Por un mundo sin guerras y sin psicoanálisis
Cronicas de un hereje en la secta psicoanalitica
CJCblog

Quizás la última moda cultural contra la cual uno puede argumentar sea Karl Marx. ¿Pero Freud o Rawls? Argumentar con tales personas es concederles la premisa que ellos tratan de refutar con todo su esfuerzo: Que la Razón tiene algo que ver con sus teorías.

— Ayn Rand

The Ayn Rand Letter Vol. IV, No. 2 November-December 1975.

Vamos a jugar por una hora

Los psicoanalistas, en general, no ofrecen un relato bien detallado de lo que sucede en sus consultorios. Hay un hermetismo que pende sobre sus consultorios. No hablo solo de cuidar el anonimato del paciente, si no que los relatos de lo que sucede se omiten partes relevantes a la terapia que permitirían evaluarlas. En cambio, se centran en detalles mínimos e insignificantes, y omitiendo los datos relevantes. Y debemos agregarle a esto la propia visión altamente subjetiva del psicoanalista que deforma mucho de los datos que aportan los relatos clínicos. Es difícil obtener algo que muestre claramente lo que pasa dentro de un consultorio psicoanalítico, pero parece que ando con una buena racha. Cursando en la Facultad de Psicoanálisis me toco, recientemente, leer un texto que muestra la forma de interpretar y diagnosticar de una psicoanalista. Nos permitir ver las interpretaciones que hace y como las hace. Incluso la misma profesora remarco lo curioso de esto y lo importante que una psicoanalista ofreciera tal pedazo de su sesión. Nos permitirá meternos en la cabeza de una psicoanalista. Nos permitirá ver la forma de razonar de un divanista. Nos permitirá ver algunos de los engranajes con los que funciona el diván psicoanalítico. Así que abramos la puerta pero no para salir a jugar, si no para entrar en el consultorio a jugar.

Sobre la interpretación

La materia que estaba cursando es sobre las técnicas proyectivas. Y para entender de que se trata debemos hablar antes de la interpretación. Básicamente, los test proyectivos son similares entre si en su aplicación. Se le pide al entrevistado que dibuje, o interprete un dibujo, una situación particular, conteste preguntas amplias1, o que arme un relato de ciertas características. Esto se supone que el sujeto, al hacerlo, pondrá toda su personalidad en juego, y la plasmara en lo que se le pida. A esto los psicoanalistas llaman proyección.

Las personas interpretan su entorno a través de sus conocimientos, creencias y experiencias personales, y reaccionaran en consecuencia. Esto no es ninguna novedad y es fácil de aceptar. Por ejemplo, si a alguien se le muestra la imagen de una mujer con un niño y se le pide que diga lo que ve muchos interpretaran la imagen como una escena como una madre y su hijo, debido a la experiencia común y cultura de la mayoría. Algunas personas, quizás vean otra cosa, lo cual sera reflejo de una experiencia diferente del resto. Incluso cuando se pida describir esa relación, las experiencias personales harán que las respuestas varíen de persona a persona. Incluso debemos tomar en cuenta el animo actual para sopesar las respuestas que un sujeto de2. Este tipo de interpretación de las situaciones es común y se puede ver como ciertos factores afectaran las respuestas. Pero el Psicoanálisis va mucho más allá.

El problema surge ya que el Psicoanálisis supone que hay elementos del inconsciente que son proyectados al exterior3 No que las cosas son interpretadas por el sujeto según su experiencia de vida, si no que las propiedades que le atribuye a las cosas como de ellas son en realidad propiedades del inconsciente del sujeto. Digamos que un sujeto ve una nube, y dice que le hace acordar al auto de su padre, por ciertas similitudes en la forma de la nube. incluso el sujeto puede decir que su padre justamente lo acerco al parque en su auto, lo que significa que el recuerdo del auto es reciente y esta en primer plano lo que lo hace más susceptible de ser recuperado primero. Y tenemos que decir que es un recuerdo consciente. Pero para un psicoanalista, incluso a pesar de esto ultimo, puede indicar, en algún punto, una proyección de su conflicto Edípico4. El auto puede representar el falo paterno5 y en algún punto, ha investigar por que desea el falo de su padre. Quizás tendencias homosexuales reprimidas podrá pensar un psicoanalista6. ¿Como el psicoanalista puede arribar a tal conclusiones si apenas nos conoce? ¿Como puede acceder a significados inconscientes, de los cuales ni siquiera nosotros mismo podes acceder, según el mismo psicoanálisis proclama? Todo se basa en el arte de manejar la simbología freudiana.

Freud en sus escritos dio una gran cantidad de símbolos. Creo una gran simbología sobre la que descansan las interpretaciones de los psicoanalistas. Un problema sobre estos símbolos freudianos es que son un universales y fijos. Sin importar el contexto, la persona, o la situación siempre significaran lo mismo. Un símbolo puntiagudo siempre sera un falo, y por el contrario, un agujero y similares, sera un símbolo femenino. Una corbata sera un símbolo fálico, lo mismo que un poste de una bandera o un tren. Un sombrero7, incluso una videocasatera puede simbolizar la vagina. Un monte lleno de vegetación sera similar al monte de venus femenino, por ende un símbolo femenino, incluso puede ser lo por solo llamarse monte. Una estufa a la que se ponen leños dentro sera otro símbolo femenino. No es difícil de ver aquí un patrón. Todo lo que tenga cierta semejanza con un pene (largo, puntiagudo, va dentro de otro cosa, crece y decrece, etc) sera un símbolo fálico. Así todo lo que se parezca a una vagina, (hueco, agujero, que pueda contener algo, etc) sera un símbolo femenino.

