Cartas Freudianas

Scar-Freud

Cada vez que veo esta imagen me acuerdo de esta cita.

Al día siguiente, mantuve la nariz bajo cocaína, lo que en verdad no se debe hacer o sea la pincelé repetidamente para que no se reprodujera ningún absceso; [...] 1

Luego, pasados unos meses, parece que no era suficiente.

Todo cambia para no cambiar

Seguimos sacando cosas del tintero. Vamos con un mito sobre la honestidad intelectual de Freud que es usado con bastante frecuencia. Su abandono de la llamada teoría de la seducción es usada como un ejemplo de como Freud podía reconocer sus errores y volver al tablero de dibujo, por decirlo de alguna forma. Sin embargo, no es mas que un mito. Lo que se supone un gran retroceso, no es más que un ajuste menor, un reacomodamiento para seguir adelante. No más que un truco de prestidigitador para convertir un fracaso en un éxito.

Sobre chupeteos, acusaciones de onanismo y pediatras olvidados

He dicho un par de veces que no se lo lee bien a Freud. Me refiero a que no se lo lee críticamente y no se lo lee con detenimiento tampoco. Cuando se cursa en la Facultad tenemos a Charcot, a Breuer y un Fliess por ahí, pero no mucho más. Freud ha citado a otras personas más en sus textos y nunca se nos ocurrió preguntar por ellas. Si lo leyéramos con interés nos percataríamos de esas citas y nos interesaríamos por las ideas de esas personas. Si lo hiciéramos podríamos darnos cuenta de donde procede la idea de que Dora era una masturbadora por que se chupaba los dedos, y como esta idea es una invención de Freud. Leyendo el interesante libro Freud, Biologist of the Mind de Frank Sulloway me encuentro con un interesante dibujo. Era de una nena de no más de 6 años chupándose el pulgar de su mano derecha mientras que con su mano izquierda esta tocándose los genitales. Sin siquiera entrar a leer el capitulo en donde estaba el dibujo y averiguar su contexto me vino a la mente de inmediato el nombre de Dora.

Etcheverry vs. Ballesteros

Se inicia el cuatrimestre, y los nuevos ingresantes a la Facultad de Psicoanálisis están detrás de los textos que necesitan, en especial de los textos de Freud. Y ya que esta es una Facultad de Psicoanálisis, el conseguir las obras completas de Freud parece un asunto interesante. ¿Pero cual elegir? La Facultad de Psicoanálisis prefiere las obras de Freud traducidas por Etcheverry, y desaconseja con cierta fuerza la traducción de Ballesteros, y aduce para ello que Ballesteros no sabia de Psicoanálisis y cometió errores en la traducción. ¿Pero es tan mala esta traducción? Una forma de zanjar el dilema sería preguntarle al mismo Freud si esta traducción es buena. Si solo hubiera una forma de preguntarle ... ¡Hey! ¡Esperen un momento! ¡Si la hay!

Chiste contado por Freud ... pero realmente ahora

Me agrada el humor. Como verán, los últimos días he puesto más humor que otra cosa. El examen que se avecina hace que me centre en el humor. No hay mucho de gracioso dar un examen y menos de psicoanálisis. Es patético tener que hacerlo. ¡Pero que no decaiga el animo!. Dejemos que Freud nos cuente un chiste. Ya había posteado un supuesto vídeo de Freud contando un chiste, pero no estoy seguro de su autenticidad. Pero de este chiste estoy completamente seguro que es contado por él. Es un chiste viejo, pero algo olvidado. Dejemos que Freud alegre el día.

Los hijos como sabandijas

Una de las ideas que dificulta la critica a Freud es la idea idealizada del mismo. Pensador prolífico, investigador humano, intachable científico, poeta y escritor son algunos de los calificativos que se pueden sentir. La idea de esta entrada es mostrar un poco los eufemismos que Freud usaba. Como para hacer más informal su imagen. Humanizarla para poder facilitar la critica. Mientras se lo tenga en una categoría de semi-dios, genio intachable o iluminado la critica se dificulta. Muchos estudiantes no se atreven a medirse contra un grande. Siempre existirá el temor de "¿Quien soy yo para discutirle a este grande?", que se convierte en una acusación en la boca del seguidor del psicoanálisis "¿Quien te crees para enfrentar a un genio como Freud?". Pues tengo una noticia shockeante para los devotos seguidores del psicoanálisis: Freud era humano y era capaz de cometer errores, prejuicios, mentiras y engaños como cualquier otro ser humano. Pero esto no va de errores, si no de eufemismos. Estos que recopile muestran un cierto humor en Freud al referirse a sus propios hijos, que quizás no sea digno de alguien de la altura de un genio impecable e intachable, pero que si encajan con un ser humano común y corriente.

