un saco de harina. Fue la madre quien tuvo que realizar todo el ajuste.24

En pocas palabras, el autismo se puede resumir como la incapacidad para desarrollar lazos sociales. El niño con autismo no ignora, o prefiere ignorar, a la personas, o huye de ellas por temor alguno, como el psicoanálisis hará creer, si no que no tiene la habilidad social para hacerlo. No implica esto que la tenga esta habilidad poco desarrollada, si no que, en las mismas palabras de Kanner, esta habilidad esta ausente en el niño desde sus primeros momentos de vida.

Esto no es, como en niños o adultos con esquizofrenia, una desviación de una relación inicialmente presente, no es un retiro de la participación anteriormente existente25. Existe desde el principio una extrema soledad autista que, siempre que sea posible, omite, ignora, se cierra a todo lo que viene con el niño desde el exterior.26

El niño con autismo no puede ver las implicaciones sociales de sus actos y no llega desarrollar lazos sociales con la misma facilidad como otros niños llegan a hacerlo. No llega a ver las relevancias sociales de sus actos y, especialmente, en los actos de los demás. En resumen, el niño con autismo es ciego ante lo social. El problema de pensar que esta capacidad esta intacta en el niño con autismo, lleva a pensar que el niño tiene motivaciones conscientes, o inconscientes, para conducirse como se conduce. Y esto lleva, a su vez, a pensar que se debe, de alguna forma, convencer al niño para que cambie su conducta. Esta ultima idea es la una de las ideas sobre la que se descansa muchos de los tratamientos psicoanalíticos del autismo, errando por completo en el entendimiento de la peculiar naturaleza del autismo.

La comunicación en el autismo

Otra de las áreas afectadas por el autismo es la comunicación. A menudo se hace la equivalencia entre lenguaje y comunicación, lo cual es simplificar bastante el concepto de comunicación. El lenguaje se encuentra a servicio de la comunicación, y es quizá una de las partes más importante de ella, pero no la compone en su totalidad. Es claro que existen diversas formas de comunicación no verbales que dominan la comunicación entre personas. Aunque Kanner parece solo centrarse en el aspecto lingüístico no pierde de vista que el lenguaje esta al servicio de la comunicación al indicar que en el autismo el lenguaje no es comunicativo.

Su excelente memoria mecánica, junto con la imposibilidad de utilizar el lenguaje de cualquier otro modo, a menudo condujo a los padres a llenarlos con más y más versos, nombres zoológicos y botánicos, títulos y compositores de piezas de victrola, y similares. Por lo tanto, desde el principio, el lenguaje - que los niños no utilizan con el propósito de la comunicación- fue desviado en una medida considerable a un autosuficiente, sin valor semánticamente y conversacionalmente, o distorsionado, ejercicio de memoria.27

Un poco más adelante concluye refiriéndose a la practica de los padres de llenar la cabeza de los niños con palabras, nombres y poemas.

Es difícil saber con certeza si tal relleno ha contribuido esencialmente al curso de la condición psicopatológica. Pero también es difícil imaginar que no cortó profundamente el desarrollo del lenguaje como una herramienta para la recepción y difusión de mensaje con significado.28

Antes de seguir quiero remarcar esto ultimo. Aquí Kanner esta denunciando el efecto de los padres sobre sus hijos. Estos al ver la alta capacidad de sus hijos para recordar y memorizar pedazos de información, los llenan de datos provocando que el prácticamente inexistente valor comunicacional del lenguaje de sus hijos se vea más disminuido aún, al ser usado para la mera repetición de datos sin valor conversacional y, por ende, sin valor social. Esta preocupación de Kanner por el accionar de los padres sobre la condición de sus propios hijos ha servido, erróneamente, de soporte para indicar la adherencia de Kanner al concepto de las madres neveras, indicando que Kanner indica a los que los padres como la causa del autismo de sus hijos. Hablaremos de esto, en detalle, en la segunda parte de esta entrada.

Si hablamos que el problema principal del autismo es una discapacidad social debemos notar que es algo lógico y esperable que el lenguaje no sea usado para efecto comunicativos. El lenguaje, como herramienta, necesita de una destreza para ser usado eficientemente, y por ende necesita de un aprendizaje y ejercicio. Si el niño con autismo no pude percibir su ambiente social, pues difícilmente pueda desarrollar el lenguaje en forma social. Así el lenguaje del niño con autismo se convierte en una mera repetición de palabras sin una adecuada modulación y ajuste al contexto social, por lo cual la practica de los padres no parece mejorar esta situación. El uso de los pronombres muestra el uso descontextualizado del lenguaje por parte de estos niños.

"Ella tenía dificultades con sus pronombres y quería repetir 'tu' y 'yo' en vez de usarlos para las personas adecuadas".29

Él tiene gran dificultad en aprender el uso correcto de los pronombres personales. Cuando recibe un regalo, se decía de sí mismo: "Usted dice 'Gracias'.".30

Él uso los pronombres personales para las personas que estaba citando, incluso imitando la entonación. Cuando quería que su madre le quitara un zapato, le dijo: "Saca tu zapato.". Cuando quería un baño, él decía: "¿Quieres un baño?" 31

Ella nunca usa los pronombres personales de la primera y segunda persona correctamente. Ella no parece capaz de concebir el verdadero significado de estas palabras.
Su gramática es inflexible. Utiliza frases justo las ha escuchado, sin adaptarlas gramaticalmente a la situación del momento. Cuando ella dice: "¿Quieres que te dibuje una araña", quiere decir: "Yo quiero que dibujes una araña."32

Incluso se da el caso de correcto uso del lenguaje, pero al momento de comunicarse con alguien pierde su valor.

Él usó los pronombres adecuadamente y sus frases eran gramaticalmente correctas. [...] Muchas de sus respuestas eran metafóricas, o de otra peculiar manera. Cuando se le pidió que restara 4 de 10, él respondió: "Voy a dibujar un hexágono".33

Él fue capaz de formar oraciones elaboradas y gramaticalmente correctas, pero usó el pronombre de la segunda persona para referirse a sí mismo. Usó el lenguaje no como un medio de comunicación, sino sobre todo como una repetición de lo que había oído, sin alteración del pronombre personal.34

A pesar de usar el lenguaje con cierta corrección, no es usado para la comunicación interpersonal.

Todavía era extremadamente autista. Su relación con la gente se había desarrollado sólo en la medida en que se dirigió a ellos cuando lo necesitaba o quería saber algo. Nunca miró a la persona mientras hablaba y no hizo uso de gestos comunicativos. Incluso este tipo de contacto cesó el momento en que se le dijo o se le daba o que había pedido.35

En este punto podemos ver un argumento en contra de una creencia algo común sobre el autismo. Algunas personas creen que el niño autista no habla. Aunque es cierto que algunos niños autistas no llegan a emitir palabra hasta varios años de edad, no es cierto que todo niño con autismo no hable. El no hablar no es un signo inequívoco de autismo. Incluso algunos pueden hablar mucho.