El caso Berni

Para ver esta simbología funcionar, quiero analizar un caso de interpretación psicoanalítica del juego de un niño. Esta proviene de un texto que leer recientemente para la facultad y muestra el desarrollo de un técnica proyectiva llamada Hora de Juego usada para el diagnostico. El problema a tratar es un caso de enuresis en un niño de cinco años.

Relatare la Hora de Juego diagnóstica de un niño de cinco años que padecía de enuresis nocturna desde hace dos años. 8

La técnica se trata de, como su nombre lo dice, una hora de juego libre. Se le presenta al niño una caja con diversos elementos, entre juguetes, libros y elementos de pinturas, entre otras cosas, y se deja al niño elegir libremente los elementos que más le gusten y juegue con ellos durante una hora9. Para esto se parte de ciertas presunciones razonables. Se considera, obviamente, que el juego es una practica que para desarrollarse necesita de un nivel considerable de simbolismo, y también se presupone que el niño, a partir de cierta edad, tiene capacidad de simbolización que le permite jugar. El niño puede imaginarse a si mismo como otra personas, o bien puede imaginarse en otras situaciones, o incluso imaginar que ciertos objetos son personas u otros objetos. No veo problema con esto.

El psicoanálisis va aun más allá. Este supone no solo esto ultimo, si no que lo que hace el niño refleja en su juego deseos inconscientes. Por ejemplo, si el niño toma un juguete, que mínimamente tenga algo remotamente femenino, o que le recuerda al psicoanalista algo femenino, este podrá suponer que ese objeto es la representación de la madre y lo que haga con ese objeto sera una representación simbólica de que el niño desea hacer con su madre10. Claro esta que el objeto puede significar una cosa y otra cosa diferente para otro psicoanalista, incluso en las mismas condiciones y sobre la mismas respuestas. Y a la vez, los actos con ese objeto pueden ser interpretados de muy diferentes formas por diferentes psicoanalistas.

Es decir, que había controlado desde los dos a los tres años, no pudiendo precisar los padres ninguna situación distinta que hubiese este síntoma.11

Hay que explicar el sentido que la palabra síntoma tiene para el Psicoanálisis. Los padres del niño llegan al consultorio por el problema de la enuresis. Esta es el problema es lo que hay que resolver en este caso, pero el psicoanalista nunca asumirá esto. Nunca ira directamente sobre él. Siempre asumira que el motivo de la consulta es un síntoma de otra cosa, incluso la misma consulta. En este caso, la enuresis no es el problema para el psicoanalista, si no que es un producto de un conflicto que tendrá a la enuresis como un síntoma. Así que el psicoanalista de turno se centrara en un problema ajeno a la enuresis y esperara que resuelto este problema la enuresis desaparezca por si sola. Nunca se tomara el problema de consulta como el problema a resolver. Así podemos ver como las interpretaciones de la psicoanalista giran alrededor de otro problema diferente a la enuresis. Incluso, en un texto relacionado, que continua con este caso, tengo una indicación de la psicoanalista que la terapia continuo aun más allá de desaparecida la enuresis.

Bernardo era el segundo de tres hermanos, tenía una hermana mayor, Silvia de 9 años y un hermano menor, Julio de cuatro años que controlaba esfínteres sin problemas desde los dos años.12

De la primera entrevista con los padres resaltan dos datos importantes: primero, que en el momento de embarazarse, la mamá se estaba cuestionando la pareja, es decir, tenía fantasías de separación, que aun no ha resuelto ...13

No se tarda mucho la psicoanalista en enfocarse en otro problema. Pero, para ser justos, esta bien esto. Sin embargo, la presunción del Psicoanálisis sera que resuelto los problemas de pareja el niño dejara de mojar la cama es bastante infundada y simplista. Bien el problema puede desencadenarse por una situación estresante, pero no significa que sea la causa y menos que la enuresis se arregle eliminando únicamente la situación de estrés. Tampoco esto significa que no sea importante. Este puede ser un agravante de la situación, pero difícilmente sea la causa de la enuresis un conflicto marital.

... y el segundo dato es que, a pesar de esto, se embaraza por tercera vez cuando Berni (Bernardo) tenía 8 meses y deja de darle el pecho.14

Este no es un dato menor par aun psicoanalista. La relación madre-hijo nunca es un dato menor para el Psicoanálisis, y por lo tanto el destete es algo bastante relevante e importante para el Psicoanálisis. Freud nos dice:

Un segundo reproche, que no arranca tan atrás en el tiempo, resulta un tanto sorprendente: es el de que la madre no le ha dado a la niña suficiente leche, el de que no la amamantó bastante. En nuestras modernas condiciones culturales esto suele ser muy cierto; pero seguramente no lo es tan a menudo como se sostiene en el curso de los análisis. Parecería más bien que dicha acusación expresara la insatisfacción general de los niños que, bajo las condiciones culturales de la monogamia, son destetados al cabo de seis a nueve meses, mientras que la madre primitiva se dedicaba exclusivamente a su hijo durante dos a tres años. Sucede como si nuestros hijos hubiesen quedado para siempre insatisfechos, como si nunca hubiesen sido lactados suficientemente.15

Esto es solo la visión personal de Freud que se ha convertido en un elemento de significación universal para todos los psicoanalistas. El destete siempre sera traumático para el niño. Siempre sera un evento de importancia, según el Psicoanálisis, en la vida inconsciente de las personas. El grado puede diferir, pero siempre sera un asunto sobre el que los psicoanalista, si aparece, harán hinca píe de seguro. La psicoanalista luego usara el destete como elemento de alta significación para el niño, y hará un interpretación con él. Explicara una conducta por entero común y normal como un simbolismo sobre el destete.

