Por que psicología ≠ psicoanalisis
Cronicas de un hereje en la secta psicoanalitica
CJCblog

Deberían desuponer a Lacan del conocimiento secreto que parecen atribuirle actualmente y mirarlo como aquello que realmente fue - alguien totalmente equivocado y quizás hasta trágicamente engañado –.

— Dylan Evans

“From Lacan to Darwin” en The Literary Animal; Evolution and the Nature of Narrative - Northwestern University Press, [2005], pp. ­55.

De esquizofrenia, correlaciones y antipsiquiatría

Ya es la segunda vez que escucho este argumento sobre la causa de la esquizofrenia, y me ha agarrado desprevenido, sin preparación. No tenía una respuesta bien trabajada para ofrecer. Entrar a debatir hubiera sido meterme en un debate confuso y problemático, por lo que preferí callarme, pero el argumento, del que voy a hablar, me quedo en la cabeza dando vueltas. Por lo que en esta entrada voy a elaborar un poco esta cuestión para que la próxima vez me encuentre mejor dispuesto, ya que lamentablemente, no creo que sea la ultima. La cuestión va así. Antes del examen parcial, que me toco dar hace poco, nos reunimos en la clase de prácticos. Algo así como una concentración antes del partido. Tema va y tema viene, llegamos a la esquizofrenia y no de casualidad, ya que era una de los posibles temas del examen. Hablando del posible efecto de la palabra, expuesto por el profesor, sobre la neurología humana desde un enfoque algo difuso sobre su sentido, tocamos las causas de la esquizofrenia. Se han vistos algunos defectos en el cerebro del esquizofrénico, y como estos efectos están altamente correlacionados con la esquizofrenia. Pero, ¿que fue lo que provoco esos cambios? preguntan los psicoanalistas. Pues claro, ciertos elementos ya advertidos por el psicoanálisis y por Freud. Lo que se estaba exponiendo era el argumento de la causa de la causa1. Hay bastante trabajar aquí. Más vale empezar.

Todo esto viene planteado así, detalle más, detalle menos. Hora antes del parcial. Charla de alumnos y profesor surgida de ciertas preguntas. Inevitablemente llegamos a la temática del "imbatible" psicoanálisis. La charla toco el tema de la ausencia de investigaciones que corroboren la eficacia del psicoanálisis, más bien la despreocupación de los psicoanalistas por hacerla. Algo que al parecer esta cambiando. Claro que no son hechas por los psicoanalistas, si no que son trabajos tomados de otras ciencias y que los psicoanalistas lo resumen en "¡Esto ya lo había indicado Freud! ¡Las neurociencias corroboran lo dicho por Freud!". Interesante argumento, pero para debatirlo requeriría bastante esfuerzo. Requeriría sacar a la luz el sentido de las investigaciones freudianas y ver que la dirección de Freud iba por carriles algo diferentes a los de las neurociencias. Por otro lado, podemos verlo por la similitud. Si algo suena similar a lo que hacia Freud entonces tenemos algo que Freud ya 'descubrió', los psicoanalistas, cuales rémora, se pegan al tren de las neurociencias. Como si este adueñarse de las investigaciones sirviera para confirmar su teoría. No se hace un trabajo de obtener el sentido de lo que se dice Freud sobre tal evento y compararlo, si no que se hace una especie a aparejamiento. Se aúnan a las investigaciones. Se apropien de ellas diciendo que esto ya lo dijo Freud. Pero los tiros no vienen por ahí. No es el argumento que busco analizar aquí.

El argumento de la causa de la causa2

Luego de indicar que la preocupación por trabajos que corroboren al psicoanálisis va aumentando, llegamos, con la charla del profesor, a un ejemplo de esta situación de la esquizofrenia. Durante mi cursada de Biología del Comportamiento, en una clase hablamos de la esquizofrenia. Se encontraron ciertos problemas en el cerebro de los esquizofrénicos, más particularmente se encontró que los ventrículos del cerebro de los pacientes esquizofrénicos están agrandados. Son más grandes que los de la población sana. Lo que puede indicar este agrandamiento es que algo no se ha desarrollado. El espacio vacío que se ve, pudo generarse a partir de algo que no se desarrollo y no lleno ese espacio. Pero esto solo es una correlación. Los ventrículos agrandados y la esquizofrenia solo es una correlación. Esto no es dado a conocer como la causa, si no que lo que se sabe es que su relación con la esquizofrenia es muy estrecha. No es la causa de la esquizofrenia sino que esto aparece con tanta regularidad en los cuadros de esquizofrenia que es difícil ignorarlo. Y este es el punto de la discusión informal entre neurociencias y psicoanalistas. Las neurociencias no tienen las causas, acusan los psicoanalistas.