Él habla mucho y hace un buen número de preguntas.36

La cuestión de los pronombres, quizás secundaria para el tema del autismo, resulta bastante relevante para la cuestión de las madres neveras. Psicoanálisis ha hecho de esto un argumento central para sostener que la relación madre-hijo tiene una importancia superlativa en la génesis del autismo. Según diversos autores psicoanalíticos, la confusión de los pronombres es un síntoma de la imposibilidad del niño para diferenciarse de su madre. Se sostiene que el niño no sabe usar correctamente los pronombres ya que no sabe como diferenciar a su madre de si mismo. Para el psicoanálisis, el niño y la madre, desde la perspectiva del niño, forman una unidad indivisible. Mas específicamente, el niño ve a la madre como una extensión de si mismo. Durante la primeras etapas de la vida de este, pasara por un proceso que le permitirá diferenciar a la madre de si mismo y ver la como un ser independiente de él. La madre, advierten los psicoanalistas, puede caer en un proceso inverso que la llevara a no diferenciar al niño de si misma, a verlo como una parte de si misma. Pasara el niño de ser un ser independiente a ser un ser indiferencia do de ella misma. De la misma forma que el niño ve a la madre como una extensión de su ser, la madre puede terminar viendo a su propio hijo como una extensión de si misma, negándole en el proceso la independencia como ser autónomo. La madre si rechaza a su hijo, sea cual fuera el motivo, hace lo mismo, niega su independencia, y reconocimiento como ser autónomo, y tendría como efecto el mismo equivocado uso de los pronombres en el niño. Sin embargo, la explicación dada por Kanner es mucho más sencilla.

Los pronombres personales son repetidos justo como han sido escuchados, sin cambios para adaptarlos a la cambiada situación. El niño, una vez contado por su madre: "Ahora voy a darle su leche", expresa el deseo por leche en exactamente la mismas palabras. En consecuencia, habla de sí mismo siempre como 'tú', y la persona a la que se dirige como 'yo'. No sólo las palabras, si no que incluso se conserva la entonación. Si el comentario original de las madres se ha hecho en forma de pregunta, es reproducido con la forma gramatical y la inflexión de una pregunta. La repetición "¿Estás listo para el postre?" significa que el niño está listo para su postre. Hay un conjunto de frases a-no-a-ser cambiadas para cada ocasión específica. La fijación pronominal permanece hasta el sexto año de vida, cuando el niño aprende gradualmente a hablar de sí mismo en primer persona y del individuo al que se dirige en segunda persona. En el período de transición, a veces todavía se revierte a la forma anterior o a veces se refiere a sí mismo en tercera persona.37

El uso incorrecto de los pronombres permite hablar de una clase de ecolalia retrasada.

Cuando las oraciones se forman finalmente, son por mucho tiempo mayormente repeticiones como loro de combinaciones de palabras escuchadas. A veces se hacen eco de inmediato, pero esta son a menudo almacenadas por el niño y pronunciadas en una fecha posterior. Uno puede, si se quiere, hablar de ecolalia retrasada.38

Esta es un explicación mucho mas sencilla y probable que la que sostiene el psicoanálisis para el uso equivocado de los pronombre por el niño con autismo.

Conducta e Intereses

Existen una serie de conductas particulares que muestra el niño con autismo. Dentro de ellas existe una tendencia del niño a mantener su entorno sin cambios. El niño, básicamente, no tolera los cambios en su entorno. Kanner denomino a esta falta de tolerancia "sameness", o en español"igualdad", y pensaba que era un signo bastante importante para el diagnostico del autismo.

El comportamiento del niño es gobernado por un ansioso y obsesivo deseo para el mantenimiento de la igualdad que nadie más que el propio niño pueden afectar en raras ocasiones. Los cambios en la rutina, de la disposición de los muebles, de un patrón, del orden en el cual los actos de todos los días se llevan a cabo, lo pueden conducir a la desesperación.39

Un par de ejemplos de esta conducta:

Se dio cuenta de dos muñecas a las que no había prestado atención antes. Vio que uno de ellas no tenía sombrero y se puso muy agitado, vagando por la habitación buscar el sombrero. Cuando el sombrero fue traído desde otra habitación, al instante perdió todo interés en las muñecas.40

Él quería asegurarse de la igualdad del entorno, literalmente, al mantener las puertas y ventanas cerradas. Cuando su madre abría un puerta "para pasar a través de su obsesión", se puso violento en el cerrándola de nuevo y finalmente, cuando se interfirió de nuevo con ella, estalló en lágrimas impotente, completamente frustrado41

Los cambios en sus rutinas diarias también afectan al niño con autismo. Este quiere que las rutinas se sigan tal cual como fueron planteadas.

Después de muchos arrebatos de frustración, aprende poco a poco y de mala gana a transigir cuando no encuentra ninguna salida, obedece a ciertas órdenes, cumple las tareas de la rutina diaria, pero siempre insiste en el cumplimiento estricto de sus rituales.42

Un ejemplo sobre esta conducta ritualista.

Una gran parte de la jornada se dedicó a demandar no sólo la igualdad43 de la palabras de una solicitud, sino también la igualdad de la secuencia de los eventos. Donald no deja su cama después de su siesta hasta después de que él dice "Boo di 'Don, ¿no quieres bajar?'" y la madre lo haya complacido. Pero esto no era todo. El acto no se consideró aún completo. Donald continuaba. Ahora di "Bien". Una vez más la madre tenía que cumplir, o estaría gritando hasta que se completa la actuación. Todo este ritual era una parte indispensable del acto de levantarse después de una siesta. Cada otra actividad tenía que completarse de principio a fin en el modo en que se había comenzado originalmente. Era imposible volver de una excursión sin haber cubierto el mismo terreno que había sido cubierto antes.44

Hay que notar que estas conductas implican una excelente memoria para retener detalles. Una conducta común del niño con autismo es el acomodar juguetes o piezas de una forma ordenada.

Cuando los padres de John se prepararon para mudarse a un nuevo hogar, el niño estaba frenético cuando vio a los hombres de la mudanza enrollar la alfombra de su habitación. Él estaba sumamente molesto hasta el momento en que, en el nuevo domicilio, vio a su mobiliario dispuesto de la misma manera que antes. Parecía contento, toda la ansiedad se había ido de repente, y se dio la vuelta cariñosamente acariciando cada pieza. Una vez que los bloques, bolas, palos se han reunido en un cierto modo, siempre se reagrupaban exactamente de la misma manera; a pesar de que no había ningún diseño definitivo.45

Kanner comenta sobre esta memoria:

La memoria de los niños era fenomenal en este sentido. Después de un lapso de varios días, una multitud de bloques podían ser reorganizados precisamente en el mismo patrón desorganizado, con el mismo color de cada bloque hacia arriba, con cada imagen o letra en la superficie superior de cada bloque mirando en la misma dirección que antes.46

En otros casos se nota la misma capacidad de memorizar.