El dibujo

Llegado Berni al consultorio y se le explica que puede hacer lo que quiera. Luego de ver la caja de juguetes el niño decide hacer un dibujo.

Hace una figura humana en el centro de la hoja, muy bien lograda para su edad; [...]
La hace con los brazos extendidos horizontalmente y en el aire, pues el piso lo pone en el borde inferior aunque la figura está a diez centímetros de este.16

Esto puede parecer ilógico a la vista del psicoanalista. Puede parecer que es significativo ya que aun al dibujar el suelo, el niño dibuja a la persona flotando sobre él. En realidad, por lo que pude investigar, esto es natural en los niños. Los niños muestran como perciben su relación con el mundo en el dibujo. Él esta en el centro y las cosas a su alrededor. Las cosas están al alrededor de él. De allí, la distribución del dibujo.

Además tiene un sombreado, como algo que cae en la zona de los genitales (un nene que se orina).17

Evidentemente el dibujo es un autorretrato del niño. Una lectura rápida del texto puede hacer aparecer este detalle del sombreado como un indicador de la auto-conciencia del niño sobre el problema de la enuresis. Bien podría tomarse como una proyección este detalle, pero, en realidad, esto bien pudo ser provocado por la misma situación de sesión. Momentos antes de entrar en la Hora de Juego, el niño es informado por el motivo de por que esta allí. La visita comienza con una entrevista a los padres y luego de ella, la psicoanalista explicita el requisito que el niño debe ser informado.

En ella, al terminar, el psicólogo debe pedirle a los padres que si no todavía no le han informado al niño que están preocupados por el síntoma que les llevo a la consulta, deben explicarla que van a venir a trabajar con nosotros a ver que le pasa y como podemos ayudarlo a solucionar este problema, que de esto se ocupan los psicólogos quienes no son maestros que enseñan, ni médicos que dan remedios.18

Al hacer hincapié en la enuresis e informarle que su visita al consultorio es originada por su problema de enuresis es un factor que no se puede desestimar en la formación del dibujo. Al saberse el centro de la consulta y ver que su problema requiere de ayuda profesional algo de esperarse es que el niño refleje su problema en el dibujo. Al considerar la importancia que los padres le dan al problema, que lo llevan a buscar ayuda profesional, y que el profesional de turno lo ayudara a resolver, bien el dibujo puede reflejar un llamamiento de ayuda de parte del niño, pero reflejo del pedido de ayuda de sus padres a la profesional.

Bien esto ultimo es una hipótesis, pero es una descuidada por la técnica y por la profesional. En todo caso, hay un factor despreciado que afecta el dibujo del niño. Este es un problema grave de las técnicas proyectivas. Son fácilmente influenciadas por lo detalles externos. Cuando comencé hablando de la interpretación detalle algunos de los factores que influencia las respuestas en los test proyectivos, y que también deben tenerse en cuenta sobre las técnicas psicométricas. Pero debido al énfasis en la subjetividad que hacen las técnicas proyectivas, en su caso esta influencia es mucho mayor que en las psicométricas. Y no se requieren estímulos intensos para lograr afectar los resultados. Por ejemplo, me tope con un estudio, que indica la influencia del bigote del investigador al dibujar un sujeto una figura humana masculina19. Así bien el dibujo del niño pudo ser afectado de la misma forma. Por lo que el detalle no es un detalle inconsciente proyectado sobre el dibujo, si no la influencia del acto de ser informado por sus padres explicándole y remarcando su problema como de importancia.

En el lado izquierdo del extremo superior de la hoja, hace una nube y en el lado derecho de la parte superior, hace un sol (a los que no toca).20

La nube y el sol se tornaran luego, en la interpretación de la psicoanalista, en dos claros símbolos freudianos.

La telepática transferencia

Antes de pasar a analizar la interpretación que la psicoanalista hace del dibujo del niño, quiero ponerla todo entera para que el lector se de cuenta el nivel al que puede llegar el pensamiento de un psicoanalista. Quiero marcar los altos niveles imaginativos que la mente de un psicoanalista alcanza. Bienvenidos a la mente de una psicoanalista.

Siento (contratransferencialmente) que me dice: "Soy un nene que está tironeado (en un situación triangular) entre una mamá muy angustiada (nube) y un papá (sol). Que no me sostienen, por eso estoy en el aire. Sé que existe lo real, el piso, por eso lo dibujo. Pero ellos están desconectados, me tironean, no me sostienen, quieren que yo los sostenga pero no puedo, ni siquiera los toco, me angustio y me orino. No pueden pensar en mí. Pero estoy maduro para mi edad, Mira que completa hago la figura humana y qué bien".21

Todo esto lo extrae de un simple dibujo. Ningún dato más le permite extraer las intenciones y emociones del niño. Solo desde el dibujo lo hace. La pregunta es como llega a todo eso.

