Educando al divanista sobre sus mitos y creencias
Cronicas de un hereje en la secta psicoanalitica
CJCblog

La honestidad intelectual no consiste en intentar atrincherar o establecer la posición propia probándola (o «haciéndola probable»); más bien la honestidad intelectual consiste en especificar con precisión las condiciones en que estaríamos dispuestos a abandonar nuestra posición. Los marxistas y freudianos comprometidos rehusan especificar tales condiciones: tal es la señal de su deshonestidad intelectual.

— Imre Lakatos

'La metodología de los programas de investigación científica' - Alianza Editorial - p.18

Pequeño truco para parecer inteligente y asombroso

A medida que leo que va pasando el tiempo y las materias cursadas en la Facultad, uno se va dando cuenta de ciertos estilos y formas de hablar. Uno va, por así decirlo, recolectando y clasificando maneras de expresar y hasta de razonar. En este caso, me he dado cuenta de cierto 'truco' para maravillar y asombrar al que nos escucha, y que nos deja como poseedores de una intuición genial. En realidad, es una forma de razonar que aparece, con cierta regularidad, en los discursos intelectualmente pretenciosos, y que no es muy elaborada que digamos. En sí, no es más que un truco de prestidigitación;y de esa forma lo voy a llamar: truco. Es extremadamente fácil realizarlo, solo hay que poner la causa en el lugar del efecto, y listo. Solo hay que hacer notar a nuestro interlocutor esta confundiendo la causa con el efecto y el efecto con la causa, y lograremos pasar por grandes observadores de las cosas importantes, que el resto obvia o pasa de largo.

El truco es extremadamente simple. Va algo así como poner la causa como efecto y el efecto como causa. Poner lo que es secundario en la oración como primario y lo primario como secundario. No A es para B, si no B para A. Tan simple como eso. ¿Ejemplo? Uno bien conocido es el clásico "No es el fumador el que fuma el cigarrillo, si no el cigarrillo el que fuma al fumador". Simple, elegante y uno queda como todo un poseedor de una gran intuición, y uno usa para indicar lo que otros obvian. Dando vuelta los términos, uno muestra una verdad oculta de forma extremadamente sencilla. Como si nuestro interlocutor no ha podido percibir lo que tiene directamente enfrente, y nosotros le descorriéramos un velo para mostrarle lo que nos es por demás evidente. Como si la verdad estuviera detrás de un biombo y lo hiciéramos caer de un solo golpe exponiendo la verdad agazapada detrás1.

El zapping televisivo nos lleva a películas extrañas a veces. Hace mucho, pero mucho tiempo, me encontraba haciendo zapping y recuerdo haber caído en una película argentina. Según lo que estuve investigando, la película en cuestión creo que era Heroína de 1972, con el protagonico de Graciela Borges. Su trama contiene un escenario para que intervengan los psicoanalistas2. Lo poco que vi de la película mostraba una paciente sometida a terapia, y a un psicoanalista en un congreso hablando de su caso. En el discurso del psicoanalista pude sentir por primera vez el truco. Al parecer, la protagonista había lanzado literalmente un grito en algún momento y en alguna parte. Claro esta, que de forma inconveniente e inoportuna. El psicoanalista explicaba que este grito era un síntoma de la paciente. Inmediatamente después de dicho esto, el psicoanalista preguntaba: su síntoma fue un grito, ¿pero acaso no todo síntoma es un grito?. El psicoanalista había invertido los términos. Había transformado lo individual a lo general. Había logrado invertir los términos y develar al congreso una verdad obvia que el congreso parecía habar olvidado. Algo no me cerraba de lo que había dicho el psicoanalista. La sospecha quedo en el aire, y la escena quedo guardada en mi mente para una muy posterior revisión3

La segunda vez que me tope con el truco fue durante mi corta estadía en la Facultad de Filosofía. Como todos recomiendan allí dentro, tome como primer curso Historia de la Filosofía Antigua y Lógica. Historia Antigua es casi de sentido común tomarla, ya que existen dos materias más: Historia Medieval y Contemporánea. Como toda materias en todas la Facultades, siempre empiezan por la pregunta ¿De que trata esta materia? Y en mí caso, ¿que es Historia de la Filosofía? Claro que en otras Facultades la respuestas a estas preguntas son cortas, pero en la Facultad de Filosofía agrada preguntar y repreguntar, por lo que las respuestas serán largas y algo difusas. Para responder a esa pregunta llegue a otra, la cual es un ejemplo del truco. Aun no había ni siquiera en ritmo entendido bien de que venía la Filosofía antigua cuando una articulo hace esta pregunta: ¿Hacer historia de la Filosofía no es hacer filosofar sobre la Historia?Una nota sobre esto. Imagínese usted entrando a la Facultad de Filosofía queriendo saber algo de filosofía, de la cual sabe nada y poco. Imagínese a usted que se la ha pasado buscando un libro de Socrates sin éxito, y termina ofendido por que le quieren vender libros de un muchacho llamado Platón; y de entrada se encuentra que tiene que estudiar y pensar sobre esa pregunta ¿Con que elementos puede tener un juicio alguno sobre esta pregunta? Volviendo al truco, van dos ejemplos y vamos por el tercero.

