Yo reflexiono

Lacan una molestia sin recompensa

Mucho trabajo y poca es la recompensa. Estoy tratando de ponerme a analizar a Lacan. Tengo varios cuestionamientos para con la teoría lacaniana. Estoy trabajándolos, pero el esfuerzo del trabajo y lo que obtengo a cambio es muy poco. Me refiero que, por ejemplo, para analizar un párrafo, me lleva quizás un párrafo por cada oración que hace. Debo analizarla, contextualizarla y comprender lo que dice. Pero cuando logro todo eso lo que me queda es una idea sencilla y sin mucho valor que digamos.

Eppur si mouve

Ya he dado el examen que venía preparando, pero esto no es lo interesante. He cometido, al darlo, un pequeño acto de protesta ... intelectual. Ya venia pensando la forma más diplomática de mostrar mi desacuerdo por los temas que se imparten en la Facultad de Psicoanálisis y hacerlo explicito. Escuche, hace tiempo, decir a una profesora que los exámenes son documentos universitarios. O sea que lo que nosotros, como estudiantes, entregamos a los profesores en los exámenes son documentos salidos de nuestro propio puño y letra. Si uno esta en desacuerdo con lo que se enseña se ve llevado a escribir un documento de propio puño y letra avalando eso con lo que que uno en desacuerdo. Situación algo problemática éticamente hablando. Alguna forma de resolver esta situación debe haber. Pues pensando en este asunto vino a mi mente el caso del gran Galileo.

Just Shoot me!

¡Que me den un tiro! Es más humanitario. Tarde o temprano Lacan aparecería en mis estudios. Por más esfuerzo que hice para esquivarlo, el maldito se cruza en mi camino. Son intragables sus textos. Son palabras que le van surgiendo en la cabeza, sin un orden preestablecido. Bah! Improvisa al vuelo. Y sus seguidores exprimen sus cerebros para encontrarle un sentido más allá del que tienen: la mera palabrería. Un pequeño ejemplo con el que me tope.

¡Hermanos escuchad!

Quizás la primera vez que me tope con la de que el psicoanálisis es una secta, cuando menos dentro de la Facultad, es cuando un profesor dijo "Aquí es fácil hacer religión." a partir de que una amiga le había dicho que no había escuchado bien las enseñanzas de Lacan. Hace poco recibo un email, sobre un pequeño curso. Si esto no huele a discurso religioso ...

Cualquiera puede psicoanalizar

Una de las ideas que este blog defiende es que cualquiera con un mínimo de conocimientos de psicoanálisis, y no necesariamente impartidos por alguna institución, puede psicoanalizar, y hasta inclusive puede pasar como un psicoanalista, sin que el fraude sea notado. Aunque nunca haya estudiado algo de psicoanálisis, y lo único que haga sea hablar como un psicoanalista, el engaño lo puede mantener. Todo depende de como se habla. Ahora, cualquiera con un mínimo bagaje de psicoanálisis se siente impulsado y seguro al interpretar psicoanaliticamente lo que se mueva frente a sus ojos, y no sentirá duda al hacerlo. De aquí que muchos con algo de conocimiento del psicoanálisis se dediquen a lanzar, sin titubear, interpretaciones a diestra y siniestra, y hasta recomienden hacer terapia. Bien, anoche puede ver por televisión un ejemplo de todo esto. A este psicoanálisis Freud lo llamaba salvaje. En algunas traducciones aparece como silvestre, pero en este caso creo que le cabe mucho más lo de salvaje. Psicoanálisis muy salvaje ... y encima televisado.

WTF!: Pièce de résistance del freudomarxismo. (Con reflexión)

Esto es viejo. ¡Lo se!. Pero es demasiado bueno para que muera. Pensaba ir a este curso, pero al final no fuí. Creo que mi salud mental esta antes. Vayamos con este magnífico espécimen del surrealismo freudo-marxista. Todo el que haya pasado por una facultad, y en especial una de sociales, sabrá el gusto que tienen los centros de estudiantes con todo lo revolucionario que no tenga nada que ver con el capitalismo. ¿Quiere divertirse un rato? Diga que el capitalismo es lo mejor y tendrá horas y horas de diversión viendo como los miembros de los centros de estudiantes se ponen de diferentes colores y echan espuma por la boca ... literalmente. Así que cuando alguien aparece con el psicoanálisis en una mano y en la otra el marxismo, la fascinación de los centros de estudiantes es suprema y quedan ta fascinados que ni Mesmer mismo podría lograrlo. Y si lo que ofrecen aparece bajo una mascara de ser gratuito, los centros de estudiantes apagan su sentido critico y dejan hacer. Así un centro de estudiantes termino accediendo y hasta pratrocinando un curso de los más extraño y bizarro. Entren y vean, este engendro circense de lo más bizarro, digno de un Freak Show posmodernista. Vean esta Pièce de résistance del freudo-marxismo en todo su esplendor.