Analizando a la analista

Siento (contratransferencialmente) que me dice:

Aquí hay involucrado un concepto psicoanalítico, pero curiosamente mal entendido. La transferencia es la puesta en juego de ciertos sentimientos producto de revivir experiencias pasadas sobre la figura del psicoanalista. Supongamos un psicoanalista varón y una analizante mujer. supongamos que la mujer tiene cierta actitud de rebeldía para con el psicoanalista. Esta actitud puede explicarse, según el psicoanálisis, por ejemplo, como una actitud de rebeldía que tiene , o tuvo, con su propio padre, que la figura de autoridad del psicoanalista sirve substituto. Dicho de forma más sencilla, la mujer ve la figura de su padre en la figura del psicoanalista y revive así la rebeldía con su padre. Así, en realidad, según el Psicoanálisis, la rebeldía no es con el psicoanalista si no con el propio padre22.

La contra-transferencia es la transferencia del psicoanalista. Es una transferencia en sentido inversa que va del psicoanalista hacia el analizante. El prefijo contra da cuenta de que nace en forma de respuesta a la transferencia del analizante, pero no difiere en su naturaleza. Ambas son transferencias. Así como el analizante revive cosas en la figura del psicoanalista, este puede revivir cosas propias sobre el analizante. Siguiendo con el ejemplo, el psicoanalista respondiendo a la rebeldía de la analizante puede responder de forma completamente autoritaria, ya que así respondió él a la rebeldía de su propia hija. O también pudo responder sumisamente a esa rebeldía, debido a lo mismo. Pudo haberse comportado sumisamente frente a su hija rebelde y puede revivir esa sumisión en la figura de la analizante. Así el psicoanalista puede tomar al analizante como una figura substituta de su propia hija, como esta toma al psicoanalista como figura substituta de su propio padre.

Dicho esto, es fácil ver que lo que propone la psicoanalista es confuso. Incluso parece entender mal el concepto de contra-transferencia. El analizante revive ciertas situaciones en la figura del analista. Aquí el niño puede comportarse con la psicoanalista como si se comportara con una persona importante y relevante para él. La psicoanalista puede responder a esta transferencia actuando como, por ejemplo tomar al niño como su propio hijo. O sea la psicoanalista revivirá cosas propias de su historia sobre el niño. Transferencia y contra-transferencia son procesos por lo que pasan los sujetos en una relación psicoanalítica, Aunque ambos procesos pasan en el ambiente psicoanalítico como respuesta uno al otro son independientes entre sí. Se disparan como respuestas, pero no implican que estén relacionados en la forma en que se desarrollan.

Lo que la Psicoanalista parece entender por contra-transferencia es una especie de entendimiento, comprensión, o aprehensión, a través de las actos del niño, de las emociones e intenciones de este. Esto no se ajusta para nada al concepto de transferencia. El niño con su actos, siguiendo la teoría psicoanalítica, solo podría despertar deseos inconscientes que ya se encuentren en la psicoanalista, la cual los pondrá, luego, en juego en su relación terapéutica con el niño. Pero nunca la conducta del niño podría transmitir a la psicoanalista el estado de animo del mismo niño, y menos aun sus intenciones. Eso sería telepatía. Los actos del niño la psicoanalista solo pueden ser interpretados.

"Soy un nene que está tironeado (en un situación triangular) entre una mamá muy angustiada (nube) y un papá (sol) ...

Dos cosas salen de esta frase. La primera es un ejemplo de aquel simbolismo freudiano universal del que hablaba. No hay nada en el dibujo, o en el caso, que permita intuir por que el sol del dibujo es considerado, por el niño, una representación del Padre. Sin embargo, la psicoanalista lo asume sin problema debido a que Freud, en el caso Schreber, toma al sol como representación del Padre. La ecuación es que el sol es representación de Dios y al ser Dios representación del Padre el Sol se convierte transitivamente en representación del Padre. Este simbolismo del sol como el padre es tomado como universal por todos los psicoanalistas debido a que Freud lo estableció así, y, por ende, sera así para todos los sujetos analizados. No importa la situación, el contexto o la persona que haga un dibujo del sol, este siempre sera el símbolo del Padre. Por ejemplo, no importa que lo Egipcios hayan venerado al Dios sol Ra, ya que estaban a merced de la influencia del sol en sus vidas. Los psicoanalistas dirán, sin dudarlo, que es una representación del Padre y obviamente relacionado al complejo de Edipo. Ra sería entonces, no un simbolismo de la importancia del sol en sus vidas, si no de la primacía del falo paterno. Otro ejemplo es las manera que el mismo Freud, en otro momento, se refiere al paciente y al proceso psicoanalítico por el que pasa.

Dios es equivalente al padre, la Madonna es la madre, y el paciente mismo no es otro que Cristo.23

Volviendo al caso, la madre aparece en el dibujo como una nube. No recuerdo ningún escrito que pueda dar cuenta de que una nube pueda ser la representación de la Madre. Mi mejor apuesta es la oposición. Al estar la nube del lado opuesto del Sol, o sea el padre, la conclusión parece ser que la nube es la madre. Pero no creo que esta sea la forma en la que llego a esta conclusión. Un camino tan directo no es digno de un psicoanalista. Debe ser un camino simple pero más largo. Pensando que es la única nube del dibujo, se puede pensar que esa nube es la única que puede opacar al sol. Sabiendo que la pareja tiene problemas, la psicoanalista debe pensar que la mujer se enfrenta al hombre y entonces puede ocultarlo de la vista del niño. El porque de que la madre este angustiada y como eso pueda extraerse del dibujo sera un misterio para mí. Posiblemente, este introduciendo su propia impresión, salida de la entrevista previa con los padres, al interpretar el dibujo.

