Educando al divanista sobre sus mitos y creencias
Cronicas de un hereje en la secta psicoanalitica
CJCblog

Respecto a Jacques Lacan, lo cierto es que llegué a tratarlo personalmente. Y en ese plano, me gustaba bastante. Nos reuníamos de vez en cuando en París. Pero, a decir verdad, siempre pensé que era un charlatán integral.

— Noam Chomsky

Previniendo invertidos

El texto que voy a tratar es del afamado Tres Ensayos ... [1905]. Este texto es un texto capital para el psicoanálisis, ya que en el recorre y explica la formación de la sexualidad en el niño. Recordemos que Freud era un doctor; y como tal, en algún momento debe dedicarse a la profilaxis. O sea, debe enseñar a prevenir los trastornos psicológicos de los que habla. Al final de Tres ensayos ... encontramos algunos para evitar la homosexualidad. Les advierto que de nuevo hablaremos a calzón quitado de sexualidad, y les advierto también que voy a dejar mi calzón en la mesa. Y quiero verlo ahí cuando termine con esta entrada. ¡Y no ponga esa cara que esta limpio!

En las primeras lineas de Tres ensayos ... 1 Freud habla de la razón de que los homosexuales sean tolerados:

Sobre, todo, la inhibición autoritaria de la sociedad: donde la inversión no es considerada un crimen2, puede verse que responde cabalmente a las inclinaciones sexuales de no poco individuos.

Se dirá que la sociedad en la que vivió Freud era conservadora. Una sociedad antigua y extremadamente conservadora; y Freud no era más que un producto de aquella. Puedo aceptar esto, pero ¿un crimen? Hoy, quizás se puede perdonar estos exabruptos freudianos, pero los seguidores de Freud mantienen las palabras del maestro. Según leemos, los homosexuales son tolerados por solo otros homosexuales. Solo un homosexual tolera a otro homosexual. Lo que lo lleva a concluir que en una sociedad tolerante a los homosexuales significa que existen más homosexuales de lo que se ven. Lamentablemente, esto no es algo que ha quedado en el pasado. Los seguidores de Freud seguirán este linea de pensamiento aún hoy en día3. "¿Y a mi que?" dirá. Si a usted no le importa la homosexualidad de su vecino, es que usted también debe ser homosexual ... cuando menos inconscientemente. Debería someterse a un análisis para ver en profundidad estas tendencias inconscientes de tolerancia hacia los homosexuales. Entonces ¿dirá enfrentarse a ellos y protestar en contra de ellos? Entonces es que debe ser un homosexual reprimido.

Vayamos con la parte pedagógica del asunto. Como la educación debería ajustarse para evitar la inversión. Primero tenemos :

La educación de los varones por personas del sexo masculino (esclavos, en el mundo antiguo) parece favorecer la homosexualidad; ...

Recordemos algo del mundo antiguo. No se si los esclavos mantenían este tipo de relaciones sexuales, pero se que los jóvenes griegos mantenían relaciones homosexuales con sus propios maestros. Esto no solo era bien visto. si no que hasta era justificado y promovido por diversos filósofos. Esto implica que la educación que se les impartía a estos jóvenes venía de la mano de practicas homosexuales y de clases sobre lo preferente de la homosexualidad. Poco importa el sexo del educador, la educación impartida era la que fomentaba estas practicas sexuales. El sexo del maestro poca imfluencia debería tener como nos quiere hacer creer Freud. La educación fomentaba explicitamente la homosexualidad y no simplemente el sexo del maestro.

Abandonemos el mundo antiguo y volvamos al nuestro. La mayoría de nuestros maestros son mujeres. Según Freud, esto esta bien para los hombres, pero esto ¿como afecta a las mujeres? ¿Mujeres enseñando a mujeres no fomentaría la homosexualidad femenina? Freud calla sobre esto, solo se dedica a los varones como veremos luego. De aqui podemos ver que el sexo de nuestras maestras no ha provocado una oleada masiva de lesbianismo. Yo creería que esto es efecto, no del sexo de las maestras si no de la ausencia de clases que fomenten el lesbianismo. :-)

... la frecuencia de la inversión en la nobleza de nuestros días se vuelve tal vez algo más comprensible si se repara en el empleo de servidumbre masculina, ...

Algo que debo reconocerle a Freud es su don de observación. A veces ve cosas interesantes, y a veces ve cosas correlaciones extrañas. Aquí ve una correlación entre la servidumbre y la frecuencia de homosexuales en la nobleza. ¿Es posible que haya una relación entre la servidumbre masculina y la homosexualidad noble, o quizás se pueda explicar de otra manera esto? Digamos por un instante que la frecuencia de homosexuales en la nobleza es alta, y que no solo es una apreciación suya.