La tercer vez que escuche este truco fue también en la Facultad de Filosofía, pero la culpa es compartida. Alguno recordara un cartel del que hable sobre un curso en la Facultad de Psicoanálisis que se publicitaba en la Facultad de Filosofía. Un curso donde marxismo y freudismo se unían, supongo que para batallar al malvado capitalismo y hacer un mundo lleno de revolucionarios divanes marxistas. Prestando más atención al cartel, me tope con el tercer ejemplo de este truco. Si se hace click en la imagen de costado se accede a una imagen mayor, allí podrán ver en la linea 13, en el resumen de los temas que tocaron en ese curso, la frase que conforma el tercer ejemplo: La teoría no es la pasión del cerebro, si no el cerebro de la pasión.

Como verán, esta forma de razonar es algo fácil de encontrar, pero no me había percatado de su uso si no hasta mucho después de escucharla por primera vez. No necesariamente siempre este estilo de frase o razonamiento este mal por tener la estructura que tiene, pero dudo que en estos casos demostrar que no solo es palabrería rimbombante sea tarea fácil. Discutir sobre la corrección o la verdad de estas frases nos dejara en una situación de interpretación contra interpretación, de opinión contra opinión, de palabra contra palabra, de visión contra visión. Pero por lo menos, esta entrada pondrá a alguien en alerta, para que en el momento de aparecer, este alguien repregunte y pida justificaciones de la frase, y no la deje pasar como cierta por solo parecer intuitivamente cierta. Si me vuelvo a encontrar con alguna nueva frase de similar estructura, de seguro actualizare esta entrada.

  1. 1. Tengo un biombo en casa y desde que lo compre siempre quise usarlo como metáfora de algo. Me hice el día. :-)
  2. 2. En este punto alguien puede empezar a pensar que cometo algún sesgo. Podrá decir que solo veo psicoanalistas y que pareciera que los culpo de los males del mundo. Esta acusación creo que seria valida si yo no me encontrara en la Argentina, país donde el psicoanálisis se ha adueño de casi todos los aspectos de la psicología y donde es prácticamente una moda el psicoanalizarse semanalmente, aun sin tener problema alguno. Ejemplos como los que expongo esto se encontraran en muchos ámbitos de la cultura argentina, la cual también esta embebida por el psicoanálisis. Si tuviera ejemplos similares pero de otros ámbitos donde el psicoanálisis no alcance, los pondría gustoso, pero solo tengo de psicoanálisis y algo de la facultad de Filosofía. También notaran que son los ámbitos que más frecuento. Estoy atento a que puedo cometer este sesgo, pero como no salgo del ambiente psicoanalítico es difícil que esto sea uno. Lo sería si generalizara justamente que los males de los psicoanalistas fueran los males del mundo.
  3. 3. O sea esta entrada.

Opciones de visualización de comentarios

Seleccione la forma que prefiera para mostrar los comentarios y haga clic en «Guardar las opciones» para activar los cambios.

¿Sobre causas y efectos?

Muy bien pequeño detective. Seguis el rastro que los grandes embaucadores de la humanidad van dejando luego de sus crimenes y adulteraciones de la realidad.

Pero lo que estas marcando no es tomar la causa por el efecto ni su reverso. Esa critica de Wittgenstein deberia funcionar en otras ideas y maniobras freudianas, pero no aqui. En realidad, solamente la magia sera condenada en el momento en que el prestigio de los magos sea una amenaza. Hasta que eso no ocurra, seguira siendo divertido aprender mediante algun mazo de cartas el siguiente truco. Podras entretener a tus amigos incluso.

Por esto mismo, esta entrada tuya solo cobra relevancia si desnudas mas bien la intencion primordial que la estrategia secundaria esconde. En este caso, aclarando que es necesario dejar maravillado al lector. Hacerle saber que la perspicacia intelectual de quien le habla sera siempre superior. Esa es la clave y la verdadera trampa. La forma de llegar a ese objetivo puede variar. Un mago tiene varios trucos y jamas repite el mismo ante el mismo publico. Debes saber eso. Podras contarle a la audiencia el secreto de cada truco, uno por uno incluso, pero la magia va a seguir funcionando si no atacas la intencion que sostiene al show entero.