La segunda cuestión a notar es, como lo veníamos adelantando, la psicoanalista ve que el problema de pareja es lo que afecta al niño, y por lo tanto es la causa de la enuresis. Es posible que lo afecte, pero no por que este en el centro de la disputa. Puede que esta afectado en algún grado por las peleas, quizás gritos y desavenencias en la pareja. Pero no tenemos ningún dato para decir que se encuentra en medio de esa pelea y que el niño este siendo disputado (tironeado) de alguna forma por la pareja. No hay ningún indicativo, en lo que la psicoanalista ofrece, de que se pueda intuir que el niño es el centro de la pelea de la pareja. Así como tampoco hay indicios que lo sea su hijo menor o su hija mayor. En caso que lo fueran, cabe preguntar por que los otros dos hijos no tienen problemas similares a los de Berni. ¿Debemos suponer que no son de interés para la pareja?

La única fuente de todo esto puede que provenga de la posición en que se dibujo el niño. Al dibujarse con los brazos extendidos y al estar, supuestamente, dibujados el padre y al madre a ambos lados de la figura, da la apariencia de estar tironeado por ellos. Sin embargo, y como bien hace notar luego la psicoanalista, contradiciendo esto a la ves, ninguna de las figuras se tocan. El sol y la nube no tocan la figura del niño. Así no parece factible que haya dibujado un tironeo, si no que su posición se parece más de brazos abiertos. Además la expresión alegre que tiene, no da la idea que se sea centro de una disputa, si no más bien que esta en una situación placentera para él.

Que no me sostienen, por eso estoy en el aire.

Como explique antes, esto puede deberse más probablemente a la forma en que los niños de su edad perciben el mundo a que sea una cuestión familiar expresada aquí. El niño percibe el mundo como rodeándolo. Las cosas están su alrededor. En realidad, no esta en el aire, si no en el centro, y las cosas a su alrededor.

Sé que existe lo real, el piso, por eso lo dibujo.

Es confuso esto. Lo "real" parece más tener una significación del tipo lacaniana, que expresar que hay una realidad. Si es lacaniano esto no me interesa meterme ahí. Si no es lacaniano esto, no tengo idea que quiere referir con que exista una realidad y que se asume que el niño pareciera estar negándola. ¿Psicosis tal vez? Realmente es confuso esto para mí.

Notese algo más. Notese como la psicoanalista declara que el dibujar el piso es un acto intencional del niño. La psicoanalista esta poniendo intenciones en el niño solo partiendo de un dibujo. Es ella la que habla por el niño, no el niño.

Pero ellos están desconectados, me tironean, no me sostienen, quieren que yo los sostenga pero no puedo, ni siquiera los toco, ...

Nuevamente, la psicoanalista mete un sentido que no esta allí, y hasta parece contradecirse al hacerlo. Antes menciono un tironeo de los padres hacia él. Ahora, los brazos extendidos se interpretan como una posición para sostener, supongo, en ambas manos al padre y a la madre. Primero el niño era disputado por los padres, luego el niño debe mantener la unión de la pareja. ¿Es posible que una misma imagen puede tener dos sentidos casi opuestos? Para el Psicoanálisis si es posible.

Freud invento una regla en la interpretación. Algo puede estar sobredeterminado. Alguna cosa puede significar esto y aquello a la vez, incluso cuando ambos significados se contradigan. Incluso puede tener un tercer o cuarto significado. Es por esto que las interpretaciones psicoanalítica siempre están correctas. Un psicoanalistas no puede llegar nunca a contradecir a otro puesto que los actos del sujeto están sobredeterminados. Ambas psicoanalistas estarán en lo correcto, sin importar que sus opiniones de un caso sean contrarias y contradictorias entre si. Cualquier cosa que se diga siempre se tomara por correcta24. Así que para la psicoanalista, esto no sería una contradicción si no una posible sobredeterminación.

... me angustio y me orino.

Una pelea familiar bien es una fuente de estrés para cualquier miembro de la misma, sin importar su edad. Bien esta disputa familiar puede ser fuente de angustia para el niño, lo cual puede facilitar el que se orine. Pero difícilmente pueda ser la causa.

Algo para notar aquí es la falta de hipótesis alternativas que pueden dar cuenta del problema. no hay datos que los padres hayan ido a un doctor para explorar causas alternativas como una infección urinaria, o algún problema en la vejiga del niño, o meramente un lento desarrollo. Tampoco hay indicaciones de la psicoanalista para que vaya a contemplar estas alternativas.

No pueden pensar en mí. Pero estoy maduro para mi edad. Mira que completa hago la figura humana y qué bien.

¿El niño realmente tiene la intención de mostrar una madurez? Más bien parece que la psicoanalista vio esa madurez en el dibujo y ahora interpreta que la intención del niño es mostrar esa madurez. Al describir el dibujo, la psicoanalista dice:

Hace una figura humana en el centro de la hoja, muy bien lograda para su edad; [...] 25

La idea de madurez reside en la psicoanalista, y luego en la interpretación esta idea se filtra, como se filtra la simbología freudiana que usa. Las presunciones del psicoanalista son puestas por ella misma en las interpretaciones que hace y luego cree que son deducidas de las conductas del niño.

Segunda interpretación telepática

Luego que termina de dibujar toma los ladrillos y comienza a armar dos partes o columnas (dos personas) e intenta ponerles techo (unión y sostén), pero no lo logra, y se le desarma varias veces, al final hace un solo bloque que es como una teta26, una montaña, algo sin forma clara.

