Proporcionando vacunas anti-diván desde 2006
Cronicas de un hereje en la secta psicoanalitica
CJCblog

Si le digo a un analista que me bese el culo, el dirá que tengo una fijación anal.

— Karl Kraus

Citado por Todd Dufresne en 'Killing Freud' - pg. 57

¿Teoría o Política? Primero la teoría, luego la acción política

No es la primera vez y no sera la ultima en que me cuestionen mi enfoque del problema del Psicoanálisis, principalmente en la Facultad de Psicoanálisis. Si yo quiero cambiar algo debo iniciar alguna especie de movimientos político para hacerlo es algo que se me repite con cierta asiduidad; y a veces con cierto pesimismo. "La lucha es política" es la idea. No lo niego, pero todas las luchas políticas tienen una lógica que justifican las acciones que se hagan. Si esto no fuera así solo sería una lucha de poderes. Sin una teoría detrás un movimiento revolucionario, aun siendo intelectual, no hace más que medir fuerzas con un oponente para lograr una posición de poder. Nada más. El problema del Psicoanálisis no es un asunto de poderes, es un asunto de implicancias sanitarias. Es un asunto de salud mental publica. Mi punto es que es necesario un movimiento intelectual detrás de la lucha política que se propone para enfrentar el problema del Psicoanálisis. Dejen que explore esta idea.

Enseñanza sin etica

Me topado siempre con una gran área gris. Existen aquellos que están a favor de literalmente psicoanalizar a todo el mundo y a todo. Están aquellos, como yo, que les parece una muy mala, pero muy idea eso. Y aquellos que están, la gran mayoría entre medio. Un gran área gris. Son aquellos que no creen que el Psicoanálisis fuera tan malo. Son aquellos que todavía hay algo que rescatar o volver a él. Pero me he topado recientemente con aquellos que nos le importa si sirve o no, si causa daño o no. Directamente no les importa. Es solo un trabajo para ellos. Gracias a una protesta en un trabajo practico, me he topado con un área que no había contemplado antes. Un área donde están aquellos completamente indiferentes. Al parecer existen algunas personas que les importa un carajo lo que enseñan. Y no les preocupa el efecto de lo que enseñan. Ellos solo lo enseñan. ¿Indiferencia o simple despreció por lo que se enseña? No lo se, solo se que es un leño más que la Facultad hecha al fuego de mi indignación.

¡Encontre una pepita!

No recuerdo quien, creo que Mario Bunge, dijo que en la montañas de pseudo-ciencias se pueden encontrar a veces alguna pepita. Bueno. Yo creo haber encontrado una que me ayuda a entender el valor de las protestas que he realizado todo este tiempo. El concepto de analizador que aprendí en mi cursada de Institucional me sirve para ver el valor de hacer alguna protesta en la Facultad. El concepto de analizador sería algo así como un de dispositivo que revela parte de la estructura social de una institución. Es una situación, o evento, que termina exponiendo como se estructura y funciona la institución donde ocurre. Tiene su valor ya que expone cuestiones que se encontraban ocultas o que hubieran quedado así si el analizador no sucediera. Teniendo esto en cuenta el hecho de dejar constancia de la disidencia teórica dentro de la Facultad en las mismas aulas tiene un valor que no me había percatado hasta ahora. Me he encontrado luego de una de mis habituales protestas escritas, dialogando con mis compañeros de ciertas cuestiones interesantes, que posiblemente no hubiéramos discutido si no hubiera hecho una protesta. Allí esta el valor de la protesta intelectual, estos mini escándalos, en la Facultad. Hace hablar a los compañeros de temas que no hubieran hablado de otra forma. Quiero creer que lo que hablamos los haya influenciado , o cuando menos hecho reflexionar, sobre lo que sucede en la Facultad de Psicoanálisis, de la misma forma que me influenció e hizo reflexionar. No hay mucho más que decir sobre esto. Quizás algo de escepticismo. Aunque haya encontrado una pepita no creo que sea signo de una veta en la Facultad igual de buena que esta pepita.

Mi paso por Institucional

Haciéndome un lugar en las tareas que me ocupan a nivel personal y laboral vuelvo al blog por un momento para relatar mi paso, este cuatrimestre, por "Psicología" Institucional. Ya he dado el odioso examen final obligatorio de la materia y ya más liberado voy a relatar algo de mi experiencia allí. Además de hacer hincapié en la oportunidad que no deje pasar de expresar mi opinión, obviamente, sobre los contenidos psicoanalíticos.