Luego de un comentario del profesor remarcando que estos hallazgos son una correlación fuerte, pero que no son una causa, este paso a esgrimir un argumento, algo clásico sobre la esquizofrenia. No se niegan que existen problemas neurológicos de algún tipo implicados en la esquizofrenia, si que de hecho les sirve para colocar al psicoanálisis en el tablero. Para esto no tendremos que remontar a una clase de la cátedra anterior de Psicopatología. Como recordaran de otras entradas, yo abandone la Facultad justo cuando estaba dando el primer examen de la materia Psicopatología. Y como recordaran de otra entrada retome desde donde había dejado. Volvía a la carrera en el mismo punto donde la deje. Recuerdo al profesor de teóricos de ese momento esgrimir el mismo argumento que mi profesor. Estos problemas neurológicos no son más que el efecto de una madre ezquizogenica, concepto sobre el cual hablaremos luego pero que podemos simplificar así: la relación problemática entre madre e hijo, conduce al hijo a la esquizofrenia3. Así que lo efectos de la palabra de la madre pueden generar cambios tan profundos en el hijo como la esquizofrenia.

Lo irónico del asunto, es que al aceptar las cuestiones neurológicas, se pone al psicoanálisis en una posición peculiar. Según los psicoanalistas, Las neurociencias ahora confirman los dichos de Freud. Y ellos mismos son los que condenan la metodología de las neurociencias. Hace poco hablábamos de lo pernicioso que ven los métodos neurocientíficos los psicoanalistas, pero cuando la situación aprieta lo aceptan sin cuestionarse nada, ya que esta posición los beneficia de una forma, si se quiere, tautológica. Este argumento parece estar teniendo más frecuencia, según mi experiencia personal. ¿los avances científicos en psicología están desplazando al psicoanálisis por fin? Veremos ... La posición de este argumento me es de cierta forma conocido. Voy a hacer un paralelismo con un ya clásico argumento que se encuentran los escépticos y que es bien conocido por ellos.

Algo que me resulta similar con este argumento, es que parece la etapa final del argumento de "Dios de los agujeros". A medida que la ciencia avanza parece relegar a Dios a los rincones donde la ciencia no llega. El paralelismo con el psicoanálisis resulta obvio aquí. Esta argumentación se sostiene en que hay cosas que la ciencia no alcanza, y que deja un vacío allí de sentido o explicación del mundo, el cual es llenado por Dios. Así que lo que no es explicado racionalmente y de con una causa inmanente, es explicado irracionalmente y por algo trascendente o sobrenatural. Dios explica aquella que la ciencia no puede explicar. Ofrece un sentido y una explicación simple , sencilla y rápida para un vacío de conocimiento; y al llenarlo se produce un sentido, lo cual las personas agradecen ya que difícilmente soportan la incertidumbre4 La profesión científica tiene como requisito a los científicos el poder vivir con la incertidumbre. Quizás uno de los importantes requisitos para el científico, ya que esto evita crear una explicación de la nada solo para llenar un vacío, ya sea de sentido o conocimiento. Cuando el científico no sabe algo calla. Quizás valga re-escribir a Wittgenstein : «De lo que no se sabe, hay que callar» 5

Cuando la ciencia comienza a explicar estos fenómenos inexplicables, cuando comienza a llenar los vacíos y dar sentido a las cosas, Dios es expulsado de los vacíos y es relegado a los otros lugares a donde la ciencia aun no llega. Así Dios se encuentra en los agujeros de la ciencia. Dios se encuentra en los lugares donde la ciencia no llega; o más bien donde no ha llegado. Pero bien, esto puede seguir hasta que los vacíos dejados sean insignificantes. Siempre habrá alguien que argumente que siempre hay algo inexplicable y que eso indica que hay algo que nunca podrá explicar, tratando de fundamente la existencia de un ser sobrenatural que rige el universo. Pero el progreso del conocimiento científico a demostrado, una y otra vez, relegar a Dios a los agujeros. Y no hay nada que nos diga que no lo seguirá haciéndolo. Si el progreso continuo de la ciencia y el continuo relegamiento de Dios a rincones cada vez más alejados de la ciencia no le ha servido al creyente para ver que esta situación es insostenible a largo plazo, si no le ha provocado la duda sobre su creencia, puede que apele a otro argumento. Puede que intente otro argumento más definitivo. Si Dios se encuentra a gusto donde la ciencia no ha llagado, quizás intente ponerlo donde nunca llegara. Puede que lo coloque en los cimientos mismos de la ciencia. Puede que ponga el Universo a hombros de Dios al preguntar "¿Y quien crees que puso los cimientos del mundo?"6 Así Dios queda por fuera de todo, hasta del Universo mismo. Inalcanzable. Se transforma en la explicación de la explicación. Es la causa de la causa. Es Dios mismo el que sostiene a la ciencia, y es él el que la crea. Argumento irrefutable. Ni Dios mismo podría vencer este argumento. La ciencia nunca podrá justificarse a sí misma, por lo que creando una causa de la causa del sentido del mundo, deja a Dios por fuera de todo inexpugnable e inamovible.