Freud y la homosexualidad: un asunto de traducción

En 1935 Freud escribe una carta en respuesta a otra escrita por una mujer. Esta mujer es, según la carta, una madre preocupada por la homosexualidad de su hijo. ¿Que tiene en particular esta carta? Siempre se le ha criticado a Freud su posición sobre la homosexualidad. Según algunos, esta carta freudiana muestra que Freud no consideraba como un problema la homosexualidad. Freud no consideraba una enfermedad, o una perversión, a la homosexualidad. Mostraría una posición 'amigable' hacia la homosexualidad. Sin embargo, estas defensas descansan sobre traducciones de la carta no muy fieles a la original, por lo que me he tomado la molestia de traducirla y ofrecerla en el blog aquí; y ofrezco una lectura de esta carta basada en la nueva traducción. Muchos personas han usado esta carta, más bien débiles traducciones de las misma como argumento de defensa para Freud contra la acusación de homofobía o de cierto desprecio de su parte por la sexualidad homosexual. Lo que la carta muestra es una versión algo suavizada de lo que Freud realmente pensaba de la homosexualidad, pero para nada es un cambio en la posición de Freud frente a la homosexualidad. Freud no ha cambio su posición, la ha elaborado un poco, la ha suavizado, pero nunca la homosexualidad en el psicoanálisis ha llegado a tener los mismo derechos de existencia que la heterosexualidad. En la carta no se equipara la homosexualidad a la heterosexualidad como parece suponerse en diferentes lados, si no que la homosexualidad mantiene el mismo estatus que tenía desde principios del psicoanálisis. Freud sigue viéndola en 1935, no como una sexualidad alternativa a la heterosexualidad, si no como un problema en la sexualidad.

La atemporalidad en un caso de seducción real

Esta entrada la vamos a dedicar al análisis de un sencillo caso. La particularidad del mismo esta, primeramente, en la forma atemporal de los efectos de los traumas sufridos por la paciente. Luego tenemos el uso de la falacia de falso dilema al llegar a la resolución del caso. No tengo evidencias para decir que Freud hizo a sabiendas esto ultimo, pero esto no lo disculpa de no considerar en profundidad su propios casos, o de la ciega seguridad en sus propios postulados teóricos hasta el punto de forzar las conclusiones de sus casos obligando a los mismos pacientes ha confirmar sus diagnósticos. En la entrada donde hablo de esta falacia ya he introducido este caso como ejemplo y aquí voy a profundizarlo analizándolo parte por parte. En este caso la falacia de falso dilema juega un papel importante, pero también debemos notar que la excesiva seguridad con la que actúa Freud. Un detalle agregado, aún a pesar de la falsa dicotomía de Freud que la pone en una encrucijada, es ver como la paciente acepta con facilidad la explicación de Freud. Esto puede indicar que realmente hubo un abuso sexual real aquí, y no fantaseado, y la paciente encuentra alguien a quien comunicarselo. Lamentablemente, Freud parece despreciarlo, ya que su nueva teoría de fantasías edipicas en solo un par de meses después aparecerá en la escena psicoanalítica.

Si es cara yo gano, si es ceca tú pierdes

Leyendo y releyendo a Freud me topo con lo que bien podríamos un acto de prestidigitación psicoanalítica. Su objetivo es defender, a capa y espada, a la interpretación de de los sueños de cualquier fracaso que pudiera cometer. Wittgenstein mostraba una cierta tendencia absolutista en Freud1. Debía ser para él un todo o nada. O se explicaba todo o si no la teoría no sirve. Y estos ejemplos que siguen, salidos de Interpretación de los sueños, le da razón. O todo los sueños son explicados o ninguno lo es. Es conocida el enunciado de que todos los sueños son cumplimientos de deseos. Y esta premisa esta en el sentido que estoy indicando. Aquí cuando dice dice 'todos' son todos. No es un todo que se entiende como una generalización, si no que es la totalidad de los casos.

Páginas