Por que psicología ≠ psicoanalisis
Cronicas de un hereje en la secta psicoanalitica
CJCblog

En realidad, sus intuiciones geniales se apoyaban la mayoría de las veces en un caso único, como iluminaciones, con las cuales yo, por ejemplo, quedaba maravillado y deslumbrado de sorpresa. "Es prodigioso que sepa esto." En este reconocimiento apreciativo, reconozco la duda oculta; es solo un deslumbramiento apreciativo pero no una convicción lógica, es decir, era solo adoración y no un juicio independiente el que me hacia seguirlo.

— Sandor Ferenczi hablando sobre Freud

Diario Clinico 4/8/1932

Reflexión en el fin de año

Hace calor, estoy cansado y algo deprimido. En este estado me pongo también reflexivo, quizás quejumbroso. Quizás es por que es fin de año. No importa pero aquí va una reflexión sobre el cambio que nunca llega.

Presente participativo reloaded

Acabo de terminar este cuatrimestre y acabo de terminar lo que espero sea la ultima cátedra de la carrera de Licenciado antes de dejarla de lado. Hablo de Educacional y me topo de nuevo con la peregrina idea de un presente vía email. Con tiempo y tranquilidad de haber terminado con este cátedra, vamos largo y tendido sobre este método de dar presente.

Un nuevo cambio de dirección

Tuve una epifanía. Quería hablar de ella para mi cumpleaños, pero no tenía mucha información y era una idea que recién aparecía en mi cabeza. En este tiempo me he dado de cuenta de algunas cosas, como por ejemplo que en solitario no lograre mucho en la Facultad. Aunque tampoco en grupo creo que se lograría algo. Dentro de las cátedras, esos pequeños feudos intelectuales, es todo política y la razón claro esta que no prima allí, obviamente ya que se da Psicoanálisis. La única forma es enseñar el por que el Psicoanálisis es una pseudo-ciencia, o lo que es lo mismo, por que no es una ciencia a los que ingresan a la Facultad. Así abandono la licenciatura y paso a profesorado para poder enseñar eso. No es tan simple mi decisión, hay algunas cosas más que me impulsan a intentar un cambio en mi carrera.

Sobre llovido mojado

A veces uno esta tan metido en otras cosa que no ve lo obvio, pero, afortunadamente, un compañero puso mi atención sobre el pecado de pereza que comenten unas cátedras en la Facultad. Y no hablo de solo cátedras psicoanalíticas , si no que hablo de Proyectivas y Psicometrías. Ambas cátedras que curse delegan en estudiantes inexperimentados tareas de importancia. Ya tenemos una pseudociencia rampante por toda la Facultad, y ahora debemos luchar contra la pereza de las cátedras de hacer un buen trabajo.

Psicometricas Mikulic: Una oportunidad desperdiciada

No solo de criticas al psicoanálisis vive el hombre. Voy a a dar mi opinión sobre lo que creo una oportunidad desperdiciada. Hace poco concluía que el trabajo de promoción de la psicología, y de cualquier ciencia,, es un trabajo doble. Por un lado la difusión de la psicología, y por el otro, donde yo me encuentro, es pelear contra las corrientes de pseudiociencias que pretenden competir con la ciencia erigiéndose como alternativas realmente serias. Pues en mi caso, me he puesto la tarea de desvelar y acercar a la gente los problemas y peligros que tiene el psicoanálisis. Pues bien, me encontraba cursando Psicometrías, y me ha parecido una desperdicio de una oportunidad de difundir verdadera ciencia psicológica.

Eppur si mouve ... de nuevo

Acabo de cerrar el año lectivo en la facultad con un examen final. Final obligatorio. ¡Final para todo el mundo! Lo acabo de pasar y sacarme una materia más de mis hombros, y según la profesora del examen, con lo mínimo necesario. Es raro. Lo mínimo y necesario para pasar es una nota de 4. Esto significa aprobado sin más. Es lo con lo justo. Pero me ha dado 6 de nota. Pero volvamos al ultimo examen escrito. Otra oportunidad de protestar. Esta vez tuve una pequeña respuesta. La vez anterior puse una entrada sobre esta protesta; y en ella entre en una pequeña discusión con un lector. Esta voy a corregir algo de mis dichos en aquella entrada. Vamos a ajustar un poco más las cosas. Pero antes voy a relatar lo de mi ultimo examen escrito.