El psicoanálisis aquí se pone en una situación similar, pero no idéntica. Las neurociencias avanzan eliminando agujeros de conocimiento psicológico, tapándolos con hechos. Los agujeros de la psicología se han de continuo tapado, y cada ves más datos tenemos para seguir tapando otros agujeros. La psicología experimental va cerrando agujeros y acorrala al psicoanálisis. Creo que ya entienden el paralelismo. Lo que antes era un milagro, entendido como algo sin explicación y fuera de toda coherencia con el mundo físico, que hoy es un hecho científico, o sea un hecho explicado racionalmente. Lo que antes era efecto de la palabra ahora es un hecho neurológico concreto. Para evitar esto el psicoanálisis, se debe poner por delante de las neurociencias. Se pone explicando las causas de las causas neurológicas de la esquizofrenia. Sin embargo, esta posición no tiene las misma fuerza de la posición del creyente. De hecho, deja al psicoanálisis en la misma posición de siempre.

Algo que siempre se le criticara al psicoanálisis es la falta de evidencia empírica, de allí que empiece a aparecer esta extraña posición de enuncia que "las neurociencias confirman a Freud", dando un rodeo que intenta evitar realizar investigaciones empíricas por cuenta del psicoanálisis. No por nada antes de hablar de la esquizofrenia, en la clase, se hablo de las evidencias empíricas a favor del psicoanálisis. Esto ultimo llevo a lo primero, llevo a hablar de la esquizofrenia. Pereciera a primera vista que esta posición sostenida por el profesor (descubrimientos neurológicos viene a avalar el efecto de la palabra a un nivel neurológico) esta mostrando algunas evidencias, o al menos indicios, que las neurociencias avalan al psicoanálisis. Sin embargo deja al psicoanálisis donde siempre. Las neurociencias encuentran evidencia a favor de que la esquizofrenia puede ser un problema de alta implicación neurológica. Principalmente, problemas neurológicos provocarían la esquizofrénica. Aquí el psicoanálisis dice las palabras provocan los problemas neurológicos. Y siguen diciendo si B explica A, y C explica B, entonces C explica A. OK. Pero ¿y las pruebas de estos efectos de las palabra a nivel neurológico? ¿Donde están las investigaciones que avalan esta posición? ¿Donde están los datos empíricos de esta implicación fuerte entre palabras, tratos y madres problemáticas y los efectos directos en una neurología en pacientes que sufren de conductas esquizofrénicas? Aun poniéndose por delante de las neurociencias, el psicoanálisis sigue estando en el terreno de la ciencia empírica. Estamos en el mismo sitio de inicio. El psicoanálisis así no avanza un solo paso hacia su estatuto de científico. A través de un circulo que parece llegar a algún lado y solo gira sobre si mismo y no se mueve de su lugar de inicio.

¿Que implica una correlación?

Las investigaciones neurológicas encuentran una fuerte correlación entre la presencia de signos neurológicos en pacientes y su afección esquizofrénica. La presencia de estos signos es muy alta en pacientes diagnosticados de esquizofrenia. ¿Pero que importancia tiene esto, si dijimos que no es una explicación y menos causal? Exacto, no es una explicación, pero es uno de los primeros pasos para obtener una. Cuando dos sucesos o elementos aparecen al mismo tiempo de manera frecuente y sin una aparente relación entre ambos hablamos de una correlación. Dos elementos se encuentra en una relación estrecha cuando vemos variar uno de ellos y vemos variar es una medida proporcional o igual a el otro elemento, pero no sabemos como están específicamente relacionados. En nuestro caso vemos alteraciones neurológicas en el cerebro de pacientes con esquizofrenia. Vemos alteraciones y la aparición de la esquizofrenia juntas. La frecuencia de estas alteraciones es mucho mas frecuente en pacientes esquizofrénicos que en otros. O sea, una correlación entre la aparición de la esquizofrenia y estos problemas neurológicos. ¿Y por que no podemos decir que es su causa si su correlación es tan fuerte? Una correlación no es una causa. No sabemos si ambas cosas están relacionadas, y si lo están no sabemos como se relacionan. No sabemos si una provoca la otra o si ambas son producidas por un tercer elemento aun no divisado. Muchas cosas no sabemos. Pero lo que si sabemos es que ambas cosas esta muy correlacionadas. La aparición de una nos indicara la alta probabilidad que la otra también este presente. Sabemos que si examinamos el cerebro de un paciente con esquizofrenia es muy probable que observemos los ventrículos de su cerebro agrandados.

