Nada que envidiar

[...] seres particularmente esclarecidos sobre cuestiones científicas, descubrieron con la más gran delectación una cosa casi tan estúpida, fácil e inexacta, una cosa casi tan divertida, excitante e irresistiblemente “filosófica” como las teorías de Gall o de Mesmer. La frenología y el magnetismo animal se unieron a la magia negra, la alquimia y la astrología. Pero no necesitamos lamentar su perdida;no hay ninguna necesidad de lamentar su pérdida; los fantasmas de nuestros antepasados no tienen ninguna razón para compadecerse de nosotros. De hecho, casi podrían envidiarnos. Porque tenemos algo incluso más divertido que la frenología. Hemos inventado el psicoanálisis.

Aldous Huxley

Revista The Forum (Mayo 1925), p. 313-314

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.