Antes de cumplir los 2 años de edad, tenía una memoria inusual para caras y nombres, sabía los nombres de un gran número de casas en su pueblo natal. "Fue alentado por la familia a aprender y recitar poemas cortos, e incluso aprendió el Salmo veintitrés y veinticinco preguntas y respuestas del Catecismo Presbiteriano".47

[La madre] " [...] pasó mucho tiempo haciendo hincapié e ilustrando sus esfuerzos para hacer Paul más inteligente enseñándole a memorizar poemas y canciones. A los 3 años, se sabía la letra de no menos de treinta y siete canciones y de varias y diversas canciones infantiles.48

Él tenía una maravillosa memoria para las palabras. Su vocabulario era bueno, excepto para los pronombres.49

Esta memoria prodigiosa ha llevado a creer que los niños con autismo poseen una inteligencia superior, al menos en ciertos aspectos. Kanner denunciaba que el accionar de los padres al estimular esta memoria solo lograba malograr el escaso valor comunicativo, o conversacional, del lenguaje de los niños con autismo, logrando solo un ejercicio de memoria "groseramente distorsionado". 50. Esto es desalentado por Kanner, debido a que minimiza el poco valor conversacional de que el chico pueda tener, obviamente obstaculizando que luego pueda comunicarse con otros.

Creo que esta actuación de los padres, denunciada por Kanner, se debe a una confusión común sobre la inteligencia, que toma la memoria prodigiosa con signo de inteligencia y que sería un indicador de un buen desempeño académico. Se ha debatido bastante en el campo psicológico sobre que significa ser realmente inteligente. Aunque no hay un consenso generalizado sobre una definición de inteligencia; sin embargo, parece haber ciertos acuerdos. La definición de inteligencia no parece que deba limitarse al mero desempeño académico, o a un solo aspecto concreto, y menos abstracto. Obviamente, ser buen estudiante no implica que uno sea inteligente en todo ámbito de la vida. La mayoría de la gente parece hacer esta equivalencia entre buen desempeño intelectual e inteligencia, cuando se deben considerar muchos otros aspectos, como por ejemplo el emocional y el social, para poder abarcar cabalmente el concepto de inteligencia. Estos padres bien pudieron estar bien intencionados al ejercitar esta memoria prodigiosa de sus hijos, al pensar que era un indicador de una gran inteligencia. En realidad, en el caso del autismo, esta memoria prodigiosa solo es una memoria prodigiosa. Nada más. Este hecho sobre la memoria de los niños con autismo parece haber fomentado un mito sobre ellos. Algunas personas sostiene que los niños con autismo poseen una inteligencia particular, algo especial. Incluso que su forma de percibir el mundo es diferente al resto de las personas. Ciertamente lo es, pero no en un sentido que perciben algo que nosotros no o de forma bastante diferente, si no que lo hacen en un sentido más bien deficitario, y no de forma cualitativamente mejor o más intensa.51

Dada la imagen de sumamente concentrados, aunada a su prodigiosa memoria, que proyectan estos niños con autismo, parece que se tiende a creer que su atención esta focalizada sobre ciertos temas, en detrimento de otros que no consideran importantes. Aunque es cierto que los niños con autismo llegan a mostrar ciertos intereses muy específicos, no parece ser cierto que otros temas parezcan menos importantes para ellos y que voluntariamente la retiren de los demás temas por considerarlos sin interés, superficiales, menos relevantes o importantes. Es altamente difícil que un niño con autismo retire su atención de un tema que lo absorbe, aunque sea momentáneamente, hacia otro tema, o situación. Ninguno de los niños descriptos muestra que su atención sea selectiva voluntariamente.

Aproximadamente en la misma época, empezó a girar juguetes y tapas de botellas y tarros por una hora. Tenía mucha destreza manual en la capacidad de girar cilindros. Los miraba y se ponía gravemente emocionado y saltaba arriba y abajo en éxtasis. Ahora está interesado en reflejar la luz en espejos y capturar sus reflejos. Cuando está interesado en una cosa, no puedes cambiarlo.52

Una cosa desconcertante y desalentadora es la gran dificultad que uno tiene para conseguir su atención.53

Ella desarrollo un temprano interés en dibujos de animales. Aunque por lo general inquieta, ella podría concentrarse por horas mirando esos dibujos, "especialmente grabados"54

Incluso se ha llegado a un estereotipo en esta cuestión. Se les ha adjudicado capacidades de savant a la condición autista. Quizás a que estos savant muestran características autistas, y se ha pensado que la condición autista trae aparejadas estas cualidades de savant55. Las altas cualidades intelectuales del síndrome de Asperger ha contribuido a este estereotipo sobre el autismo. Se llega incluso a suponer que el autismo es una especie de existencia bastante diferente al resto de las personas56. Estas posiciones dan la idea de que el niño con autismo puede ser autosuficiente, pero es incomprendido ya que vive de otra forma, incluso que es rechazado por la sociedad que no puede tolerar, o comprender, su forma de ser diferente.

De niño con autismo a adulto con autismo

Al ver las diferentes conductas de los niños con autismo y los problemas que acarrean a su entorno social para relacionarse con él, es claro que este síndrome no es una forma de particular de ser en el mundo, o de experimentar este, si no más bien un problema deficitario que puede aislar al niño y convertirlo en un adulto dependiente de otros para sus necesidades básicas. Una mirada al documental Refrigerators Mothers da una idea bastante clara de como el autismo, sin la ayuda adecuada, puede aislar a estos niños y convertirlos en adultos dependientes.

En 1971, luego de 28 años de publicado el articulo Autistic disturbances of affective contact, Kanner publica un articulo que habla sobre el destino que tuvieron los 11 niños del articulo de 1943. El articulo se denomina Follow-up Study of Eleven Autistic Children Originally Reported in 1943, y este titulo describe exactamente su contenido. Habla del pobre destino que alcanzaron estos niños de adultos. Recordemos que Kanner llama la atención por primera vez sobre un síndrome particular y peculiar, del cual no tiene idea de la causas y de como enfrentarlo, pero sabe detectar su esencia principal por sobre la multitud de signos y síntomas que presentaban estos niños, o sea su discapacidad social. Por lo que estos niños no llegaron a tener una terapia adecuada, y menos comparable con las actuales terapias. Este seguimiento muestra el problema que acarrea el autismo.

Los destinos alcanzados por estos niños son variados, pero han mantenido, en algún nivel, la dependencia de otros y una tendencia al aislamiento. Dos casos (Donald y Frederick) parecen haber logrado una independencia. Estos dos casos lograron trabajos y poder cuidarse por si mismos. Sin embargo, Donald se ha convertido en una persona "introvertida", si cabe el termino. Una persona sin iniciativa, con poca actividad social. Su mismo madre reconoce que "no es completamente normal" y que desearía conocer que siente su hijo57. Aunque Donald parece haber logrado ajustarse, y al parecer, de una forma bastante satisfactoria. Frederick ha corrido con mejor suerte. Parece haber hecho un mejor ajuste, socialmente hablando, que el caso de Donald. Pero los demás casos no parecen haber corrido con tal suerte como estos dos casos. Muchos de estos niños han terminado hospitalizados, no han mostrado gran mejoría en sus estados, e incluso algunos parecen haber empeorado.