¿Que tan importante es una correlación? ¿Para que puede servirnos saber que dos cosas están relacionadas, si no explica nada esto? En general, se le da una importancia superlativa a las explicaciones causales. Más bien, se tiende a subestimar cualquier cosa que no lleva el sello de explicación causal. Veamos con un ejemplo alterno para ver por que tienen su importancia las correlaciones. Supongamos un asesino o a un criminal en serie. Imaginemos a alguien muy eficiente en la tarea de matar y que la policía esta detrás de él. Lo que hará el detective de turno sera recopilar la mayor información posible de los casos en los que parezca implicado este criminal. El detective tratara de encontrar algún patrón en los datos, así como ejemplo establecer el modus operandi del criminal, lo que le servirá para diferenciar los crimines cometido por su hombre y diferenciarlos de los que no a sido culpable. Si este detective encuentra en los crímenes que investiga un nombre que se repite varias veces, asumirá este nombre como sospechoso de los crímenes, y centrara su investigación en ese individuo, hasta poder descartarlo como sospechoso, o directamente elevarlo a la categoría de culpable o posible culpable. Esto mismo sucede en la esquizofrenia. Una alta correlación nos esta indicando las huellas que deja el autor de la enfermedad. Nos pone en camino a descubrir al culpable. Así, la investigación en torno de la esquizofrenia continuara hasta dar con el culpable, sea cual fuere lo que esta dejando estas huellas.

Otro ejemplo algo más cercano a la medicina. No se conocen los mecanismo por el que fumar lleva al cáncer de pulmón, pero si sabemos que fumar y cáncer de pulmón esta altamente correlacionados. Nadie fuma sin tener que ignorar, de una u otra forma, esta correlación. Hasta en los costados de las cajetillas de cigarrillos parece una ley fundad en esta correlación. Todos conocen los efectos del cigarrillo, solo que no ven específicamente que esto es una correlación alta, y es casi una explicación causal. Se puede afirma con alto margen de seguridad que el cigarrillo conlleva asociado el cáncer de pulmón. Pero no sabemos a ciencia cierta como el fumar provoca cáncer. Pero si sabemos que los no fumadores presenta un numero significativo menos de cáncer de pulmón que los fumadores. Prácticamente nadie duda de la relación estrecha entre cigarrillo y cáncer.

En resumen, una correlación no es una explicación, pero es una gran progreso en una investigación, sea cual fuere su tipo.

La antipsiquiatría y la esquizofrenia

Lo que venimos hablando, y discutiendo arriba, se puede resumir en el concepto de madre esquizogenica, que a su vez se puede resumir en una madre que con ha tratado de manera distante, fría o contradictoria a su hijo, y que lo que lleva a provocarle la esquizofrenia, mediante la invalidación, o nulificación, de su persona. Pero para entender bien este concepto debemos entender el contexto histórico que lo produjo, y mantuvo en boga, y para eso debemos centrarnos en el movimiento de la Antipsiquiatría (es) Este movimiento se centro, esencialmente, en el diagnostico de esquizofrenia. De allí partió y, prácticamente, fue su litemotiv. Voy a invertir las cosas y empezar por la definición de la esquizofrenia para ilustrar los movimientos que llevaron a esta definición. En 1971, David Cooper, uno de los principales exponentes del movimiento antipsiquiátrico, definía la esquizofrenia en estos términos:

[...] la esquizofrenia es una situación de crisis microsocial en la cual los actos y la experiencia de cierta persona son invalidadas por otros, en virtud de razones culturales y microculturales (por lo general familiares) inteligibles, hasta el punto de que aquella es elegida e identificada de algún modo como "enfermo mental", y su identidad de "paciente esquizofrénico" es luego confirmada (por un proceso de rotulación estipulado pero altamente arbitrario) por agentes médicos o cuasimedicos. 7

Una nota al pie de pagina explica el termino microsocial y es lo primero que debemos notar de esta definición. La nota dice: "El termino 'microsocial' se refiere a un numero limitado de personas que están en interacción cara a cara y se prestan atención recíprocamente." La esquizofrenia no es una enfermedad o un trastorno, si no más bien una situación social, específicamente una relación estrecha y directa entre de dos personas. Este enfoque social de la enfermedad regirá todo la obra de los antipsiquiatras de los 60's. Formularan todo su accionar en base de esta simple concepción, lo que derivo en que su atención estuviera, principalmente, puesta en la manera en que se presentan las relaciones humanas. El libro, de donde extraje la definición de esquizofrenia, se centra en la relación médico-paciente y las relaciones hospitalarias con el paciente. Se centra como los médicos y enfermeros se relacionan con el paciente, y como el hospital se debe reestructurar teniendo en cuenta los tipos de relaciones microsociales que se suceden allí dentro. Si consideramos que el problema reside en las relaciones nulificantes, pues entonces la estructura del hospital es la que debe cambiar para hacer participar al paciente de su propia recuperación, más allá de su diagnostico y de la relación que entable con él. Debe considerar en su estructura y en su mecanismo de acción la presencia misma del paciente. El libro hablara de todo esto y nos mostrara una interacción con el paciente diferente a los clásicos hospitales, esfuerzo que fue llevado a cabo en Kingsley Hall y la Villa 21. En ellos el paciente era participe de los decisiones del hospital, y su opinión era tomada bastante en cuenta al momento de tomar una decisión. En Argentina hubo similares intentos. Al ver el documental Comunidad de locos la Antipsiquiatría vino a mi cabeza8.

