Por que un hombre sin psicoanálisis es como un pez sin bicicleta
Cronicas de un hereje en la secta psicoanalitica
CJCblog

La histeria es un caput mortuum en el que amontonamos todo lo que parece extraño, todo lo que nuestro espíritu, amigo de las causas finales, no puede explicar. Cuando se trata de algo relativo a las enfermedades "mentales", esta tendencia se acentúa mucho más. Como aparezca una enferma no convencional, una desequilibrada cualquiera, una retrasada más o menos coqueta, más o menos alocada: es una histérica, decimos, y pareciera que ya esta todo dicho. Con frecuencia no sabemos con precisión qué es la histérica pero la palabra esta ahí, mágica, incomprensible para la gran parte de la gente, pero explicándolo todo.

— Henri Colin

"Sobre la locura histérica" [1890] en "La histeria antes de Freud" (Varios) - Ergon 2011 - Madrid - p. 96

Falcor al divan

Los detalles insignificantes en la cabeza de los psicoanalistas pueden tomar proporciones épicas. Hoy tuve una muestra más de eso. La profesora expone un caso de su propia cosecha a la clase. Nos muestra una lamina de un test proyectivo que le aplico a una persona. Esta laminas tiene un alta ambigüedad en donde la persona entrevistada puede reflejar su personalidad en ella al darle una historia especifica. Según el psicoanálisis, los conflictos y deseos inconscientes se verían plasmados en esa historia. La lamina mostraba a dos personas, una un poco más pequeña y baja que la otra, bajo la sombra de un frondoso árbol con una copa que ocupa casi un tercio de la imagen con un edificio de fondo ocupando todo el fondo. La persona arma un relato, aunque no del tipo que esperaba la profesora pero que la deja algo satisfecha. Luego la persona hace un comentario peculiar sobre la imagen que mi profesora no deja pasar. De nuevo la infinita significación de las cosas mínimas.

Las imágenes de las dos personas y la del árbol son predominantemente negras en la lamina, como si hubieran sido de una foto sacada contra la luz. Eran predominantemente unas siluetas negras. Esto influyo en la persona entrevistada, de modo que lo hacen las famosos manchas de tintas de Rorschac, para comentar que la copa del árbol tenia una silueta muy similar a la del "perro" (sic) de la Historia sin Fin, explico la profesora a aquellos que no habían visto la película. Según la profesora, este perro era mágico volaba y llegaba para salvar al protagonista.

Primero antes que nada permitan sacar al nerd que hay dentro mío. Ese "perro" se llamaba Falcor y no era un perro, si no un dragón, de allí que volara. Más específicamente era un dragón de la suerte. Siempre esperaba que la suerte lo llevara a donde se necesitara. El que haya visto la figura de Falcor volando puede ver la clara inspiración japonesa del personaje. Su semejanza con un perro radica solo en su pelaje y su cabeza, el cual debe haber sido puesto para la ferocidad que los dragones japones disminuya y así al espectador le resulte fácil encariñarse con este personaje. Aunque hay que reconocer que los dragones japoneses parecen tener bigotes también. Como puede verse en las imágenes del film es difícil considerarlo un perro, y si se lo hace uno debe pensar en un perro deforme.

Segundo, la profesora no parece buena para retener historias ya que este dragón no salvaba al héroe, si no que lo ayudaba en su búsqueda. Solo le brinda soporte. Mi profesora no parece recordar bien las historias, por lo que me pregunta si recordara también bien la historia que no cuenta de la persona que entrevisto. Con esto quiero hacer referencia que lo que cuenta un psicoanalista de lo que sucede en el consultorio bien llega a ser una versión y no un relato lo más objetivo posible de los hechos. Esto es algo de lo que a veces apunto. El sesgo introducido por los divanistas en sus relatos es un obstáculo para saber que sucede en los consultorios psicoanalíticos. Pero aquí hay algo más.