Richard luego de ser abandonado por su madre, aproximadamente a la edad de 8 años, en 1946, debido a que no pudo hacerse cargo más de él, fue ingresado en una escuela para niños especiales. Luego fue trasladado, en 1965, a un institución donde se ha quedado hasta el momento de la publicación del articulo de Kanner, en 1971. Se encontraba bajo medicación y solo respondía a su nombre a comandos simples58. Paul y Barbara tuvieron suertes similares. Paul luego de ser abandonado por su madre, termino en una institución. Barbara se mantuvo en una escuela especial para que luego, en 1952, terminara hospitalizada. Al momento de escribir el articulo ella tenia 37 años y su médica la describía en términos según los cuales muestran ninguna mejoría de su estado en 1943:

Ella todavía muestra una ausencia total de producción de frases espontáneas; las mismas frases se usan una y otra vez con la misma entonación. Su mente esta fija a los mismos temas, que varían en cierto grado con la persona que se está comunicando. Además de todo esto, ella es infantil, impulsiva, sujeta a moderar sus arrebatos con el estampando sus pies, llorando en voz alta y perturbando a otros pacientes. Su memoria esta completamente intacta. A ella le gusta tararear melodías monótonas; siempre que ella se siente como si ella golpeara el piano con canciones conocidas.59

Virginia también termino hospitalizada. El reporte de 1970 de su estado comenta que tiene cierta independencia y que puede cubrir sus necesidades básicas, pero debe ser indicada para hacerlo.60 Se hace entender, pero no habla. Y aun parece preferir la soledad. Alfred, de igual forma que los anteriores, ha terminado en varios hospitales, igual que en el caso de Charles. Este luego de pasar por una escuela especial, termina hospitalizado desde la edad de 5 años y 10 meses. Un doctor reporta, en 1970, sobre su estado:

Este paciente es muy impredecible en su comportamiento. Tiene un pequeño vocabulario y pasa la mayor parte del tiempo cantando para sí mismo. Está bajo observación estrecha y está en la necesidad de hospitalización por tiempo indefinido.61

Los casos de John y Elaine tampoco difieren del resto. Luego del paso por una escuela especial, terminan en un hospital, sin haber cambiado en gran medida su comportamiento de niño. Herbet no difiere tampoco. Aunque no termina en un hospital, no tiene independencia para valerse por si mismo y termina bajo el cuidado de una pareja en una granja, luego de ser dejado allí por sus padres62. Allí parece haber desempeñado algunas tareas sencillas, pero su condición autista se mantiene. Cuando su madre lo visita, él parece no prestarle atención y seguir absorto en sus tareas. Termina finalmente en una institución bajo el cuidado de otras personas. La madre relata que Herbet se encontraba bajo "tratamiento psiquiátrico intensivo". Kanner hace notar que Herbet, tiene a un persona como su custodia legal, lo que remarca la cuestión de la falta de independencia de Herbet.

Se puede notar que la falta de ayuda adecuada hace del futuro de estos niños un ambiente de dependencia de otros, incluso para satisfacer sus necesidades básicas. El sostener que estos niños simplemente son diferentes y no necesitan ayuda parece, a la luz del destino de este grupo de 11 niños, no es la mejor visión sobre el autismo que se pueda tener. Los problemas relacionales que estos niños sufren les hace muy difícil su existencia y necesitan de ayuda para poder desarrollar habilidades básicas que le den una grado de independencia. Si no reciben la ayuda apropiada incluso en el mejor de los pronósticos su vida no llega a dejar de presentar los mismos problemas de su infancia. El articulo de Kanner de 1971 resulta una lectura recomendada para ver el futuro de los niños afectados por autismo, si no son ayudados adecuadamente. Hoy es mucho más amplio y mejor el conocimiento del autismo que en la época de Kanner. Hoy lo niños no tienen que terminar hospitalizados, o institucionalizados, o al cuidado de otros personas. Hoy su pronostico es mucho, mucho mejor que en 1943.

Resumen

En esta primera parte, me he centrado en dar una imagen del autismo con el objetivo de mostrar que el autismo y el muselmann son diferentes, y no sumamente semejantes, como pretenderá luego Bettelheim con su versión extrema de las madres neveras sostenida por el psicoanálisis aun hoy en día. Sin embargo, no he hecho una imagen completa de las conductas que el niño con autismo puede mostrar. Temo que pude dejar algunas cuestiones por afuera, e incluso centrarme en algunas no muy comunes, relevantes, o importantes para la temática del autismo. Mi objetivo fue plantear con claridad la diferencia con el muselmann, además de despejar algunos mitos.

Para una idea mucho más acabada del autismo recomiendo fuertemente la lectura del articulo de Kanner. Este da una imagen muy buena del autismo a través de las descripciones de las conductas de estos niños. Como he dicho antes, su lectura no requiere un conocimiento técnico previo. Es un excelente lugar para comenzar a conocer al autismo.

En la siguiente parte me centrare mucho más en las madres neveras y su relación con este articulo. Allí presentare mis argumentos para sostener que Kanner no es el principal autor de este concepto. También entrare en algunas cuestiones históricas que atañen al hecho de que se considere, erróneamente, al autismo como una forma de psicosis por parte de algunos profesionales.

Bibliografía principal

  • Kanner, Leo (1943) Autistic disturbances of affective contact - Nerv. Child 2:217-50, (1943)
  • Kanner, Leo (1971) Follow-up Study of Eleven Autistic Children Originally Reported in 1943 - Journal of Autism and Childhood Schizophrenia, 1, 2 , 119-145
  1. 1. Esto lo veremos en detalle en la próxima entrada de esta serie.
  2. 2. Aquí se puede ver una versión traducida del articulo. Debo hacer notar que no he revisado esa traducción, por lo que siempre me referiré a la versión original del texto. Las traducciones que ponga del texto serán hechas por mí y revisadas, obviamente, por mí. Además, como se hace costumbre en el blog, en pie de pagina estará el texto original de la cita traducida. La verdad es que no confío mucho en las traducciones que están en Internet.
  3. 3. Leo Kanner, Autistic disturbances of affective contact - Nerv. Child 2:217-50, [1943] - p.217

    Since 1938, there have come to our attention a number of children whose condition differs so markedly and uniquely from anything reported so far, that each case merits - and, I hope, will eventually receive - a detailed consideration of its fascinating peculiarities.

  4. 4. Ibid. p.242

    The outstanding, pathognomonic, fundamental disorder is the childrens inability to relate themselves in the ordinary way to people and situations from the beginning of life. Ibid. p.242

  5. 5. Ibid. p.250

    We must, then, assume that these children have come into the world with innate inability to form the usual, biologically provided affective contact with people, just as other children come into the world with innate physical or intellectual handcaps.

  6. 6. El termino usado por Kanner aquí es 'sameness' que podría traducirse como 'igualidad', pero esto no refleja con claridad lo que Kanner desea expresar. Más adelante detallare que significado le da a esa expresión.
  7. 7. Leo Kenner, Problems of Nosology and Psychodynamics of Early Infantile Autism [1948] - p.416

    Briefly, the characteristic features consist of a profound withdrawal from contact with people, an obsessive desire for the preservation of sameness, a skillful and even affectionate relation to objects, the retention of an intelligent and pensive physiognomy, and either mutism or the kind of language which does not seem intended to serve the purpose of interpersonal communication.

