Educando al divanista sobre sus mitos y creencias
Cronicas de un hereje en la secta psicoanalitica
CJCblog

[Freud] es extraordinario. Obviamente, muchos de sus pensamientos son sospechosos, y su encanto y el encanto de sus argumentos es tan grande que te puede engañar con facilidad... Así que recurre a tu inteligencia.

— Ludwig Wittgenstein

Citado en el Capitulo 1 de "Madness in the couch" de Edward Dolnick

La infinita significación de las cosas mínimas

Hace un tiempo rescate una frase de Havellock Ellis que retrataba la forma de pensar que tienen los freudianos. Según Ellis, los freudianos consideran de suma importancia los detalles más insignificantes ya que pretenden encontrarle infinidad de significados de pretendida suma importancia y relevancia. Tan así son los freudianos que de un simple hecho sin la menor importancia pueden intentar descifrar toda una persona, esto gracias su clave universal de descifrado:sexo. No hay nada que no sea de suma importancia para el freudiano, pero cuando más insignificante sea más importante y relevante sera para él, y obviamente, esta aparente insignificancia, oculta un asunto sexual de suma importancia, al cual raudamente el psicoanalista se lanzara a descubrir, y nada lo detendrá en esto ... ni siquiera el sentido común o la lógica más simple. Mi actual profesora de prácticos es una freudiana de aquellas de las que Ellis hablaba.

Me encuentro de nuevo en la trinchera aguantando, ya no los bombazos, si no los gases soporificos de los divagues de mi profesora de turno. Las clases son aburridas al estilo de los divagues analíticos producto de las asociaciones libres. Inmensa cantidad de palabras, que presumen de profundas, que no conducen a nada claro y no parecen llegar a ningún lado tampoco., y menos transmitir algún conocimiento. Siempre una pregunta sobre otra, sin siquiera algo con lo que contestar la anterior, nada concreto en lo que afirmarse, nada con lo que guiarse. Y mucho menos de las técnicas proyectivas que deberíamos estar estudiando. Tres clases van y aun ningún mención concreta de que trate de una técnica concreta. La ultima clase pudo ser una verdadera perdida de tiempo, si no fuera por los dichos de la profesora que pude juntar para armar esta entrada. Si no hubiera cometido harakiri ahí mismo. Pero quizás eso hubiera sido más humanitario que escuchar las interpretaciones de la profesora sobre unos hechos insignificantes de las entrevistas que algunos compañeros hicieron. En ves de irme de la clase, me queda allí sentado pensando en lo hermoso que debe ser el silencio de la tumba sin divagues psicoanalíticos y me puse a pensar que método elegiría para alcanzar ese silencio.

Para este cuatrimestre debemos conseguir una cobaya para experimentar en él las técnicas proyectivas, las cuales son de orientación psicoanalítica. En resumen, es ponerlo a hacer dibujos e interpretar, sin un criterio claro, que significa lo que ha dibujado1. En realidad, no tengo mucho en contra de la idea que el ser humano proyecta ciertos sentimientos y emociones sobre su entorno y lo explica a partir de ellos. Es obvio que si creo que aquel es una amenaza para mí iré predispuesto a defenderme o a huir de él. No es difícil ver esto cotidianamente. Muchas confusiones y equivocaciones nacen de la idea equivocada que tenemos de los otros y de los ambientes en que nos movemos. Con que cambiemos la imagen que tenemos de ellos es suficiente para ver como nos adaptamos un poco mejor al ambiente. Pero el Psicoanálisis va mucho más lejos.

Para el Psicoanálisis, nosotros proyectamos la ideas, emociones y sentimientos en todo lo que hacemos. Toda nuestra nuestra personalidad, incluso cuando nos equivocamos. Quizás aun más cuando nos equivocamos. Pero lo que proyectamos no son cosas que podamos ser conscientes de ellas. Son cuestiones reprimidas, o más bien inconscientes. No podemos acceder a ellas con nuestra conciencia, solo a través de un psicoanálisis lo podemos hacer. Las técnicas proyectivas intentan explotar esta cuestión haciendo que dibujemos o imaginemos algo para, entonces, interpretar lo que producimos y desvelar el significado oculto e inconsciente de esto. Para ello, usan su clave sexual universal y una falta de un criterio claro para realizar la tarea. Cuando algo es inequívocamente interpretable como sexual y cuando no, es algo que nunca se explicita, ya que todo es sexual e interpretable para ellos. No hay lógica alguna detrás de la interpretación psicoanalítica. Se siguen diccionarios rígidos de significaciones ocultas e inconscientes. Por ejemplo, formaciones como obeliscos serán símbolos inequívocos de falos, no importa el contexto en que se diga. Así ignorando el contexto y tomando cualquier acto, o situación, como de suma importancia, se pude caer en interpretaciones y deducciones tan salvajes como la de mi profesora.