El niño parece dejar los ladrillos en un montón luego de infructuosos intentos de poner techo a una estructura. El montón es interpretado por la psicoanalista como un símbolo de una teta. ¿De donde sal tal interpretación? Ella misma nuevamente posa su atención en un detalle de la entrevista y lo deposita como producto de su interpretación en los actos del niño. Al sentir el asunto del destete en la entrevista con los padres y asumir su importancia capital para los niños según pretende el mismo Freud, la idea del evento traumático del destete se mantiene en su cabeza, y salta a buscar algún detalle en los actos del niño que se asemejen en cierta forma al destete, o que pueda inferirlo de ellos. La idea ya esta en la mente de la psicoanalista, y solo busca algo que lo confirme. Así encuentra en un montículo de ladrillos la forma de una teta. La idea del destete fue puesta por la psicoanalista, puesta en los actos del niño y luego esta proclama que simplemente los dedujo de los actos del niño.

Como se vera, esto es demasiado lejos con una interpretación. Es asumir intenciones que no hay. Es casi pretender pensar por el niño. Existe una explicación más sencilla por que un niño deja un montículo de ladrillos luego de jugar con ellos. Es por que todo el mundo lo hace así. Luego de destruida una construcción los ladrillos, uno los junta en una pila para que no se caigan de la mesa. O simplemente los deja apilados cuando la construcción misma se desarme, lo que, obviamente, creara una pila. Tampoco nadie se pone a arreglar meticulosamente los ladrillos luego de jugar con ellos. Justamente esto sería lo extremadamente raro. Que un niño acomode de manera muy ordenada los ladrillos con los que acaba de jugar sería de lo más extraño. El máximo orden que uno puede pretender de es que los vuelva a colocar en la caja. La mayoría de los niños solo dejaran los ladrillos allí donde se quedaron luego de que jugo con ellos, y si se construyo con ellos algo de seguro formaran una pila donde los deje.

Nuevamente, hay algo contradictorio en la interpretación de la psicoanalista. Si el montículo forma una teta, o una montaña por lo tanto no es algo sin forma clara. ¿Por que esto? Puede ser que este pensando en una angustia sin objeto, una angustia que no puede ser dirigida a algo especifico. Quizás relacionado con la imagen de una madre angustiada, que da con su propia interpretación de una nube. Es difícil saber que pretende indicar.

Obviamente este juego tampoco quedara libre de una interpretación o, más bien, percepción telepática.

¿Que me transmite nuevamente aquí, a través de este juego?
"Intento unir y sostener a papa y a mamá, las dos columnas y no puedo (techo de unión que se desarma), me quedo mal, amorfo, me angustio."

Hay un movimiento sutil en esta interpretación. Aquí la psicoanalista esta usando el dibujo para interpretar el juego del niño. Como vimos en el dibujo, la psicoanalista interpreta dos cosas contrarias. La primera es que el niño es tironeado por ambos padres, dando la idea de una disputa en la cual el niño ocupa el centro. La segunda, contraria a la primera, es que el niño intenta sostener a ambos padres. Aquí se ve nuevamente lo mismo que el segundo caso. El niño intenta crear, presumo, una pequeña casa. Levanta dos pares o columnas e intenta poner un techo sobre. La psicoanalista asume que intenta unir la pareja; quizás a la familia, asumiendo como símbolo común la casa como símbolo, común y sobreentendido, de la familia.

Esta es la misma idea del dibujo. La psicoanalista encuentra una idea en el dibujo y por similitud pasa a buscarla en las acciones del niño. solo busca actos que confirmen su primer supuesto interpretativo. Utiliza el dibujo para interpretar el juego del niño, cuando debería extraer conclusiones de dibujo y del juego independientemente y luego confrontarlos. Bien puede objetarse a esto que esta interpretando el juego por si solo, pero no hay simbolismo que la apoye para decir esto. En el dibujo al menos contaba con el unilateral simbolismo freudiano. Aquí carece de referencia o autor alguno para decir esto, solo puede apoyarse en un simbolismo vox populi, por así decirlo, de la casa como lugar de la familia.

En cuanto a la "modalidad de juego", vemos que es plástica, pues nos muestra el mismo conflicto con los mismos mediatizadores; esto sería una convergencia intratécnica entre el grafismo y el armado de ladrillos (compulsión a la repetición)"

Todavía queda un detalle que da cuenta de la forma de interpretar los signos que tiene un psicoanalista. El detalle aquí es la mención de "compulsión a la repetición". Lo que se entiendo por esta compulsión a la repetición es lo que el mismo nombre indica. Es una tendencia a repetir los mismo patrones de conducta , una y otra vez. El ejemplo clásico que se maneja dentro de la Facultad de Psicoanálisis es del de la mujer que elige una y otra malas parejas y terminan en relaciones problemáticas. Esto es explicado, más bien descrito, como compulsión a la repetición. La mujer estaría impulsada por una tendencia inconsciente a repetir una primera mala relación27 ¿Pero en donde encuentra indicadores la psicoanalista para soportar esta idea de compulsión?La psicoanalista encuentra una convergencia entre dos técnicas: el juego y el dibujo.

Durante el juego, el niño intenta construir una estructura sencilla: dos paredes, o columnas, y un techo. Fracasa al hacer esto y vuelve a intentarlo. El niño intenta armar varias veces la construcción que se le desarma. En esto la psicoanalista ve una compulsión a la repetición, cuando cualquier otra persona vera una perseverancia normal ante un intento fallido. El niño al fallar una vez intenta volver a construir la estructura de nuevo. Lo raro aquí sería que no lo haga. Si una persona se rinde frente al primer fracaso, ciertamente no le ayudara en la vida cotidiana. Esto ultimo justamente seria el problema y no la perseverancia del niño.