  8. 8. El Psicoanálisis toma solamente el lenguaje como principal, y como casi única área afectada. Subordina cualquier problema del autismo a un problema del lenguaje. Esto sucede especialmente con los lacanianos que hacen del lenguaje el elemento constitutivo del ser humano y parten desde allí cualquier planteamiento.
  9. 9. Kanner mostraba esto al decir que la afección social del autista es lo patognomónico del cuadro.
  10. 10. Kanner (1943) p.218

    It was observed at an early time that he was happiest when left alone, almost never cried to go with his mother, did not seem to notice his fathers home-comings, and was indifferent to visiting relatives. The father made a special point of mentioning that Donald even failed to pay the slightest attention to Santa Claus in full regalia.
    He seems to be self-satifised. He has no apparent affection when petted. He does not observe the fact that anyone comes or goes, and never seems glad to see father or mother or any playmate. He seems almost to draw into his shell and live within himself.

  11. 11. Ibid. p.223

    Until the last year, her mostly ignored other people. When we had guests, he just wouldn't pay any attention. He looked curiously at small children and then would go off all alone. He acted as if people weren't there at all, even with his grandparents. About a year ago, he began showing more interest in observing them, would even go up to them. But usually people are an interference. He'll push people away from him, If people come too close to him, He'll push them away. He doesn't want me to touch him or put my arm around him, but he'll come and touch me.

  12. 12. Ibid. p.246

    The childrens relation to people is altogether different. Every one of the children, upon entering the office, immediately went after blocks, toys, or other objects, without paying the least attention to the persons present. It would be wrong to say that they were not aware of the presence of persons.

  13. 13. Ibid. p.247

    The relation to the members of the household or to other children did not differ from that to the people at the office. Profound aloneness dominates all behavior. The father or mother or both may have been away for an hour or a month; at their homecoming, there is no indication that the child has been even aware of their absence.

  14. 14. Ibid. p.222

    Frederick W. was referred on May 27, 1942, at the age of 6 years, with the physicians complaint that "his adaptive behavior in a social setting is characterized by attacking as well as withdrawing behavior". His mother stated:
    The child has always been self-suficient. I could leave him alone and he'd entertain himself very happily, walking around, singing. I have never known him to cry in demanding attention. He was never interested in hide-and-seek, but he'd roll a ball back and forth, watch his father shave, hold the razor box and put the razor back in, put the lid on the soap box. He never was very good with cooperative play. He doesnt care to play with the ordinary things that other children play with, anything with wheels on.

  15. 15. Ibid. p.231

    January, 1940. Mostly she is quiet, as she has always worked and played alone.

  16. 16. Ibid. p.234

    He is called alone wolf. He prefers to play alone and avoids groups of children at play.

  17. 17. Ibid. p.236

    He never initiates conversation, and conversation is limited, extensive only as far as objects go.

  18. 18. Ibid.p.232

    The oldest, Dorothy, born in June, 1934, after thirty six hours of hard labor, seemed alert and responsive as an infant and said many words at 18 months, but toward the end of the second year she "did not show much progression in her play relationships or in contacts with other people". She wanted to be left alone, [...] and ignored persons completely except for her mother, to whom she clung in panic and general agitation. (Her father hated her ostensibly.)

    Sobre este odio hablaremos en la segunda parte de esta entrada cuando toquemos el tema de las madres neveras en relación con este articulo profundidad.

  19. 19. p.242

    Their parents referred to them as having always been "self-sufficient"; "like in a shell"; "happiest when left alone"; "acting as if people weren't there"; "perfectly oblivious to everything about him"; "giving the impression of silent wisdom"; "failing to develop the usual amount of social awareness"; "acting almost as if hypnotized".

  20. 20. Ibid. p. 225

    Case 3. Richard M. was referred to the Johns Hopkins Hospital on February 5, 1941, at 3 years,3 months of age, with the complaint of deafness because he did not talk and did not respond to questions.

  21. 21. Ibid. p.231

    According to his mother, he was always slow and quiet. For a time he was believed to be deaf because he did not register any change of expression when spoken to or when in the presence of other people [...]

  22. 22. Ibid. p.239

    Deafness was suspected but ruled out.

  23. 23. Ibid. p.244

    The fact that the children echo things heard does not signify that they "attend" when spoken to. It often takes numerous reiterations of a question or command before there is even so much as an echoed response. Not less than seven of the children were therefore considered as deaf or hard of hearing.

  24. 24. Ibid. p.242-243

    This universal experience is supplied by the frequency with which an infant is picked up by his mother and other persons. It is therefore highly signicant that almost all mothers of our patients recalled their astonishment at the childrens failure to assume at any time an anticipatory posture preparatory to being picked up. [...]
    The average infant learns during the first few months to adjust his body to the posture of the person who holds him. Our children were not able to do so for two or three years.We had an opportunity to observe 38-month-old Herbert in such a situation. His mother informed him in appropriate terms that she was going to lift him up, extending her arms in his direction. There was noresponse. She proceeded to take him up, and he allowed her to do so, remaining completely passive as if he were a sack of flour. It was the mother who had to do all the adjusting.

  25. 25. El resaltado es mío.
  26. 26. Ibid. p.242

    This is not, as in schizophrenic children or adults, a departure from an initially present relationship; it is not a withdrawal from formerly existing participation. There is from the start an extreme autistic aloneness that, whenever possible, disregards, ignores, shuts out anything that comes to the child from the outside.

  27. 27. Ibid. p.243

    Their excellent rote memory, coupled with the inability to use language in any other way, often led the parents to stuff them with more and more verses, zoologic and botanic names, titles and composers of victrola record pieces, and the like. Thus, from the start, language - which the children did not use for the purpose of communication - was deflected in a considerable measure to a self sufficient, semantically and conversationally valueless or grossly distorted memory exercise.

  28. 28. Ibid. p.243

    It is difficult to know for certain whether the stuffing as such has contributed essentially to the course of the psychopathologic condition. But it is also difficult to imagine that it did not cut deeply into the development of language as a tool for receiving and imparting meaningful messages.

  29. 29. Ibid. p.232

    She had diffilculties with her pronouns and would repeat 'you' and 'I' instead of using them for the proper persons.

  30. 30. Ibid. p.223

    He has great difficulty in learning the proper use of personal pronouns. When receiving a gift, he would say of himself: "You say 'Thank you'."

  31. 31. Ibid. p.219

    He used the personal pronouns for the persons he was quoting, even imitating the intonation. When he wanted his mother to pull his shoe off, he said: "Pull off your shoe". When he wanted a bath, he said: "Do you want a bath?"

  32. 32. Ibid. p.241

    She never uses the personal pronouns of the first and second persons correctly. She does not seem able to conceive the real meaning of these words.
    Her grammar is inflexible. She uses sentences just as she has heard them,_without adapting them grammatically to the situation of the moment. When she says, "Want me to draw a spider", she means, "I want you to draw a spider."

  33. 33. Ibid. p.222

    He used pronouns adequately and his sentences were grammatically correct. [...] Many of his replies were metaphorical or otherwise peculiar. When asked to subtract 4 from 10, he answered: "I'll draw a hexagon".

  34. 34. Ibid. p.238

    He was capable of forming elaborate and grammatically correct sentences, but he used the pronoun of the second person when referring to himself. He used language not as a means of communication but mainly as a repetition of things he had heard, without alteration of the personal pronoun.

  35. 35. Ibid. p.222

    He was still extremely autistic. His relation to people had developed only in so far as he addressed them when he needed or wanted to know something. He never looked at the person while talking and did not use communicative gestures. Even this type of contact ceased the moment he was told or given what he had asked for.

