Ormerod sobre la terapia de diván

Esto revive curiosamente la vieja teoría del origen sexual de la histeria y de la eficacia del confesionario; pero en este nuevo confesionario el médico es el sacerdote, que escucha a sujetos en extrema intimidad, mientras que el penitente ni siquiera sabe lo que va a confesar, y su confesión (un escéptico podría añadir) puede ser puramente el resultado de la imaginación o de la sugerencia recibida desde fuera.

Joseph Ardene Ormerod

"Hysteria", en A System of Medicine - vol. VIII, (Londres: MacMillan & CO. Limited, 1899), pp. 125

Añadir nuevo comentario

Filtered HTML

  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.