Por un mundo sin guerras y sin psicoanálisis
Cronicas de un hereje en la secta psicoanalitica
CJCblog

El psicoanálisis es aquella enfermedad mental consistente en creer que ella es su terapéutica.

— Karl Kraus

Sobre llovido mojado

A veces uno esta tan metido en otras cosa que no ve lo obvio, pero, afortunadamente, un compañero puso mi atención sobre el pecado de pereza que comenten unas cátedras en la Facultad. Y no hablo de solo cátedras psicoanalíticas , si no que hablo de Proyectivas y Psicometrías. Ambas cátedras que curse delegan en estudiantes inexperimentados tareas de importancia. Ya tenemos una pseudociencia rampante por toda la Facultad, y ahora debemos luchar contra la pereza de las cátedras de hacer un buen trabajo.

Sobre los datos recolectados y su uso

Para que se entienda esto debo hablar de algunas cosas técnicas detrás de los tests psicológicos. Los tests pasan por un proceso de validación después del cual el test es confirmado que mide lo que debe medir. Mejor dicho, discrimina entre dos poblaciones diferentes. Tomemos por ejemplo el Inventario de Depresión de Back. Este es una serie de preguntas autoadministables que nos da una idea de el nivel de depresión de la persona. Para ser más específicos, es una herramienta que nos permite de manera rápida y confiable a través de una serie de preguntas sencillas, traducidas a un puntaje, diferenciar entre personas que sufren depresión de las que no.

Para poder hacer esta discriminación se aplica el cuestionario a personas de las cuales sabemos que no sufren depresión (grupo de control) y comparamos sus respuestas contra personas que si sabemos que sufren depresión. Esto nos muestra las diferencias en las respuestas entre ambos grupos y nos muestra, a través del grupo de control, las respuestas que podemos esperar. En el caso de este inventario los puntajes nos dicen en que rango se encuentran las personas con depresión y en que rango de puntajes se ubican las personas sin depresión. Estos rangos son obtenidos luego de entrevistar infinidad de personas. Pero aquí se presenta un problema.

Las culturas son diferentes en tiempo y espacio. Cambian. Lo que aquí puede ser aceptable en otra cultura puede no serlo. Incluso en una misma sociedad algo aceptado sin problemas puede que no haya sido aceptado en ella misma en tiempos anteriores. Hasta lo inverso. Algo aceptado antiguamente puede no ser lo hoy. Así que se requiere un constante ajuste de los tests psicológicos en el tiempo. También algunos tests importados de otras sociedades deben ser reajustados para la sociedad que los adopta. Tomando el ejemplo del Inventario de Beck, este es reajustado cada tanto tiempo luego de ser adaptado a nuestra sociedad y cultura. Los datos de estos ajustes continuos son publicados bajo el nombre de baremos. Aquí, en la construcción de estos baremos, es donde entran las cátedras de la Facultad.

¿El estudiante entrevistador esta capacitado?

Las cátedras de la Facultad son cátedras investigativas. Están obligadas a llevar a cabo investigaciones y/o proyectos. Las cátedras de Técnicas Psicométricas y Proyectivas realizan tareas relacionadas a los test psicológicos. La construcción de ciertos baremos pasa ser una de esas tareas. Cuando curse Psicométricas se pidió como requisito, puesto por la cátedra, para aprobar la materia, para realizar un cuestionario de personalidad a un adolescente. En este caso, la catédra buscaba adaptar y ajustar a nuestro país un Test español de Personalidad para Adolescentes.

Era un cuestionario autoadministrable con alrededor de unas cienc preguntas con una serie de opciones para medir la frecuencia de ciertas conductas, del tipo "Nunca, Poco, Mucho, Siempre". Se nos pidió que apliquemos el test a una joven y a un joven adolescente. La idea de esto es encontrar un grupo de control para obtener las respuestas esperables de los adolescentes argentinos. De esta forma, teniendo estas respuestas se puede detectar a adolescentes con problemas en su personalidad. Me parecía odioso esto, pero no lo cuestione en su momento. Lo hice y me saque de encima la tarea. Ahora cursando Proyectivas veo que se me pide hacer lo mismo con un test Proyectivo, claro esta. Varios problemas surgen de esto, y en especial con los tests proyectivos.

Los estudiantes son una fuente considerables de errores en la administración de estos tests. Es por demás obvio que la categoría de estudiante habla de una falta de experiencia, de conocimientos y de capacitación en el terreno de la entrevista, entre otras. No tiene ni siquiera una materia que pueda dar un conocimiento y una idea de como entrevistar para no filtrar sus propios prejuicios e influenciar en las respuestas de los tests. A veces surge que un item, o varios, puede ser confuso para el entrevistado, por lo que el entrevistador ayuda a comprender al entrevistado ese ítem. Un profesional entrenado debe estar consciente que es una oportunidad de que algún prejuicio suyo se filtre al entrevistado al explicarlo. Si el entrevistador no esta enterado y/o entrenado en detectar las sutiles formas que uno puede inducir una respuesta, ese test puede quedar viciado de los prejuicios del entrevistador.

