Por que psicología ≠ psicoanalisis
Cronicas de un hereje en la secta psicoanalitica
CJCblog

Quizás la última moda cultural contra la cual uno puede argumentar sea Karl Marx. ¿Pero Freud o Rawls? Argumentar con tales personas es concederles la premisa que ellos tratan de refutar con todo su esfuerzo: Que la Razón tiene algo que ver con sus teorías.

— Ayn Rand

The Ayn Rand Letter Vol. IV, No. 2 November-December 1975.

Lo neutro en los grupos
Para una introducción a este ensayo y ver el contexto en el que fue creado ver la entrada del 1/11/2012.

por

“El Tao que puede ser expresado no es el Tao eterno”
Lao Tse (Tao Te King - Capitulo I)

El hablar de lo neutro implica en si mismo una contradicción. Lo Neutro es algo imposible de definir ya que la misma definición lo destruye. Lo que significa que hablar de lo Neutro no es hablar en absoluto de él. Esto debido al las mismas características que se le otorgan. Lo Neutro es, según Barthes, aquello que rompe con un paradigma ¿pero que es un paradigma en este contexto?

¿Que es el paradigma? Es la posición de dos términos virtuales de los cual actualizo uno al hablar, para producir sentido.1

Lo Neutro se coloca entonces entre dos polos contrarios, entre dos polos que se dan sentido mutuamente. Para hallar el sentido pues es necesario ambos polos. No puede faltar uno. Lo Neutro, entonces, aparece donde esta relación entre estos dos polos no llega y además la cuestiona.

Defino lo Neutro como aquello que desbarata el paradigma, o más bien llamo lo Neutro a todo aquello que desbarata el paradigma.2

El sentido surge de la preponderancia de un termino sobre otro. Surge de la elección de uno de los términos. Lo Neutro aparece para romper con esta dualidad introduciendo un tercer polo que desbarata la relación entre los dos anteriores, y por lo tanto desbarata el sentido producido por esta relación bipolar. Sin embargo, en el mismo acto de desbaratamiento del paradigma lo Neutro desaparece y se ubica como la antinomia de lo relacionado bipolarmente. Lo Neutro ahora se expone como un termino contrario a la relaciona binaria del sentido. Barthes expone algunas figuras de lo Neutro como ser:

1) La gramática: genero ni masculino ni femenino, y verbos (latín) ni activos ni pasivos [...] 2) La política: el que no toma partido entre contendientes (estados neutrales) 3) La botánica: flor neutra, flor en la cual los órganos sexuales abortan constantemente. 4) La zoología: las abejas obreras: que no tiene sexo, que no se ocupan de copular. 5) La física: cuerpos neutros, que no se presentan ninguna electrización, conductores que no son sede de ninguna corriente. 6) La química: sales neutras, ni ácidas ni básicas.3

Y luego todo se reduce a una clásica dicotomía, resaltando el carácter bipolar de la relación planteada.

Volveremos a estas imágenes canónicas [...] de lo Neutro, cuyo fondo es evidentemente sexual.4

Ya que como el mismo dice “No fabrico el concepto de lo Neutro, expongo lo Neutro“.

Dentro de cada figura no se trata ni de explicar ni de definir, sino solamente de describir

Lo neutro también es definido como el campo de lo “Ni”, ilustrando fuertemente esta cualidad de indefinición de lo Neutro.

Lo Neutro es lo Neutro mientras se encuentre por fuera de una relación bipolar dicotómica. En el momento en que se encuentra en oposición lo Neutro se pierde y se transforma en parte integral de un nuevo paradigma. en cuanto lo neutro obtiene un sentido es destruido. Mientras esta ajeno a este sentido se mantiene como lo Neutro. Mientras no es expresado es lo Neutro, en cuanto es expresado y/o representado de alguna forma lo Neutro desaparece y se vuelve parte de un nuevo paradigma. De esta forma, lo Neutro introduce un nuevo sentido. Desarma, o como diría Barthes “desbarata”, un paradigma y en el mismo acto constituye un nuevo paradigma. Dicho de otra forma, lo Neutro introduce un nuevo sentido en un mundo dicotómico sostenido en la bipolaridad.

