"¿Qué demonios es histeria?" por CJC

¡Comprar ahora! (PDF) Mercado Pago

( Otras tiendas )

Este libro es un recorrido histórico de las ideas que conformaron el concepto de histeria, con especial énfasis en las décadas finales del siglo XIX, época en la cual nació el Psicoanálisis. Pretende responder a una simple pregunta: ¿Cómo sé veía eso a lo que se llamó histeria? Por lo tanto, trata de dar una imagen, lo más completa posible, de esa enfermedad que era capaz de pasar por casi cualquier enfermedad conocida por el hombre. También muestra como se solía identificar a las pacientes histéricas y cuál era el tratamiento que recibían, al cual, supuestamente, el Psicoanálisis ofreció uno que se supone que contrapuso y que innovó en el tema. Sin embargo, al ver a la histeria bien de cerca, uno se da que Freud nada nuevo trajo al problema de la histeria y que, en cambio, mucho de él sacó para formular su creación. La frase "lo nuevo no es cierto y lo cierto no es nuevo" que era dicho  sobre el Psicoanalisis, este libro demuestra que también es aplicable a la histeria freudiana.

El Psicoanálisis nació de la histeria para la histeria, por lo que, obviamente, este libro está dirigido a todo aquel interesado en saber, con exactitud y detalle, en que consistía la histeria y, por lo tanto, a todo aquel que desea saber cuales fueron las influencias que forjaron al Psicoanálisis. Esto resulta de interés tanto para los seguidores del Psicoanálisis como para sus detractores. Ambos encontrarán en sus páginas una descripción de las ideas que conformaron el ambiente intelectual del cual Freud se nutrió para crear y desarrollar su terapia. Esto le dará al lector, tanto al crítico como al seguidor del diván psicoanalítico, una vara contra la cual comparar y evaluar las ideas freudianas sobre la histeria, una ajustada al mismo momento en que fueron originadas. Le permitirá ver que fue lo que aportó el diván de Freud y cuanto de originales y revolucionarias, en realidad, fueron esos aportes. También le permitirá al lector descubrir la verdad detrás de varios mitos populares sobre la histeria y los aportes de Freud, lo que obviamente, resultara de mayor interés para todo aquel interesado en el pensamiento crítico y escéptico sobre las pseudociencias psicológicas.

En esencia, este libro es un tratado moderno, lleno de citas de muchos autores diferentes, sobre la histeria, una enfermedad antigua, una entidad médica obsoleta, pero con aún mucho interés por ciertos grupos académicos. Es un libro que intenta desmontar muchos mitos relacionados con la histeria a través de dar una  completa y detallada imagen de aquello que se denominaba como histérico. Este libro debería ser más que suficiente para todo aquel que desea saber que como se veía, se comportaba, se identificaba y se trataba a la histeria. En otras palabras, este libro es de interés para todo aquel que quiera saber que demonios es histeria.


Ver un video sobre el
contenido del libro.

La histeria parece un tópico complicado, bastante particular y especifico, pero aunque el neófito en el tema vea este, libro como una lectura difícil o ardua, no por eso es imposible. Algunos capítulos le serán de accesible lectura y podrá iniciar con ellos para luego profundizar en los demás. Gracias al detalle y extensas citas este no necesitará nada más que este libro para entender que comprendían por histeria los médicos de mediados del siglo XIX, época de Freud, y de los restantes, incluyendo el actual.

Este libro es una buena forma para colaborar con este blog y la parte del proyecto Ni Feminista Ni Patriarcal dedicado al Psicoanálisis. También es una buena manera para mostrar un poco de cariño y apoyo al autor de este blog. Pero principalmente, este libro es una buena guía, con citas y fuentes, para desbaratar varios mitos de la histeria y por propiedad transitiva, del Psicoanálisis.

El escribirlo fue una especie de aventura intelectual que me brindo una nueva visión sobre Freud, cosa que luego de tantos años no pensar que fuera posible. Pero al considerar que el Psicoanálisis nació de la histeria para la histeria, no debería resultar sorpresivo. Conocer la histeria es conocer al Psicoanálisis y al conocerla mejor conoces mucho mejor a la terapia del diván. Espero que las nuevas ideas y perspectivas que están en el libro le sirva al lector le sirva de punto de partida para enfrentarse al divanismo y todavía algo más álla. Quisiera que el libro sirva para que una nueva generación de críticos no solamente se dedique a poner a raya al Psicoanálisis, sino a toda pseudociencia psicológica que existe o que pueda existir. No espero popularidad con este libro. Solo espero que este libro pueda servir de referencia y de fuente a muchas personas de ánimo crítico y escéptico, que se que existen, pero muchas veces están calladas por no saber como articular sus propias ideas. Espero que hagan propios cada argumento y razonamiento vertido en el libro, pero lo principal que espero y deseo es que el lector lo disfruté como yo lo disfruté al escribirlo.


El libro se compone de nueve capítulos. Cada uno trata de un tópico particular sobre la histeria. En muchos de ellos se desarman varios mitos. Los primeros tres capítulos sientan las bases necesarias para hacerlo. En los restantes, se presenta algunas ideas accesorias, algunos mitos menores y se desbaratan algunos mitos gracias a las bases que plantean en esos tres capítulos.

Como en toda revisión histórica, el primer capítulo es un resumen histórico de la histeria desde sus inicios en la Grecia antigua llegando hasta los principios del siglo XIX y un poco más lejos, pasando por la idea del útero errante y del tratamiento aromático que se derivaba. En resumen, muestra lo que se denominaba la sofocación de la madre, la cual se puede denominar como histeria temprana.