¿Que dejo entrever con este mensaje? Que podria yo tomar a la misma maniobra linguistica e imprimirle un objetivo diferente. Llevarla por diferentes lugares y obtener de ella beneficios potencialmente superiores a los que vos denunciaste. Las estrategias solamente constituyen un medio o un atajo. La intención que las comanda puede variar tambien. Y si aquella cambia, todo lo hace por su impronta nueva.

Dicho esto, te recomiendo o pregunto al mismo tiempo si no has leido "La historia de la filosofia" del muchachito Hegel. Porque alli aborda el problema de la historia de la filosofia y la filosofia de la historia de una forma que no se podria reducir a un niño aburrido que juega meramente invirtiendo los terminos. Despliega el problema de una forma mas decente y entera.

Hola


Muy bien pequeño detective. Seguis el rastro que los grandes embaucadores de la humanidad van dejando luego de sus crimenes y adulteraciones de la realidad.

Pero Dodó, ¿cuantas veces te lo he dicho? ¡En frances!, ¡En frances! :-D

Esa critica de Wittgenstein debería funcionar en otras ideas y maniobras freudianas, pero no aquí.

Sobre la inversión de causa y efecto, lo había leído desde Nietzche. ¿Wittgenstein habla de lo mismo?

Por esto mismo, esta entrada tuya solo cobra relevancia si desnudas mas bien la intencion primordial que la estrategia secundaria esconde. En este caso, aclarando que es necesario dejar maravillado al lector. Hacerle saber que la perspicacia intelectual de quien le habla sera siempre superior.

¿No quedo claro cuando digo ... ?
"... y lograremos pasar por grandes observadores de las cosas importantes"

"Como si nuestro interlocutor no ha podido percibir lo que tiene directamente enfrente, y nosotros le descorriéramos un velo para mostrarle lo que nos es por demás evidente. Como si la verdad estuviera detrás de un biombo y lo hiciéramos caer de un solo golpe exponiendo la verdad agazapada detrás"

"... pero dudo que en estos casos demostrar que no *solo es palabrería rimbombante* sea tarea fácil ..."

Un mago tiene varios trucos y jamas repite el mismo ante el mismo publico. Debes saber eso.

Que tiene varios trucos lo se, pero que no los repiten frente al mismo publico no estoy tan seguro. Los magos psicoanaliticos repiten y repiten los mismo trucos una y otra vez. Creo que se le llama adoctrinamiento en algunas partes ...

Podras contarle a la audiencia el secreto de cada truco, uno por uno incluso, pero la magia va a seguir funcionando si no atacas la intencion que sostiene al show entero.

El objetivo del post no es desmontar todo el show. Es poner en alerta que hay magos. Desmontar todo el show va a requerir más que un blog y más que una sola persona. Pero por algún lado se debe empezar. Esta entrada es un grano de arena nada más. Es algo que vi. Recorda que es un blog, o sea una bitacora personal, y esto es parte de mi experiencia dentro de la Facultad de Psicoanálisis.

Mi objetivo es que los que escuchan, le pongan mucho más atención a los trucos del mago, que intenten ellos desmontarlos. Hay muchos trucos diferentes, pero prácticamente todos tiene una forma particular de armarse, me refiero que los magos usan forma de razonar particulares que se repiten bajo la forma de diferentes trucos. Si llegamos a detectar estas formas de razonar, y despertamos en el espectador esa capacidad, lograremos que los magos sean menos efectivos. ¿Que la gente si se desilusiona con un mago y ira a buscar otro que lo ilusione? Si, de seguro lo harán. Pero este mago y esta magia en particular ya no tendrán efecto. Luego nosotros seguiremos con otros magos y otros trucos ...

Dicho esto, te recomiendo o pregunto al mismo tiempo si no has leido "La historia de la filosofia" del muchachito Hegel. Porque alli aborda el problema de la historia de la filosofia y la filosofia de la historia de una forma que no se podria reducir a un niño aburrido que juega meramente invirtiendo los terminos. Despliega el problema de una forma mas decente y entera.

El que tengo algo leído, pero hace muchísimo, es "Introducción a la Historia de la Filosofía" y creo que no lo termine. ¿Es el mismo? Si tenes alguna parte donde pueda dirigir la atención, por favor decime donde. En serio. Como expuse, la solución a este truco es preguntar al interlocutor si sabe de lo que habla. Y seguramente Hegel sabrá de lo que habla, pero los psicoanalistas lo creo difícil si no es Lacan que se lo haya leído antes para ellos.

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Enter the characters shown in the image.
Distribuir contenido (RSS)