Por que un pepino es un pepino y no un símbolo falico
Cronicas de un hereje en la secta psicoanalitica
CJCblog

La histeria es un caput mortuum en el que amontonamos todo lo que parece extraño, todo lo que nuestro espíritu, amigo de las causas finales, no puede explicar. Cuando se trata de algo relativo a las enfermedades "mentales", esta tendencia se acentúa mucho más. Como aparezca una enferma no convencional, una desequilibrada cualquiera, una retrasada más o menos coqueta, más o menos alocada: es una histérica, decimos, y pareciera que ya esta todo dicho. Con frecuencia no sabemos con precisión qué es la histérica pero la palabra esta ahí, mágica, incomprensible para la gran parte de la gente, pero explicándolo todo.

— Henri Colin

"Sobre la locura histérica" [1890] en "La histeria antes de Freud" (Varios) - Ergon 2011 - Madrid - p. 96

Una perlita

Hoy he sentido una perlita interesante directamente de la boca de una directora de una cátedra. Esto surgió al explicar la ambigüedad de una imagen usada en un test proyectivo, la cual permite un amplio rango de respuestas. La imagen era un niño mirando a un violín en su caja. Al no haber respuestas incorrectas, cualquier respuesta es aceptada, incluso si uno dice que la imagen representa a un elefante. Justo allí surgió esto de la boca de la directora de la cátedra.

¿La locura acaso no es tener una gran imaginación?

¡Uff! Esta no es una idea nueva. Algunos creen que la locura es la base de la genialidad. Es como que los genios son incomprendidos para el resto de los mortales, ya que piensan por fuera de ciertos limites de la gente común. Si esto fuera verdad alguien que quiere volar saltando de un edificio es solo una persona incomprendida por su gran imaginación, y no alguien quien no puede pensar con claridad y lógica.

Elizabeth Loftus: La Ficción de la Memoria [TED 2013]
Buena lectura

Inicie un buen libro. Es una lectura bastante interesante y debería ser una lectura obligada en la Facultad. El titulo ya dice de que va: El método científico en Psicología y me gustaría compartir algunos párrafos de este libro.

Edipo en la practica
A veces, un hueso es solo un hueso
Historias desde el diván: ¿Woody Allen? ¿En serio?

Primero perdón por el retraso al rescatar este comentario. Más vale tarde que nunca. Rectificando este olvido aquí van dos anécdotas desde el diván.

¡Sectarios a mí!

No debería hacer esto. Debería dejarlo pasar, pero quiero mostrar el fanatismo que puede generar el Psicoanálisis. La critica a este puede inflar con mucha facilidad los ánimos de las personas. El Psicoanálisis muchas veces asume la forma de una religión y sus partidarios se vuelven tan celosos como los ciegos seguidores de las religiones. Los dos emails que recibí esta mañana son claro ejemplo de esto.

¿El Psicoanálisis es vida?
Pague que le hace bien (Reloaded)

Cuando me encontré el texto que voy a analizar, lo iba a hacer en toda su extensión. Nunca he visto una muestra más clara de la ideología psicoanalítica. No he encontrado una muestra tan clara de la fe ciega que se le tiene, y no he visto tal descaro en justificar el pago simbólico del que ya hablamos antes. Como dije, lo iba a analizar por completo pero me he quedado tan fascinado del nivel de descaro, o de creencia ciega en el diván, que la autora tiene al momento de hablar de dinero. Voy a ir con ese asunto solamente, para, quizás luego, en otra entrada, retornar las otras partes del texto, ya que también tienen su valor para este blog.

Distribuir contenido (RSS)