Bunge comentado

Me ha llegado un escrito de Mario Bunge en el que habla de las condiciones de la psicología en la Argentina. Este texto apareció dando vueltas por ciertos canales con la sospecha de que iba a ser publicado en un diario. Hay una respuesta de Asociaciones de Psicólogos contra los dicho de Bunge, pero no me es claro el contexto de los dichos de Bunge y la respuesta a los mismos. No se si son respuesta a este textos o a comentarios vertidos en diarios, así que he decidido pasar por alto el asunto. Pero este texto muestra un sentir con el que me identifico. Aún así, no estoy del todo de acuerdo con Bunge. El algunos aspectos generaliza con demasiada facilidad, y hasta parece ignorar el avance de la psicología científica en el país. Pero estas cuestiones las dejo para el final en donde comentare algunos aspectos del texto. Este se denomina "Nace la psicología en Argentina" y es el siguiente :

El Duplicador de Materia

El genero de ciencia ficción ha podido, debido a su propia definición, tratar temas con mucha anticipación. Este genero ha permitido a escritores afrontar temas futuros, y en general no muy lejanos, a los cuales tarde o temprano nos enfrentamos. Y justamente eso es lo lo que más me agrada del genero. Nos adelanta, no solo un vistazo del futuro, si no de los dilema éticos que enfrentaremos. El Duplicador de Materia de Ralph williams es un cuento que de cierta forma se adelanto a un planteo reciente y aún en boga en internet. En resumidas cuentas, trata de un director de una tienda departamental, que trata de mantenerla a flote frente a un artilugio que puede trastornar la economía, no solo de su negocio si no del mundo. El duplicador de materia permite a cualquiera duplicar cualquier cosa, sin costo alguno. La analogía es obvia con el asunto de la piratería y el copyright instalado en Internet. Hoy dejo, por un momento, de lado la psicología para hacer algunas observaciones sobre este cuento.

"¿Eh?" por minuto.

Muchas veces, durante mi estadía en la Facultad de Psicoanálisis, me he topado con gente que me pregunto "¿Que haces acá si no te gusta el psicoanálisis?". Estas personas creen que la psicología es asunto de creencias o gustos. "A mi me gusta tal o cual autor" es una frase fácil de escuchar allí dentro. La psicología, como toda ciencia, no es cuestión de gustos. Es como si no me gustara caer del techo, por lo que no creo en la gravedad. Si uno entiende esta cuestión, entonces aparece una pregunta que uno debe hacerse a si mismo. Si uno sabe que lo que se enseña son pura insensateces, pero se quiero alcanzar un titulo, ¿entonces como hacer que uno mismo se interese en cruzar el barro psicoanalítico para alcanzar el titulo simbólico de Licenciado en Psicología? Simbólico el titulo, ya que la única manera de alcanzarlo es atravesar el barro psicoanalítico, intentando salir lo menos sucio posible del lodazal de la Facultad de Psicoanálisis. Quizás deba contarles de mi paso por una materia 100% psicoanalítica y de una pequeña estrategia que se me ocurrió para prestar atención a la parafernalia mística y sin sentido de las clases de psicoanálisis. Hablaremos de profesores, latiguillos y mediciones y gente aburrida por el psicoanálisis.

Otra vez las perversiones

Perversión esto, perversión aquello. Si los piensas siquiera, pervertido reprimido o algo así. Revisando las búsquedas más significativas por la cuales encontraron este sitio, veo ¿como tratar las perversiones?, y viendo la búsqueda en sí me encuentro con un articulo, salido en Clarín hace poco, que voy a comentar. Creo que el publico, en general, le da bastante importancia, posiblemente por temor o inquietud, a este termino y de ahí la atención que le prestan a los psicoanalistas. Pero ambos tiene diferentes miradas sobre un mismo tema. Intentare limpiar el barro psicoanalítico de la cancha y aclarar algunos puntos sobre esto.

Páginas