No sugiero que mi profesora empiece a tener problemas de memoria si no que no que la memoria no es confiable por si misma. La memoria es un sistema, aun en su mejor estado, que esta continuamente reescribiendo lo que se recuerda. Y la memoria de mi profesora parece susceptible a influencias como la imagen de la cabeza del dragón que la lleva a considerarlo un perro, y de allí a pensar que este perro, como buen amigo del hombre, salve al protagonista en varias ocasiones. ¿Lo que relata de la entrevista hasta donde es confiable? Así ella relata ese comentario como algo de importancia cuando pudo no haberlo sido y solo ha creído en el tiempo que así fue. Como dije, este comentario agregado a la historia no puede ignorarlo un psicoanalista y mi profesora no lo hizo.

Según ella, este comentario casual y curioso de la persona entrevistada llevaba en una dirección diferente lo que había interpretado del relato central provocado por la lamina. Este comentario no era trivial para ella. Debido a esta mención trivial de Falcor todo debía replantearse. Como notaran, un comentario por demás puede joder la existencia de uno cuando esta en manos de un psicoanalista. Nada es al azar o irrelevante para el divanista. Todo tiene su razón de ser, no importa lo que. Consejo, hable lo suficiente cuando sea entrevistado por uno. Pero la cosa no queda aquí. Hay un detalle más insignificante y que casi pasa desapercibido. La profesora enseña y los alumnos aprenden. Al parecer demasiado bien aprenden a detectar irrelevancias y transformarlas en estupideces interpretativas. Una compañera remarco el hecho que se hacia mención a la Historia sin fin, implicando que la historia inicial relatada sobre la figura era en si misma una historia sin fin. (¡Sigh!). Dicho de otra manera era una historia que nunca acababa, una historia repetida una y otra vez en la vida de la persona entrevistada.

¿Por que esto esta ultima consideración por el titulo de la película es exagerada? Existe un juego cinéfilo denominado Seis Grados de Kevin Bacon (es). Se basa sobre el cuestionable concepto denominado seis grados de separación. Según este,cualquier persona del mundo esta conectadas con cualquier otra por seis conexiones o menos. Tomamos dos personas cuales quiera y vemos que personas conocen y estas a quienes conocen y encontraríamos que en menos de seis pasos podemos llegar de una persona a otra. El juego de Seis Grados de Kevin Bacon consiste en partir de algún actor y encontrar las mínimas conexiones hasta llegara Kevin Bacon. Gana aquel que encuentre el camino con menos conexiones. Un ejemplo de la Wikipedia para Elvis Presley es que este actuó en Change of Habit (1969) con Edward Asner. Edward Asner estuvo en JFK (1991) con Kevin Bacon. Pero esto no significa que Elvis y Bacon estén relacionados o que esta relación sea significativa para algo. Así como se puede encontrar un camino entre mí y cualquier otra persona del planeta no significa que esa otra persona este relacionada conmigo personalmente o que esa relación sea relevante para algo. Y es algo a considerar en las interpretaciones que hacen los psicoanalistas.

Grados de separación interpretativa

Volviendo a las interpretación hecha por la compañera, podemos usar este juego para entender que se esta haciendo y por que empieza a ser exagerado. El objetivo del psicoanalista es encontrar un sentido oculto a lo que se dice, se hace o se sueña. Esto ultimo es el punto de partida, y el destino es un significado cualquiera que el psicoanalista desea implicar. En el caso de mi compañera el sentido es lo de 'historia sin fin' del relato de la persona entrevistada, para ello utiliza ya solo dos conexiones. Ya con dos grados de separación o conexiones la interpretación ya se ve forzada, pero hay que considerar algo que la profesora misma dejo en suspenso. La cuestion de Falcor era un dato no relacionado con la historia central relatada, lo que significa que hay por lo menos una conexion faltante en la interpretación total del dibujo. La referencia a Falcor debía unirse de alguna forma con la historia de la lamina, por lo que deberiamos considerar 3 grados de separación cuando menos en la interpretación de mi compañera.