En la primera clase que tuve no llegue a darme cuenta de que mi profesora viene a ser un ejemplo perfecto de lo dicho por Ellis. Ella encuentra en detalles mínimos significaciones inmensas. Puede ver en hechos pequeños influencias enormes, incluso inmensas. En la primera clase una compañera entro a hablar de las técnicas psicométricas y las asocio al conductismo. Altamente cuestionable esto, claramente producto del desconocimiento de que es el conductismo y de ignorar la lógica detrás de las técnicas psicométricas. No son producto de una sola visión. La profesora retomo esto y dio una imagen sumamente sesgada del mismo. Dio una imagen del conductismo como si este fuera solamente un investigador y una rata a la cual se le dan premios y castigos por resolver algo. Dio una imagen de un conductismo de laboratorio bastante extremo. Dio a entender que era en su totalidad de esta forma. Levante la mano para expresar mi desacuerdo.

El laboratorio es una etapa muy primaria de la investigación psicológica. El conductismo clínico no es una cuestión de laboratorio. Exprese que la idea que la profesora da del mismo era equivocada, sesgada y reduccionista en extremo. En un momento de su replica, en la cual no pudo dar argumentos que respaldaran su posición, expreso que Estados Unidos esta atravesado por el conductismo en su totalidad. Nuevamente exprese mi desacuerdo. El Psicoanálisis esta aun presente en Estados Unidos. Aclaremos que fue desplazado de los centros de investigaciones, y lentamente de los ámbitos clínicos, debido a la inmensa cantidad de datos empíricos que no concuerdan con él, no porque sea rechazado dogmáticamente. Exprese en clase que el psicoanálisis ha estado allí desde principios de siglo y que sigue allí en el pensamiento norteamericano. Con solo ver los artículos de la psiquiatría norteamericana desde los años 40 en adelante se puede ver la enorme influencia de Psicoanálisis en ella2 Le transmití a la profesora que había leído varios artículos sobre las ideas en psiquiatrías de diversas épocas y veía la clara influencia del Psicoanálisis allí en Estados Unidos. Por ejemplo, recuerdo haber leído que Freida From-Reichmann aplica ampliamente el psicoanálisis en esquizofrenias en la década del 40 y siguió haciendo por la década del 50. Una investigación somera y rápida puede dar por tierra con la idea del rechazo del Psicoanálisis en Estados Unidos, cuestión que llevo como practica para escribir lo que escribo aquí. ¿Pero como sabe mi profesora de que la sociedad norteamericana esta atravesada por cierto positivismo y conductismo? Según ella, lo sabe por ver CSI Miami, y por que el director de la escuela de Bart se llama Skinner, el cual es el nombre de uno de los principales conductistas de su época3

En aquel momento no me di cuenta que detrás de esto podía estar aquella forma de razonar denunciada por Ellis en 1913. Si los escritores de CSI estaban influenciados por el positivismo, pues toda la sociedad norteamericana debería estarlo también. Si el nombre de Skinner aparece en una serie animada, no puede significar otra cosa que Estados Unidos es un hervidero de conductismo. Aunque debo decir que la idea de suicidarme no aparecía como opción, quizás por el shock en que entre al escuchar eso, comencé a contemplar la idea de clavarme un lápiz en cada oído para no tener que escuchar más. La idea del suicidio piadoso comenzó en la ultima clase.

