Por que psicología ≠ psicoanalisis
Cronicas de un hereje en la secta psicoanalitica
CJCblog

Hacerse psicoanalizar es en cierta forma semejante a comer del arból del conocimiento. El conocimiento que así se obtiene nos plantea (nuevos) problemas éticos; pero no aporta nada para su solución.

— Ludwig Wittgenstein

Aforismos : cultura y Valor Austral - §180 [1939]

Sobre las tres heridas narcisistas

Es común sentir que Freud ha causado la tercera herida al orgullo humano. Específicamente, que desbanco a la conciencia del lugar reinante en el que estaba, ya que nos mostró lo consciente no era lo que dirige la vida anímica del ser humano, si no la parte Inconsciente, o sea el Inconsciente Freudiano. Y esto constituyo las tercera herida. Las dos primeras heridas las constituyeron los descubrimientos de Copérnico y Darwin. Uno por quitar al ser humano del centro del Universo y el otro por mostrar su pertenencia al reino natural como un animal más. Es fácil encontrar esto de las tres heridas repetido una y otra ves en diferentes lugares y ocasiones. Casi como un mantra. Se ha repetido tanto que ya casi no queda rastro de quien fue el que hizo esta consideración sobre la invención del psicoanálisis. Esto es sencillo de explicar. Se repite sin citar la fuente. Se ha transmitido esta idea de boca en boca. Y esto contribuyo a que se aceptara casi como un hecho indiscutible. Alguien considero que la obra Freudiana se podría equipara a las obras de Copernico y Darwin. Alguien puso al lado de dos grandes revoluciones a la obra freudiana. Alguien acepta que Freud es tan grande como Copernico y Darwin. ¿Pero quien pudo ser el autor de esto? ¿Quien considera que el psicoanálisis es equivalente a las revoluciones copernicanas y darwinianas? Quizás esto califique como otro mito sobre el psicoanálisis.

Freud contando un chiste
Muchas veces he puesto chistes sobre el psicoanálisis. Pero esta vez dejemos que el mismo creador cuente uno. Aquí un enlace a YouTube con un chiste contado por el mismísimo Freud. Una verdadera joya historica ... si es verdad el fragmento. :-( El vídeo parece confiable. Según dicen, esto es solo una parte de un vídeo más grande. No hay mucha referencia al respecto. Esperemos que sea verdad lo que este vídeo muestra, sería una verdadera joya. Lamentablemente, no se alemán para verificar que el audio sea el correcto y todo parece apuntar a que es una simple broma de internet. Si alguien sabiendo alemán me puede ratificar que lo dicho corresponde a la traducción, yo le deberá mucho. :-) Si? Pleeeeease! Inicialmente, lo encontré en Internet Archive, lo cual nos da un poco más de confianza en la credibilidad del vídeo. Aunque hasta Internet Archive puede sufrir de una broma.
Manuscrito H: ¿Estoy paranoico o a Freud le importa solo su teoría?

Algo que el mito freudiano dice, es que Freud escuchaba atentamente sus pacientes. Que hasta escucho a pacientes que nadie más quería escuchar. Para mí, el escuchaba lo que quería escuchar. Les presto atención, pero solo a lo que el quería prestar atención. El manuscrito H habla de la paranoia y los mecanismos psicoanalíticos que tendría la misma. Al leerlo por primera vez, tuve, quizás por primera vez, que Freud daba crédito a ciertas cosas dichas por sus pacientes y a otras no, dependiendo de lo que le interesaba escuchar. Algunas cosas de la paciente del manuscrito H eran ciertas para Freud y otras era parte de un delirio paranoico. Lamentablemente, Freud no aducía razones de dar crédito a algo y por que desacreditar otro. Sesgo de confirmación que le dicen. El problema es que a nadie dentro de la Facultad de Psicoanálisis les importa tener esas razones. Confían ciegamente en la palabra del maestro. El problema con Freud fue que le importaba mucho más su teoría que el mismo paciente, y nunca tuvo un mínimo de duda sobre sus elucubraciones teóricas.

50% y 50% en Schreber

El mito Freudiano es una especie de adjudicaciones de virtudes a la persona de Freud que lo harían visualizarlo como un genio sin tacha. De hecho, este imagen de genialidad en Freud es usaba con cierta frecuencia para cuestionar los planteamientos de que se le hagan. Un simple critico no podrá elevar su voz contra la genialidad de Freud. Y no se queda el mito solo en la genialidad, si no que se expande abarcando cualidades como poeta y literario, gran humanista, persona sensible y preocupada por sus pacientes, investigador prolífico y honesto, entre otros. Ahora bien, esto empaña y dificulta el pensar bien cuando se es estudiante en la Facultad de Psicoanálisis. ¿Que podrá hacer un simple estudiante contra un "genio" de la psicología como se pretende que es Freud? Quizás nada, pero si el estudiante es testarudo e interpela a los profesores, quizás pueda encontrar un tajante "Eso lo dijo Freud" que ayuda a mantener el mito y que dejara indefenso al estudiante ante la supremacía del maestro. Magister dixit ... Me voy a referir a un detalle que pertenece al mito freudiano que se encuentra en el caso Schreber y el cual viví personalmente.