¿Como entra el concepto de madre esquizogenica aquí? Los esquizofrénicos no nacen en los hospitales, si no que nacen en sus familias, claro esta. O sea, no se los encuentra en los hospitales, si no que van a parar allí luego de que son segregados de otros entornos. Pues entonces hay que considerar el entorno que los llevo a esta situación. Con el ojo puesto en la familia, este cae fácilmente sobre la relación fundante y modelo de las relaciones sociales posteriores; la relación padre/madre - hijo. Este tipo de relación tiene todos los elementos para calificarse 'microsocial por excelencia'. En ella las dos personas se prestan una completa atención. La madre/padre tendrá por completo su atención sobre su hijo, y su hijo la tendrá por entera sobre su madre/padre, la cual es el origen de su sustento y seguridad9 y su primer contacto con las normas, regímenes y leyes de la sociedad en la que se insertara. De aquí que el origen de la esquizofrenia, entendido según la Antipsiquiatría, serán las primera relaciones que conforman al individuo. Si los padres desaprueban o invalidan a su hijo, este no tiene otro lugar donde poder desarrollarse, debido a su dependencia a ellos. En ellos el paciente encuentra la aprobación y confirmación de su ser o su modo de ser. encuentra donde afirmarse como tal. si no encuentra tal soporte, pues entonces debe crear una realidad alterna que si lo haga. Esto ultimo es lo que postulaba Laing en su libro "El Yo dividido". Si un hospital en su trato puede mantener la esquizofrenia funcionando, la familia la crea. Luego estas visiones guiaron el análisis de la sociedad en conjunto.

Ronald David Laing es otro exponente del movimiento Antipsiquiatrico de los años '60 y quizás el más conocido cuando se nombra la esquizofrenia. Uno de los libros más famoso de Laing es, el que cite arriba, El Yo dividido. Este libro es un planteamiento de la experiencia del enfermo esquizofrénico de su propia enfermedad. Intenta dar cuenta de la división que sufre "un individuo en el que la personalidad de su experiencia esta dividida de dos maneras principales: en primer, hay una brecha en su relación con su mundo y, en segundo lugar, hay una rotura en su relación consigo mismo"10. No es el primer o único libro que escribirá al respecto. Tendrá otros libros donde pone en consideración la relaciones familiares y las cuestionara, sin perder de vista, en ningún momento, a la esquizofrenia. Sin ir más lejos, en el libro de Copper, del que extraje la definición de esquizofrenia, Laing tiene una participación de algunos capítulos al hablar de las relaciones familiares. También su nombre resonara por una paciente que tuvo y que residió en Kingsley Hall: Mary Barnes. Esta escribirá un libro que reflejara su experiencia de su propia esquizofrenia, y de su proceso de recuperación. Hasta Foucault citara este caso11.

Si a alguien deberemos hacer responsable de la difusión de la idea de las madres o padres esquizogenicas deberemos indicar a Laing y al movimiento de la Antipsiquiatría de los 60's. Todo su trabajo se centro en descifrar las relaciones microsociales que conducían a la locura. Laing centro su atención, principalmente, en la familia. Como mostraba arriba, la familia es la que crea a los esquizofrénicos que luego son recogidos por los hospicios, por lo que Laing giro en esa dirección. El pudo ver e interpretar como fácilmente, médicos y familiares aceptaban el diagnostico de esquizofrenia, o locura, en una persona antes que tener que enfrentarse con alguien, que a través de su locura, denunciaba una desatención severa o una invalidación de su ser. El paciente con su locura solamente esta tratando encontrar una realidad que le permita ser, y muestra la falencia de los padre para otorgarsela. Pudo ver el ambiente y el trato despersonalizante de los hospitales y hospicios, e intento cambiarlo. Laing recuerda haber leído a Lidz acerca de las familias y como esta tenían problemas y al echarles un ojo vio que algo pasaba en el seno de las familias. El cuestionamiento de la familia tenia lugar y allí comenzó a fomentarse la idea de que una familia disfuncional en su mismo ser es una familia que puede conducir a la locura. Es interesante notar que esto aun ronda en el saber popular: los padres pueden llevar a sus hijos a la locura.