En el dibujo, o "grafismo" según la psicoanalista, es difícil ver donde encuentra la "compulsión a la repetición". Una mirada más atenta puede ver el pasto como signo a la "compulsión de repetición". La forma zigzagueante en que el niño dibujo el pasto es interpretado como una "compulsión a la repetición". Es imposible que alguien pueda dibujar un pasto sin que sea interpretado como "compulsión de repetición". El pasto crece de mata en mata, lo que lleva a una repetición en su forma. No hay forma que un dibujo de un pasto no tenga una repetición. Algo equivalente seria dibujar un árbol e indicar que hay compulsión a la repetición por dibujar una y otra vez las hojas del mismo.

Cabe una posibilidad que explicaría el por que la psicoanalista dice esto. Es posible que haya interpretado el pasto como un piso, y supuso que esta forma zigzagueante de dibujo no esta acorde a un dibujo de un piso llano. De forma sencilla, la psicoanalista no comprende el dibujo del niño y no entendiéndolo se lanza a interpretarlo más allá de su sentido más claro, que es un niño alegre en un espacio abierto bajo un cielo claro y algo depejado.

El método interpretativo en realidad

Básicamente el psicoanalista escucha primero al paciente y extrae de su relato sus primeras hipótesis. Obviamente, hipótesis basadas en el trabajo de Freud. Luego utiliza todo su potencial en encontrar las evidencias que respondan a su hipótesis inicial, y no parara hasta confirmarla. No importa el tiempo que lleve. Para hacerle tiene un arma a su disposición: la interpretación.

En este caso la psicoanalista se basa en ella para concluir lo que concluye. Pero curiosamente no hay leyes escritas, y por lo tanto parámetros claros y concretos de como hacerlo. Así que lo que prima al momento de interpretar es, casi por entero, las ideas propias del psicoanalista, sus juicios y prejuicios personales. Aquí al psicoanalista entrevista a los padres del niño y de allí saca sus conclusiones, que luego confirmara indefectiblemente interpretando todo. Difícilmente, pueda equivocarse ya que el método de la interpretación confirmara lo que él quiera. Si no lo hace tempranamente, el psicoanalista pensara que no ha escarbado lo suficiente y seguirá hasta encontrar evidencias que confirmen sus hipótesis. No importa el tiempo que lleve. Hasta no encontrar algo no se detendrá. No lo detendrá ni siquiera las evidencias en contra que se tope en su camino. Serán para el, sencillas muestras de que va en la dirección correcta ya que son productos de la resistencia del paciente. O bien, como mostré antes donde algo puede tener dos significados contrapuestos, pueden ser interpretadas como evidencia a favor de su hipótesis; esa primera hipótesis inicial y temprana, formada en la cabeza del psicoanalista, que se genera justamente cuando el paciente abre la boca por primera vez.

¿La hora de juego no sirve entonces?

Luego de todo lo que he escrito uno puede pensar que esta técnica es inútil. Lo que realmente es inútil son las interpretaciones freudianas hechas sobre el accionar del niño. Como ya marque antes, y Ellis marco ya hace un siglo, las interpretaciones freudianas son demasiado profundas, tanto al punto de ver en la semilla del árbol el futuro árbol, y perder de visto el bosque que tiene enfrente. La psicoanalista intenta ir los más profundo que puede en sus interpretaciones y parece ir demasiado lejos. Asume intenciones del niño a partir de un dibujo por demás escaso en detalles. Exprime en demasía el significado de este dibujo. No es necesario ir tan lejos en las interpretaciones.

Hace un tiempo una profesora nos acerco un dibujo hecho por una nena de 9 años en una situación bastante problemática de la familia, pero su exposición estuvo por completo ausente de interpretaciones psicoanalíticas. El sentido del dibujo era evidente cuando se lo articulaba con el contexto. El dibujo mostraba con claridad el sentir de la niña. Mostraba el temor hacia el padre y la alegría de estar con la madre. No hacia falta que la niña lo expresara. El dibujo era claro. En este tipo de interpretaciones no veo problema, incluso veo que el dibujo, en tales situaciones, puede ser un herramienta muy útil.

Una diferencias fundamental entre ambas interpretaciones es que las psicoanalíticas intentan descubrir factores ocultos. En cambio en el caso de la niña las interpretaciones no son tan profundas y se condicen con la historia misma de la niña. En realidad, el dibujo fue usado más como medio de expresión de lo que sentía conscientemente la niña, que como una forma de averiguar lo que no decía. La niña sobrecargada por los eventos, o quizás con una incomodidad para hablar de ellos, encontró en el dibujo un medio de expresar su sentir. Incluso el dibujo de Berni, lo muestra feliz al niño, y no tan atribulado por la peleas conyugales como pretende la psicoanalista. Esta intenta descubrir en el dibujo un sentir que no esta apoyado por nada más que su interpretación de un dibujo.

Una variante de esta técnica de Hora de Juego esta en hacer jugar a todo la familia junta28. Esto permite al psicólogo tener de primera mano una muestra de la dinámica familiar. La forma en que encaran el juego y lo desarrollan permite ver los roces y conflictos ya instalados entre los miembros de la familia. Por ejemplo, podrá ver si el niño tiende a jugar más con un padre que con el otro, y hasta si se forman "alianzas" de juego entre los miembros de alguna familia numerosa. Aquí los psicoanalistas estarán atentos a signos de la simbología freudiana que interpretaran en busca de complejos de Edipos, mucho más lejos de lo que tienen a primera vista.

