Sigmund Freud

Drenar el cerebro

Muchos ven a Freud como un revolucionario, alguien que corta con una visión del hombre, pero introducir una nueva y radical forma. Básicamente, este cambio radical es una invención del mismo Freud. Él era el único que creía haber traído un cambio, o como gustan a muchos decir, sin saber exactamente que dice, un cambio de paradigma. Pero creo que fue a la inversa. Freud es un hombre marcadamente de su tiempo. No innovo, si no que reprodujo la visión de su mundo. Dejo planteada subrepticiamente una visión mecanicista del ser humano. La idea que me hizo pensar en esto esta en un párrafo de 'Killing Freud' de Todd Dufresne, y obviamente, creo que necesita ser planteada en este blog.

El analisis incestuoso de Anna Freud

Cuando me pongo a pensar sobre las soluciones que el mismo Freud da para sus casos, lo veo como un pésimo analista y falto de profundidad con su propia teoría. Creo el mismo psicoanálisis y es bastante mediocre con él. Sus interpretaciones son sesgadas y poco profundas, dejando pasar infinidad de detalles e problemas. Incluso parece obviar completamente su propia teoría en ciertos casos. Uno de estos casos es el análisis de Anna, su propia hija. Este análisis es conocido como un análisis incestuoso, donde uno de los miembros de la familia analiza a uno de sus hijos. Esta es claramente una situación problemática y altamente desaconsejable para un análisis. Esto es obvio teniendo en cuenta que el Edipo, según la teoría psicoanalítica, se revive durante el análisis en la persona del analista. Veamos como, al parecer, Freud no pudo deducir los problemas e implicaciones que su teoría tiene para el análisis de su propia hija, o simplemente las ignoro.

Etcheverry vs. Ballesteros

Se inicia el cuatrimestre, y los nuevos ingresantes a la Facultad de Psicoanálisis están detrás de los textos que necesitan, en especial de los textos de Freud. Y ya que esta es una Facultad de Psicoanálisis, el conseguir las obras completas de Freud parece un asunto interesante. ¿Pero cual elegir? La Facultad de Psicoanálisis prefiere las obras de Freud traducidas por Etcheverry, y desaconseja con cierta fuerza la traducción de Ballesteros, y aduce para ello que Ballesteros no sabia de Psicoanálisis y cometió errores en la traducción. ¿Pero es tan mala esta traducción? Una forma de zanjar el dilema sería preguntarle al mismo Freud si esta traducción es buena. Si solo hubiera una forma de preguntarle ... ¡Hey! ¡Esperen un momento! ¡Si la hay!

Algo de constelaciones familiares

No estoy de buenos ánimos de nuevo, por lo que no me voy a ahorrar palabras. Esto de las constelaciones familiares no pasa de ser otra mierda más que mancha a la psicología. Charlatanería perniciosa. Ya es bastante que el psicoanálisis se confunda con psicología para tener que soportar sus derivados. Un articulo traducido por Asociación Escéptica de Chile, y aparecido en su blog, me llamo la atención sobre este psicodrama con esteroides y me lleva a dedicarle algunas palabras. Intento centrarme en este blog en el psicoanálisis más básico, que es el freudiano, que ya es por si bastante trabajo y bastante perjudicial por si solo, pero este articulo, y una visita a la pagina de la Wikipedia del creador de tal terapia, y el haber sentido alguna que otra ves el intereses de algunos estudiantes en este terapia me llevan a hablar de este engendro psico-dinámico.

El amor de mama

El saber popular indica que una madre dejaría todo por su hijo. Esto es una especie de saber que no se discute por evidente. Es evidente y es tonto discutir lo evidente. Más de una vez uno puede notar como el psicoanálisis se alinea con este saber popular. Aunque, en realidad, esto pasa con las pseudociencias en general. Este movimiento es una especie de darse autoridad recíprocamente. El saber popular, basado solo en la intuición y las asociaciones simples, se encuentra con que algo da una explicación con aspecto de científica de algo que ya conoce, o sea explica y da fundamentos a eso que intuye, y esta explicación encuentra así una amplia aceptación en el saber popular ya que lo avala con esta explicación. Pero se puede encontrar pensadores que se atreven a repensar estos saberes evidentes y ponerlos en cuestión. Uno de esto pensadores ha sido Freud. Él se atrevió a repensar el tema de las renuncias que una madre llega a hacer por su hijo. Quizás la historia que mejor ilustra esta supuesta capacidad innata de una madre de poder renunciar por el bienestar de su hijo se encuentre en aquella historia del rey Salomón de las dos mujeres disputándose un hijo. La cátedra que curse este cuatrimestre, avalaba este pensamiento saber evidente de que una madre renuncia o sacrifica por su hijo, pero esto justamente va en contra de la posición de Freud, la cual es algo diferente. Este es un ejemplo más de superficialidad de la enseñanza en la Facultad de Psicoanálisis y de como se va en contra del mismo Freud en el proceso.

Sobre Dora y una enseñanza sexista

Hace bastante que debí haber escrito esto. Esta es una deuda fuerte con este blog y la quiero saldar. Me llevo tiempo encontrar la transcripción de la clase de la que voy a hablar. No quería que mi memoria fallara en esto. Quería todo lo más fiel posible. La transcripción oficial de la clase, que tardo bastante en aparecer, no era muy confiable. Tuve que conseguir el audio de la misma y revisar yo mismo la transcripción. Luego vinieron otras obligaciones, personales y laborales, y el blog quedo algo relegado. Pero ahora, no muy aliviado, pero con algo de tiempo, voy a saldar la deuda. Tengo que compartir es calse sexista.

Chiste contado por Freud ... pero realmente ahora

Me agrada el humor. Como verán, los últimos días he puesto más humor que otra cosa. El examen que se avecina hace que me centre en el humor. No hay mucho de gracioso dar un examen y menos de psicoanálisis. Es patético tener que hacerlo. ¡Pero que no decaiga el animo!. Dejemos que Freud nos cuente un chiste. Ya había posteado un supuesto vídeo de Freud contando un chiste, pero no estoy seguro de su autenticidad. Pero de este chiste estoy completamente seguro que es contado por él. Es un chiste viejo, pero algo olvidado. Dejemos que Freud alegre el día.

Páginas