El primer paso del trabajo practico es hacer un entrevista previa a la técnicas proyectivas que hay que aplicar. La entrevista es la técnica más importante del trabajo psicológico. Allí se aprende infinidad de cosas de la persona a entrevistar y es lo que guiara el resto del trabajo. Pues la profesora pide a alguno alumnos que lean las entrevistas que han hecho, pero no puede evitar hacer interpretaciones de lo más ... dejémoslo ahí. Para realizar la entrevista inicial los alumnos se pueden valer de un grabador. De este modo están más atentos a gestos y maneras del entrevistado que dan idea de su estado anímico. Pero esto puede traer problemas, ya que algunas personas no desean ser grabadas, por obvias razones de privacidad. Aunque es raro, puede suceder que alguien no quiera ser grabado, o tenga algunos problemas con ello. A la primera entrevistada le provocaba cierta incomodidad el ser grabada. Según la compañera que hizo la entrevista, la entrevistaba a cada momento estaba diciendo "que alguien no lo escuche". No tenía problemas en ser grabada, pero si estaba algo incomoda con ello. Cualquiera, sin la influencia del Psicoanálisis para razonar, se daría cuenta que lo que la entrevistada quería era un cierto compromiso de confidencialidad de la compañera entrevistadora. Que no fuera publicitado más allá del uso de la clase, o que simplemente, se mantenga lo anónimo del relato. Pero mi profesora pensaba diferente.

Esta insistencia en que lo que relataba la entrevistada no fuera escuchado por alguien más, para mi profesora, era un típico ejemplo de censura proyectado al exterior. Para ella, esta insistencia era una auto-censura de la entrevistada sobre lo que expresaba, sobre sus sentimientos sobre otras personas. Si había algo censurable claramente había algo reprimido y por ende algo sexual, ya que "siempre es sexual", en las propias palabras de mi profesora. No podía haber otra opción como que realmente no quería que los sentimientos de inconformidad que expresaba sobre alguien no lleguen a los oídos de ese alguien. No podía haber otra opción como recordarle a la entrevistadora que mantenga su promesa de confidencialidad por que si no la confianza sobre ella podía ser quebrada y la ponía en un situación algo difícil con ese alguien del que hablaba. No. Tenia que ser claramente algo sexual. Con solo unos minutos de la entrevista leída, mi profesora ya había concluido que había algo sexual detrás de todo el relato de la entrevistada.

Turno de otro grupo de compañeros y de otra lectura de otra entrevista. En esta la profesora ya no necesito escuchar ni siquiera la entrevista para llegar a la conclusión que algo sexual se jugaba en el relato de la entrevistada. La entrevistada bromeo "¿No lo vas a poner en Facebook? ¿no?". Alguien, quien su espalda es virgen aun de divanes, puede concluir que la broma tenia un doble sentido: reducir la ansiedad de la entrevista y recordarle al entrevistador, de manera amena y no agresiva, su compromiso con la confidencialidad de la entrevista. Pero mi profesora, como lleva tiempo recostada en divanes, además de acostar a otras personas en divanes, concluye que hay algo sexual aquí también. "Noten que como FaceBook es algo visual hay algo de exhibicionismo aquí." enunció sin pudor. Nuevamente, la mirada preocupada por lo insignificante conjugada con la clave universal interpretativa del sexo, hace de un evento, sin mucha mas importancia que en el momento, un asunto patológico. Si el aula hubiera estado en un séptimo piso o más alto, yo hubiera abandonado la clase saliendo por la ventana con un sonrisa en mi rostro. Pero no quedo aquí con esta entrevista.

Apareció un detalle más en la historia de la entrevistada. Esta había completado sus estudios secundarios, pero no había ido a buscar el titulo. Cuando se le indago sobre eso, según la entrevistadora, la entrevistada puso excusas como que no tenia tiempo. De nuevo, alguien, que no fue contaminado por la contemplación profunda de los pelos de la barba de Freud, vera algo común en el relato de la entrevistada. Mucha gente adulta trata de completar sus estudios, que de algún forma fueron truncados por eventos de la vida. El caso de la entrevistada era uno bastante común. En cierto momento, tuvo que elegir entre trabajar o estudiar. La entrevistada era hija de ciertos padres, por así decirlo, 'rústicos' que no le daban mucha importancia a los estudios de sus hijos. Así que ya adulta termino sus estudios, pero no fue a buscar su titulo. Esto era inconcebible para mi profesora. Nadie en sus casillas haría tal cosa. Si alguien termina sus estudios va a buscar su titulo. No había otra opción para mi profesora. No podía pensar que alguien en su sano juicio no le importara un titulo que quizás nunca usaría. Si no lo había ido a buscar es que algo malo le estaba pasando a esa mujer. Para mí profesora, esto era sintomático e incluso la mujer podría ser neurótica.

