Mitos sobre la terapia

CJCblog lanza su nuevo libro

¿Qué demonios es histeria?Tenía que pasar y pasó. Ya he terminado de escribir este nuevo libro y lo estoy poniendo en venta. Si usted quiere saber realmente el valor que tuvo de la obra freudiana cuando esta apareció, si quiere saber que tan revolucionaria era, que tan original era, o bien si quiere ayudar a este blog, este libro es el libro que usted necesita. Puede encontrar aquí una descripción del libro y donde comprarlo y aquí podrán ver una humilde presentación del mismo. Pero si no es para usted, el difundir que existe este libro también es una muy buena forma de ayudar a este blog a continuar. Si no se ve con fuerza para leer las tantas páginas del libro, quizás prefiera leer un cuento no psicoanalítico para calentar la vista y la cabeza antes de comprarlo ... quizás para alguien más :-).

No es como crees que es

Cuando uno conoce la histeria se termina conociendo el contexto médico e intelectual en el que Freud se movía. Uno puede darse cuenta de la verdadera dimensión de su trabajo y de su lugar con respecto a sus colegas. Era, simplemente, uno más del montón que no aportaba mucho a la cuestión. Incluso sus aportes eran retrocesos a la teoría uterina que dominó el tema de la histeria por unos 20 siglos y que el siglo XIX había superado ampliamente. Además, su uso de la sugestión hacía caer todo su trabajo en la sospecha. Sin embargo, a pesar de no aportar nada nuevo, hoy se siguen manteniendo mitos sobre lo heroico y genial de su trabajo. Vamos a analizar unas pequeñas ideas sobre la relación de Freud con la hipnosis.

Hablemos sobre unos mitos (I)

Al actualizar el sitio, me encuentro con una idea vieja que ya había olvidado. Me había topado con una lista de 20 mitos sobre la terapia en Psicología y me había ocurrido responderlas. A simple vista, ya se pude ver que son muchas ideas provenientes del Psicoanálisis. En la clásica confusión del Psicoanálisis con la Psicología, se asume que ciertas cosas para la terapia del diván son verdades también para la terapia psicológica. De ahí que surjan estos mitos, por lo que aquí vamos a separar la paja de trigo, o más bien, separar divanes de la ciencia, aclarando estos mitos.