Pretensiones científicas del psicoanálisis

Un debate frecuente en el campo de la critica al Psicoanálisis es que si este es una ciencia entre las demás ciencias o no. La importancia de esta cuestión es que delimita, con bastante claridad, el debate sobre el estatus del psicoanálisis. ¿Es una filosofía, un arte, un estilo literario, o algo más? En resumen, ¿cual es el lugar del psicoanálisis? Según el mismo Freud es una ciencia, y hasta una ciencia natural. No entraremos a discutir si logro ser ciencia, si no las pretensiones del psicoanálisis de convertirse en una. Veremos algunas otras posiciones que mantiene los seguidores del psicoanálisis y algunas cuestiones colaterales que salen de este pequeño debate.

El valor de las cartas freudianas.

Poco a poco fui leyendo y profundizando en los escritos de Freud, a la vez que crecía mi interés en los razonamientos y los hechos que sustentaban a estos. En otras palabras, me interese por la parte que esta detrás de bambalinas. Las cartas se hicieran relevantes en ese momento. Desgraciadamente las que están publicadas sufrieron alguna censura de algún tipo, pero aún así algo es posible rescatar de ellas.. Las cartas de Freud son interesantes en muchos sentidos. No solo sirven para ver la vida de Freud, si no que también para acercarse al psicoanálisis mismo por varias razones.

Claustrofobia, antisemitismo y un Freud pendenciero

¿Freud era el genio impavido, impasible e imperturbable que parecen algunos relatar que fue? ¿Es el gran genio concentrado en cuestiones psicológicas profundas que nada de lo mundano lo afecta? Parece que no. Parece que era bastante humano, sometido a las emociones como cualquier mortal. En una carta, Freud relata un pequeño incidente en un tren, del que fue el actor principal. Vamos poder ver un Freud algo claustrofóbico y pendenciero, capaz de usar los puños para resolver diferencias. Esta es una imagen que uno nunca va a sacar de la Facultad de Psicoanálisis. Un Freud claustrofóbico, enojado y pendenciero.

Cartas Freudianas: Tiempo para escribir

Más de mil cartas escribió Freud a su Martha durante su periodo de noviazgo. Quizás ya haya sido una afición en él, o este noviazgo a distancia fue el que consolido esta habito como afición. Existen varias publicaciones con las correspondencias que Freud mantenía con algunos de sus discípulos y personas. No conozco mucho de historia por lo que no se que frecuencia o que volumen postal se puede considerar como regular en aquella época. Aún así, no deja de impresionar el volumen que cartas a su amada Martha. Casi todos los días le escribía una carta, lo cual no parece fácil considerando la agenda bastante ocupada de Freud. ¿Como se las arreglaba para encontrar tiempo para escribir?

Manuscrito J: Una segunda mirada

Era común que Freud enviara a su amigo Fliess detalles de sus ideas, bosquejos de sus escritos técnicos o análisis de casos clínicos junto con sus cartas. Estos escritos adjuntos se conocen como los Manuscritos. Algunos de estos son estudiados en la Facultad de Psicoanálisis, obviando el hecho que son versiones preliminares de trabajos de Freud. No son textos terminados. Con la adquisición de la edición sin censura de las cartas a Fliess me tope con el Manuscrito J. Algo que podemos observar a través de este manuscrito es la represión sexual de la época. Podemos verla reflejada en el desconocimiento sexual de la paciente. Así que hoy la juego, un poco, del lado contrario :-). Me propongo realizar una segunda mirada del caso. Volvemos a hablar de sexo. Así que considérese advertido, por si no quiere seguir leyendo.

Cartas Freudianas: Análisis de un suicidio

La vida de Freud esta dividida en dos periodos. Obviamente el psicoanálisis es el marca el fin de uno y el comienzo del otro. El Freud del psicoanálisis parece algo diferente al Freud antes del mismo. Todos conocemos sus análisis interpretativos de la vida de personas famosas y de sus pacientes, interpretaciones que aún hoy se practican los seguidores de Freud en personas famosas. Ahora bien ¿como analizaba el Freud anterior al psicoanálisis?. Encontré una carta en donde Freud puede ayudarnos a saberlo, ya que se explaya sobre un suicido de un colega cercano. El análisis esta más sujeto a los hechos y a la interrelación social del suicida que a motivos inconscientes de algún tipo. No puedo negar sus conclusiones a partir de los datos que ofrece. Su teoría sobre este suicido es mucho más plausible que sus posteriores fantásticas teorías psicoanalíticas.

Distribuir contenido (RSS)