Lo que mi profesora freudiana no pudo pensar es que esto es algo común. Muchas gente retoma sus estudios inconclusos solo para completarlos. Nada más. Esto es una etapa de sus vidas inconclusas y desean completarlas. Completar los estudios es un logro, un evento de importancia en la vida de las personas, por lo que muchos, aunque tiene su vida ya armada y no lleguen a usar nunca su titulo, desean tener ese logro y tener la satisfacción de haberlo hecho. El titulo en sus paredes no vale tanto como el hecho de haber logrado completar eso inconcluso, y, hasta a veces, negado en su vida. ¿Vale la molestia de un tramite, posiblemente lento y engorroso, para tener el titulo en papel para el que nunca se le dará uso? Esta es una de las posibilidad que la barba de Freud oculta a la vista de mi profesora.

Aun hay una cereza más para este postre indigesto. No recuerdo bien si en esta u otro entrevista leída, apareció, en lo que decía mi profesora, un detalle que me gustaría rescatar. El Psicoanálisis moderno dice que toma de forma casi holistica al sujeto. Dicho de otro forma, toma todo el sujeto y no deja nada aparte. Sin embargo, la realidad, según lo que mi profesora dijo, es dejada de lado. Según recuerdo, una de las entrevistadas se quejaba de la madre. Creo que era de esta ultima entrevistada, ya que la madre no hizo nada por los estudios de la entrevistada. En realidad, poco importa esto, ya que la profesora lo dejo de lado rápidamente. Para ella, poco importaba si la madre realmente era la verdadera fuente de las quejas de la entrevistada. Lo que importaba era la madre "internalizada". Para mi profesora, no importa si la madre real era como dice la entrevistada, lo que importaba era la idea que la entrevistada tenía sobre ella. No importaba la madre real. No importa si la madre real fue una maldita con ella o no. No importa si eso fue o no real. No importaba nada de lo que la madre había hecho. ¿Realmente no importan los padres reales? ¿Realmente no importa la relación que tuvo la entrevistada con su madre y que forma su infancia?

Pensemos en una persona con una mala relación con su madre, que efectivamente es producto de maltratos por parte de la madre para su hijo. ¿Tenemos que pensar todo pasa por el hijo solamente? ¿Debemos despreciar la realidad de una madre muy difícil de tratar y pensar que solo debemos hacer que el hijo la imagine de mejor forma? Si alguien se queja de su madre en un consultorio psicoanalítico, puede experimentar todo esto como un rechazo de parte de su psicoanalista, y no estaría errado si lo piensa. La persona que busca ayuda en un psicoanalista por causa de un madre muy difícil de tratar puede encontrarse con "profesionales" como mi profesora que deja de lado la verdad histórica de una relación problemática y hace pesar toda la responsabilidad de esa relación sobre el hijo.

Esto me deja pensando. Si una persona adulta víctima de maltrato infantil, por decir algo, llega al consultorio de mi profesora ¿esta dejara de lado el maltrato y empezara a analizar la madre internalizada por la víctima? ¿Se dejaran de lados lo hechos para analizar las supuestas fantasías de la víctima sobre sus padres? ¿No debería tomarse en cuenta los hechos que formaron la relación de la víctima con sus padres? Este concepto de "madre internalizada" evita la investigación histórica de hechos relevantes y de importancia en la historia del sujeto. Estos hechos pueden ser cruciales y pueden marcar el desarrollo psico-físico-emocional de la víctima. ¿Debemos asumir que lo que alguien diga de sus padres es una fantasía? Pensar esto hace que hechos de suma importancia sean despreciados por el psicoanalista, cuando deberían ser tenidos muy en cuenta. Lo peor es que hace que el peso de todo caiga sobre los hombros de las víctimas. De estas reflexiones pase a pensar sobre el calibre que debería tener la bala que me quitaría de esta miseria.