Barthes no puede hacer más que enumerar los casos de lo Neutro, ya que si pudiera definir lo neutro con claridad pues ya no seria lo neutro si no un termino de esta bipolaridad relacional de la que hablamos. Sin embargo, pasa a connotar lo Neutro. Nos ofrece una serie de ejemplos, o imágenes canónicas, de lo o Neutro. no por propia voluntad si no por la misma imposibilidad definir lo Neutro. Nunca puede tocarlo directamente, ya que eso detonaría el sentido y eliminaría lo Neutro. Solo puede rozar lo lo Neutro al hablar. Solo puede connotarlo. pero en este proceso, le falta dar un paso más allá. Al presentar figuras asexuadadas, si se me permite usar la expresión que el mismo pone como resuman de lo Neutro, opuestas a figuras sexuadas, o sea figuras que tiene sexo contra las que no, este generando un nuevo paradigma y entonces esta figura asexuada ya no es lo neutro, si no parte de un nuevo sentido.

Pero esto ultimo no necesariamente cae en el terreno de aquel que tiene y aquel al que le falta. Siguiendo con la dicotomía sexual, los nuevos movimientos de igualdad en la sexualidad comienzan a perfilar actitudes en el terreno de la sexualidad que se enfrentan con la sexualidad clásica, y proponen un nuevo genero de sexo. Así donde había antes la dicotomía mujer-hombre aparece un tercer sexo no están considerado, y que comprendería lo Neutro de la dicotomía bipolar planteada. Ahora este “Neutro”5 se pone en oposición a una sexualidad clásica, dejando de ser, claro esta, lo Neutro tomando un sentido. Ante cualquier intento de capturar lo Neutro este se escapa. cualquier intento de definición conduce a la destrucción de la neutro bajo un nuevo sentido. Por lo que hablar de lo Neutro no es hablar de él en lo absoluto. Si no es simplemente un movimiento generador de nuevo sentido al intentar capturar aquello que escapa al relación bipolar dicotómica.

La generación de nuevos sentidos es intenso

Al desaparecer lo Neutro y crear un nuevo paradigma, o sea un nuevo sentido, bien puede expresarse como la detonación de sentido dentro del seno de lo Neutro, detonación que acaba con lo Neutro. El uso del termino “detonación” no es inocente, es claramente arbitrario ya que expresa la forma en que caracteriza Barthes el desbaratamiento del paradigma.

Lo Neutro puede remitir a estados intensos, fuertes, inusitados. “Desbaratar el paradigma” es una actividad ardiente, candente.6

Es comprensible que la introducción de un nuevo sentido en un universo particular de sentidos se un evento “explosivo”, un evento que desbarata la estructura hasta ahora sostenida por ese universo. Si no llega a un desbaratamiento de la estructura, cuando menos implica una reorganización de esa misma estructura del universo de sentidos. Es comprensible entonces que existan fuertes resistentes destinadas a evitar la detonación de sentido que lleva la experiencia de lo lo Neutro. Esto implica un gasto fuerte de energía para volver a reestructurar el mundo, volver a acomodarlo para dar lugar a este nuevo sentido. Esto implica también un no poder retroceder o volver a un estado anterior a la detonación de sentido. Lo Neutro eclosiona y en su eclosión da lugar a un nuevo sentido. Este nuevo sentido ya no puede aniquilarse cuando ingresa en el universo, ya no puede volver a ser lo Neutro. aun cuando el sentido desaparezca gradualmente, esta ha pasado y ha conmovido al mundo por su sola presencia o mera existencia. Esta conmoción implica, como dijimos , un gasto particular de energía para dar lugar a este nuevo sentido o, en el caso de las fuerzas resistentes, a rechazarlo e incluso intentar anularlo. Aun de ser posible reducir el sentido a lo Neutro nuevamente, las huellas de su paso por el universo de sentidos estarán allí haciéndose sentir.