¿Pero por que no seguir más alla? Nada nos detiene en seguir más alla de este punto. No hay un criterio psicoanalitico que nos diga donde detenernos. Podemos seguir tranquilamente más alla de los 3 grados de separación. El árbol trajo a la mente de la persona entrevistada al personaje Falcor. El cual sale del film Historia sin fin que esta basado en una novela del mismo nombre escrita por Michael Ende. La persona llego al consultorio de mi profesora diciendo que había perdido el sentido de su vida. La profesora no profundizo en que significaba esto. No dio mucho detalles que digamos, solo su profesión y su edad de 26 años. Si consideramos su edad, en el año en que nació Ende escribió The Night of Wishes: Or the Satanarchaeolidealcohellish Notion Potion. Lo interesante es el nombre de este libro. Según la Wikipedia, la palabra satanarchäolügenialkohöllisch es una mezcla de palabras en alemán de Satán, anarquía, Arqueología, mentira, ingenio, alcohol e infernal. No solo la persona nos esta diciendo con su referencia a Falcor que es una historia sin fin, si no que se encuentra en un infierno y una anarquía. Todas esas palabras nos da una imagen mucho más cabal de lo que sucede en el interior de la persona. Como la palabra alcohol parece no se debería descartar tampoco una tendencia al alcoholismo aquí.

Mi interpretación es realmente forzada ya que estoy agregando 3 conexiones por lo menos, haciendo 6 grados de separación en total de lo dicho y el sentido oculto del mismo. Por demás increíble mi interpretación, pero curiosamente bien puede ser aceptada por los psicoanalistas. Como norma general diré que cuanto más grados de separación tenga una interpretación más increíble. Pero no solo eso, si no que las conexiones que hago difieren en importancia y relevancia. No todas son iguales entre sí en su calidad. Por ejemplo, la numerología que hice con su edad, que no es rara de encontrar en las interpretaciones psicoanalíticas1, es algo forzado por si mismo. No tiene el mismo valor relacional que tiene el invocar el titulo de la pelicula a partir de un personaje del mismo. Freud tiene un caso bastante citado que sirve de ejemplo. Creo que era un caso, no lo voy a buscar ahora, donde una mujer mencionaba a un tal Dick. Según Freud, Dick significa coloquialmente, y es cierto, pene en ingles. Pero la paciente no sabia nada de ingles. Su conexión es forzada y como bien ha marcado Van Rillaer deja con la idea de un inconsciente todo poderoso capaz de hablar, e incluso simbolizar, en idiomas ajenos a la persona que habita2. Con una sola conexión la interpretación freudiana se nota como exagerada y forzada por demás.

Concluyendo

Si no hay limite de conexiones que yo pueda hacer en una interpretación puedo seguir hasta niveles absurdos como intento demostrar con mi interpretación. Pero tambien como no hay una regla clara que es forzado o exagerado hacer la cuestión se agrava bastante. Cualquier especulación salvaje puede entrar en juego y justificar cualquier cosa que el psicoanalista quiera justificar con sus interpretaciones. Cualquier cosa estúpida puede ser dicha. Espero poder en alerta al lector con estas cosas para cuando tenga que enfrentarse a una situación en la cual están involucrados test proyectivos y una psicoanalista sepa como medir sus palabras. Como se puede ver nada es tan insignificante al psicoanalista como para dejarlo afuera. Ni siquiera un comentario trivial. Es el poder de la infinita significación de las cosas mínimas.

  1. 1. Freud tiene un ejemplo donde relaciona su propio numero de teléfono con algunas cuestiones. En otro ejemplo trata de mostrar que la elección de números al azar tiene una dirección inconsciente. Y si mal no recuerdo tiene un apartado en sus obras sobre este tema.
  2. 2. Si la idea del homúnculo no se hace clara aquí ...

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Enter the characters shown in the image.
Distribuir contenido (RSS)