Y aun esto no termina. En la primera clase la misma profesora relata un experiencia propia de una entrevista que tuvo que hacer. El entrevistado de turno estaba allí por una orden judicial. El objetivo, por lo que entendía, era ver la responsabilidad del entrevistado en un accidente de trabajo, sucedido en un barco. No recuerdo bien si había provocado daño a otra persona o el daño era sobre él. En realidad, no es muy importante esto, si no que lo importante era que un caño había provocado el daño y, aparentemente, el entrevistado parecía haber provocado el accidente al mover el caño. Según este, "el caño se había movido solo".Totalmente esperable esta respuesta. Si esta en cuestión la responsabilidad de uno en un accidente es natural que uno trate de desplazar esa responsabilidad hacia alguien más. Al no haber alguien más, el entrevistado supone, o más bien propone, que algo ha movido el caño provocando el accidente. Así dice que tuvo que moverse solo; o sea que algo, más allá de él, lo desplazo. Quizás, por ejemplo, algún movimiento del barco, o una sujeción floja que al romperse libero el caño. Esto haría que no tuviera responsabildiad alguna sobre el hecho. Pero, obviamente, para una psicoanalista experimentada como mi profesora, decir que un caño se mueve solo puede ser signo de psicosis.

Debido a que la psicosis, según ella, piensa de forma animista, esto mostraba que el entrevistado tenía caracteres psicóticos. El psicótico, según ella, piensa como piensa un niño que atribuye sentimientos y voluntades a los objetos. Así el niño corre por que la luna lo persigue, o piensa que el trueno es signo de enojo del cielo. Como el entrevistado dijo que el caño se había movido solo era signo claro de psicosis en algún punto para mi profesora. Luego le aplico diversas técnicas proyectivas al entrevistado, pero ya pudo ver claramente caracteres psicóticos en sus dibujos. Teniendo el detalle del animismo en mente, mi profesora, según ella misma declara, pudo encontrar con facilidad esos detalles en sus dibujos. En otras palabras, ella con el asunto del caño ya lo había diagnosticado, solo necesitaba encontrar en los dibujos detalles que reafirmara su diagnostico. Y al centrar todo su atención en ciertos detalles debe dejar de lado otros que bien pueden contradecirla. Teniendo el significado de aquello irrelevante, pudo descifrar toda la personalidad del entrevistado. El resto era solo buscar lo que reafirmara esto. Esto muestra el peligro de esta forma de pensar ya que se decide bajo esta lógica sobre el destino de las personas, encima con técnicas que no son validadas de ninguna forma y que solo son usadas nada más para justificar las especulaciones y suposiciones gratuitas de los psicoanalistas. Sinceramente, no puedo dejar de pensar en alguna forma de abandonar este mundo. Quizás de irme a otro planeta libre de pseudociencias. ¿Existe algo así?

Si no fueran por lo cafés que me tomo antes de la clase, y en medio de ella, me hubiera quedado dormido en un sopor profundo que terminaría inevitablemente en un coma profundo. Pero el ponerme a escuchar tampoco parece buena idea. Al escuchar las interpretaciones freudianas de mi profesora me entran unas ganas de saltar de algún campanario. No parece buena ninguna de las dos opciones. O entrar en coma irreversible por aburrimiento o escuchar las salvajes interpretaciones de mi profesora. ¡Que Dios se apiade de mi alma!

  1. 1. Aquí se puede ver un ejemplo de interpretación psicoanalítica.
  2. 2. Lamentablemente, no recordé en esos momentos unos datos sobre la difusión del Psicoanálisis en Estados Unidos para apoyar lo que decía. En 1909 Freud llega a Estados Unidos y para 1911 se funda New York Psychoanalytic Society y la American Psychoanalytic Society. En 1914 se funda en Boston otra sociedad psicoanalítica.
    Adición (24/7/2016): La división 39 de APA es sobre Psicoanálisis.. Evidentemente, EEUU es por entero en contra del Psicoanalisis ¿no?
  3. 3. Este dato es cierto. Skinner fue nombrado por B. F. Skinner.

Opciones de visualización de comentarios

Seleccione la forma que prefiera para mostrar los comentarios y haga clic en «Guardar las opciones» para activar los cambios.

Compañero de lucha, le dejo

Compañero de lucha, le dejo este interesante informe sobre el estado de la "psicología" en nuestro país, que creo será de su agrado y que merece un posteo de su pluma:
http://gbonzon.wordpress.com/2009/12/22/psiclogo-marche-al-divn-mjito/
Y le envío mis alientos para que siga con sus interesantes publicaciones, que conmigo tiene un lector fiel.

Gracias

Gracias por el aliento y el articulo. Siempre es bienvenido.

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Enter the characters shown in the image.
Distribuir contenido (RSS)