WTF! en la Facultad: Clase Grupos #7 y #8

Seguimos reportando desde la trinchera. Seguimos aguantando las balas y cada tanto devolviendo alguna. En estas ultimas clase me toco entregar un trabajo y aproveche para escribir un sin sentido y ver que pasaba. Cuando se me hizo la devolución del trabajo anterior, la charla con el profesor derivo a algo que me hizo recordar un comentario de aquí. Yo le exponía a un comentarista que si todo era valido por igual entonces se podrían hacer clases de exorcismo considerando a la locura como producto de la posesión demoniaca. La charla termino con que el profesor, que me estaba dando la devolución, me decía que si se exponía algo con exorcismo y este estaba bien argumentado no habría problema con él. Pues, entonces, me puse a escribir un trabajo justificando la practica del exorcismo en las terapias psicológicas. Aun no tengo la devolución pero antes de escribir el tercer trabajo (que sera más serio y critico que este) publico este trabajo. Lo escribe para poder ver hasta donde llega el sentido del absurdo que tiene los profesores que me dan clases ahora a mí. Así que aquí lo tienen y consideren que en esta Facultad de Psicoanálisis uno puede entregar una trabajo como este y no perder el sueño; e incluso puede esperar aplausos por esto. Otro Eppur si mouve...

Eppur si mouve! ensayista (WTF! en la Facultad: Clase Grupos #4)

Seguimos protestando. Seguimos buscando métodos de llevar la discusión a las aulas sobre los contenidos que se dan. Seguimos tratando de atraer la atención sobre la inutilidad y peligrosidad de lo que aprende aquí dentro y seguimos buscando formas "legales" de hacerlo. Me refiero a llevar la protesta a la misma aula por caminos que las mismas cátedras ofrecen. Esta vez tengo la oportunidad de hacerlo con un ensayo. Ya lo he entregado. La materia que estoy cursando es Teoría y Técnica de Grupos, quizás en la peor cátedra de todas las de la Facultad. En solo tres clases ha terminado dando la pero clase de todas. La más vacía, estúpida y sin sentido de todas las que pase allí dentro de la Facultad de Psicoanálisis. Casi una tomadura de pelo. (Ya hablare de esa clase si me es posible hacerlo) En realidad toda la cátedra es una cátedra vacía de cualquier contenido. Un cascaron solo. Así que cuando me dicen escribir un ensayo vi que era otra oportunidad de realizar una nueva protesta intelectual. Escribí un ensayo, lo entregue y aquí se los dejo para que lo lean. Creo que me salio bonito ... :-) Esta versión es una arreglada de la que entregue. No cambia para nada el sentido del texto, pero me no estaba satisfecho así que le dí una pulida. Pueden ver la original que entregue aquí.

Eppur si mouve existencialista

Hace un par de exámenes, mas o menos mediados del año pasado, comencé a escribir en mis parciales, donde se expresara algo psicoanalítico, la frase Eppur Si Mouve, en señal de protesta. Trato de expresar la incorrección, invalidez y la falta de soporte empírico de la ideas psicoanalíticas. Trato de indicar que lo que se enseña es pura pseudo-ciencia, pura charlatanería mezclada con una fe ciega. Trato de llevar la protesta dentro de la misma facultad y a los mismos profesores. Trato de expresar mi completo y total desacuerdo con la ideas que debo poner en los exámenes y que se enseñan como si fuera verdadera ciencia. Este ultimo examen fue algo diferente. Fue un examen domiciliario.fue una posibilidad interesante. Una especie de trabajo a presentar. El agregar la frase de protesta no fue necesario agregarlo ya que el mismo parcial toma una posición contraria al psicoanálisis. La cuestión viene así planteada ...

Eppur si mouve ... de nuevo

Acabo de cerrar el año lectivo en la facultad con un examen final. Final obligatorio. ¡Final para todo el mundo! Lo acabo de pasar y sacarme una materia más de mis hombros, y según la profesora del examen, con lo mínimo necesario. Es raro. Lo mínimo y necesario para pasar es una nota de 4. Esto significa aprobado sin más. Es lo con lo justo. Pero me ha dado 6 de nota. Pero volvamos al ultimo examen escrito. Otra oportunidad de protestar. Esta vez tuve una pequeña respuesta. La vez anterior puse una entrada sobre esta protesta; y en ella entre en una pequeña discusión con un lector. Esta voy a corregir algo de mis dichos en aquella entrada. Vamos a ajustar un poco más las cosas. Pero antes voy a relatar lo de mi ultimo examen escrito.

Eppur si mouve

Ya he dado el examen que venía preparando, pero esto no es lo interesante. He cometido, al darlo, un pequeño acto de protesta ... intelectual. Ya venia pensando la forma más diplomática de mostrar mi desacuerdo por los temas que se imparten en la Facultad de Psicoanálisis y hacerlo explicito. Escuche, hace tiempo, decir a una profesora que los exámenes son documentos universitarios. O sea que lo que nosotros, como estudiantes, entregamos a los profesores en los exámenes son documentos salidos de nuestro propio puño y letra. Si uno esta en desacuerdo con lo que se enseña se ve llevado a escribir un documento de propio puño y letra avalando eso con lo que que uno en desacuerdo. Situación algo problemática éticamente hablando. Alguna forma de resolver esta situación debe haber. Pues pensando en este asunto vino a mi mente el caso del gran Galileo.

Distribuir contenido (RSS)