El segundo capítulo y el tercero forman una especie de bloque. El segundo es un recorrido por varias definiciones, o intento de ellas, dadas para la histeria en aquella forma en que la conoció Freud. Muestra la amplia variedad de pensamiento que había sobre esta enfermedad, pero también como entre tal disparidad de opiniones y visiones había puntos de concordancia que permitían perfilar lo que era histeria. Sin embargo, esto nunca fue suficiente. Se necesitó describir la histeria. El tercer capítulo trata sobre los diversos y numerosos síntomas de la histeria. Intenta describirlos con el mayor detalle posible para dar una imagen ajustada y detallada que responda a la pregunta de como se veía la histeria, que las diversas definiciones no podían lograr.

El cuarto capítulo trata sobre la discusión que se mantenía sobre las causas e influencias que se pensaba que la histeria tenía. En este capítulo se desmiente la idea que los médicos ignoraban a sus pacientes, que no las escuchan y que rehuían de cualquier cosa que fuera sexual, como Freud insinuaba. También se hace hincapié en la teoría sobre la causa y generación de la histeria (etiología) que este mantenía en ese momento, su caput nili, y que no parece haber abandonado nunca1, lo que sirve de base para el sexto capítulo.

El capítulo número cinco se dedica a mostrar como, en realidad, las pacientes histéricas no eran despreciadas por ser simuladoras, o sea personas que fingían su afección. El caso era exactamente todo lo contrario. La histeria estaba bien afianzada en los libros de medicina y ningún médico despreciaba paciente alguna, sino que bien las consideraban de una forma muy amplia. Esa amplitud de visión fue el origen de la psicoterapia moderna, y no Freud como se lo suele representar.

El capítulo sexto trata sobre la histeria desde la misma perspectiva freudiana. Allí se expone, con bastante detalle, como el caput nili freudiano funciona en realidad. Se analiza el accionar de Freud en varios casos de histeria. Lo novedoso de este capítulo es que compara su accionar y pensar contra el pensamiento médico de su época, cosa descrita en los capítulos anteriores. Se evalúa la manera de actuar de Freud contra el mismo estándar de su época y lamentablemente para él, no sale bien favorecido.

El séptimo capítulo trata de dar una respuesta al misterio de la desaparición de la histeria. Una enfermedad de al menos 25 siglos de existencia, que llegaba a niveles de epidemia, en solo un par de décadas disminuyó y hoy es harto difícil encontrar una caso de histeria como el que Freud y sus contemporáneos solían toparse día a día. Esto, por sí mismo, es un misterio. ¿Qué pudo lograr hacer desaparecer a una enfermedad tan bien establecida y tan esquiva para los médicos que en dos milenios no pudieron ponerse de acuerdo en que era la histeria y menos en como se producía? La respuesta a este interrogante muestra como también pudo mantenerse por siglos. Todo estaba en los médicos.

El capítulo octavo es algo confuso. La histeria, en el capítulo anterior, se sostiene que desapareció. Sin embargo, la histeria no desapareció, sino que prácticamente desapareció.  Para ser más exacto. La histeria como enfermedad desapareció, pero como idea, como concepto, como entidad nosológica, no desapareció. Sigue presente, ya no en manuales de medicina general o ginecológica, sino en manuales de Psiquiatría. Específicamente, la histeria encontró un santuario en el mismo DSM y desde allí sigue sirviendo a los médicos de la misma forma lo hacía en el siglo XIX, como Colin lo denunciaba. Lo interesantemente de esto es que la histeria también se usa de manera similar en filósofos, pensadores y psicoanalistas modernos.

El último capítulo del libro es interesante, ya que aún desaparecida la histeria parece ser capaz de seguir creando mitos. Específicamente, este capítulo trata sobre el mito de que las pacientes histéricas eran tratadas con masajes genitales que buscaban llevarlas hasta el paroxismo histérico. En otras palabras, los médicos habrían estado masturbando a las pacientes histéricas hasta llevar a un orgasmo. Aunque este mito esté completamente desacreditado, en los ambientes de lengua hispana sigue con vida y fuerza. Este capítulo recoge muchas citas diferentes de diferentes médicos que muestran lo errado y sumamente falso de este mito, a través de mostrar como era el tratamiento que se le daba a las pacientes con histeria y que incluso el mismo Freud llego a impartir y recomendar a sus pacientes.


Este libro se puede adquirir en las tiendas abajo listadas. Se irán modificando con el tiempo. El proyecto de este libro es uno hecho a pulmón, o sea que es con mi propio esfuerzo personal, sin editorial por el momento. Esto significa que hay algunas limitaciones. Solamente puedo ofrecer un formato. El libro está disponible únicamente en PDF, que tiene un tamaño de fuente grande para poder ajustarse mejor a los teléfonos móviles y lectores electrónicos. Mi recomendaciṕon es ller el modo ohizontal o apaisado (landscape). Me agradaría ofrecer un formato EPUB, pero eso retrasaría muchos más de lo que se retrasó la publicación. En el mismo sentido, por ahora, no hay disponible una versión en papel. Dependiendo de como vaya todo se valorara esa posibilidad en el futuro. Sin embargo, por comentarios, dudas y cualquier clase de pregunta, la puerta de mi oficina siempre está abierta.

Google Play ¡Comprar ahora! (PDF)
Mercado Pago

Bubok Argentina