Lo Neutro se encuentra por fuera de cualquier definición, así que cuando detona en un nuevo sentido este debe encontrar un lugar en el universo de sentidos, haciendo que los viejos sentidos se vean acomodados a nuevos lugares, o más bien redefinidos, por el nuevo sentido aparecido. Siendo el paradigma el lugar donde aparecen los sentidos y se hacen presentes en el mundo, esto implica que al haber un nuevo sentido , pues debe haber un nuevo paradigma implicado. dicho de otra forma, el mundo sufre de un nuevo sentido que obliga a replanteamiento de de todo el universo de sentidos e implica una nueva consideración del mundo a los que estos sentidos se aplican.

La venida a la existencia de un nuevo sentido conlleva una energía mueva. Conlleva una nueva visión el mundo y por lo tanto un proceso organizativo correlativo. Cuanto más fuerte sea el nuevo sentido, en cuanto implique a algún paradigma mayor y amplio, mas fuerte sera el cambio, más amplio sera el nuevo proceso estructurador, mayor sera la intensidad del mismo. Pero en todos los casos esta experiencia de un nuevo sentido es intensa por si misma, debido a que parte, no de un proceso que culmina en el nuevo sentido, si no que el nuevo sentido es creado virtualmente de la nada con cierta inmediatez. Es un acto de creación de sentido el intentar capturar lo Neutro.

La experiencia del satori

Este momento de detonación de sentido, este momento del desbaratamiento del paradigma, parece tener un equivalente o mas específicamente su termino especifico para denominarlo en la tradición Zen. Barthes parece encontrarlo en el satori:

Satori7: especie de catástrofe mental que se produce de golpe [...]8

Esta producción de golpe hace referencia a la detonación de sentido producida por el encuentro de loa Neutro con el paradigma y la generación de uno nuevo. El satori, al igual que el “desbaratamiento” de un paradigma, implica una intensidad peculiar. Prácticamente son equivalentes. Sobre el satori se puede leer la siguiente descripción.

De un solo golpe he destruido completamente la clave de fantasmas.

El leve contacto con un cable pelado y se produce una explosión que sacude la tierra hasta sus fundamentos; todo lo que estaba oculto en el espíritu desborda como un volcán en erupción o explota como un trueno.9

Barthes justamente toma este momento como el momento del “es eso”:

La palabra del satori = a exclamación ¡Es eso! suzuki: “llegara el tiempo en que su espíritu estará súbitamente detenido como una rata vieja atrapada en un rincón.

La detonación de sentido se produce en un instante, y es así exactamente como también se produce el satori del Zen. No es un proceso es un instante en donde el nuevo sentido se ira formando, si no que un instante en donde aparece y pone en jaque al paradigma reinante. El nuevo sentido despliega su potencial en un solo momento, así el desbaratamiento del paradigma es un evento satori, que igual que él tiene el poder de un volcán de sentido.

Lo neutro se expresa en los grupos por lo grupal

Los grupos encuentra lo Neutro expresado en lo Grupal. Lo Grupal conforma el campo de expresión de lo Neutro en los grupos. Estos son donde lo Grupal encuentra su lugar y se hace percibir. Sin ellos no es posible acceder a lo Grupal.

Lo grupal no son los grupos, pero los grupos son imprescindibles para pensar lo grupal.10

Lo grupos son fundamentales para entender lo que es lo grupal. Mas bien, para poder lo ver lo Grupal expresándose necesita del grupo para hacerlo. Los grupos son los campos donde se expresa lo Grupal, pero no es allí donde reside. Evidentemente, si lo Grupal residiera en algún lugar seria fácil delimitarlo y por lo tanto definirlo. Por lo que los grupos no son los Grupal como bien indica Percia.