Las interpretaciones psicoanalíticas van demasiado lejos a utilizar esta técnicas. En ves de centrarse en el aparente flotar del niño en el dibujo, o de las posición de los brazos, o si le dibujo o no zapatos o pelo, podría notar el tono alegre del dibujo. O por ejemplo ver el tono del juego, si lo hace o se siente inhibido, o hace muestras de violencia al jugar, en ves de pensar que tipo de forma tiene los ladrillos dejados por el niño en la mesa. Nuevamente, como Havelock Ellis mencionaba hace ya 100 años, los psicoanalistas se centran en obtener una infinita significación de las cosas más irrelevantes e insignificantes. Intentan ver la semilla del árbol y pierden de vista el claro bosque ante ellos.

Concluyendo

Lo que intente mostrar aquí es un poco de como la mente de un psicoanalista funciona. Como razona y percibe al mundo. Estos casos donde se publican materiales clínicos es de mucha ayuda para lograrlo, aunque son escasos los detallados como este, la mayoría son sesgados. Este tipo de criticas es el motivo por que no aparecen muy a menudo, las cuales son tomadas como resistencias al Psicoanálisis, por tener algún problema inconsciente oculto o por que simplemente no se lo entiende correctamente. Cuando se puede leer este tipo de material se puede uno encontrar con muchas cosas extrañas y raras producto de los divanes psicoanalíticos. Ya que el publico general no esta preparado para estos materiales adecuadamente, pueden ser malinterpretados, o lo que es peor interpretados correctamente, los psicoanalistas son muy reacios a publicarlos. Pero a veces pasa y uno puede ver lo que sucede en sus cabezas llenas de fantasmas, deseos incestuosos y divanes de cuero fino.

  1. 1. ¿Que te gustaría ser si no fueras un ser humano? por ejemplo es una de las preguntas de un test
  2. 2. Aunque existan "profesionales" que no lo tomen en cuenta para nada. :-(
  3. 3. En realidad, el problema radica en que supone que existe un inconsciente a la forma de un homúnculo controlador del sujeto.
  4. 4. Años de psicoanálisis lo confirmaran tarde o temprano.
  5. 5. Si alguien piensa que esto es redundante por que una mujer no puede tener un falo, pues entonces no conoce nada del Psicoanálisis.
  6. 6. Nuevamente, si piensa que esto es exagerado pues tampoco conocen a los psicoanalistas.
  7. 7. Debido a que se pone la cabeza dentro.
  8. 8. Maladesky, Alicia La técnica de la hora de juego como instrumento diagnostico. en El Método Psicodiagnóstico Y el ejercicio profesional del psicólogo (Veccia, Teresa Ana) - p. 79
  9. 9. Interesantemente, la psicoanalista describe lo que puede estar en el espacio de juego

    El mobiliario, la mesa y las sillas deben tener el tamaño apropiado para que puedan ser utilizados por niños de diferentes edades. Se puede incluir un diván [...] (Ibid. p.68)

    Esta psicoanalista hace honores al termino divanista.

  10. 10. Un ejemplo de esto puede verse en el documental Le Mur cuando la psicoanalista Geneviève LOISON toma un cocodrilo y explica que este simboliza al madre, y explica como interpreta los actos del niño como deseos hacia la madre.
  11. 11. Ibid. p.79
  12. 12. Idem
  13. 13. Idem
  14. 14. Idem
  15. 15. Sigmund Freud - Sobre la sexualidad femenina - Obras Completas (Ballesteros) - Biblioteca Nueva p.3083
  16. 16. Op. Cit. p.80
  17. 17. Idem
  18. 18. Ibid. p.68
  19. 19. Gerald Yagoda & William Wolfson, Examiner Influence on Projective Test Responses - Journal of Clinical Psychology (1964 Jul;20) p.389
  20. 20. Idem
  21. 21. Idem
  22. 22. Este es uno de los principales argumentos teóricos psicoanalíticos por el cual los psicoanalistas se inmunizan frente a las criticas directas: "El paciente no me esta criticando a mi. No esta enojado o disgustado conmigo si no que inconscientemente esta disgustado con su padre y/o madre".
  23. 23. Sigmund Freud - Carta a Oscar Pfister 18/3/1909

    God is equivalent to father, the Madonna is the mother, and the patient himself is no other than Christ.

    Y supongo que el diván es la cruz.

  24. 24. Recuerdo haber hecho una interpretación en clase sobre un caso diferente a la de Freud. El profesor acepto mi interpretación, aun cuando era muy diferente a la de Freud. Nada a priori podía negarla, debido a esta sobredeterminación. La corrección de ambas interpretaciones solo podían resolverse en los efectos que tuviera en el paciente, os ea usando el método de prueba y error.
  25. 25. Ibid. p.80
  26. 26. El resaltado es mío.
  27. 27. Una explicación más simple para esta conducta es la que la mujer tiene ciertas conductas o patrones que dificultan la convivencia, por lo que no importa la pareja que elija la mujer dificultara esa relación. Lo mismo vale para los hombres.
  28. 28. Debido a problemas familiares, yo mismo pase por esa experiencia. Lo que recuerdo de ella era el tic nervioso de uno de los "profesionales" que nos observaban. Lo que terminamos con mi familia luego de esa sesión fue el tic nervioso de ese sujeto. Era una imagen que inspiraba "confianza y profesionalismo". Pensábamos que estaban más locos ellos que nosotros. :-)

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Enter the characters shown in the image.
Distribuir contenido (RSS)