Pequeño truco para parecer inteligente y asombroso

A medida que leo que va pasando el tiempo y las materias cursadas en la Facultad, uno se va dando cuenta de ciertos estilos y formas de hablar. Uno va, por así decirlo, recolectando y clasificando maneras de expresar y hasta de razonar. En este caso, me he dado cuenta de cierto 'truco' para maravillar y asombrar al que nos escucha, y que nos deja como poseedores de una intuición genial. En realidad, es una forma de razonar que aparece, con cierta regularidad, en los discursos intelectualmente pretenciosos, y que no es muy elaborada que digamos. En sí, no es más que un truco de prestidigitación;y de esa forma lo voy a llamar: truco. Es extremadamente fácil realizarlo, solo hay que poner la causa en el lugar del efecto, y listo. Solo hay que hacer notar a nuestro interlocutor esta confundiendo la causa con el efecto y el efecto con la causa, y lograremos pasar por grandes observadores de las cosas importantes, que el resto obvia o pasa de largo.

Lacan ¿tu madre como anda?

Trabajando sobre un texto de Lacan, me pregunte ¿como andará la madre de este? :-P Sigo, en la trastienda del blog, tratando de prepara algunos textos sobre Lacan. Es increíble la densidad de cosas inútiles por párrafo y las derivaciones que me encuentro al tratar de traducir los textos del lacaniano al español. Las entradas a preparar se multiplican. Lacan se asemeja a la Hidra. Donde uno corta una parte de sus textos para analizarlos, de repente se encuentra trabajando en dos más. Y el resultado siempre es el mismo. Textos que hablan de verdades evidentes para todos pero puestas en términos complejos y oscuros solo para parecer más de lo que son; y que son tratadas de una forma superficial. Pareciera que se requieren seminarios para desmontar los textos lacanianaos. Ahora también me acuerdo. Lacan tenía abuela también ¿no? ¿Como andará la abuela de este gran P... mmm ... Psicoanalista? :-P

Lacan una molestia sin recompensa

Mucho trabajo y poca es la recompensa. Estoy tratando de ponerme a analizar a Lacan. Tengo varios cuestionamientos para con la teoría lacaniana. Estoy trabajándolos, pero el esfuerzo del trabajo y lo que obtengo a cambio es muy poco. Me refiero que, por ejemplo, para analizar un párrafo, me lleva quizás un párrafo por cada oración que hace. Debo analizarla, contextualizarla y comprender lo que dice. Pero cuando logro todo eso lo que me queda es una idea sencilla y sin mucho valor que digamos. Son ideas simples cotidianas, solo que puestas con un nuevo nombre, explicadas con conceptos extraños; y en unas pocas palabras se lograría con mucha mayor efectividad. Pero claro, pocas palabras y claras no suena a tema profundo. No suena como una revelación. Sus verdades no resultan ser más que verdades comunes que cualquiera puede elaborar con un poco de estudio. No pasa de eso. Y eso cuando se puede sacar algo de cierto interés de su palabrería rimbombante. Me siento como excavando toda una montaña para obtener, no una pepita de oro, sino solo un cristal brillante. Pero seguiré analizando los textos de Lacan aunque solo obtenga espejitos de colores en el análisis de Lacan. Cuando menos, así, otros no serán engañados por sus espejitos de colores.

Eppur si mouve

Ya he dado el examen que venía preparando, pero esto no es lo interesante. He cometido, al darlo, un pequeño acto de protesta ... intelectual. Ya venia pensando la forma más diplomática de mostrar mi desacuerdo por los temas que se imparten en la Facultad de Psicoanálisis y hacerlo explicito. Escuche, hace tiempo, decir a una profesora que los exámenes son documentos universitarios. O sea que lo que nosotros, como estudiantes, entregamos a los profesores en los exámenes son documentos salidos de nuestro propio puño y letra. Si uno esta en desacuerdo con lo que se enseña se ve llevado a escribir un documento de propio puño y letra avalando eso con lo que que uno en desacuerdo. Situación algo problemática éticamente hablando. Alguna forma de resolver esta situación debe haber. Pues pensando en este asunto vino a mi mente el caso del gran Galileo.

Distribuir contenido (RSS)