La tarea de aplicar estos tests pedidos por la cátedras como dije se transforman en requisitos para aprobar las materias. Esto resultan en un compromiso menor para el estudiante. En el caso de Psicométricas es peor. Esta es una facultad donde el pensamiento psicoanalítico predomina y rige todos los aspectos de la educación por lo que Psicométricas es una materia que no es del gusto de todos. Muchos pasan por esa materia como si fue un tramite engorroso que hay que pasar rapido. Esto se traduce en entrevistas muy pocas rigurosas, o más bien perezosas y llenas de errores por la falta de compromiso de los estudiantes. Y sin tener en cuenta, las posible influencias que puede ejercer en el entrevistado. ¿Si el entrevistador no se toma en serio la tarea como podrá el entrevistado hacerlo?

Recuerdo que yo mismo quería sacarme este requisito de encima. Soy afecto a la buena psicología pero no me encontraba con ganas y tampoco motivado por esta tarea impuesta. Encontré a mis conejillos de india y lo hice rápido. No recuerdo bien por que esta actitud, pero gracias al compañero que puso mi atención en esto, me doy cuenta que era el estar haciendo el trabajo de alguien más. Algunos pueden no ser tan honestos y hacerlo por su cuenta, falseando la entrevista. Es un despliegue de confianza que creo que no debería suceder ya que hablamos de baremos que luego los profesionales usaran luego para evaluar a adolescentes. El desempeño de los profesionales se verá limitado y afectado por el uso de herramientas de poca confiabilidad.

Las aplicaciones de test siguen ciertos lineamientos bien estructurados. Esto se hace para reducir errores. Se intenta, al seguir protocolos de aplicación, poner a todos los entrevistados en condiciones iguales y dejar como lo único variable sea el entrevistado mismo. La única variación detectada provendrá del entrevistado, y no del entorno. Por esto, se requiere un entorno controlado y sin distracciones, y entrevistadores entrenados. Este control del entorno, y de otras variables, es algo que esta ausente cuando un estudiante no capacitado entrevista a personas en sus propias casas. No solo me refiero a distracciones comunes, como ruidos, perosnas pasando, perros ladrando, que existen en todas las casas de familia, si no que hay influencias y problemas familiares que sirven igual de distractores para los entrevistados. No es un entorno neutro. Este problema se incrementa en las técnicas proyectivas que muy sensibles al entorno. A tal punto esto que la sola presencia de un bigote en el entrevistador puede modificar el dibujo de una persona del entrevistado1.

Un pequeño ejemplo de la falta de entrenamiento del estudiante es este aspecto de las entrevistas. Algo que he notado es la tendencia a ayudar que algunas personas tienen. Me ha pasado ver que algunas personas tienden a ofrecer una ayuda a las personas en un tests. Los estudiantes entrevistadores bien pueden caer en esto. Al tomar un test a un pequeño y verlo atascado con un problema, el entrevistador sale con alguna pequeña "auyudita" al niño. Esta inofensiva "ayudita" hace que el resultado total sea falso. Hecha por tierra toda la aplicación del test. ¿Evaluamos el desempeño del pequeño o del entrevistador? Estas cátedras parecen confiar que esto nunca sucederá si le damos al estudiante un pequeña charla al respecto. Como si una charla fuera un entrenamiento ultra rápido e intensivo y le diera todas la capacidades al estudiante de entrevistar a alguien. De nuevo, este despliegue de confianza es bastante ingenua, pero se parece más a la pereza.

Este cuatrimestre se me va a pedir que entrevista a un niño para aplicar una técnica proyectiva. Solo se me pide que el niño tenga cierta edad. Incluso se me permite entrevistar a alguien conocido. Esto ultimo es una fuente de una influencia indeseada en las respuestas del entrevistado. Si el entrevistado y el entrevistador se conocen de antemanos, es natural esperar que el entrevistado se sienta cohibido si el entrevistador le hace preguntas incomodas o personales y no responda honestamente. Esto también sucede con las técnicas psicométricas, quizás por la naturaleza misma de los test, con una influencia menor pero no despreciable para nada.

Concluyendo

Para recoger datos para un baremo con cierta confiabilidad que luego sera usado por profesionales debería usarse personal capacitado y no unos simples estudiantes sin capacitación o experiencia alguna para entrevistar. Debería usarse también un lugar apropiado para las entrevistas y no las casa de los entrevistados, o del entrevistador mismo, para realizarlas. Un lugar adecuado sería un lugar neutro, controlado y ausente de influencias y distracciones para el entrevistado. Obviamente esto seria una situación ideal que el probable bajo presupuesto que estas cátedras manejan puede resultar en la facilista solución de usar estudiantes no entrenado para entrevistar. Usar estudiantes puede ser la solución para alguien pero los resultados estarán viciados y los baremos resultantes estarán igual de viciados, lo cual resulta en profesionales usando baremos de dudosa confianza. Puede que alguien acepte esta solución antes de no usar test en absoluto, pero si los profesionales fundamentan sus diagnósticos en test mal adaptados y mal ajustados es preferible no usar test para nada. A veces por estar muy cerca de algo no se aprecian los detalles que otros pueden ver. Gracias a un compañero me he dado cuenta de esta pereza signo de una falta rigurosidad y compromiso de las cátedras con su tarea. Llueve y las cátedras se dedican a regar sus aceras.

  1. 1. Examiner influence on projective test responses - Gerald Yagoda & William en Journal of clinical psychology - Volumen 20, Numero 3, p.389, [July 1964]

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Enter the characters shown in the image.
Distribuir contenido (RSS)