El grupo, como tal, es un territorio que se expresa dentro de una relación dentro-fuera, dentro de una relación grupo/no-grupo, si se quiere un paradigma en la forma de Barthes. Lo Neutro aquí se ubicaría en medio de esta relación, se ubicaría para poner en jaque esta relación, formando lo Grupal. El grupo se opone a lo no-grupo, lo Grupal parece como un tercer elemento opuesto a esta relación. No puede ser de otro modo, ya que de presentarse con una elemento de la dicotomía bipolar de la relación formaría parte del paradigma y ya su sentido estaría expresado. Lo Grupal no pertenece a los grupos, esta por fuera de ellos.

Lo Neutro marca un lugar de indefinición que rompe con este territorialidad y pone en cuestión al grupo como tal. Lo Grupal excede a los grupos. Se encuentra más allá de ellos y, sin embargo, íntimamente ligado a ellos. Lo Neutro constantemente lleva al grupa a detonar su sentido, tienta al grupo con su sentido y provoca una inestabilidad en él. El continuo cuestionamiento a través de lo Grupal desestabiliza al grupo y lo obliga a volver a la definirse a si mismo para mantener esta territorialidad que lo define. Lo Grupal rige al grupo. Es un punto de atracción continuo a lo que los grupos resisten en pro de mantener su actual configuración y praxis. De aceptar lo encuentro de hacer detonar su sentido, provoca que el grupo deba volver a definirse a si mismo, deba volver sobre su propia definición y replantear una nueva relación grupo/no-grupo, volver a presentar el dentro/fuera del grupo. Debe el grupo entonces volver a definirse y volver a reformar su praxis y las normas que la regulan. El aceptar el sentido en el cual lo Neutro detona implica para el grupo aceptar lo desconocido y aceptar que el grupo no era lo que pretendía ser, ya que un sentido le ha faltado hasta el momento en que lo Neutro detona en él provocando un nuevo paradigma para el grupo, llevándolo a redefinir lo que es grupo y lo que es no-grupo dando lugar a que lo Grupal vuelva a aparecer insertándose frente a esta relación para, nuevamente, cuestionarla y desestabilizarla.

Lo grupal y los grupos aparecen así interlazados e interconectados. Claramente, no son lo mismo o uno sea parte del otro, pero necesitamos de los grupos para acceder a lo Grupal, y necesitan los grupos de lo Grupal para encontrar nuevos sentidos y hacer que su praxis avance y no se estanque. Puede suponerse que los grupos estancados no tiene un Grupal correlativo, sin embargo cada grupo tiene su praxis particular y por lo tanto este movimiento da lugar a que lo Grupal aparezca. Los grupos no necesitan los Grupal pero lo implican en su movimiento propio.

Concluyendo

A pesar de todo lo dicho, lo Neutro y lo Grupal no es nada de ello ...

Referencias

  • [Barthes 2004] - Barthes, Roland, Lo Neutro, Siglo XXI, 2004.
  • [Benoit 2001] - Benoit, Hubert, La doctrina suprema: El Zen y la psicología de la transformación, Troquel, 2001.
  • [Percia] - Percia, Marcelo, "Lo grupal, la cuestión de lo neutro", Material de Catedra.
  1. 1. Barthes, 2004, pag. 51
  2. 2. Barthes, 2004, pag. 51
  3. 3. Barthes, 2004, pag. 52
  4. 4. Barthes, 2004, pag. 52
  5. 5. Al plantearse como posición a un termino ya no es lo Neutro de lo que se habla aquí, si no uno de los términos del paradigma.
  6. 6. Barthes, 2004, pag. 52
  7. 7. El resaltado es del original.
  8. 8. Barthes, 2004, pag. 236
  9. 9. Benoit, 2001, pag. 50
  10. 10. Percia, §56
Distribuir contenido (RSS)