  36. 36. Ibid. p.221

    He talks very much more and asks a good many questions.

  37. 37. Ibid. p.244

    Personal pronouns are repeated just as heard, with no change to suit the altered situation. The child, once told by his mother, "Now I will give you your milk", expresses the desire for milk in exactly the same words. Consequently, he comes to speak of himself always as you, and of the person addressed as I. Not only the words, but even the intonation is retained. If the mothers original remark has been made in form of a question, it is reproduced with the grammatical form and the inflection of a question. The repetition "Are you ready for your dessert?" means that the child is ready for his dessert. There is a set, not-to-be changed phrase for every specific occasion. The pronominal fixation remains until about the sixth year of life, when the child gradually learns to speak of himself in the first person, and of the individual addressed in the second person. In the transitional period, he sometimes still reverts to the earlier form or at times refers to himself in the third person.

  38. 38. Ibidi. p243 - Resaltado del original

    When sentences are finally formed, they are for a long time mostly parrot-like repetitions of heard word combinations. They are sometimes echoed immediately, but they are just as often stored by the child and uttered at a later date. One may, if one wishes, speak of delayed echolalia.

  39. 39. Ibid. 245

    The child's behavior is governed by an anxiously obsessive desire for the maintenance of sameness that nobody but the child himself may disrupt on rare occasions. Changes of routine, of furniture arrangement, of a pattern, of the order in which everyday acts are carried out, can drive him to despair.

  40. 40. Ibid. p.238

    He noticed two dolls to which he had paid no attention before. He saw that one of them had no hat and became very much agitated, Wandering about the room to look for the hat. When the hat was retrieved from another room, he instantly lost all interest in the dolls.

  41. 41. Idem.

    He wanted to make sure of the sameness of the environment literally by keeping doors and windows closed. When his mother opened the door "to pierce through his obsession", he became violent in closing it again and nally, when again interfered with, burst helplessly into tears, utterly frustrated.

  42. 42. Ibid. p.247

    After many outbursts of frustration, he gradually and reluctantly learns to compromise when he finds no way out, obeys certain orders, complies in matters of daily routine, but always strictly insists on the observance of his rituals.

  43. 43. O sea el "sameness". El resaltado es mío.
  44. 44. Ibid. p.245

    A great part of the day was spent in demanding not only the sameness of the wording of a request but also the sameness of the sequence of events. Donald would not leave his bed after his nap until after he had said "Boo, say 'Dont, do you want to get down?' " and the mother had complied. But this was not all. The act was still not considered completed. Donald would continue, Now say "All right". Again the mother had to comply, or there was screaming until the performance was completed. All of this ritual was an indispensable part of the act of getting up after a nap. Every other activity had to be completed from beginning to end in the manner in which it had been started originally. It was impossible to return from a Walk without having covered the same ground as had been covered before.

  45. 45. Ibid. p.245

    When Johns parents got ready to move to a new home, the child was frantic when he saw the moving men roll up the rug in his room. He was acutely upset until the moment when, in the new home, he saw his furniture arranged in the same manner as before. He looked pleased, all anxiety was suddenly gone, and he went around affectionately patting each piece. Once blocks, beads, sticks have been put together in a certain way, they are always regrouped in exactly the same way; even though there was no definite design.

  46. 46. Idem.

    The children's memory was phenomenal in this respect. After the lapse of several days, a multitude of blocks could be rearranged in precisely the same unorganized pattern, with the same color of each block turned up, with each picture or letter on the upper surface of each block facing in the same direction as before.

  47. 47. Ibid. p.217

    Before he was 2 years old, he had an unusual memory for faces and names, knew the names of a great number of houses in his home town. "He was encouraged by third the family in and learning and Psalm twenty-third reciting questions short poems, answers and even the learned and the Presbyterian Catechism".

  48. 48. Ibid. p.226

    She spent much time emphasizing and illustrating her efforts to make Paul clever by teaching him to memorize poems and songs. At 3 years, he knew the words of not less than thirty-seven songs and various and sundry nursery rhymes.

  49. 49. Ibid. p.236

    He has a wonderful memory for words. Vocabulary is good, except for pronouns.

  50. 50. Ibid. p.243 - Ver el apartado sobre la comunicación en este mismo articulo
  51. 51. Una reciente serie televisiva exploto este estereotipo del autismo para su trama.
  52. 52. Ibid. p.236

    At about the same age, he began to spin toys and lids of bottles and jars by the hour. He had a lot of manual dexterity in ability to spin cylinders. He would watch it and get severely excited and jump up and down in ecstasy. Now he is interested in reflecting light from mirrors and catching raections. When he is interested in a thing, you cannot change it.

  53. 53. Ibid. p.226

    One puzzling and discouraging thing is the great difficulty one has in getting his attention.

  54. 54. Ibid. p.239

    She developed an early interest in pictures of animals. Though generally restless, she could for hours concentrate on looking at such pictures, "especially engravings".

  55. 55. Para más detalles sobre esto ver el articulo Stereotypes of autism de Douwe Draaisma.
  56. 56. Al respecto se puede ver el articulo de Neorudioversity en la Wikipedia que resume tal posición y su controversia.
  57. 57. Follow-up Study of Eleven Autistic Children Originally Reported in 1943 en Journal of Autism and Childhood Schizophrenia, (1971), 1, 2 , Ibid. p.112

    "I wish I knew what his inner feelings really are"

  58. 58. Ibid. p.125-126
  59. 59. Ibid. p 128

    She still shows a total absence of spontaneous sentence production; the same phrases are used over and over again with the same intonation. Her mind is fixed to the same subjects, which vary to some degree with the person she is communicating with. Besides all of this she is childish, impulsive, subject to temper outbursts with stamping her feet, crying loudly and upsetting other patients. Her memory is completely intact. She likes to hum some melodies monotonously; whenever she feels like it she bangs the piano with well-known songs.

  60. 60. Ibid. p.130

    "Ella puede cuidar de sus necesidades básicas, pero se tiene que indicárselo."
    "She can care for her basic needs, but has to be told to do so."

  61. 61. Ibid. p.136

    "This patient is very unpredictable in his behavior. He has a small vocabulary and spends most of the time singing to himself. He is under close observation and is in need of indefinite hospitalization."

  62. 62. Ibid. p.131

Opciones de visualización de comentarios

Seleccione la forma que prefiera para mostrar los comentarios y haga clic en «Guardar las opciones» para activar los cambios.

Hola!muy buen post, me hizo

Hola!

muy buen post, me hizo pensar muchas cosas. De paso, gracias por postear en otra oportunidad un artículo de Levin que no habia leido y me resulto interesante y de no ser por este blog no hubiera dado jamas con ese artículo.

"En la siguiente parte me centrare mucho más en las madres neveras y su relación con este articulo. Allí presentare mis argumentos para sostener que Kanner no es el principal autor de este concepto."

"En la próxima entrada nos dedicaremos a ver la relación de este articulo con la concepción de las madres neveras, debido a que se le adjudica, algo erróneamente, a Kanner, por este articulo la autoría de este problemática hipótesis."