Algo que debemos remarcar es el uso prácticamente intercambiable entre locura y esquizofrenia. Para ejemplificar, El Yo dividido, su obra cumbre sobre la esquizofrenia, en las primeras linea de su prologo, dice:

Este libro estudia las personas esquizoides y esquizofrénicas; su propósito fundamental es hacer comprensible la locura y el proceso de volverse loco.12

Y si la esquizofrenia es una "situación de crisis microsocial", la locura es de esencia también microsocial. La locura era producida por una situación social característica. Un entorno nulificante del ser del paciente, obligaba a este a crear una nueva realidad- Y esta realidad era coherente y lógica según la perspectiva del paciente. El paciente no tenia otra escapatoria que irse a una nueva realidad en donde pudiera ser. Esto era una reacción natural y racional frente un mundo que lo alienaba. El no estar loco en la realidad en que vivía el paciente hubiera sido un acto de locura. De la familia se paso a la sociedad y al análisis de la sociedad moderna, para tratar de entender las conductas aberrantes que tiene esta ultima. Así se llego a ver la alienación que sufre el hombre moderno en manos de una sociedad que engendra locura, llegando a considerar la locura una respuesta normal y esperable a una sociedad alienante. El que esta loco es más "sano" que el que no lo esta. El que no lo esta debería estarlo, si realmente es racional. La respuesta normal a una sociedad alienante es la alienación misma13. Por lo que en la locura se puede ver entonces una especie de protesta. La locura era una protesta contra un mundo alienante. Hicieron de la locura una protesta social.

Que la locura nace en la familia es la impresión que corre por toda la obra de Laing. La familia es el campo de investigación de él. Todo pasa por ella. Así, no por nada, se sentirá hablar del 'modelo de familia' en los intentos de desestructuralización de los hospicios mentales. Sentirán hablar de implementar un modelo familiar más 'sano' que el paciente tiene. Todavía se piensa las instituciones en términos familiares. Si las relaciones de base del paciente están distorsionadas, afectadas o son enfermantes, lo lógica dictaminara suplantarlas por una familia más 'sana'. Aquí se puede leer con claridad que este intento de una familia más funcional, si se acepta el termino, implica, en primer lugar, una familia que llevo a la locura al paciente; y esto no esta muy lejos del concepto de madre o padre esquizogenico. Se podrá ver en esto la influencia de todo este cuestionamiento de la familia tiene en nuestros días.

"Para muchos psiquiatras el esquizofrénico es esquizofrénico prácticamente ipso facto por el simple hecho de que el modo en que se comportan resulta ininteligible."14

Estas palabras de Laing hablan de la principal critica que hizo, y que la Antipsiquiatría de los '60 tuvo bastante en cuenta. Cualquiera fuera de la norma puede ser catalogado como 'loco'. Cualquier excentricidad puede ser diagnosticada como locura. Así Laing denunciara algunos diagnósticos lo bastante rápidos como para evaluar como esquizofrénico precoz a un chico que solo había tenido una rabieta, por poner un ejemplo. Vieron como toda conducta algo extraña podía fácilmente caer en un diagnostico de esquizofrenia y caer en una internación forzosa. Pero hay una doble juego aquí. Laing comenzó analizando los casos diagnosticados como esquizofrenia y vio que esta 'esquizofrenia' era un problema micro-social. A pesar de su denuncia, muy lejos de lo que denunciaba no fue. Uso estos diagnósticos para definir la esquizofrenia. Nunca pensó que estos eran problemas microsociales no pudieran ser otra cosa diferente que pudieran merecer otro nombre diferente a esquizofrenia o locura. Los antipsiquiátricos, especialmente Laing, a pesar de la critica que hacían, no lograron ser muy específicos y delimitar bien que era la esquizofrenia. Partieron de la definición del momento y la mantuvieron. Aquello diagnosticado como esquizofrenia eran problemas de una clase distinta de problema que una esquizofrenia, pero mantuvieron el nombre.

En realidad, debería decir que le pusieron un nuevo nombre a otra cosa. No definieron mejor la esquizofrenia, si no que entendieron por esquizofrenia otra cosa diferente. Llamaron esquizofrenia a ciertos problemas sociales y hasta comunicativos. Llamaron locura a la reacción ante un entorno problemático. Llamaron esquizofrenia a lo que esta por afuera de la norma. Solo pusieron un nombre diferente a lo que estaba a contra-corriente. Como dije, hicieron de la locura una protesta nada más. El loco protestaba ante un mundo que no le permitía ser. El loco tenia un comportamiento natural y razonable, convirtiéndose en una este en algo casi chamanico o espiritual. Es bueno estar loco en un mundo que en realidad era el que estaba loco, ya que muestra cordura y racionalidad. Es esperable volverse loco en un mundo que fomenta de gran manera la locura. Esto derivo en un estatus de importancia para la locura. Le dieron a la esquizofrenia algo de magia, y le otorgaron un sentido extraño que la racionalidad difícilmente puede capturar, o que no podrá capturar si no se vuelve loca antes. Hicieron de la locura algo de lo que fascinarse con su pretendida racionalidad más allá de la racionalidad. Y hoy muchos le siguen dando este lugar de enfermedad cuasi-sagrada. Muchos siguen admirados por las producciones de los locos intentando descubrir la racionalidad de estas, que supuestamente es una racionalidad por afuera de la racionalidad de la sociedad. Una racionalidad por fuera de la racionalidad. La locura tiene su razón de ser. Tiene su sentido. Según Laing, la locura era un viaje por el que pasaba el loco y que debía ayudarselo mientras lo hacia. Era para Laing un proceso de curación, y no una enfermedad. La influencia de esta idea es notable. Hoy en día en la Facultad de Psicoanálisis aun escucho esta misma idea, y hasta se ha impartido personalmente.

