Esto quizas es lo más dificil de escribir para mí. Hoy (26/7) mi pequeño amiguito me ha dejado. Mientras dormía se ha ido. Tu compañia, amiguito, era algo inapreciable para mí todas la mañanas. Trabajar en casa hubiera sido mucho más triste sin vos. Esta es una de las mañanas más dificiles para escribir o hacer algo. Nunca pense que me harías llorar tanto por tu partida. No puedo escribir bien. Me fuerzo por hacerlo porque necesitas un tributo a tu compañerismo. Te lo debo y quizas te debo más. Quisiera rendirte un homenaje mejor, pero mi cabeza y mi corazon no pueden dar más que lagrimas por tu partida. Te voy a extrañar pequeña bola de pelos. Natalia y yo te vamos a extrañar mucho peludito.



Adios Bodoque.
Adios amigo.