"En esta primera parte, me he centrado en dar una imagen del autismo con el objetivo de mostrar que el autismo y el muselmann son diferentes, y no sumamente semejantes, como pretenderá luego Bettelheim con su versión extrema de las madres neveras sostenida por el psicoanálisis aun hoy en día."

En estas frases q recorté,en la última, me llama la atención el interes sobre escribir sobre Bethelheim y su obra (ya en varios post). Segun leo/creo tu interés se debe a que no es algo viejo sino que es algo actual.
Si es así, en vez de seguir analizando parrafos especificos de Bethelheim y sus planteos, ¿porqué no escribir sobre como esos planteos tienen vigencia en los planteos de autores actuales?
Sino parece q de lo q se trata es de un ensañamiento particular con Bethelheim y creo q para vos el probema va mas alla de este autor. De todos modos entiendo que el articulo es una revisión histórica de un concepto, y es valido el esfuerzo de lectura.

Con respecto a las dos primeras frases se dice sobre Kanner que se le adjudica erroneamente la autoria de esta hipotesis y tambien que "no es el principal autor de este concepto"
Como bien decis, los conceptos tienen autores, habria que rastrear quien fue el autor de este concepto si lo que se quiere es saber quien fue y así resolver la cuestion. Si se sostiene que se le adjudica erroneamente, hay un interes por defender o "limpiar" a kanner (q no me parece malo), pero tambien al decir q "no es el principal autor" eso denota una "complicidad" o "colaboracionismo". ¿Entonces para que "defenderlo" y no mas bien "juzgarlo"? ¿Porqué hacer una diferencia entre Kanner y Bethelheim sobre las "madres nevera" y no una similitud o ubicarlos como ejemplos paradigmaticos que llevaron al origen de un concepto? ¿ ¿hay malos que son mas malos que otros malos? con que exista la maldad basta ya para denunciarla, ¿para que marcar matices?

Saludos!

Correlación y no causa

muy buen post, me hizo pensar muchas cosas.

Gracias.

De paso, gracias por postear en otra oportunidad un artículo de Levin que no habia leido y me resulto interesante y de no ser por este blog no hubiera dado jamas con ese artículo.

Quiero aclarar que no lo escribí para resaltar el tratamiento que hace, si no para denunciar esta practicas.

En estas frases q recorté,en la última, me llama la atención el interés sobre escribir sobre Bethelheim y su obra (ya en varios post). Según leo/creo tu interés se debe a que no es algo viejo sino que es algo actual.

Es algo actual. No han sido abandonadas sus ideas. Por ejemplo hace un tiempo puse un link a un comentario en el foro que muestra que aun esta allí y que no son solo sensaciones mías.
http://www.psi-foros.com.ar/foro/viewtopic.php?t=10692
El link tiene problemas debido a problemas en el servidor del foro, según entiendo. dicen que lo van a arreglar pronto

Ya no es tan evidente el asunto como en los tiempos de Winnicot. Han aprendido a disimular y utilizar otros términos. Aun se enseña al estilo de Bettelheim, pero se escribe disimuladamente este acuerdo. Así existen dos discursos psicoanalíticos, uno esotérico, dado en los claustros de enseñanza, y uno exoterico, que se publica. Yo veo mucho el esotérico. Veo el que se imparte y forma a los psicoanalistas de hoy en día. Y eso trato de reflejar en este blog. No es agua pasada Y si has visto Le Mur veras que es actual y que también lo es Francia. Todo esto tiene la aprobación dela Facultad de Psicoanalisis. aun estas ideas se soportartan y se imparten a una nueva generación de psicoanalistas.

No. Las madres neveras aun están aquí. Aun hoy la Facultad de Psicoanálisis considera a la madres como las culpables de los problemas de sus hijos. ¿No he puesto ya en el primera parte de esta serie varios ejemplos, los cuales me impulsaron a crear esta serie de artículos?

Si es así, en vez de seguir analizando parrafos especificos de Bethelheim y sus planteos, ¿porqué no escribir sobre como esos planteos tienen vigencia en los planteos de autores actuales? Sino parece q de lo q se trata es de un ensañamiento particular con Bethelheim y creo q para vos el problema va mas allá de este autor.

Bettelheim en la culminación de una serie de autores que han moldeado el concepto de las madre neveras. Ya veremos algunos más. (Lacan incluido). Recién comienzo. Este articulo fue difícil, y aun esta en revisión, y me ha llevado tiempo hacerlo. Tuve que leer muchos artículos de Kanner para dar con su pensamiento. Ya lo expondré en el próximo articulo. Este fue para definir bien que es el autismo y estar de acuerdo con lector sobre que entendemos por autismo; y claro despejar algunos mitos.

De todos modos entiendo que el articulo es una revisión histórica de un concepto, y es valido el esfuerzo de lectura. Con respecto a las dos primeras frases se dice sobre Kanner que se le adjudica erroneamente la autoria de esta hipotesis y tambien que "no es el principal autor de este concepto" Como bien decis, los conceptos tienen autores, habría que rastrear quien fue el autor de este concepto si lo que se quiere es saber quien fue y así resolver la cuestion.

Próximas dos entradas. Pero como lo hago en la entrada introductoria, Frieda Fromm-Reichmann se lleva el galardón. De nuevo repito, esto lleva tiempo, dedicación e investigación. entre trabajo y locuras de la Facultad desgastantes de escuchar, no deja mucho tiempo para entradas bien detallas, pero lo prometí y quiero cumplir con el derrotero que propuse al principio.

Si se sostiene que se le adjudica erroneamente, hay un interes por defender o "limpiar" a kanner (q no me parece malo),

Se trata de aclarar confusiones. Como dije, muchos toman a Kanner como autoridad y desde esa autoridad pretende sostener las madres neveras. Kanner a investigado, y se supone que él ha dicho que los padres son las causa del autismo. Esto da a las madres neveras un estatus empírico y científico por sus propulsores. La verdad es que nace de la experiencia clínica de Freida From-Reichmann la idea.

pero tambien al decir q "no es el principal autor" eso denota una "complicidad" o "colaboracionismo".

Primero, tomemos "complicidad" y "colaboracionismo" metafóricamente. Segundo, es difícil que Kanner quede "limpio". Ha hecho demasiado énfasis en la actuación de los padres. Bien él no ha dicho que sean la causa, pero su mismo articulo de 1943, y algunos posteriores, no parecen ayudar mucho. Como dije, no tiene su origen aquí las madres neveras, pero si tiene su prehistoria.

Entonces para que "defenderlo" y no mas bien "juzgarlo"?

Me explique algo arriba. De nuevo, estoy tratando de evaluar ideas y no personas, pero en un tema como esta sin sustento empírico es difícil no pasar por lo autores. no hay investigaciones que avalen las madres neveras. Esto es lo que se pierde de vista con Kanner. el no ha planteado una investigación que avala esto, si no una exploración y delimitanmiento de un trastorno, y de las correlaciones que el ha visto y que otros deberían profundizar, para avalar o refutar lo que él veía.

¿Porqué hacer una diferencia entre Kanner y Bethelheim sobre las "madres nevera" y no una similitud o ubicarlos como ejemplos paradigmaticos que llevaron al origen de un concepto?