Debemos notar que muchas cosas pueden caer en esta categoría de locura antipsiquiátrica. Infinidad de conductas y maneras de ser pueden ser catalogadas como locura si nos atenemos a los parámetros de la Antipsiquiatría. Muchas personas pueden pasar por esquizofrénicas, o sea productos de un entorno social alienante. Y esto era parte de su critica, pero al hacerlo se olvidaron de poner un limite a su definición. Se olvidaron de decir cuando la locura ya no es social, si no que es algo de otra índole. Más relativa al paciente que otra cosa. Podríamos decir que se olvidaron decirnos cuando una locura esquizofrénica, de origen microsocial , dejar de ser tal, para pasar a ser una enfermedad esquizofrénica como tal. Se olvidaron de poner un máximo a su definición. Se olvidaron de considerar la posibilidad que bien el entorno social el enfermo puede no ser la causa de la enfermedad de los pacientes.

Pero no todo es critica, por lo menos de mi parte, hacia el modelo antipsiquiátrico. Esta importancia de lo microsocial y su análisis critico por parte de él, puso en primer plano algunas cuestiones de importancia en la practica terapéutica. Quizás sus motivos iniciales fueron erróneos, pero los llevo por un camino interesante. Gracias a la relevancia que le dieron a la cuestión social implicada en la locura, llegaron a buenas criticas sobre todas las relaciones terapéuticas y hasta en la misma familia. Así llegaron a ver la facilidad con que se diagnosticaba esquizofrenia y como se actúa en consecuencia con este diagnostico. Se podía ver como se llegaba diagnostico de esquizofrenia rápidamente, y como este servía de filtro para ver al paciente. Esta critica es aún valida hoy en día y hasta más allá de la esquizofrenia. Aún hoy podemos ver varios diagnósticos de esquizofrenias elaborados rápidamente y sin mucho análisis o investigación de parte del diagnosticador. Laing puso su vista sobre la relación médico-paciente y vio lo desperzonalizante y hasta deshumanizante que puede ser. Hoy el trato que las instituciones dirige al paciente esta dirigido por un cuestionamiento que esta bien presente en varios sectores de la salud, y no solo en el ámbito psicológico. Esto se puede ver en la importancia del trato durante una entrevista preliminar por ejemplo. Un diagnostico previo puede teñir la entrevista y no dejar ver lo que realmente sucede con el paciente Se puede pasar a interpretar toda conducta del paciente según el diagnostico que traiga consigo; o, aún más, la entrevista puede estar por completo teñida con los mismos prejuicios que el entrevistador puede tener.

Otra de las cuestiones puestas por la Antipsiquiatría en la mesa, ha sido la internación obligatoria. La facilidad y rapidez para llegar a un diagnostico puede conducir a facilitar enormemente la internación de una persona contra su voluntad. Cooper llega a mostrar su preocupación por la facilidad con que la familia puede internar contra su voluntad a uno de sus miembros sin más que un diagnostico de esquizofrenia por medio. También debemos tener en cuenta en contexto aquí. En Inglaterra pareciera que ciertas leyes avalaron este proceder en la época de Cooper, lo cual derivo en su preocupación y denuncia de esto. Por lo poco que se, hoy en Argentina una ley parece traer de vuelta este cuestionamiento de la internación contra la voluntad del paciente, aún cuando el paciente pueda ser un peligro para si mismo y para los demás. El debate que planteaba Cooper sobre esta cuestión aun sigue vigente, en Argentina y en otros lados también.