Un noble, significa entre otras cosas, un titulo, que como la historia lo muestra, es el escudo para realizar diversos excesos de la más variada índole. Un noble es intocable en buen grado. Como podrán imaginar, esto le sirvió a muchos de escudo para realizar sus excesos predilectos. Un común, una persona sin tituló de nobleza alguno, es un objetivo más directo que los nobles en materia de moral. Ser un común y homosexual es una condición difícil de mantener; en cambio, para un noble, y mientras le dure el titulo de nobleza, es mucho más sencillo mantener la homosexualidad. Así podríamos pensar que algunos homosexuales nobles "salieron del closet" amparándose en la protección de sus títulos.

Resumiendo, la alta frecuencia de homosexuales, se puede explicar, más sencillamente, por las propiedades de inmunidad que le brindan al noble su titulo; y así la alta frecuencia seria producto de la situación de nobleza; y no del sexo de la servidumbre. Pareciera que Freud piensa que nobles y plebeyos se encuentran en la misma situación.

Ahora bien. Hagamos caso a Freud y por el bien de nuestros hijos contratemos a mujeres como servidumbre. ¿Esto no afectaría a las mujeres como insinué antes? Hay una especie de desinterés en considerar a la mujer aquí por parte de Freud.

... así como en la escasa atención personal que la madre prodiga a sus hijos.

Ahora la falta de atención es el problema. Cuando Freud propone el complejo de Edipo, el problema sera la excesiva atención la que evitaría que el niño se despegara de la madre. Mucho más tarde todo esto se jugara en un terreno algo similar a la tierra de Oz, en donde no tendrá la más mínima importancia si la madre lo mima en exceso o no lo hace, siempre estará del lado equivocado de la ecuación. Se notara que el padre esta ausente. Acá se nota la idea, algo estricta, que Freud tiene de los roles. Como dije antes, esto no es una preocupación en él, ya que el vivió a principios del siglo XX. La preocupación es que gente, a principios del siglo XXI, lo lee y lo mantiene hoy en día, poniéndose estricto donde no hay necesidad.

En muchos histéricos, la ausencia temprana de uno de los miembros los miembros de la pareja parental ( por muerte, divorcio4 o enajenación reciproca), a raíz de la cual el miembro restante atrajo sobre sí todo el amor del niño, resulta ser la condición que fija después el sexo de la persona escogida como objeto sexual y, de esta manera, posibilita una inversión permanente.

No quiero cerrar esto sin dejarles este pequeño detalle. Nótese que uno de los factores del desencadenamiento de la homosexualidad es el divorcio. No es mucho realmente, pero temo que alguien pueda pensar de esta forma. En boca de Freud, se transforma en palabra santa para algunos sectarios y comienzan, a partir de allí, pensar que el divorcio puede definir la sexualidad de alguien. Es posible que aparezca alguien encontrando el mismo tipo de correlación que Freud hizo sobre la servidumbre masculina. Acá se podría decir que en esta sociedad que la alta frecuencia de divorcios puede explicar la alta frecuencia de homosexuales. Esto también se puede explicar de otro modo. En este caso, ambas frecuencias pueden ser explicadas por otro factor: una moral más relajada5. La moral menos estricta de esto tiempos permite que la gente sienta menos culpa de divorciarse. Personalmente, lo verían más como una solución a un signo de fracaso; y socialmente serán menos criticados. En este ambiente de moral menos estricta, también permite que muchos estilos de vida, que anteriormente estaban condenados, pueden aparecer con mayor facilidad, de cara al publico, la homosexualidad por ejemplo.

Si Freud piensa algo, no piensa mucho en las alternativas que puede tener. Se queda con una sola causa; y no piensa en las diferentes causas que pueden influir en la aparición de ciertos fenómenos. Se contenta con poco y lo explica todo con poco. Y más específicamente, explica todo con sexualidad "desviada". Nunca se le critico a Freud el hecho de pensar que la sexualidad sea un factor importante, si no que se le critico que pensara que era el único. De esta forma, Freud, en todos lados ve sexualidad desviada de su propósito de reproducción. ¿No les suena a cierta creencia de cierta institución .... ?

  1. 1. Las citas son de "Tres ensayos de teoría sexual" Capitulo III "La Metamorfosis de la pubertad", supuestamente de la versión de Obras Completas de Amorrurtu Editores. Al estar la Facultad obsesionada con la traducción de Amorrortu supongo que es de esta editorial el material que tengo en mis manos.
  2. 2. Las cursivas son mías.
  3. 3. Quizás por esta razón sigan sin aparecer en las Marchas del Orgullo LGBT.
  4. 4. Las cursivas son mías.
  5. 5. Yo diría otro tipo de moral, pero para no entrar en detalles lo dejo así.

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Enter the characters shown in the image.
Distribuir contenido (RSS)