Te adelantas de nuevo. Aun no llegue a esta parte. Lo de Kanner fue el planteamiento de una correlación, entre la personalidad y actuación de los padres y el autismo de los hijos. El no ha planteado que lo padres esten antes del autismo, si no más bien que los padres pueden empeorar la condición de su hijo. Lo que parece plantear es que la actuación de los padres pude afectar la condición innata de sus hijos. Lo que el denunciaba era el tratamiento de ciertos padres sobres sus hijos, que podía empeorar la condición de sus hijos.

En el caso de Bettelheim fue directamente una causa. Es una diferencia fundamental. Su tratamiento se baso en sacar a los hijos del ámbito familiar e internarlos. Alguien llamo a esto "padre toctomia" o algo así. No se intenta reeducarlos, si no que ellos directamente eran la causa del autismo. No un factor que empeoraba la condición, si no la causa.

Kanner marco una correlación, Bettelheim una causa.

¿hay malos que son mas malos que otros malos? con que exista la maldad basta ya para denunciarla, ¿para que marcar matices?

Estas deformando lo que digo. No son malos. No pretendo que Bettelheim sea malo, o Kanner, si no que sus ideas son cuestionables en ciertos puntos. Las de Kann er son tempranas y poco investigadas, y se le puede criticar el fuerte énfasis puesto en los padres.

¿Por que marcar matices? Por que los hay. Aunque yo diría que son contrastes y diferencias marcadas. La historia y formación de Kanner es muy diferente a la Betteheilm. Se puede ver este contraste en la entrada donde hablo de los 'muselmann'. Se pude ver que la visión de Frankl es diferente a la de Betteheilm debido a sus historias, momentos históricos y formaciones académicas. Así con la visión de Kanner. Por ejemplo, veras que Kanner, aun admitiendo que soporte la idea de las madres neveras, nunca propuso sacar a los hijos de sus padres. O nunca propuso que eran la causas, o solo marco una correlación. (recuerda que su articulo era exploratorio y no pretendía marcar algo, si no llamar la atención sobre este síndrome peculiar, el cual consideraba innato. Bettelheim asumió un paralelismo entre el niño con autismo con los muselmann e hizo de sus madres seres fríos y calculadores que odiaban a su propio hijo. La única forma de curar a un niño con autismo, según Bruno, era sacando a los padres. Bettelhiem consideraba al autismo como producido, nunca como innato.

Hay muchas diferencias en su visiones y en sus ideas. Por eso escribo tanto, para llevar al lector interesarse y leer con mayor cuidado. Estos matices, como los llamas, son lo que dan la idea más cabal de las ideas. LA lectura atenta y sin temor al análisis te da una visión más clara y argumentada. Luego cuando el lector escuche hablar del tema tendra luego de leer mis entradas, quiero creer, una mejor idea y se sentirá más seguro para debatir.

"Quiero aclarar que no lo

"Quiero aclarar que no lo escribí para resaltar el tratamiento que hace, si no para denunciar esta practicas."

JAJA, NO HACE FALTA ACLARAR!!! por favor! ya se donde me metí!! taaaan boludo no soy, creo che...jaja

"Aun se enseña al estilo de Bettelheim, pero se escribe disimuladamente este acuerdo."

Ok, perdon por adelantarme, asi q esperaré el proximo post, la actualidad de los "bettelheimnianos", es lo que me interesa ver.

Saludos!

Aun más tendrás que esperar más ...

JAJA, NO HACE FALTA ACLARAR!!! por favor! ya se donde me metí!! taaaan boludo no soy, creo che...jaja

Es que muchas de tu criticas vienen por el lado de mis motivaciones o intenciones así que no se donde bien definir tu punto de vista sobre el psicoanálisis.
Es que también no sería raro, ya que alguien se puso a discutir conmigo el caso Dora y hacia preguntas desde el mismo estilo psicoanalista.

Ok, perdon por adelantarme, asi q esperaré el proximo post, la actualidad de los "bettelheimnianos", es lo que me interesa ver.

Y te adelantas mucho. No lo veras en esta serie más que en el principio, donde puse ejemplos de la actualidad del pensamiento de que la madre es la culpable de las enfermedades neurológicas del hijo que aparecen en la Facultad. La versión de Bettelheim es un extremismo que se ha puesto en practica y ha hecho daño. Hoy nadie se atreve a hacer cosas como las de Bettelheim, no por su desacuerdo si no por la condena social que tendría. Difícilmente lo veras en papel. Por ejemplificar, he encontrado solo dos casos donde explicita bien la terapia ejecutada para el autismo. El primero es de Levin, el segundo esta aun preparándose. (Aunque podrías con al documental Le Mur como el tercero)

Tengo un libro en mis manos. Lo compre para no tener que cursar la materia electiva que habla del autismo. Ya hable un poco de la creación de esta materia y su programa. Sus autores son los que dirigen la cátedra de autismo sobre el psicoanálisis. En sus pagina 27 y 28 hablan de esta culpabilizacion a los padres. Dicen que no se culpa a los padres, pero que el autismo es un problema nacido del incumplimiento de la función materna o paterna. Lacan en su escrito Cuestiones preliminares (del que hablare en su momento), despreciara la funciona paterna dejándolo completamente en función de la funciona materna. Incluso dirá que no importa que haya padre real o no. Todo dependerá de la forma en que la madre haga valer esa función. En otra palabras, el foco esta en la madre. Ahora bien ¿Que demonios es la función materna y como identificar o ver si se ha cumplido o no? ¿que específicamente deba hacer la madre? ¿Cual es el comportamiento o crianza correcta para que su hijo no tenga autismo? Estas casa nunca se dicen. El famoso mantra de la forclusión del significante que conduce a la psicosis nunca se explicita. Allí esta la ambigüedad que encubre a las madres neveras, y la hace difícil de ver. Algo que tampoco dirán, en esas mismas paginas, es como la función materna/paterna no es psiquica.

Como dije, mucho del discurso escrito esta solapado y oculto entre un montón de palabrerías e insinuaciones. Y muchas veces es lo que no hacen, más que lo que hacen. (En el caso sobre el que escribí, el psicoanalista no hace nada. Solo esta ahí al lado de la nena) Para ver su actualidad debes indagar a psicoanalistas y seguidores del diván sobre las causas del autismo. Cuando entran en confianza sueltan el rollo; así pasa con los profesores y los alumnos. De allí que tenga las experiencias que tengo. Pregunta a los estudiantes sobre el tipo de trastorno que es el autismo y que lo causa, y veras las madres neveras. Como en algún momento repetí, cada psicoanalista tiene su versión del psicoanálisis. Y así cada psicoanalista tiene su versión de las madres neveras, pero todas coinciden en ubicar a la madre como la causa del autismo.

De ahí otra curiosidad con Kanner, el siempre habla de los padres y nunca de la madre en solitario. Freida From-Reichmann habla directamente de las madres y las caracteriza como madres esquizofrezogenicas. Su nexo de unión es que para el psicoanálisis autismo y esquizofrenia son psicosis ambas. Y las psicosis, como lo sabe cualquier buen lacaniano, radica en el no cumplimiento de la función paterna vía la madre. (Cuestiones preliminares)

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Enter the characters shown in the image.
Distribuir contenido (RSS)