Otra critica que nos dejo la Antipsiquiatría es la cuestión de cuando se haba de enfermedad de que se habla. La definición de la esquizofrenia como una situación microsocial, trae aparejada la pregunta de ¿que es en realidad una enfermedad? ¿Como definir si algo es patológico o una simple conducta que se aparte de los carriles normales? Esto pone el énfasis en una cuestión de diferenciar claramente lo que es una conducta excéntrica de una conducta claramente patológica o enferma. Esto justamente, creo yo, fue una de las fallas de la definición de esquizofrenia de Cooper. No nos da lugar a ver el grado de excentricidad de un paciente. ¿En que punto se puede considerar el actuar del paciente como enfermo? No parece haber tal preocupación en Cooper, y ni siquiera en Laing. sosteniendo la esencia social (o microsocial) de la esquizofrenia, parece no haber lugar para tales planteamientos. Pero hoy no nos podemos dar tales lujos. Aquñí de pude entender la necesidad de criterios claros y definidos de los que es tratable o no. Se entenderá que esta es una de las motivaciones que rigen el DSM, que no es bien apreciado por la Facultad de Psicoanálisis.

La Antipsiquiatría ha traído más preguntas que respuestas, y nos ha dejado casi una imagen romántica de la locura. Los cuestionamientos que retomo y desarrollo la Antipsiquiatría aun parecen ser bastante validos. Son un recordatorio que el paciente es mucho más que un paciente, más que una simple persona enferma. Nos recuerda que debemos ofrecer un trato lo más humano posible ya que es, valga la obviedad, un ser humano con el que tratamos. Estos cuestionamientos hoy siguen resonando en oídos de muchos, pero, la mayoría de las veces, están teñidos de la imagen romántica que le dieron a la locura. Aún se cree en una racionalidad extraña a la racionalidad misma. Se cree en la locura como una proceso sanador, y no como la enfermedad misma o una consecuencia de ella. Se cree en las categorías diagnosticas como una designación social que le niega la individualidad del paciente, cuando realmente se intenta restaurarla y que pueda ejercerla plenamente.

Con esta parte final sobre la Antipsiquiatría, he querido mostrar que muchas de la ideas que nos transmiten en la Facultad de Psicoanálisis no son nuevas y no todas vienen de Freud, si no que son desarrollos posteriores y hasta independientes, en cierto punto, del psicoanálisis; además de mostrar que tiene un contexto dado especifico y que no han nacido de un momento a otro. Además estas ideas como la de la madre esquizogenica difícilmente esta sostenida por evidencias empíricas fuertes, y un movimiento psicologico-filosofico como la Antipsiquiatría sostuvo esta idea y hoy, todavía, se sienten sus efectos..

  1. 1. No se como llamarlo o si tiene un nombre particular lo que voy a señalar, por lo que el nombre se debería tomar provisoriamente.
  2. 2. Repito, esto es una elaboración personal para marcar un cierto estilo de razonamientos.
  3. 3. Algunos estudiantes del la Facultad de Psicoanálisis recordaran las clases de Psicología social y recordaran la teoría del doble vinculo.
  4. 4. Quizás de aquí provengan todas esas filosofías que intentan justificar un sentido creado a golpes de martillo, solo para evitar la incertidumbre.
  5. 5.

    De lo que no se puede hablar hay que callar. (Tractatus lógico-philosophicus, 7, 1922)

  6. 6. "¿Dónde estabas cuando yo fundaba la tierra? Házme lo saber, si tienes inteligencia." - Job 38:4 Reina Valera
  7. 7. "Psiquiatría y AntiPsiquiatría" David Cooper - Paidos - Buenos Aires - 1971 pp.14
  8. 8. En la siguiente dirección parece que pueden bajarlo si lo desean. http://www.saludmentalinfantojuvenil.com/residento/peliculas/comunidaddelocos.html
  9. 9. No quiero marcar que el niño sea consciente de esto. Cuando menos no lo es de forma racional, si no hasta entrada cierta edad. Inicialmente, sera instintivo esto. solo quiero marcar mi diferencia con algunas corrientes que proponen esto, y hasta desarrollan sus explicaciones, casi dándolo por sentado.
  10. 10. El Yo Dividido R.D. Laing - Fondo de Cultura Económica - México D. F. - (1ra. edición ingles 1960) 1ra. edición español 1964 - pp.13
  11. 11. No propongo que por que Foucault lo haya tenido en consideración sea algo de importancia o relevante en alguna medida, solo deseo marcar la fama que ha tenido Laing y su obra en ciertas ambientes culturales. Focault solo busca la experiencia de la locura bajo el poder psiquiátrico y este libro le sirve para ello. Ver "El poder Psiquiátrico" - Fondo de Cultura Económica - México D. F. - (2003 1era. edición en francés) 2005 1era. edición en español 2005 - pp.50
  12. 12. El Yo Dividido R.D. Laing - Fondo de Cultura Económica - México D. F. - (1ra. edición ingles 1960) 1ra. edición español 1964 - pp. 9
  13. 13. Todo esto suena a una especie de Catch-22 psicológico.
  14. 14. "Los Locos y los cuerdos" R.D. Laing 1979-1980 Traducción al español por Silvia Furió - pp.95

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Enter the characters shown in the image.
Distribuir contenido (RSS)