El sueño de la mujer del carnicero que supuestamente es bella segun Lacan

Ayer tuve una pequeña alegría. El ejercicio de analizar detalladamente los casos de Freud da frutos en mí. Es como cuando uno va al gimnasio y ve luego de un tiempo al espejo que tenemos algo más de musculo y firmeza. En la clase de prácticos me tope con un sueño y un análisis de Freud, el cual debo decir no había leído para la clase, sin embargo pude ofrecer una replica a la interpretación de Freud. No se me paso por alto los problemas de su análisis. Freud comenta el sueño de una mujer que esta usa para argumentar que NO todos los sueños son cumplimientos de deseos. Este le pide ver como su sueño es un cumplimiento de deseo. Freud opta por explicar de forma sexual el sueño. No se detiene hasta que tiene la sexualidad involucrada en el sueño, y por ello se le escapa las explicaciones más simples como ya vimos antes. En este caso parece pasar por alto dos explicaciones que lo sacarían sencillamente y sin gran esfuerzo del problema planteado por la paciente.

¿Facultad de Filosofia Psicoanalitica?

Quizás si las histéricas hubieran tenido un blog el psicoanálisis no hubiera nacido. Voy a hacer algo de catarsis con mi blog. Me encontraba en una nueva clase sobre Lacan. Y la palabra "verdad" apareció. Y luego la palabra "sujeto". Que la verdad esto, que el sujeto lo otro. Todo centrado a encontrar la "verdad". Todo gracias a Lacan. Pero esto tenía una apariencia de ser construido en el aire. Como que no había nada firme. Por ejemplo, hablando del Caso Dora, y como Lacan cuestiona el trabajo de Freud, el profesor dijo algo como "Es que aquí se juega algo de otro orden ...".

Los hijos como sabandijas

Una de las ideas que dificulta la critica a Freud es la idea idealizada del mismo. Pensador prolífico, investigador humano, intachable científico, poeta y escritor son algunos de los calificativos que se pueden sentir. La idea de esta entrada es mostrar un poco los eufemismos que Freud usaba. Como para hacer más informal su imagen. Humanizarla para poder facilitar la critica. Mientras se lo tenga en una categoría de semi-dios, genio intachable o iluminado la critica se dificulta. Muchos estudiantes no se atreven a medirse contra un grande. Siempre existirá el temor de "¿Quien soy yo para discutirle a este grande?", que se convierte en una acusación en la boca del seguidor del psicoanálisis "¿Quien te crees para enfrentar a un genio como Freud?". Pues tengo una noticia shockeante para los devotos seguidores del psicoanálisis: Freud era humano y era capaz de cometer errores, prejuicios, mentiras y engaños como cualquier otro ser humano. Pero esto no va de errores, si no de eufemismos. Estos que recopile muestran un cierto humor en Freud al referirse a sus propios hijos, que quizás no sea digno de alguien de la altura de un genio impecable e intachable, pero que si encajan con un ser humano común y corriente.

La Biblia y el calef ... psicoanálisis

Hay algunas cosas que detesto. Entre ellas detesto cuando se habla de un tema y no se ha investigado o informado lo mínimo necesario del mismo. Soy ateo, pero detesto cuando algunos se poden a hablar de religión con una visión simplista y sin haber abierto la Biblia al menos, o el libro que se requiera. Por ejemplo, cuando se dice que la religión es una neurosis obsesiva, y no se contemplan la infinidad de religiones, tipos de creyentes y factores, que provocan y promueven el pensamiento religioso, reduciendo todo un problema complejo a una solución por demás simplista. Soy ateo, pero no temo leer la Biblia, el Corán o el Bhágavad-guitá cuando se requiere, y hasta lo he hecho por el mero placer de conocer. Lacan ni siquiera se digna de abrir la Biblia para explicar un versículo que hasta cita mal. No se digna de verificar lo que dice ... Bah! Vamos con el asunto de una vez.

Freud y la homosexualidad: un asunto de traducción

En 1935 Freud escribe una carta en respuesta a otra escrita por una mujer. Esta mujer es, según la carta, una madre preocupada por la homosexualidad de su hijo. ¿Que tiene en particular esta carta? Siempre se le ha criticado a Freud su posición sobre la homosexualidad. Según algunos, esta carta freudiana muestra que Freud no consideraba como un problema la homosexualidad. Freud no consideraba una enfermedad, o una perversión, a la homosexualidad. Mostraría una posición 'amigable' hacia la homosexualidad. Sin embargo, estas defensas descansan sobre traducciones de la carta no muy fieles a la original, por lo que me he tomado la molestia de traducirla y ofrecerla en el blog aquí; y ofrezco una lectura de esta carta basada en la nueva traducción. Muchos personas han usado esta carta, más bien débiles traducciones de las misma como argumento de defensa para Freud contra la acusación de homofobía o de cierto desprecio de su parte por la sexualidad homosexual. Lo que la carta muestra es una versión algo suavizada de lo que Freud realmente pensaba de la homosexualidad, pero para nada es un cambio en la posición de Freud frente a la homosexualidad. Freud no ha cambio su posición, la ha elaborado un poco, la ha suavizado, pero nunca la homosexualidad en el psicoanálisis ha llegado a tener los mismo derechos de existencia que la heterosexualidad. En la carta no se equipara la homosexualidad a la heterosexualidad como parece suponerse en diferentes lados, si no que la homosexualidad mantiene el mismo estatus que tenía desde principios del psicoanálisis. Freud sigue viéndola en 1935, no como una sexualidad alternativa a la heterosexualidad, si no como un problema en la sexualidad.

¿27 años de terapia?

Estoy escuchando la radio y estaba hablando Gabriel Rolón, reconocido psicoanalista argentino. Es un psicoanalista mediático. Me refiero que es común sentirlo en TV y radio hablando. Hablando de esto y aquello, según lo que la Negra Vernasi le permite hablar, acaba de decir que esta bajo terapia psicoanalítica hace ya 27 años. ¡27 años! ¡WOW! ¿Que intentan hacer los psicoanalistas? ¿Romper records?

Páginas